Main content

Alert message

Texas SenseAbilities bannerUna publicación trimestral acerca del deterioro visual y sordoceguera para familias y profesionales


Primavera 2014 - Sabiduría Familiar

Por Sharon Stewart, CTVI, Distrito Escolar Independiente Birdville

Abstracto: El estudiante en este artículo tiene múltiples discapacidades Nació con parálisis cerebral y utiliza una silla de ruedas. Tiene una discapacidad visual y habilidades de comunicaciónlimitadas.

Palabras Clave: Discapacidad visual, rutinas, vinculación afectiva, cocinar


Soy una maestra itinerante de estudiantes con discapacidades visuales en el Distrito Escolar de Birdville (Birdville ISD), en las afueras de Forth Worth, Texas. Como maestras itinerantes, nunca sabemos qué experiencias vamos a encontrar cada día en tanto vamos de una escuela a otra. Algunos días, somos afortunados cuando de pronto experimentamos momentos mágicos. Este día, hubo varios momentos especiales para mi estudiante Jacob y para mí.

El equipo VI del Birdville ISD, incluyéndome, reconoce la importancia de modificar las rutinas tradicionales. Reconocemos que las rutinas estructuradas de forma cuidadosa permiten la consistencia y la repetición, y son esenciales para los estudiantes con múltiples discapacidades. Más importante que las lecciones bien planificadas, es que primero desarrollemos relaciones con nuestros estudiantes y permitamos que nuestras rutinas se desarrollen con el tiempo.

Permitir que la vinculación afectiva y la comunicación se conviertan en parte de nuestras lecciones, es una forma válida de abordar la enseñanza y es igual de importante que los pasos cuidadosamente planeados en nuestras rutinas. Utilizando esta forma de abordar la enseñanza, Jacob y yo estábamos por experimentar un momento de revelación.

Mi día inició cuando llegué a la preparatoria. Jacob está en una clase de educación especial con pocos alumnos, en la que los estudiantes reciben desafíosa diario por parte de maestros que los apoyan. Jacob llegó nuevo a nuestro distrito al final del año. En mi visita previa con Jacob, me presenté con él y nos involucramos en interacciones vocales y en juegos de manos. La comunicación y la vinculación seguían siendo mi reto, pero sabía que era una acción necesaria que necesitaba ocurrir.

Al inicio de nuestra rutina, puse a Jacob cerca de la zona de cocina en el salón de clase. Nuestros materiales consistían en un recipientegrande que sostenía un tazón para mezclar, una mezcladora manual y una taza para medir. Todo lo anterior era necesario para preparar hotcakes. Saludé a Jacob y le dije que podíamos hacer hotcakes. Luego juntamos nuestras manos y nos abrazamos. Nos habíamos comunicado lo suficiente y sentí que él estaba cómodo con el lugar y conmigo. Lentamente lo ayude a que usura la técnica de “mano bajo mano” y lo motivé a que explorara nuestros materiales.

Sorprendentemente, antes de darme cuenta, ¡Jacob ya había agarrado el tazón para mezclar y me lo había puesto en la cabeza! Con el tazón en la cabeza, Jacob instantáneamente extendió su brazo y utilizó su mano para tocar mi espalda. Estaba buscando mi cabeza. ¡Me comunicó que no estaba seguro a dónde se había ido mi cabeza! Tomé el tazón de mi cabeza y se lo ofrecí a él, colocándolo sobre su cabeza. De una forma juguetona, le decía las palabras “mi tazón” y luego le decía “¡tu tazón!” Conforme nos imitábamos, me di cuenta que habíamos logrado ese vínculo afectivo y el momento mágico había ocurrido.

Después, con el tazón todavía en mi cabeza, Jacobempezó a explorar y a tocar el tazón. Sus pequeños dedos curiosos investigaron abajo del tazón, ¡y fue una revelación para él! Había encontrado mi cabeza. Fue un momento muy especial. Continúo explorando por mucho tiempo y no se cansó de la interacción. ¡Habíamos logrado un vínculo y sentí que éramos amigos! Qué logro para Jacob y qué aprendizaje para mí. Jacob ha demostrado el dominio de la meta de Piaget de Permanenciade Objetos. Esta acción me permitió reconocer que Jacob estaba demostrando Reacciones Secundarias Circulares dentro del desarrollo cognitivo de la etapa sensorial-motriz. La capacidad de Jacob de explorar los objetos de forma táctil, le permitió exhibir esta etapa esencial del desarrollo y me permitió obtener más conocimiento sobre mi estudiante.

¿Estaba completa mi rutina de los hotcakes? ¡Absolutamente no! ¿Fue talinteracción una mejor lección para mi estudiante? ¡Absolutamente sí! ¿Eventualmente prepararé hotcakes con Jacob? En la siguiente visita repetimos nuestra rutina de hotcakes. Utilizando los mismos materiales, le ofrecí el tazón para mezclar con el mezclador adentro. Exploró el tazón, pero en esta ocasión tomó el mezclador. Con el mezclador en la mano, hizo un movimiento de mezclado dentro del tazón. Sentí que estaba haciendo progreso y la rutina estructurada cuidadosamente permitió este progreso, que era un paso necesario para estudiantes con discapacidades múltiples.

Como maestros itinerantes, realmente nunca sabes lo que se nos presentará cada día. Para poder avanzar con nuestros estudiantes, la vinculación afectiva es necesaria. Sin estas experiencias de vinculación; nuestros estudiantes pueden rechazar las rutinas que estamos tratando de iniciar. ¡Crear una manera divertida de conocer al estudiante y su nivel de habilidades es algo necesario para un aprendizaje significativo! Sé que al permitir que ocurra una experiencia de vinculación, yo pasé a ser parte de un momento especial con un estudiante muy especial. ¡Reconocí la oportunidad de dejar que mi estudiante me dijera algo más de él mismo!