Main content

Alert message

Verano 1999 Tabula de Contenido
English version of this article (Versión Inglesa)

Por: Debra Sewell, Maestra Entrenadora, TSBVI, Servicios VI

Este artículo se publicó por primera vez en VISIONES, edición de junio 1994

Aún que los niños juegan simplemente por placer y no con un objetivo definido, por medio de sus juegos ellos aprenden numerosas habilidades. Los juegos de fantasía, pretender, interactuar con otros, movimiento de cuerpo y exploración de su medio les ofrecen muchas oportunidades de aprendizaje. Pero, es muy importante recordar que muchos niños incapacitados de la vista y/o con incapacidades múltiples necesitan aprender "cómo" jugar con sus juguetes y juegos de manera adecuada, ya que ellos no pueden observar para aprender.

Muchos juegos infantiles alientan a los niños a desarrollar los conceptos de cognición básicos (reconocimiento de las letras, los números, los colores, las formas, las texturas) al mismo tiempo que enseñan habilidades sociales, tales como el tomar turnos, relacionarse con otros niños de la misma edad, y participar en actividades de grupo.

A continuación encontrará una lista de algunos juegos y áreas de habilidades. Estos juegos se pueden conseguir en las jugueterías y la mayoría de los niños ciegos pueden jugarlos sin necesidad de adaptaciones especiales.

  1. Simón - memoria auditoria

  2. Perfección - movimientos de motor fino

  3. Cootie - movimientos de motor fino

  4. Dont Spill the Beans - movimientos de motor fino

  5. Hot Potato - interacción social

Los juegos musicales y auditorios son importantes para el niño incapacitado de la vista porque le "responden" y lo estimulan. En el mercado se consiguen muchos juegos musicales que han sido diseñados para una gran variedad de niveles de desarrollo. Los juegos armónicos, las cajas musicales y los instrumentos musicales son buenos para desarrollar las habilidades de motor fino y el movimiento de la muñeca, también para el concepto de causa y efecto.

  1. Los teclados musicales - fortaleza de los dedos y movimiento aislado de los dedos.

  2. Los instrumentos de viento - cerrar los labios y controlar el aliento

  3. Los instrumentos de percusión (tambores, palitos, cajitas) - para movimiento simultáneo de las manos

  4. Los instrumentos de sacudida - para aprender el concepto de causa y efecto.

  5. SeeSay - para el uso simultáneo de las manos

  6. Los trompos giratorios - fortalecen los brazos y las manos

  7. Busy Poppin Pals - diversas habilidades manuales

Es muy importante escoger el juego adecuado. Los juegos deben ser para el nivel de desarrollo del niño, y deben hacerse adaptaciones para el niño en particular. Lo que es más importante, los juegos deben ser tales que puedan ser jugados por niños no incapacitados.

Además de los juegos que no necesitan modificarse, existen numerosas adaptaciones que pueden hacerse a otros juegos para permitir que el niño ciego o incapacitado de la vista tenga acceso a una gran variedad de actividades de recreo y descanso.

Algunas de estas adaptaciones:

  1. Marcar con goma o diversas texturas algunas partes de la tabla de juegos.

  2. Añadir marcadores de braille a la tabla.

  3. Usar velcro en las tablas de juego o en el inferior de las piezas del juego.

  4. Traducir al braille las instrucciones y las cartas de juego.

  5. Grabar en cinta las instrucciones del juego.

  6. Escriba braille en las cartas de juego (tales con el juego UNO)

  7. Use texturas o goma para marcar la diferencia entre las piezas del juego.

  8. Añadir calcomanías de colores a las piezas del juego o a las secciones del juego.

  9. Marque los dados con marcadores braille o con puntos de goma.

  10. Haga una tabla de Tic-Tac-Toe con un molde de pan y con imanes.

  11. Marcar la tabla del juego de chinas, los cuadritos rojos con goma y los cuadritos negros con textura.

  12. Jugar Tic-Tac-Toe de palitos

  13. Usar la tapa de una caja grande para definir espacio

  14. Llevar la cuenta en tablitas de palitos, clips de papel puestos en tarjetas de cartón o cositas en un recipiente.

La mayoría de estas ideas son para adaptar los juegos que se venden en tiendas. Los juegos adaptados como el Scrabble, Bindo, Tic-Tac-Toe, Chinas y cartas braille o en letra grande también pueden conseguirse por medio de los siguientes distribuidores:

American Foundation for the Blind
11 Penn Plaza, Suite 300
New York, NY 10001
(212) 502-7600
(800) 232-5463

American Printing House for the Blind
1839 Frankfort Ave.
Louisville, KY 40206
(502) 895-2405

Childcraft
20 Kilmer Rd.
Edison, NJ 08818-3081
(800) 631-6100

Howe Press
Perkins School for the Blind
175 North Beacon St.
Watertown, MA 02172
(617) 924-3409

JESANA Ltd.
P. O. Box 17
Irvington, NY 10533
(800) 443-4728

Verano 1999 Tabula de Contenido
English version of this article (Versión Inglesa)

Por: Kate Moss, Especialista en Apoyo a Familias

y Robbie Blaha, Maestra Entrenadora, TSBVI, Servicios Sordociegos

Este artículo se publicó por primera vez en la edición de Julio 1993 de P.S. NEWS!!!

El tiempo de descanso, el tiempo libre de trabajo y deberes, es importante para todos los humanos. El tiempo de descanso es cuando se deben hacer actividades que nos relajen y nos den la energía que nos permita renovarnos para poder enfrentarnos a las demandas de nuestra vida cotidiana. Es algo que necesitamos tanto como necesitamos los alimentos o el sueño para mantenernos sanos física y mentalmente.

Todos tenemos diferentes maneras para utilizar nuestro tiempo de descanso. Lo que puede ser una actividad de placer para mí (leer una novela de misterio) puede no ser un placer para otro. Esto lo sabemos y lo aceptamos. Sin embargo, en lo referente a las "habilidades de placer" de los niños sordociegos con frecuencia ponemos énfasis en actividades que no los relajan o les producen energía positiva. Como lo describió un joven sordociego, "pasamos su tiempo de descanso tratando de que participen en "juegos de trabajo". El jugar juegos de aprendizaje, participar en actividades de arte o en los deportes, u otras actividades que son parte de su programación educacional puede beneficiar a los niños de muchas maneras, pero esas actividades no necesariamente responden a sus necesidades de "descanso y placer"

Entre las actividades que con frecuencia ofrecen relajamiento o diversión a esos individuos se encuentran comportamientos que para nosotros son inaceptables: menear las manitas frente a sus ojos, jalar hilos de la ropa, hacer sonidos repetitivos, etc. Dichos comportamientos son considerados como autoestimulatorios, y como tales con frecuencia son percibidos negativamente porque no se ven "normales", pueden interferir con el aprendizaje o pueden autolesionar. Pero, estos comportamientos también sirven un propósito positivo en esos individuos.

Es posible que sea más razonable cambiar nuestra percepción de estos comportamientos autoestimulatorios. Esto es especialmente verdadero si cambiar nuestra percepción también nos ayuda a encontrar maneras para ofrecer información al niño sordociego y consecuentemente reducir su necesidad de encontrar estímulo en sí mismo. Estos comportamientos pueden también ser la clave de información sobre sus preferencias personales que nosotros podemos usar para seleccionar actividades de placer que sean más adecuadas.

EXPERIENCIAS ESTIMULANTES

La mayoría de nuestras "actividades de placer" no son más que comportamientos autoestimulatorios que a través del tiempo se han ido ritualizando y aceptando socialmente. No hay nada de valor intrínseco o razón para: saltar de una torre amarrado a un resorte, jugar barajas, bailar, jugar en la computadora, oír música, fumar, etc.

Los individuos participan en diferentes actividades porque ellos las encuentran agradables y porque las actividades alteran su estado físico. Cada una de esas actividades nos ofrece un tipo en particular de recepción sensorial.  No necesariamente existe una gran diferencia en los comportamientos conocidos como autoestimulatorios y algunas de estas actividades, aparte del hecho que algunas son más aceptadas socialmente y aparentan ser más "normales" que otras. Por ejemplo: ¿qué tan diferente es golpearse la cabeza repetidamente contra una mesa y tocar el tambor repetidamente con las manos, mecerse al compás de la música cuando se baila o mecerse en silencio, hacer sonidos repetitivos o imitar el piar de los pájaros, girar el cuerpo sin una razón aparente o subirse a un juego mecánico en un parque de juegos?

A diario una gran parte de nuestra energía es usada en comportamientos autoestimulatorios. Unicamente tiene que observar a las personas a su alrededor. Usted está en la sala con su familia viendo la televisión, o en una junta con sus compañeros de trabajo. Aún que todos pueden estar ocupados en la misma actividad, su hija o compañero de trabajo está jugando con el pelo. Su hijo o su compañero de trabajo está meneando la pierna o tamboreando ritmos con los dedos en el brazo de la silla. Su esposo está cambiando los canales con el control remoto o su jefe está moviendo papeles. Si les pregunta qué están haciendo, ellos probablemente le contestarán que están viendo televisión o en una junta importante. Es menos probable que le digan que están cambiando los canales, enrollándose el pelo en los dedos, practicando el tambor con los dedos o moviendo papeles.

 

Tabla- El cerebro busca el estímulo por medio de los canales sensoriales. Todos buscamos el estímulo ee manera diferente. Algunas maneras son aceptadas por la socieda mientras que otras no lo son. En algunos caso la aceptación parece ser arbitaria. Esta tabla muestra ejemplos de cómo los individuos típicamente satisfacen sus deseos de estímulo y cómo alguno comportamientos autoestimulatorios de los niños sordociegos corren paralelos a eso comporetamientos

Canales sensoriales

Guía de etiqueta para comportamientos de autoestímulo

Variaciones creativas que concuerdan con la guía de etiqueta.

Táctil: La información recibida por medio del tacto (por medio de la piel) Incluye el toque ligero, la presión, el dolor y la temperatura.

Enrollarse el pelo en los dedos, tamborear con los dedos, soplar en un vaso para nublarlo con la condensación, sentir las telas, tallarse los ojos, jalarse la barba.

Jalarse el pelo, sentarse frente a la ventila del aire acondicionado, darse golpecitos en la cara o en el oído, jugar con la saliva, tallarse la cabeza.

Propioceptivo: La información de la posición de los miembros del cuerpo; proviene de las sensaciones originadas en los músculos, coyunturas, ligamentos y receptores correspondientes a los huesos.

Acurrucarse en las cobijas, tronarse los nudillos de los dedos, mecer o cruzar las piernas, sentarse sobre una pierna.

Acurrucarse en los muebles, esconder los brazos bajo la camisa, abanicar las manos.

Visual: La información recibida por medio de los ojos/la vista.

 

 

 

Contemplarse los dedos/las uñas/los anillos, ver la televisión sin sonido, ir a ver los escaparates de las tiendas, ojear las revistas, oprimirse los párpados de los ojos.

Abanicar la mano frente a los ojos, ojear las páginas de los libros, contemplar la luz, jugar con objetos brillantes o transparentes, picarse los ojos.

Auditorio: La información recibida por medio del oído.

Canturrear/chiflar, dar golpecitos con un lápiz sobre una mesa, escuchar música de fondo.

Vocalizar o emitir sonidos. Tamborear en objetos, golpear dos objetos juntos cerca del oído.

Olfatorio: La información recibida por medio de la nariz/olfato.

Usar perfume, oler los marcadores, oler las calcomanías perfumadas, quemar incienso.

Embarrarse excremento en el cuerpo y olerlo, oler los zapatos o las manos de otras personas.

Palatorio: La información recibida por medio de la lengua y los labios (el gusto) Muy relacionada al sentido del olfato.

Masticar palillos de sabores, chupar dulces de menta, dulces duros, fumar, masticar el pelo, morder las plumas o joyería.

Sentir objetos por medio de la boca, masticarse el pelo, chuparse los dedos, lamer objetos.

Vestibular: La información recibida por medio de los receptores del oído interno que nos permiten detectar el movimiento, especialmente la aceleración y desaceleración; muy unido al sistema de la vista que suministra información al vestíbulo localizado en el interior del oído.

Mecerse en las sillas o mecer el cuerpo, subirse a los juegos mecánicos, bailar, girar en los bancos altos, patinar, resbalarse.

Mecer el cuerpo, girar el cuerpo, girar en columpios, mecer la cabeza.

Todos, aún esos que cuentan con un sistema central nervioso intacto, toleramos diferentes niveles de estímulo. Observe los diferentes gustos musicales (y la intensidad del volumen) entre los gustos de un adolescente y un individuo de cuarenta años. La mayoría de los adolescentes disfrutan los conciertos a todo volumen con toda clase de luces, mientras que la mayoría de los adultos siente más inclinación hacia la música suave y la tranquilidad de un cuarto con luz tenue.

PREGUNTAS QUE DEBEMOS HACERNOS SOBRE EL AUTOESTIMULO

Si hemos llegado a aceptar que el autoestímulo es una actividad importante y válida para los individuos sin incapacidades, entonces debemos comenzar a cambiar nuestro entendimiento de los comportamientos autoestimulatorios de los individuos sordociegos.

¿Se le puede poner un alto a este comportamiento?

Al buscar la respuesta a esta pregunta, primero examínese a sí mismo. Haga este pequeño ejercicio. Identifique uno de sus comportamientos autoestimulatorios más arraigados y placenteros, tal como tronarse los nudillos de los dedos, canturrear, deslizar el dije en la cadenita, etc. Trate de llevar la cuenta de cuántas veces lo hace durante el transcurso de un día. Después, trate de no hacerlo durante 24 horas. Si usted lo logra, después trate de no hacerlo por un año. Trate de no hacerlo bajo ninguna clase de circunstancia: en tiempos de tensión,

en tiempos de ocio, etc. Una vez que haya terminado de hacer este ejercicio, conteste la pregunta anterior. Su respuesta será un ruidoso "No", o "quizá, sí...." dependiendo del nivel de éxito que usted haya logrado.A los niños sordociegos (al igual que a usted y a mí) les gusta tener comportamientos autoestimulatorios para calmarse, para darse energía, para realimentarse. La mayoría de las veces el individuos no puede completamente eliminar el comportamiento, ni debe de hacerlo tampoco, porque el comportamiento tiene un propósito.

¿Puede cambiarse el comportamiento?La mayoría de los padres descubren que es más probable que su hijo participe en comportamientos autoestimulatorios cuando el niño está de ocioso o tenso. El interactuar con el niño de alguna manera puede poner alto al autoestímulo. Si el comportamiento parece ser en respuesta a que el niño está estresado, busque maneras de ayudarlo a relajarse (Eje: dele un masaje, arrópelo en una cobija, etc.) Esto puede reducir la cantidad de tiempo que el niño se dedica al comportamiento que a usted le parece inadecuado o dañino. Pero, si usted lo deja solo, es más probable que el niño se vuelva a dedicar a esta actividad tan pronto como se le presente la oportunidad.

¿Puede refrenarse el comportamiento si se le permite que lo haga en ciertos lugares y a ciertas horas?

Algunos comportamientos pueden presentar problemas porque la sociedad los considera inaceptables. Los fumadores han descubierto que tienen que "refrenar" su estímulo favorito durante sus viajes en avión, pero todos sabemos exactamente a dónde van en el aeropuerto a fumar su último cigarrillo antes de que salga su vuelo.

Con algún esfuerzo muchos niños pueden aprender a meterse a su recámara o a un lugar privado cuando se dedican a un autoestímulo que no se considera socialmente aceptable. Usar un calendario de símbolos que representen esta actividad favorita y ponerle un horario a la actividad como parte de las actividades cotidianas podría ayudar al niño a frenarse de hacer esa actividad por períodos más largos de tiempo e involucrarse en otras clases de actividades.

¿Puede modificarse o ampliarse este comportamiento para hacerlo más "socialmente aceptado"?

La importancia de los comportamientos autoestimulatorios es que revelan cómo su hijo recibe información. Si a su hijo le gusta "esconderse" en los cojines del sofá, le gusta que lo carguen o lo abracen mucho, o le gusta que le den un masaje, usted puede asumir que él se siente motivado por la información que recibe propioceptivamente. Si a su hijo le gusta vocalizar, escuchar música, o golpear dos objetos cerca de su oído, usted puede asumir que él se siente motivado por la información que recibe por medio del oído.

Estos comportamientos pueden ser usados para explorar los canales sensoriales que el individuo prefiere para recibir información de su mundo. Con esta información podemos buscar maneras en las que podamos desarrollar actividades de recreo "más comunes" para el niño, para que él pueda también llegar a verlas como "placenteras". Por ejemplo, si el niño disfruta la sensación de ver las luces, podemos encontrar juguetes adecuados a su edad que puedan motivarlo, tales como el Lite-Brite, las lámparas de lava, máquinas de ondas continuas, tabletas de dibujo con iluminación, y hasta algunos juegos de Nintendo. También puede encontrar otras actividades tales como visitar las salas de máquinas de juegos, decorar con luces los días festivos, y o colgar una hamaca bajo un árbol para observar la luz a través de las hojas.

Dedique tiempo para observar los diferentes tipos de autoestímulo a los que se dedica su hijo, y cuándo lo hace. Obsérvelo y tome nota de lo que usted vea y cuando lo ve. Después trate de ver si hay un patrón en esos comportamientos que le puede dar información sobre el tipo o tipos de estímulo que él/ella prefiere y el propósito que sirve. Al mismo tiempo tome nota de qué tipos de actividades le disgustan.

Cuando usted tenga un buen entendimiento de lo que él/ella prefiera, comience a pensar en maneras para ofrecerle otras actividades estimulantes o quizá modificar o ampliar las preferidas. Pídale ayuda a la maestra de su hijo, a la terapeuta física, a la terapeuta ocupacional y a otros. Observe a otros niños de la misma edad y trate de encontrar juguetes y actividades que puedan ayudar al comportamiento autoestimulatorio a verse más "normal".

Algunas veces la actividad autoestimulatoria favorita del niño puede ser modificada o ampliada de una manera que la haga más aceptada socialmente. Por ejemplo, todos conocemos a alguien que se muerde las uñas, pero ¿los reconocemos cuando se convierten en "los manicuristas"? Algunos de mis amigos han sustituido su actividad favorita de morderse las uñas por la actividad de cuidado de las uñas. Ellos traen consigo a todas horas un juego completo de manicurista y con frecuencia se les puede ver en las juntas afilándose o cortándose las uñas. Ellos se las tallan, les ponen crema, se las pintan...... se examinan las uñas para ver si se les rompieron, si se les quebraron o si traen algún cuerito. Otros los admiran por sus esfuerzos en lugar de ponerlos en lugar de tenerlos en baja estima como personas nerviosas que se muerden las uñas.

Sin embargo, debe saber que generalmente su hijo necesitará su apoyo para descubrir estos otros comportamientos socialmente aceptados. La primera reacción del niño será preferir el comportamiento que él/ella ha desarrollado por sí mismo.

Si el comportamiento es dañino para el niño o para esos a su alrededor ¿puede ingeniarse una manera en que pueda hacerse menos dañino?

Los individuos que gustan de brincar de cosas altas son un gran ejemplo de cómo se puede ingeniar una manera para que el comportamiento autoestimulatorio no sea tan peligroso. Estos individuos (los patinadores, los paracaidistas, los esquiadores, etc.) han desarrollado maneras de hacer lo que les gusta, colocándose en posiciones extremadamente peligrosas, y sobrevivir. Existen industrias que se dedican a la manufactura de atuendos y equipo de protección que les permite hasta aventarse desde un avión y aterrizar sin matarse.

Frecuentemente, con los niños que se ponen en peligro de hacerse daño a sí mismos al participar en actividades autoestimulatorias que son excesivas al punto que crean un peligro físico para ellos o para otros, lo más que usted puede hacer es ofrecerles protección. Puede usar temporalmente un protector, un casco u otro artículo para proteger al niño y a los individuos a su alrededor.

¿Podrían existir factores físicos o emocionales que provocan estos comportamientos?

Aparte de ofrecerle protección para los efectos del comportamiento, es importante examinar la causa. Con frecuencia estos comportamientos emergen en respuesta a algún problema físico que el niño no puede expresar. Cuando estos comportamientos emergen o aumentan, pueden ser la manera en que el niño expresa su dolor o su disminución de sensación, como en el caso del desprendimiento de la retina o una infección del oído. Para salvaguardar la salud y seguridad del niño, cuando estos comportamientos emergen o aumentan es una buena que se le haga un examen médico.

Los estados emocionales y medioambientales también provocan el aumento de estos comportamientos dañinos. Una joven que conocí aumentó la intensidad de su comportamiento autoestimulatorio después de la muerte de su papá. La cantidad e intensidad del comportamiento posaba un peligro a su seguridad y la seguridad de otros. Siendo que no existía una razón fisiológica para su comportamiento, la familia dedicó mucho tiempo para ver con ella las fotografías de su papá, yendo al cementerio con ella y tratando de participar con ella en actividades que tenían alguna relación con su papá. Al pasar el tiempo, su comportamiento disminuyó al nivel en el que estaba antes de la muerte de su papá.

Los cambios de horarios, de rutinas y mudarse a un nuevo medio ambiente también pueden provocar un aumento en el comportamiento autoestimulatorio. Entre las estrategias que pueden ayudar a reducir el tiempo dedicado al comportamiento se encuentran: el ayudar al niño a anticipar los cambios y ofrecer tanta consistencia como sea posible en sus rutinas.

CONCLUSION

Como usted y yo, los niños sordociegos necesitan participar en actividades autoestimulatorio. Debido a que sus comportamientos aparentan ser diferentes a los nuestros y pueden interferir con el aprendizaje o ser peligrosos, mucha gente los toma de manera negativa. Cambiar nuestra percepción de estos comportamientos nos puede ayudar a manejarlos mejor.

Existe una variedad de maneras para manejar los comportamientos autoestimulatorios. Haga planes para que durante el día el niño esté involucrado con otros. Trabaje para que controle su comportamiento, o ingenie un medio ambiente en el que el comportamiento se pueda hacer de manera menos peligrosa. Incorpore en el horario del día tiempo para que el niño haga su actividad favorita. Busque maneras para adaptar el comportamiento para que se vea más "normal". Aprenda a usar la información que estos comportamientos revelan sobre los canales sensoriales preferidos del niño para ofrecerle actividades recreacionales sociales que sean agradables para él/ella, aún si esas actividades no llenan completamente sus necesidades de "recreación". Finalmente, acepte que probablemente nunca va a poder extinguir completamente esos comportamientos sin que sean reemplazados por otros comportamientos autoestimulatorios. La autoestimulación es común en todos los humanos y tiene un importante objetivo.

RECURSOS Y LECTURA ADICIONAL

Levack, Nancy et al. Low Vision: A Resource Guide with Adaptations for Students with Visual Impairments, TSBVI, 1991

Kotulak, Ronald. Descubriendo los misterios del cerebro. Austin American Statesman, domingo 6 de junio de 1993 páginas G1 y G4-6

Restak, Richard, M. D. El cerebro, Bantam Books, 1984.

Romanczyk, R. G., Kistner, J. A., y Plienis, A. Comportamientos autoestimulantes y autodañinos: etiología y tratamiento, páginas 189-254 en El Autismo y la Psycopatología Grave, Avances en el Análisis de Comportamiento del Niño y su Terapia, Vol.2

Rojahn, J. y Sisson, L. A. Comportamientos de estereotipo, páginas 181, 223 en Handbook of Behavior Modification with the Mentally Retarded, Segunda Edición, 1990.

Stone, Gretchen. Self-estimulation and learning behavior, 1987.

Silverrain, Ann. Una discertación informal: enseñando al niño profundamente incapacitado, 1991

van Dijk, Jan. El movimiento y la comunicación con los niños de rubéola, 1968

Wiley, David. Es más que un juego: adquiriendo habilidades de recreo, VISIONS, TSBVI.

Primavera 1999 Tabula de Contenido
English version of this article (Versión Inglesa)

Por: Carmen Keltner, Coordinadora de Concientización al Público

¡Arriba el telón! ¡Los reflectores! El Club Anual de Lectura de Texas explorará el mundo mágico del mundo del teatro con su tema 1999: "¡Abramos los libros, la obra comienza! Este programa anual de lectura patrocinado por la Biblioteca del Estado de Texas y los Archivos de la Comisión (TSLAC) invita a todos los niños de Texas, desde los chiquitos hasta los adolescentes, a que lean libros nuevos sobre todos los aspectos de mundo del teatro.

"Este año el Club de Lectura de Texas está ofreciendo a los niños de todo Texas la oportunidad de aprender sobre el emocionante mundo de las obras teatrales" dijo Jenifer O. Flaxbart, directora del Programa el Libro Parlante. El club está para servir a los jóvenes incapacitados y ayudarlos relacionarse con otros niños que usan los servicios de las bibliotecas públicas, para que se diviertan leyendo este verano".

El Club de Lectura de Texas ayuda a los jóvenes lectores a mantener su nivel de lectura durante las vacaciones de verano y los incita para que la lectura sea parte de sus divertidas actividades de verano. Las bibliotecas públicas en todo Texas patrocinarán competencias, hora de cuentos, demostraciones y obras de títeres, todo con el tema del mundo del teatro. Los participantes se fijan metas y llevan un registro de la cantidad de libros que leen, y de cuántas horas o minutos leen.

Los jóvenes lectores incapacitados de la vista pueden participar en las actividades del Club de Lectura de la Biblioteca. Llame a su bibliotecaria local para inscribir a su estudiante en el Club de Lectura y pida un registro de libros. Dígale las acomodaciones que su estudiante necesita para que pueda participar en las actividades de la biblioteca, explíquele que a su hijo se le van a dar libros en otros formatos para que pueda participar.

Si su pequeño lector ya está usando el Programa del Libro Parlante, usted puede comenzar el proceso para pedir los libros. Usualmente las bibliotecas que participan en el Club de Lectura de Texas aceptan en el registro cualquier libro leído, sobre cualquier tema (no tienen que ser libros de la biblioteca). Las consultoras del Programa del Libro Parlante pueden ayudar a los niños a encontrar libros parlantes o en otros formatos para que puedan leerse como parte de las actividades del Club de Lectura de Texas.

Los pequeños lectores que no están inscritos en Libro Parlante pueden obtener una solicitud de sus maestras o bibliotecarias locales. Las bibliotecarias locales y las maestras pueden firmar las solicitudes de los tejanos incapacitados de la vista o con otras incapacidades. O, puede llamar directamente al Programa del Libro Parlante y pedir una solicitud (800 252-9605, o enviar un Email a: .

Para más informes sobre el Programa del Libro Parlante y el Club de Lectura de Texas favor de llamar a la Asesora de Lectores (800) 252-9605 (gratis en todo Texas) o (512) 463-5458. También puede enviar un Email a: . (Las líneas telefónicas están muy ocupadas, por favor deje mensaje).

Primavera 1999 Tabula de Contenido
English version of this article (Versión Inglesa)

Por: Tina Herzberg, Especialista VI, Centro de Servicios Educacionales Región 12, Waco, TX.
y Mary Ann Riggs, Maestra de la Vista - Consorcio de Incapacitados de la Vista

El Centro de servicios educacionales Región 12 y la Comisión de Ciegos de Texas, Oficina Regional Waco, patrocinaron el Campamento Teen Challenge, el cual es un campamento para adolescentes con incapacidades de la vista que han completado el 6° grado y hasta el 12° grado. El Campamento Teen Challenge se convirtió en un campamento deportivo cuando el equipo Austin Blackhaws, el Campeón de la Copa Mundial de béisbol de sonido lo visitó el pasado verano.

Los Austin Blackhaws explicaron el juego a los campistas y después demostraron cómo se juega. Después de un par de innings, los Blackhaws pidieron voluntarios para jugar el juego. Todos los campistas decidieron participar. Ellos pudieron jugar en diferentes posiciones, tales como bateadores, lanzador, recibidor, etc. Les gustó tanto el juego que quisieron continuar hasta que anocheció.

Durante el juego los Blackhaws dieron consejos para jugar cada posición. También contestaron preguntas sobre sus vidas como adultos con incapacidades de la vista: "¿cómo te gustó ir a Taiwan?" "¿vives con tus papás?" "¿cuánto tiempo practicas el béisbol?", "Wow, ¿vives en un departamento tu solo?" "¿cómo cuidas a tu perro guía?" "¿qué haces los fines de semana?" "¿tienes un empleo?" "¿cómo te vas a tu empleo?"

El béisbol de sonido se originó a principios de los años 70 cuando voluntarios de Telephone Pioneeers of America quisieron que tanto las personas que podían ver como las que no podían ver jugaran el juego favorito de América: el béisbol. Ellos perfeccionaron su idea insertando dentro de una pelota de béisbol un aparato que emite un sonido y establecieron las reglas del juego. Así nació el béisbol de sonido. A mediados de los años 70 John Ross modificó el juego original para hacer el juego de béisbol de sonido más parecido al béisbol normal. Hoy, las pelotas y las bases todavía son hechas por los voluntarios de Telephone Pioneer, una organización compuesta de 800,000 empleados y jubilados de la industria de la comunicación.

Al igual que el béisbol, el juego consiste de tres outs por equipo. Seis jugadores por equipo - todos ciegos o incapacitados de la vista. Para ser justos, los jugadores usan tapa ojos. A los bateadores se les permite batear cuatro veces. Los paradores de pelota no usan guantes. Nada más hay dos bases, la primera y la tercera. Las bases son cuatro cilindros acolchados con bocinas colocadas a cien pies de sus líneas de base respectivas.

Cada equipo tiene su propio lanzador y cátcher. El cátcher es el que crea la meta para el lanzador. Antes de cada lanzada, el lanzador dice "Listo" para que todos sepan que está a punto de lanzar la pelota. Cuando el lanzador lanza la pelota, él/ella dice "Pitch" o "Ball". El bateador sabe que tiene que esperar una fracción de segundo antes de batear. Cuando el bate le pega a la pelota, el operador de base (un voluntario tras el cátcher) activa una de las bases y el bateador debe identificar la base hacia la que debe correr. Para poder hacer la carrera para el equipo, él/ella debe llegar a la base antes de que el otro equipo coja control de la pelota.

En el campo, un ayudante con vista dice el número de jugadores en el campo (uno-primera base, dos-campo derecho, tres- medio campo, cuatro-campo izquierdo, cinco-tercera base y seis-campo posterior) para indicar en donde cayó la pelota. El jugador debe moverse hacia la pelota, localizarla y establecer control de la pelota. Para hacer un out, el jugador debe coger la pelota antes que el jugador llegue a la base.

Para algunos campistas, este juego de béisbol de sonido fue su primera experiencia en deporte organizado. Los Blackhaws también les dieron ideas de lo que el futuro les depara, y los convencieron que ellos también PUEDEN jugar deportes. Los campistas estaban todos emocionados que en Texas existen varios equipos de béisbol de sonido, incluso en Houston, Tyler, Austin y Dallas-Fort Worth. A todos les divirtió el juego y desearían algún día tener un equipo en el área de Waco/ESC Región 12. Si desea más informes sobre el béisbol de sonido, favor comuníquese con Jeannette Bigger, secretaria nacional de National Beep Baseball Association,al (785) 234-2156 o Email: . ¿Quiere jugar?

Primavera 1999 Tabula de Contenido
English version of this article (Versión Inglesa)

Por: Tamee Argo y Doylene Land, Comisión de Ciegos de Texas, Odessa, Texas

y Lu Cleere, Consultora VI, Centro de Servicios Educacionales Región 18, Midland, Texas

studiente y professora abriendo una lata de fruitaLa IV Fiesta Anual de Navidad para los estudiantes en la región 18 y los consumidores de la Comisión de Ciegos de Texas se llevó a cabo el 7 de diciembre de 1998. Esta fiesta fue un poco diferente a las fiestas típicas, porque en esta fiesta los estudiantes tuvieron la responsabilidad de preparar la cena para sus padres e invitados. Se permitió que los estudiantes participaran en esta actividad como una función escolar, en lugar de ir a las clases de la tarde. Ellos recibieron instrucción para preparar la comida, interacción social y decoraciones.

Los estudiantes, maestras de incapacitados de la vista y los instructores de cocina llegaron temprano en la tarde. Comenzaron leyendo las recetas en braille o en letra grande, organizaron los ingredientes, obtuvieron los utensilios y se pusieron sus delantales. Los niños recibieron instrucciones para cocinar y hornearon doce pies, tres pasteles y docenas de galletas. Las niñas aprendieron a preparar las ensaladas, el espagueti con carne, las verduras y el pan francés.

Mientras que los pasteles y los pies se estaban horneando y el espagueti se cocía, los estudiantes cantaron villancicos de Navidad, platicaron y jugaron juegos. La competencia de chicles se convirtió en un asunto pegajoso, con chicles en los lentes y las mejillas de los estudiantes. Un estudiante ciego recibió una demostración de otro estudiante con vista disminuida sobre qué tan grandes puedes hacer los globos con el chicle. El le ponía sus manitas alrededor de la boca del otro estudiante para demostrarle qué tan grandes se podían hacer los globos.

un chico y chica pintando soldados de maderaLos estudiantes trabajaron en cooperación para mover las mesas, poner los manteles y hacer varias decoraciones. Ellos organizaron la línea para servir y sirvieron la comida a los ochenta padres e invitados que asistieron.

Las actividades de la tarde incluyeron la plática dada por un orador invitado quien describió lo que se siente criar a un hijo incapacitado de la vista. Después, los estudiantes más jóvenes se unieron a los estudiantes más grandes y a sus hermanitos para hacer artesanía de Navidad para llevar a casa.

Después que se terminó el último pie de calabaza, los estudiantes ayudaron a lavar los platos y limpiar el salón. Los estudiantes se retiraron de la fiesta satisfechos, con espíritu navideño y orgullosos de haber preparado una comida navideña para sus familias y amigos.

Spring 99 Table of Contents
Versión Español de este artículo (Spanish Version)

By Carmen Keltner, Public Awareness Coordinator, Talking Book Program

Up with the curtain! Lights the lights! The annual Texas Reading Club will explore the magical world of theatrical productions with its 1999 theme, "Open a Book, on with the Show!" Texas children, from toddlers to teens, are encouraged to read books about all aspects of theatre in the annual reading program sponsored by the Texas State Library and Archives Commission (TSLAC) and your local public library.

"This year's Texas Reading Club offers young readers all over the state the chance to learn about the exciting world of theatrical productions," said Jenifer O. Flaxbart, director of the Talking Book Program. "The Talking Book Program is here to support young readers with disabilities in getting involved with local libraries and other kids, to make this a summer of reading fun."

The Texas Reading Club helps young readers maintain their reading level over the summer break from school and encourages students to read as an important and fun summer activity. Local public libraries all over Texas will sponsor activities such as contests, story hours, demonstrations, and puppet shows centered around the theatrical theme. Participating readers set goals and keep logs of the number of books they read, or how many hours or minutes they read.

Young readers with visual disabilities can participate in their local public library's Summer Reading activities, borrowing the books they choose to read in cassette, Braille and large-print formats from TSLAC's Talking Book Program. Contact a children's librarian at the local public library to enroll your student in the Texas Reading Club and ask for a reading log. Let the librarian know about any accommodations your young reader may need to participate in activities at the library, and explain that your child will be provided with books in alternative media in order to participate.

If your young reader is already using the Talking Book Program, you can begin making plans to borrow books. Usually, libraries participating in the Texas Reading Club will count any books (they don't have to be library books) on any topic as entries in your young reader's Reading Club log. The Talking Book Program's Reader Consultants can help kids find Talking Books or books in other formats to read as part of their Texas Reading Club activities.

Young readers not currently set up with Talking Books may obtain an application form from teachers or local librarians. (Librarians and teachers may certify applications for Texans with visual and physical disabilities; a medical doctor or doctor of osteopathy must sign applications for people with learning disabilities.) Or you can contact the Talking Book Program directly to request an application form by calling (800) 252-9605 or by sending an e-mail to .  

For further information about the Talking Book Program and the Texas Reading Club, please contact a Reader Consultant at (800) 252-9605 (toll-free from anywhere in Texas) or (512) 463-5458; or send an e-mail to . (The phone lines are often busy, so be sure to leave a message if you call after business hours or on weekends.)

Spring 99 Table of Contents
Versión Español de este artículo (Spanish Version)

By Tina Herzberg, VI Specialist, Region 12 Education Service Center, Waco, Texas
& Mary Ann Riggs, Vision Teacher - Consortium of the Visually Impaired

Education Service Center Region 12 and the Texas Department of Assistive and Rehabilitative Services (formerly known as Texas Commision for the Blind) , Waco Regional Office, sponsor Camp Teen Challenge, a summer camp for teens with visual impairments who have completed the 6th grade through the l2th grade. Camp Teen Challenge turned into a sports camp when the Austin Blackhawks, the World Cup Champion beep baseball team, visited last summer.

The Austin Blackhawks explained the game to the campers and then demonstrated how beep baseball is played. After a couple of innings, the Blackhawks asked for volunteers to try playing the game. Every camper chose to participate. They were able to play the different positions, such as outfielder, batter, pitcher, and catcher. They enjoyed the game and wanted to continue until well after dark.

As the campers played, members of the Blackhawks gave them tips on how to play each position. The campers also asked the Blackhawks questions about life as an adult with a visual impairment: "How did you like going to Taiwan?" "Do you live with your parents?" "How much do you practice beep baseball?" "Wow, you live in an apartment by yourself." "How do you take care of your guide dog?" "What do you do on the weekends?" "Do you have a job?" "How do you get to work?"

Beep baseball originated in the early 1970s when Telephone Pioneers of America volunteers wanted both the sighted and non-sighted to be able to play our national pastime _ baseball. They perfected the idea of putting a sound-emitting device inside a softball and established some basic playing rules. Thus, beep baseball was born. In the mid 1970s, John Ross modified the original game to make beep baseball more like the game of baseball. Today, the balls and bases are still made by Telephone Pioneer volunteers, an organization of 800,000 communications industry employees and retirees.

Like baseball, the game consists of innings with three outs per side. There are only six players for each team _ all blind or visually impaired. To keep it fair, all players wear blindfolds. Batters are allowed four swings. Fielders don't wear gloves. There are only two bases, first and third. The bases are four foot padded cylinders with speakers that are placed a hundred feet down their respective baselines.

Each team has its own sighted pitcher and catcher. The catcher creates a target for the pitcher to throw toward. Before each pitch, the pitcher says "Ready" to let everyone know he/she is about to throw the ball. As the pitcher releases the ball, he/she says either "Pitch" or "Ball". The batter knows to wait a split second before swinging. When the batter hits the ball, a base operator (a volunteer behind the catcher) activates one of the bases and the batter must identify which base to run toward. In order to score, he/she must reach the base before the ball is fielded.

In the field, a sighted spotter calls out the player numbers (one _ first baseman, two _ right fielder, three _ middle fielder, four _ left fielder, five _ third baseman, and six _ back fielder) to indicate where the ball landed. The player must head toward the ball, locate it, and establish control of the ball. In order to get an out, the player must field the ball before the batter gets to the base.

For some of the campers, playing beep baseball was their first experience with organized sports. The Blackhawks also gave the campers ideas about what their futures hold, and convinceded them that they CAN play sports. The campers were excited to discover that there are several beep baseball teams across Texas including Houston, Tyler, Austin and Dallas-Ft. Worth. Everyone found the game to be a lot of fun and would like to have a team someday in the Waco/ESC Region 12 area. If you would like more information about beep baseball, please contact Jeannette Bigger, secretary of the National Beep Baseball Association, at either (785) 234-2156 or . Wanna play?

Spring 99 Table of Contents
Versión Español de este artículo (Spanish Version)

By Tamee Argo and Doylene Land, Texas Department of Assistive and Rehabilitative Services (formerly known as Texas Commision for the Blind) , Odessa, Texas
and Lu Cleere, VI Consultant, Region 18 Education Service Center, Midland, Texas

The fourth annual Christmas Party for students in Region 18 and Texas Department of Assistive and Rehabilitative Services (formerly known as Texas Commision for the Blind) consumers took place December 7, 1998. This party was somewhat different from typical parties because the students were responsible for preparing the evening meal for their parents and other guests. The students were allowed to participate in this activity as a school function instead of going to their afternoon classes. They received instruction in cooking skills, appropriate social interaction, and making decorations.

Student and teacher opening pie filing.Students, teachers of the visually impaired and cooking instructors arrived in the early afternoon. They began by reading the large print and braille recipes, organizing the ingredients, obtaining the right utensils, and putting on their aprons. The boys received cooking instructions and baked twelve pies, three cakes, and dozens of cookies. The girls learned how to prepare fresh tossed salad, spaghetti sauce with meatballs, vegetables, and French bread.

While cakes and pies baked and spaghetti sauce simmered, the students sang Christmas carols, visited with each other, and played games. A bubble gum blowing contest proved to be a sticky situation with bubbles going all over the students' glasses and cheeks. A student who was blind received a hands-on demonstration from another student with low vision about just how large the bubbles were. He would place his hands around the other student's mouth according to the size of the blown bubbles.

The students worked cooperatively moving tables, covering the tables with cloths, and making various decorations. They set up the serving line and served food to the eighty parents and guests in attendance that evening.

 

Boy and girl painting wooden soldiers.The evening's activities included a guest speaker describing her feelings about raising her own child who is visually impaired. Later the younger students joined the older students and siblings in making Christmas arts and crafts to take home.

After the last pumpkin pie was eaten, the students assisted with cleaning the dishes and the building. The students left the party that evening with a holiday spirit, satisfied and proud that they prepared a successful holiday meal for their families and friends.

Invierno 1999 Tabula de Contenido
English version of this article (Versión Inglesa)

Por: Ron Lucey, coordinador de recursos para el consumidor TCB

Con el reciente recuerdo de los días festivos todavía en la mente, puede ser que le sea difícil sentirse motivado a hacer planes para el campamento de verano de su hijo. Sin embargo, antes de que caigan las últimas hojas de los nogales en Texas, muchos de los campamentos de verano ya habrán comenzado a finalizar sus calendarios para los campamentos del verano de 1999, y habrán comenzado a prepararse para poder enviar las solicitudes a principios de abril. Es importante estar consciente, que para no tener problemas de última hora para encontrar lugar para su hijo, usted debe enviar su solicitud antes de la fecha en que se cierran las inscripciones. Algunos campamentos no ponen fecha de cierre de inscripción en sus formas de solicitud; pero sus lugares se llenan rápidamente y registran a los estudiantes de acuerdo a la fecha en que reciben su solicitud.

Los campamentos residenciales de verano ofrecen a su hijo una buena oportunidad para aprender y practicar nuevas habilidades, desarrollar independencia y una mejor confianza en sí mismo, conocer a otros niños que tienen intereses semejantes, y lo que es más importante, diversión. Para los niños pequeños que no están listos emocionalmente para pasar más de una semana fuera de su hogar, se recomiendan los campamentos de verano de duración corta o los programas de campamento de día.

La información y los recursos que ofrecemos en este artículo son para ayudarlo a hacer su decisión para seleccionar y solicitar la colocación de su hijo en el campamento que mejor responde a sus necesidades. El que hayamos incluido o no incluido un campamento en este artículo no debe ser considerado como un endoso de TCB para ningún campamento en particular. Cuando seleccione un campamento, usted debe visitar las instalaciones, entrevistarse con sus directores o consejeros, y hablar con los padres de niños que han asistido en años pasados a ese campamento. Cada campamento tiene sus propios atributos y ninguno en particular reúne todos los atributos para todos los niños. Una de las cosas más importantes que usted debe tomar en consideración es que el campamento sea uno que corresponda a las necesidades de su hijo. El investigar cuidadosamente le permitirá hacer la mejor decisión para seleccionar el mejor campamento.

RECURSOS EN EL INTERNET

En las páginas de la red y por medio de los motores buscadores puede encontrar más campamentos que los listamos aquí. Los siguientes sitios en la red ofrecen directorios nacionales de campamentos de verano para niños incapacitados, campamentos de inclusión y campamentos que ofrecen actividades para lo que le interese a su hijo. La mayoría de las páginas en la red permiten la búsqueda de campamentos por categorías, por estado y área geográfica, tipo de incapacidad, afiliación religiosa o intereses recreacionales específicos. El Internet es una buena manera para encontrar lo que prefiere; como quiera recomendamos que visite las instalaciones y al personal del campamento.

American Camp Association < http://.aca-camps.org/search.html > Esta página de la Red lista campamentos acreditados a lo largo de Estados Unidos, los cuales están obligados a llenar 350 requisitos de salud, seguridad educacionales y recreacionales.

Kids Camps < http://kidscamps.com > "El directorio más amplio de campamentos y experiencias de verano" con motor buscador de listas por categoría de campamentos que proveen servicios a los niños incapacitados.

CampPage Guide to Summer Camps < http://www.camppage.com > CampPage es una fuente de información de campamentos residenciales para el verano en los Estados Unidos y Canadá. Su enfoque son los campamentos tradicionales de verano con programas generales, en lugar de programas especializados o de deportes. Esta página describe brevemente a cada campamento y ofrece información para pedir datos más detallados.

Camp Channel < http://campchannel.com > "Guía para el campamento que más llena sus necesidades, este motor buscador también ofrece un directorio de campamentos, un centro para comprar desde el hogar todo lo que necesita para el campamento y mucho, mucho más"

RECURSOS PARA LOS CAMPAMENTOS DE VERANO Y ACTIVIDADES DE RECREACION LOCALES

Además de los bien conocidos y más establecidos campamentos residenciales de verano en Texas, también existen muchos campamentos de sesión simple patrocinados por las agencias locales y organizaciones de la comunidad. Entre otros campamentos locales se encuentran los campamentos de un día y muchas actividades recreacionales auspiciadas por el Departamento de Parques y Recreación. Algunos de estos programas planean programas especiales para niños incapacitados, mientras que otros programas tratan de incluir a los niños incapacitados en sus programas regulares. Estos campamentos de verano y programas recreacionales son demasiado numerosos para listarlos en este artículo. Usted puede obtener información por medio de muchas maneras: su distrito escolar local, la maestra de la vista, el Centro de Servicios Educacionales, la trabajadora social de la Comisión de Ciegos de Texas o el consejero de transición, y del Departamento de Parques y Recreación de su localidad. Randy Reille del Departamento Sordociegos de TCB puede darle información sobre los campamentos en el estado para los niños sordociegos. Llame al (800) 252-5204 para ponerse en contacto con una trabajadora social o consejero de transición más cercano a su hogar.

Winter 99 Table of Contents
Versión Español de este artículo (Spanish Version)

By Ron Lucey, TCB Consumer Resources Coordinator

With recent memories of the holidays still looming, it may be difficult to get motivated to plan for your child's summer camp experience. However, before the last leaves have fallen from Texas pecan trees, most summer camps have already finalized the 1999 summer camp schedule and are preparing to mail their camp applications in early spring. It is important to be aware of the deadlines for most popular summer camps in order to avoid a last minute scramble for camp placements. Some camps may not advertise their application deadline but their summer camp sessions quickly fill up on a first come first served basis.

Residential summer camp programs offer your child a good opportunity to practice and learn new skills, develop a greater sense of confidence and independence, meet peers with similar interests, make new friends and, most importantly, have fun. Shorter camp sessions or day-camp programs may be recommended for younger campers who may not be emotionally prepared to spend more than a week away from home.

The information and resources provided in this summer camp article are intended to help you more easily make decisions in selecting and applying for the best summer camp placement to meet your child's needs. The inclusion or exclusion of a camp in this article should not be considered an endorsement by TCB of any particular camp. When selecting a camp, parents should visit the facility, meet the camp director or counselors, and talk to parents whose children have attended the camp in past years. Each camp has its own special attributes and no single camp is the "best" for every child. Trying to match the needs of your child with a camp that will meet those needs should be a leading consideration. Careful research will ultimately result in an informed decision to find the camp that is the "best" for your child.

Internet Resources

Many more camps than are listed here can be searched for on the Internet through camp web pages and search engines. These web pages include nationwide directories of summer camps that serve children with disabilities, inclusion camps, and camps that meet your child's specific interests. Most of the web pages allow camp searches by several categories including a specific state or geographic area, type of disability, religious affiliation, or recreational interests. These Internet tools are a good resource for narrowing your camp selection, although visiting the camp facility and meeting with camp staff is highly encouraged.

American Camping Association < http://www.aca-camps.org/search.html/ > This web page lists accredited camps throughout the United States that are required to meet 350 criteria for health, safety, and educational and recreational standards.

Kids Camps < http://www.kidscamps.com > "The Internet's most comprehensive directory of camps and summer experiences" has a search engine with category listings of camps that serve children with disabilities.

CampPage Guide to Summer Camps < http://www.camppage.com > CampPage is a resource for information relating to residential summer camps in the United States and Canada. Their focus is on traditional summer camps with general programs rather than specialty camps or sports camps. This web page lists a brief description of each camp with contact information for obtaining more detailed information.

Camp Channel < http://campchannel.com > "Guiding you to the summer camp that's right for you, this automated search engine also provides a directory of camps, a home shopping center for all your camp needs, and much more."

Resources for Local Summer Day Camp and Recreation Activities

In addition to the well-known and more established residential camps throughout Texas, there are many single-session summer camps sponsored by local agencies and community organizations. Other local camp opportunities include day-camp programs and recreational activities sponsored by a city's Parks and Recreation Department. Some of these programs plan for the special needs of children with disabilities while other programs seek to include children with disabilities into mainstream day-camps and recreational activities. These summer camp and recreational programs are too numerous to list in this article. Information on regional camps, local day-camps and recreational activities may be obtained through several sources. These include your local school district, your child's vision teacher, regional Education Service Center, Texas Department of Assistive and Rehabilitative Services (formerly known as Texas Commision for the Blind) children's caseworker and transition counselor, and your city's Parks and Recreation Department. Statewide information on deafblind camp opportunities may be obtained by calling Randy Feille with the TCB Deaf-Blind Department. Information for contacting your nearest TCB children's caseworker or transition counselor or TCB's Deaf-Blind Department may be obtained by calling (800) 252-5204.