Main content

Alert message

Spring 2019

Otoño/Invierno 2015 - Prácticas efectivas

Por Charlotte Cushman, gerente de Paths to Literacy 

Abstracto:

sugerencias para iniciar la lectura y el amor a los cuentos a niños con discapacidad visual o sordoceguera, que todavía no pueden leer

Palabras Clave:

alfabetización temprana, lectura en voz alta, cajas de cuentos.

 

Una de las primeras y más importantes cosas que debe recordar al presentar libros y experiencias de alfabetización a su hijo(a) pequeño con una discapacidad visual, es que primero que nada es un niño(a). A pesar de que hay algunos consejos y técnicas que harán que la lectura tenga más significado y sea más placentera para los niños ciegos o con discapacidad visual, muchos de los mismos principios aplican a TODOS los niños. El compartir un tiempo tranquilo con un miembro de la familia, maestro u otra persona especial disfrutando cuentos que son divertidos o interesantes, es algo que nos gusta a todos, sin importar nuestra edad o la cantidad de visión que tengamos.

1. Comparta el amor a la lectura leyendo en voz alta con su hijo(a) todos los días.

Es importante apartar tiempo cada día para leer con su hijo(a). Esto no significa que tiene que leer el libro completo, o que tiene que obligar a su hijo(a) a que escuche cada página. Esto significa enseñarle a su hijo(a) que los libros son algo especial, algo para disfrutar y que pueden hacer que la vida sea más divertida e interesante.

2. Elija horas y lugares que sean tranquilos, cómodos y sin distracciones.

A menudo la vida es tan ocupada que puede ser caótica, especialmente al lidiar con horarios y con otros niños. Apague el teléfono celular y la televisión, siéntese cerca de su hijo(a) y enfóquese en que ambos exploren juntos los libros y materiales de alfabetización. Asegúrese de que su hijo(a) esté cómodo, con una posición apropiada, para que se pueda enfocar en usted y en la historia, en lugar de estar tratando de acomodarse. El simple hecho de compartir un tiempo de atención juntos, ayudará a crear una rutina que sea especial y disfrutable para usted y para su hijo(a).

3. Elija libros que se relacionen a la propia experiencia de su hijo(a)

Muchos niños que son ciegos o que tienen discapacidades visuales, tienen una experiencia limitada con el mundo y si tienen discapacidades adicionales, o son sordos y ciegos, esta limitación es aún mayor. Los libros sobre cohetes o monstruos van a tener un significado limitado para los niños que no conocen estos conceptos, y es mejor empezar con libros simples que se relacionen a la propia experiencia del niño. Uno de los favoritos que los niños pueden disfrutar desde pequeños es “El conejito quiere ir a la cama” (“Little Rabbit's Bedtime”). Este libro incluye rutinas comunes, tales como bañarse y cepillarse los dientes, y objetos reales que pueden mostrarse a los niños al leer el libro (por ejemplo, un cepillo de dientes real y una toallita de baño).

Para niños mayores o con discapacidades múltiples el “Almuerzo Crunch” (“Lunch Crunch”) ofrece una historia sencilla en la que pueden usarse zanahorias reales, galletas saladas, etc., para acompañar la historia.

4. Utilice objetos para apoyar el cuento, en lugar de ilustraciones.

Igual que con los ejemplos anteriores, pueden usarse objetos reales para ilustrar y extender la historia. Estos pueden ayudar a los niños a identificar los objetos mencionados en la historia (por ejemplo, un par de zapatos) o motivarlos a hacer algo (por ejemplo, cepillarse el cabello). Las cajas de cuentos son colecciones de objetos de un libro determinado que se guardan junto con el libro de una forma conveniente. Hay muchos ejemplos de las cajas de cuentos en Paths to Literacy.

5. Agregue texturas y colores brillantes para llamar la atención a las partes importantes en la página.

El tipo de adaptación usada dependerá de cada niño y de la capacidad de visión que tenga así como el tipo de problemas de visión que padezca. La CVI o Discapacidad Visual Cortical, por ejemplo, a menudo requiere de diferentes tipos de adaptaciones. En general, las texturas y los colores brillantes pueden usarse para llamar la atención del menor a ciertas partes de la página o para lograr que el significado sea más claro.

6. Utilice lenguaje interactivo para lograr que la historia sea más interesante y significativa.

Los cuentos pueden ser una maravillosa manera de ayudar a los niños a establecer una conexión con sus propias experiencias. Por ejemplo, “en este libro, José fue al supermercado. ¿Recuerdas el supermercado al que fuimos ayer?”

7. Ofrezca libros en braille y/o con letras grandes.

Pueden crearse etiquetas o páginas en braille que se pueden agregar a las páginas de los libros. También hay muchas fuentes de libros en braille, algunos de ellos son gratis. Trabaje con el maestro para estudiantes con discapacidades visuales (TVI, por sus siglas en inglés) de su hijo(a) para identificar fuentes de libros o para encontrar ayuda para crear libros en braille. ¡Uno de los padres tuvo la idea de organizar una fiesta para hacer libros!

8. Motive al niño a que esté activamente involucrado en el manejo del libro.

Invite al niño(a) a:

  • Encontrar la carátula
  • Abrir el libro
  • Cambiar las páginas
  • Encontrar la parte superior de la página.

9. Cree libros táctiles con el niño(a), en base a sus experiencias.

Los libros de experiencia son creados coleccionando objetos reales asociados con una experiencia en particular para formar el libro. Cuando sea posible involucre al niño(a) en la recolección de materiales y en la creación de un libro con los mismos. Por ejemplo, cuando salgan a comer, pueden pedir un popote (pajilla o pitillo) extra y traerlo a casa y pegarlo en el libro describiendo la experiencia.

10. Guarde los libros y otros materiales de alfabetización en lugares que sean accesibles y que el niño(a) pueda encontrar fácilmente.

Designe un estante o gabinete que su hijo(a) pueda localizar y alcanzar. Etiquételo con braille o con señales táctiles o con una imagen, para indicar que ese es el lugar en el que se guardan los libros. Motive a su hijo(a) a encontrar el estante y a que elija qué libro quiere ver. Pida a su hijo(a) que regrese los libros a su estante luego de la lectura, de esa forma aprenderá en dónde se guardan las cosas y tomará un rol más activo al seleccionar los libros y al hacer que la lectura sea una elección activa en su vida.                                                                                   

Y sobre todo, ¡disfruten!

Recursos

Para más información sobre la alfabetización de niños pequeños que son ciegos o tienen incapacidades visuales, por favor consulte la página: http://www.pathstoliteracy.org/blog/10-tips-introduce-reading-young-child-who-blind-or-visually-impaired

Le invitamos a que se registre en Paths to Literacy, que es una colaboración entre la Escuela Perkins para Ciegos y la Escuela de Texas para Ciegos y Discapacitados Visuales. Para registrarse en este sitio gratuito, visite http://www.pathstoliteracy.org/user/register. Recibirá una notificación semanal por email de las publicaciones en el blog y sobre varios temas relacionados con la alfabetización y con los niños con discapacidad visual.

Paths to Literacy también está presente en varias plataformas de redes sociales. Visite los siguientes enlaces:

https://www.facebook.com/ptliteracy

https://twitter.com/PathstoLiteracy

https://www.pinterest.com/pathstoliteracy