Main content

Alert message

Spring 2019

Invierno 2008 Tabula de Contenido
English version of this article (Versión Inglesa)

La Reconstrucción de la TSBVI

Por William Bill Daugherty, Superintendente, Escuela para los Ciegos e Impedidos Visuales de Texas

Resumen: Superintendente Daugherty describe los proyectos de construcción de la TSBVI que utilizan el concepto de Diseño Universal.

Palabras claves: Escuela para los Ciegos e Impedidos Visuales de Texas, TSBVI, Superintendente Bill Daugherty, ceguera, impedimento visual, Novedades y Perspectivas, Diseño Universal

El campus de la Escuela para los Ciegos e Impedidos Visuales de Texas será totalmente reconstruido durante los próximos seis años con el dinero de los bonos aprobado por los votantes de Texas. Esta increíble oportunidad viene con diversos desafíos relativos al diseño de los edificios y terrenos, el manejo de la construcción del enorme proyecto y las diversas etapas que se deberán seguir para asegurar la seguridad de los estudiantes y evitar interrupciones a la enseñanza. Pero quizás el problema más crítico que abordar es cómo estas nuevas instalaciones apoyarán y mejorarán la instrucción y el aprendizaje.

En las reuniones mensuales para planificar las instalaciones ha participado una muestra representativa de educadores, personal de apoyo y administrativo en una revisión intensiva de cada etapa y detalle del proceso de diseño arquitectónico. Nuestro arquitecto, Paul Woodward de Halff Associates, ha hecho un trabajo destacable al responder al amplio rango y a los diversos diseños propuestos por el personal de OT/PT, los Especialistas de Orientación y Movilidad, los profesores y otras personas que tienen perspectivas únicas nacidas de sus disciplinas profesionales y responsabilidades de trabajo. El único principio unificador es construir una escuela que maximice la independencia de los estudiantes y minimice las barreras de todos los tipos. Estos dos principios tienden a ubicarse convenientemente en lo que en general se denomina Diseño Universal  ambientes interiores y exteriores que funcionan bien para todos, cualesquiera sean sus características individuales.

Lo que emergerá con el tiempo serán edificios y terrenos dispuestos de una manera lógica y placentera, una iluminación y una acústica que promueve las entradas sensoriales de alta calidad y espacios flexibles que se adaptan bien a los diversos planes de estudio que entrega la escuela a un amplio rango de necesidades de los estudiantes.

Entonces ¿La nueva TSBVI será proyectada de manera de crear un ambiente no realistamente accesible de modo que los estudiantes al abandonar la escuela tendrán dificultades para volver a adaptarse al mundo real? Yo diría que no. Simplemente serán mejores defensores quienes, como muchas de las personas que usan sillas de rueda, quienes han luchado por mucho tiempo en forma dura y efectiva para tener acceso físico a los edificios, insistirán en que los principios de Diseño Universal beneficien a todo el público.