Main content

Alert message

Texas SenseAbilities bannerUna publicación trimestral acerca del deterioro visual y sordoceguera para familias y profesionales


Primavera 2014 - Sabiduría Familiar

Por Clara Sandoval, reportera, Laredo Morning Times. Publicado con el permiso del Laredo Morning Times.
Originalmente publicado: Miércoles, 29 de enero de 2014

Abstracto: Un estudiante con una discapacidad visual encuentra un deporte que disfruta y participa en las competencias locales de natación.

Palabras Clave: Sabiduría familiar, ceguera, discapacidad visual, deportes, natación

El nadador Ángel Gallegos nació legalmente ciego, pero eso no lo ha impedido ser un deportista distinguido con los Longhorns por tres años.

Para su 8vo. año de escuela, Gallegos se mudó a Austin para asistir a la Escuela de Texas para Ciegos (Texas School for the Blind) donde se enteró que tenía que elegir un deporte que le gustara. Estaba entre unirse al equipo de atletismo y al de natación, pero la piscina fue lo que ganó su corazón.

“Cuando estaba en TSBVI, me inspiré”, indica Gallegos. “Estos chicos son como yo, tienen discapacidades y aun así pueden participar en deportes. Entonces, cuando regresé a Laredo, sólo necesitaba escoger un deporte que me gustara”.

El médico de Gallegos le dijo que no tenía permitido participar en deportes de contacto, así que buscó otra alternativa.

“Al principio estaba sorprendido porque yo había practicado estos deportes por varios años y justo cuando entré a la preparatoria me informaron que ya no podía practicarlos. Me dije a mi mismo que había otros deportes que podía practicar”.

En tanto Gallegos se dirige este fin de semana al encuentro de natación del Distrito 29-5A en Corpus Christi el sábado por tercer año consecutivo, su meta personal es terminar entre las primeras siete posiciones y también espera poder asistir a las competencias regionales.

“Es un placer tener a Angel en el equipo de natación”, indició Paul Kane, entrenador de UISD. “Sin importar qué eventos lo trajeron aquí, él es uno de los pocos estudiantes que dice: “Sí, lo voy a intentar”. Él no se da por vencido y no deja que su discapacidad se cruce en su camino”.

“Él hace todo lo posible para asegurarse de poder participar. Él no se rinde ni se da por vencido”.

Gallegos no tiene visión en su ojo derecho, pero con la ayuda de lentes puede ver con su ojo izquierdo. Él ha aprendido a compensar en la natación contando las brazadas a lo largo de la piscina, y sabe cuándo debe de voltear. También utiliza gogles de aumento para poder ver bajo el agua.

La primera vez que se metió a una piscina se sintió diferente porque nunca había nadado en una competencia. Pero nadar también le ha ayudado a Gallegos a lidiar con el asma, debido a que ejercita sus pulmones y no ha tenido un solo ataque de asma desde que entró a la piscina por primera vez hace 3 años.

“Esto ayuda a mis pulmones”, dice gallegos. “El ser legalmente ciego y tener problemas de asma, no me ha impedido hacer lo que me gusta, que es participar en deportes. La natación se considera un deporte y yo voy a seguir haciendo lo que me gusta”.

A pesar de que Gallegos no ha llegado al podio en los últimos tres encuentros de distrito, ha reducido sus tiempos dramáticamente desde la primera vez que entró a la piscina en su primer año de preparatoria.

“Mis tiempos han mejorado mucho desde mi primer año”, dijo Gallegos. “He trabajado muy duro. En mi primer año solamente quería intentar el deporte y me gustó, así que decidí regresar para mi segundo año y ya sabía qué era lo que tenía que hacer para mejorar”.

Gallegos casi nunca falta a sus prácticas y está integrado con su equipo, dice Kane. Si Kane necesita que vaya a un evento de distancia, Gallegos siempre está dispuesto a aceptar el reto.

Un aspecto que Gallegos gusta de la natación es la camaradería que los equipos del UISD muestran entre sí cuando se reúnen para un encuentro o para entrenamiento. Dado que el UISD tiene solo un entrenador para las 4 escuelas, todas entrenan juntas y asisten a las mismas competencias.

“Lo que me encanta de este deporte es que es como ningún otro, en fútbol americano o básquetbol, uno compite en contra de otros”, indica Gallegos. “En natación las cuatro escuelas están juntas. Sí, tal vez tenemos rivales cuando vamos a eventos y competencias, pero cuando practicamos, practicamos juntos. Me gusta que todos estamos juntos y estamos haciendo lo mismo”.

Cuando entra a la piscina, Gallegos quiere mostrarles a todos que su discapacidad nunca lo frenó.

“Las personas pueden hacer lo que quieran, sin importar si tienen una discapacidad pueden participar en deportes”, señaló. “Antes de salir de United High School quiero que las personas sepan que puedo nadar y que mi discapacidad no me ha hecho más lento, simplemente uno aprende a compensar. Sólo quiero que los estudiantes que tienen discapacidades sepan que pueden ser parte de los deportes”.