Main content

Alert message

Date Tabula de Contenido
English version of this article (Versión Inglesa)

Nota de los Editores: El Dr. Phil Hatlen se jubila después de haber prestado 17 años de servicio como Superintendente de la Escuela para Ciegos e Impedidos Visuales de Texas. Quienes, durante este tiempo, trabajamos junto a él agradeceremos eternamente su liderazgo y la inspiración que nos brindó. Nos unimos a todos los que de alguna forma están preocupados de las personas que presentan algún impedimento visual en Texas y en todo el mundo para desearle a Phil lo mejor tanto en su futuro profesional como en sus desafíos personales. Ésta será la última de sus acostumbradas columnas quincenales que anhelábamos encontrar en esta publicación y en su versión anterior, SEE/HEAR.

Bill Daugherty, Superintendente de la Escuela para Ciegos de Kansas durante 15 años, ha sido nombrado el nuevo Superintendente de la TSBVI. Démosle juntos la bienvenida de regreso a Texas a Bill en esta nueva función. Todos esperamos que continúe el éxito de la Escuela para Ciegos e Impedidos Visuales de Texas en cuanto a la entrega de servicios de calidad para el beneficio de los niños y sus familias en todo Texas y fuera de ésta.

Mi transición

Por Phil Hatlen, Superintendente, Escuela para Ciegos e Impedidos Visuales de Texas.

Resumen: El Dr. Phil Hatlen escribe su última columna antes de jubilarse como Superintendente de la Escuela para Ciegos e Impedidos Visuales de Texas.

Palabras Claves: Novedades y Perspectivas, Superintendente, jubilación, despedida

Soy originario de California, y nunca he vivido en ningún otro lugar. Pero la idea de trabajar en esta Escuela fue tan atractiva que mi familia y yo nos trasladamos desde San Francisco a Austin durante el verano de 1990, y comenzó una nueva y fabulosa aventura. He estado dedicado a la docencia de los estudiantes ciegos y con impedimentos visuales durante toda mi vida como adulto, no obstante ello, hasta mi llegada a Austin, nunca había ocupado el cargo de Superintendente de una escuela para ciegos, cargo que realmente aspiraba alcanzar antes de jubilarme.

No puedo comenzar a describir los siguientes 17 años de mi vida. He conocido a niños hermosos y cariñosos. He tenido contacto con padres maravillosos. E inmediatamente llegado a Austin, me di cuenta de que el personal de la TSBVI era (y sigue siendo) excepcional en cuanto a su dedicación, compromiso, y entusiasmo. En todo el estado, existen profesionales que son extraordinarios y apasionados en cuanto a la educación para personas con impedimentos visuales. Con todos ustedes, he compartido una actividad que ha sido la más importante de mi vida profesional.

Durante este tiempo, adquirí mucha experiencia, incluyendo que:

  1. Tuve mucho que aprender sobre administración de personal.
  2. Tuve mucho que aprender sobre gestión financiera.
  3. Aprendí mucho sobre cómo trabajar con el Cuerpo Legislativo del Estado.
  4. Aprendí a darle libertad a los empleados con creatividad, imaginación y energía.
  5. Aprendí sobre cuánto más saben los padres acerca de sus niños de lo que nosotros podríamos llegar a saber.
  6. Aprendí que demasiadas ideas a la vez tienden a confundir y a desalentar al personal.
  7. Aprendí que soy relativamente eficiente en asuntos generales pero que necesito ayuda en los detalles.
  8. Comprobé que existen muchas personas dentro del personal de la TSBVI que son más inteligentes y más creativas que yo.
  9. Aprendí que todos  enfermeras, funcionarios del servicio de alimentos, docentes, funcionarios del área de mantenimiento, instructores residentes, administradores, etc.- quienes trabajan en la TSBVI están dedicados a satisfacer las necesidades de los estudiantes.
  10. Aprendí que el Superintendente establece el ambiente para toda la escuela.

¡Qué período más maravilloso ha sido éste!

El 17 de agosto del 2007, me jubilaré de la TSBVI. Muchos factores influyeron en esta decisión, y, evidentemente, no fue fácil hacerlo. El hecho de retirarme de la TSBVI, no significa que vaya a abandonar mi profesión. Tengo en mente varios proyectos dentro de la nación que me mantendrán ocupados por muchos más años. Sin embargo, también pretendo viajar más, leer más, y dormir hasta tarde más a menudo.

Gracias a todos ustedes por la riqueza que han aportado a mi vida durante los últimos 17 años. La siguiente cita de Helen Keller me representa tanto a mí como a ella:

Cuando invoco
el valor de la amistad
que se me ha otorgado, me olvido de todos los reparos en contra de la vida
Si muchas cosas me han sido negadas,
muchas, pero muchas se me
han otorgado.
Mientras viva en mi corazón
la memoria de algunos amigos queridos
debo decir que la vida es buena.