Main content

Alert message

senseabilities masthead

Una publicación sobre discapacidades visuales, y sordera y ceguera, para familias y profesionales.

Otoño/Invierno 2015 - Sabiduría familiar

Daniel Houston, editor, Kye R. Lee, fotógrafo, The Dallas Morning News

Reproducido con la autorización de The Dallas Morning News, originalmente publicado el 20 de febrero de 2015

Abstracto:

el autor comparte la experiencia de un estudiante en el NASA Space Camp para estudiantes con discapacidades visuales. 

Palabras Clave:

sabiduría familiar, discapacidad visual, plan de estudios extendido, campamento, desarrollo vocacional, liderazgo, conexiones con compañeros.

 

Para la mayoría de los niños, el NASA Space Camp es una experiencia inolvidable. Abulusine Kamara tenía miedo de no poder recordar mucho de esta experiencia. El estudiante de 7.º grado de la escuela Liberty Junior High, y mejor conocido como “Lee”, tiene una discapacidad visual. Lee dice que cuando está nervioso o asustado, le cuesta trabajo recordar suficientes detalles como para formar recuerdos duraderos. Y estaba nervioso en septiembre cuando asistió al Space Camp para Personas Interesadas con Discapacidades Visuales (SCIVIS, por sus siglas en inglés), y estaba rodeado de extraños a los cuales casi no podía ver, en Huntsville, Alabama. Pero Lee dice que fue posible calmar sus nervios con un ejercicio diario.

“Solamente pensaba en lo que íbamos a hacer el siguiente día”, dice. “Me ayudó a no tener miedo a los chicos que estaban abajo, eran muchos. Estaba tratando de no estar tan nervioso acerca de lo que íbamos a hacer y estaba tratando de no estar tan agobiado, que no pudiera recordar el tiempo en el que estuve ahí”.

Al recordar el Space Camp, Lee pasa por una lista en su mente de los detalles que le ayudan a reconstruir la experiencia. Cuando se le pregunta qué es lo primero que recuerda del campamento, empieza por el principio: bajarse de su primer vuelo de avión sin sus padres, recoger su equipaje en la banda, y dirigirse a la orientación.

A través de estos detalles, Lee puede reflexionar sobre los retos para balancear las actividades en el campamento, mantenerse al corriente con el trabajo de la escuela, hacer amigos y sobreponerse al miedo inicial.

Lee KamaraMary Ann Siller, una maestra del Distrito Escolar Independiente de Richardson para estudiantes con discapacidades visuales, dice que la experiencia de primera mano como la que ofrece este campamento puede ayudar a los estudiantes a avanzar en el proceso de aprendizaje. Siller dice que ha observado un progreso similar en Lee desde que asistió al campamento. “El impacto de la pérdida de visión puede ser realmente profundo [en el aprendizaje]”, señala Siller. “Distorsiona las imágenes que el niño tiene del mundo y sus percepciones”.

Una de las misiones del campamento, según recuerda Lee, es construir un objeto en forma de cubo en un ambiente subacuático. Dando crédito al trabajo en equipo, Lee dice que él y un grupo de otros niños con discapacidades visuales lograron completar la misión exitosamente. “Fue un gran logro”, indicó Lee. “Nos sentimos orgullosos, por lo que hicimos y por el equipo que teníamos”.

(Foto de Lee Kamara)

En otro momento clave, Lee indico que sirvió como comandante de una misión simulada de aterrizaje. Tuvo que aprender los comandos y los botones que tenía que oprimir, y a comunicarse paso a paso con su tripulación. Con un salto, el simulador informó a la tripulación que la aeronave había aterrizado exitosamente.

A pesar de que el número varía, alrededor de 20 chicos de Texas asisten cada año al campamento SCIVIS, indicó Jim Allan, coordinador de accesibilidad para la Escuela de Texas para Ciegos y Discapacitados Visuales en Austin. Allan indició que la experiencia puede realmente ayudar a la confianza en los niños que están acostumbrados a ser tratados según sus limitaciones.

“Eso es lo que hace que el Space Camp sea tan bueno, porque no hay límites”, indica Allan. “Puedes volar en el transbordador. Y no hay nadie que te diga: ‘no puedes hacer esto, no puedes hacer lo otro’...  realmente tiene un efecto”.

La camaradería que se establece en las misiones, continúa en el tiempo libre de los campistas, indica Lee.

“Al principio no sabía quiénes eran, así que me dijeron sus nombres y yo les dije mi nombre”, señala. “Luego hablamos de lo que nos gusta hacer. Tenemos algunas cosas en común, así que pude conocerlos por un tiempo corto”.

Lee Kamara con una lupa de videoEste es un proceso importante para los niños, indicó Siller, y es especialmente importante para niños con un obstáculo como la ceguera o una discapacidad visual. “Contar con un grupo con el que puedan hacer conexiones, es fundamental para cualquier grupo de jóvenes”, dice Siller. “Él se encontró con niños con discapacidades visuales y con un grupo de compañeros con los que podían establecer amistad fácilmente”.

Este tipo de conexiones son poco comunes para los estudiantes con discapacidades visuales, que a menudo son los únicos enfrentando esta discapacidad en sus salones de clases o en sus casas. “Estamos acostumbrados a ver personas que son como nosotros, sin importar en que forma están”, dice Allan. “Pero... la población de personas ciegas no es tan grande, por lo tanto es posible que nunca se hayan topado con un chico que es ciego”. 

(Foto: Lee Kamara, utilizando una lupa de video para leer un libro de texto.)

Para ayudar a pagar por el campamento, Siller ayudó a Lee a solicitar una beca de la Northrop Grumman Corporation, que ofrece becas para el Space Camp para estudiantes con discapacidades visuales en el área de Dallas y otras áreas selectas del país.

Lee está inscrito en clases regulares en Liberty Junior High. Él utiliza un dispositivo de aumento telescópico para ayudar a su visión y poder ver lo que está en el pizarrón. Siller también lo ayuda regularmente.

Su principal actividad extracurricular es tocar la trompeta con la banda de la escuela. Dice que su pasatiempo favorito es jugar afuera con su hermano después de la escuela. A pesar de que Lee todavía no ha decidido la carrera que quiere seguir en el futuro, ha expresado un serio interés en ser arquitecto de dispositivos que ayuden a mejorar la vida de las personas, posiblemente en el campo de la salud u otro campo.

Sin importar la dirección que quiera tomar para el futuro, Lee señala que su experiencia en Space Camp le ha ayudado a seguir adelante. “Me ayudó sobre todo con la tarea de la escuela y con lo que voy a hacer con mi futuro, si quiero hacer cosas por mí mismo”, indica Lee. 

Nota del editor: para más información sobre el SCIVIS Space Camp, incluyendo las fotos de 2015 y las fechas y precios para los campamentos de 2016, visite el siguiente enlace:

http://www.tsbvi.edu/space/