Main content

Alert message

Spring 2019

Invierno 2008 Tabula de Contenido
English version of this article (Versión Inglesa)

Cómo Contratar un Proveedor de Cuidados para su Hijo o Adulto Joven - Consejos de un Padre que ha dado Trabajo a Asistentes durante Años

Por Rosemary Alexander, Coordinadora de Transición, Texas Parent to Parent Reimpreso con autorización del boletín informativo de invierno de Texas Parent to Parent . Si desea saber más sobre Texas Parent to Parent, visite su sitio Web en .

Resumen: La autora entrega consejos valiosos a los padres para que éstos los sigan al emplear a personas que cuiden a sus hijos con impedimentos.

Palabras claves: Sabiduría Familiar, impedimentos, padres-empleadores, servicios de cuidadores, servicios de relevo para cuidadores, cuidado de niños, recursos para realizar contrataciones, consejos para capacitar, mantención de las relaciones laborales

Tarde o temprano, muchos padres de niños y adultos jóvenes con impedimentos necesitan encontrar un proveedor de cuidados, que podría ser una niñera durante la noche de un sábado cuando los padres salgan de casa, un proveedor de servicios de relevo que esté con su hijo durante un fin de semana mientras usted va a la reunión de su escuela secundaria, una persona que cuide a los niños después de la jornada escolar o, después de la graduación, un asistente que ayude al joven con sus actividades diarias. No es fácil encontrar a alguien que a uno le agrade y en quien confíe, luego capacitarlo y mantenerlo como su empleado. Es probable que usted se considere como un padre y no como un empleador - pero cuando uno contrata un asistente, ¡pasa a ser un empleador! A continuación, entregamos algunas ideas para llevar a cabo esta nueva tarea.

En primer lugar, ¡hay que darse cuenta de que se necesita ayuda! Para algunos de nosotros, éste es un paso fácil o una necesidad, pero cada padre tiene sus propios plazos para buscar apoyo. Recuerdo bien los primeros pasos que di para permitir que alguien más cuidara a nuestro hijo Will (¡que ahora tiene 24 años!), aparte de la niñera ocasional. Mi esposo tuvo una oportunidad de impartir un curso de 2 semanas en Finlandia y nuestros gastos serían pagados. Realmente deseaba hacerlo pero Will sólo tenía 8 años y no podía imaginar dejarlo por 2 semanas. Llevarlo con nosotros era impensable debido al largo viaje en avión, sus ataques de epilepsia y todo lo que exigía su cuidado. Luego encontré una enfermera que era una buena amiga de una amiga mía y estuvo de acuerdo en vivir en nuestra casa por 2 semanas. Fue un tremendo acierto que me dio el valor para dejarlo con alguien, de vez en cuando. El siguiente paso se dio cuando mi segundo hijo comenzó a ser un poco más independiente, cuando los chicos tenían entre 10 y 12 años. En ese momento los cuidados básicos de Will me parecieron abrumadores, comparados con la independencia de mi otro hijo. Mi esposo y yo nos sentíamos despreciables al término de la semana, discutiendo sobre quién debería cambiar sus pañales o ayudarlo a comer. Así es que encontré a un tipo agradable, otra vez el pariente de una amiga, que vino todos los sábados desde la 1 a las 5 de la tarde y nos dio un descanso. El sólo hecho de tener a alguien en forma regular y un momento con él pudiera contar con anticipación fue un salvavidas - y lo que salvó nuestro matrimonio. Decidimos que tener un tiempo sin tener que cuidar a Will era más importante que comprar un automóvil nuevo. Y así ha sucedido, con Will yendo al campamento CAMP, pasando semanas en el hogar de un proveedor de cuidados, hasta el presente cuando cuenta con lo cuidados diarios de un asistente pagado por CLASS (Programa de Exención de Pagos de Medicaid).

Entonces, suponiendo que usted está listo y deseoso de hallar a alguien que le ayude, ¿por dónde comenzar? Primero, tiene que encontrar personas que se interesen en un empleo de media jornada y tengan las aptitudes, la experiencia y el corazón para trabajar con alguien que tiene un impedimento. Piense en qué aptitudes se necesitan para cuidar a su hijo niño o joven, pero recuerde que la voluntad de aprender podría servir tanto como la experiencia previa. He encontrado varios asistentes muy capaces para mi hijo que no tenían experiencia en impedimentos pero eran personas buenas y capaces, dispuestas a aprender.

Dónde encontrar personas:

  • Su propio círculo de amistades, parientes y conocidos; cuente a todos a los que conoce que está en busca de alguien y podría hallar al primo, hermana, hija, hijo o amigo de alguien, que se interese;
  • El personal de los programas de educación especial de las escuelas públicas;
  • Los estudiantes de las universidades y centros universitarios básicos, en particular aquellos que se especializan en educación, trabajo social, enfermería, servicios públicos de salubridad y asistencia, terapia ocupacional, fisioterapia, etc.;
  • En la Internet, en sitios como www.craigslist.com o www.attendant network.com ;
  • Tableros de anuncios en zonas de alto tránsito tales como tiendas de abarrotes, bancos, centros comunitarios, iglesias;
  • Oficinas de empleo locales o agencias de rehabilitación;
  • Agencias locales u organizaciones de servicios, sin fines de lucro;
  • Avisos en periódicos locales;
  • Boletines informativos de vecindades, iglesias, organizaciones de padres, organizaciones comunitarias.

A menudo necesitará algún tipo de aviso para buscar a potenciales empleados. Trate de ser realista sobre los requisitos del empleo pero haga que éste sea atractivo. Comience con las necesidades, tales como las horas y días de la semana, una descripción básica del empleo, la tarifa a pagar, si la persona debe conducir, etc. Pero si hay espacio, tal vez pueda mencionar los beneficios, tales como lo divertido que puede ser el empleo o cómo éste ofrecerá nuevas oportunidades de crecer y aprender. No incluya su nombre o dirección u otra información privada, sólo cómo responder a través de un número telefónico o dirección de correo electrónico. Una de mis amigas tiene un sitio Web sobre su hijo donde un empleado potencial puede leer algo sobre el empleo y el impedimento del niño y decidir en ese momento si desea conseguir el empleo.

Supongamos que usted ha pasado por el proceso de búsqueda y ha encontrado a alguien que podría contratar. ¿Qué viene ahora? Podría comenzar con una entrevista telefónica que dejará fuera a aquellos que simplemente no servirán. Dé más detalles sobre el empleo (¡tendrá que cambiar pañales!) y vea si aún les interesa. Haga algunas preguntas para ver si a usted aún le interesan ellos, tales como cuál es su experiencia, posee algún transporte confiable, fuma, es alérgico a las mascotas (si usted tiene mascotas en su hogar). Si las cosas se ven prometedoras, programe una entrevista o dígales que llamará para darles la hora y el lugar de una entrevista, lo que le dará tiempo para pensar en ello o compararlos con otros que podrían llamar. Incluso si no puede emplear a esta persona en este momento, guarde el nombre y número telefónico para una referencia futura.

Su próximo paso depende de lo que sabe sobre el posible empleado. Si la persona es la hija de su mejor amiga, el proceso puede ser más informal. Si es un desconocido que le envió un mensaje por correo electrónico desde la red centralizada Craiglist, deberá proceder con mayor precaución. La entrevista puede llevarse a cabo en su hogar o si desea ser más cauteloso, en un lugar neutral. Prepárese para la entrevista escribiendo una descripción del empleo y las preguntas que desea estar seguro de hacer. Trate de que la persona se sienta cómoda e intente conocerla un poco. Pídale que le cuente sobre ella, qué experiencia ha tenido, por qué desea el empleo. Cuéntele sobre éste y sobre su hijo. Déle tiempo para hacer preguntas. Sepa bien lo que busca y si esta persona cumple con lo que usted necesita. Trate de imaginarla con su hijo - ¿Se sentiría su hijo seguro y feliz? ¿Se sentiría usted tranquilo dejándolo con esta persona?

Otro problema es cuando usted presenta esta persona a su hijo, ¿de inmediato o después de la entrevista? Nuevamente, si desea ser prudente, espere hasta haberla investigado.

No olvide tratar la parte comercial del empleo. Hable sobre el dinero: cuál es la tarifa, cada cuánto tiempo se le pagará, si se le reembolsará por los kilómetros recorridos y comidas u otros ítemes que ella pueda proveer a su hijo. Anote la forma en que puede contactar a esta persona y otros datos básicos, tales como referencias. Obtenga autorización para revisar sus antecedentes penales; para hacerlo necesitará el nombre completo de la persona y su fecha de nacimiento.

Asegúrese de seguir el procedimiento: llamar a las referencias y revisar los antecedentes. Para hacer lo segundo, ingrese a www.txdps.state.tx.us, seleccione online services (servicios en línea) y luego conviction records (antecedentes de condena). Será necesario crear una nueva cuenta o registrarse con su nombre de usuario y contraseña. Cada búsqueda vale $3,75. Al ingresar el nombre y la fecha de nacimiento, aparecen los resultados. Lo que usted espera ver es la oración "NO Matching Records (es decir, que la búsqueda NO arroje resultados); lo que significa que la persona no se encuentra en la base de datos penales. ¡Es sorprendente lo que se puede hacer a través de la Internet!

Una vez que ya contrató a alguien, tiene que prepararlo para trabajar. A continuación le presentamos algunas ideas sobre orientación y capacitación:

  • Asegúrese de que esta persona sepa de reanimación cardiopulmonar y primeros auxilios. Usted podría ofrecer pagarle la capacitación como incentivo para que acepte el empleo.
  • Pase tiempo con el nuevo empleado; entréguele un programa escrito, procedimientos y la información para que él lo contacte a usted y usted a él.
  • Asegúrese de que entiende sus expectativas y cómo comunicarse con usted.
  • Asegúrese de que conoce las técnicas para manejar la conducta de su hijo, las formas de comunicación y otros puntos esenciales para su cuidado.
  • Ponga al nuevo empleado en contacto con otro que ya esté haciendo el trabajo, de modo que pueda aprender durante la realización de las tareas.
  • Defina el primer mes como un período de prueba y converse al final de mes sobre si el empleo funciona tanto para el empleado como para usted.
  • Compruebe a menudo si el nuevo empleado comprende el empleo y que tenga una oportunidad de hacer preguntas y obtener más capacitación.

Si no se siente cómodo al dejar a su hijo solo con una nueva persona, hágalo de manera gradual. Al principio, quédese en casa pero en otra habitación y deje al nuevo empleado cerca con su hijo. Luego salga de la casa pero no vaya lejos, de modo que pueda volver con prontitud; esté alejado sólo por alrededor de una hora. Gradualmente extienda el tiempo que permanece fuera y la distancia a la que se aleja. Aumente poco a poco su confianza.

Si le agrada la nueva persona y ésta hace bien su trabajo, probablemente deseará que siga trabajando con usted todo el tiempo que sea posible. Ya que necesitará sustentar y supervisar la relación laboral, a continuación le entregamos algunas pautas:

  • Efectúe una revisión o evaluación ocasional donde tanto usted como su empleado hablen sobre lo que sucede, qué está funcionando bien y qué no; déle una oportunidad de hablar.
  • Si está en un programa donde se necesite una evaluación formal (el programa CLASS, por ejemplo), diga al empleado con varios meses de anticipación en qué se basará la evaluación.
  • Déle un bono o regalo para el período de vacaciones.
  • Déle un bono por quedarse y realizar un buen trabajo.
  • Reúnase ocasionalmente con sus empleados (si tiene más de uno) para conversar, trabajar en los programas, comer y disfrutar de estar juntos. Trabaje para formar un equipo.
  • Entregue a su empleado la práctica y el equipo para realizar un buen trabajo.
  • Mantenga una bitácora para que cada empleado registre lo que sucedió durante el tiempo que pasó con su hijo y pídales que escriban allí todos los días.

Su actitud hacia el empleado hace una gran diferencia. Para retener a un empleado, debe siempre ser respetuoso con esta persona. Nunca le grite, regañe o critique demasiado. Si tiene que enfrentarlo para hacerle una crítica negativa, primero piense en cómo presentársela. Dígale lo que piensa en forma privada, nunca en público; no ataque a la persona sino que coméntele sobre su conducta; dígale cómo remediar el problema y lo que usted quiere que haga en vez de lo que viene haciendo.

Como padres-empleadores, a veces nos encontramos en una situación difícil, ya que ésta no es una relación laboral común. Este empleado puede estar en su hogar y bañar a su hijo, vestirlo y alimentarlo, entretenerlo. El empleado llega a conocer de cerca a su hijo, hogar y familia. Puede que usted vea a su hijo muy vulnerable y confíe en que esta persona lo cuide con amor y respeto. Puede terminar cultivando una fuerte relación con el empleado, incluso una real amistad. Pero también es el empleador. A veces es duro señalar a un amigo cuando no está haciendo lo que usted necesita con respecto a un trabajo. De alguna manera usted tiene que mantener un equilibrio entre ser positivo, cercano, preocupado, respetuoso y aún poder tratar los requisitos del empleo en forma objetiva; tiene que poder hablar sobre dinero, desempeño o errores. Se trata de un equilibrio delicado para el que se requiere práctica. Usted adquiere las aptitudes para ser un empleador eficiente mientras realiza esta labor. Vale la pena dedicar el tiempo y energía para ser un buen empleador: obtendrá la ayuda que necesita para entregar una atención de calidad a su hijo niño o joven. ¡Aprenda a compartir con otra persona las alegrías y desafíos de criar a una persona discapacitada!