Main content

Alert message

Invierno 2000 Tabula de Contenido
English version of this article (Versión Inglesa)

Por: Jean Robinson, Especialista en Apoyo a Familias, Servicios VI de TSBVI

Una de las cosas que más disfruto en la vida es trabajar con los papás, por eso, algunas veces siento desconcierto cuando me piden que hable ante maestros y profesionales sobre el tema de "cómo trabajar con los padres" A través de los años he recolectado un montón de sugerencias y técnicas provenientes de una gran diversa variedad de fuentes de recursos, las más prácticas e iluminadoras son esas que he aprendido de los padres. He descubierto que en las interacciones de los padres y profesionales la actitud dice más que las palabras. Lo que somos, lo que asumimos, nuestros valores y nuestras experiencias forman parte de nuestro mensaje, queramos o no. Recientemente descubrí un artículo escrito por el Dr. Leo Buscaglia en la revista Los Incapacitados y sus Padres: Incitación al Consejo, que fue publicado por Charles B Slack, Inc. en 1975. El fallecido Dr. Leo Buscaglia, reconocido autor, trabajó en el campo de educación especial por más de cuarenta años y escribió este artículo hace como 20. Yo creo que todavía es válido en la época actual.

LOS DERECHOS BASICOS DE LA FAMILIA DE ACUERDO AL DR. BUSCAGLIA

Entre los derechos básicos de las familias de niños con necesidades especiales, para comenzar, podríamos incluir los siguientes:

  • El derecho a información médica veraz sobre el estado físico y mental de su hijo.
  • El derecho a algún tipo de reevaluación periódica para su hijo, a intervalos fijos y periódicos, y a una explicación completa y lúcida de los resultados.
  • El derecho a alguna información útil, relevante y específica respecto al papel que ellos tienen para responder a las necesidades médicas y emocionales de su hijo.
  • El derecho a algún conocimiento sobre las oportunidades educacionales para los niños como el de ellos, y lo que se necesitará para que sea admitido a ingresar en escuelas más formales.
  • El derecho a saber qué clase de recursos existen en la comunidad para ayudar a las familias intelectual, emocional y económicamente.
  • El derecho a saber qué servicios de rehabilitación existen en la comunidad y los recursos que están disponibles por medio de los mismos.
  • El derecho a la esperanza, apoyo y consideración humana en su jornada para criar a un hijo con necesidades especiales.
  • El derecho a la esperanza que su hijo alcanzará su potencial, en lugar de constantemente estar concentrados en las imperfecciones.
  • El derecho a material adecuado de lectura que los ayude a adquirir tanta información como sea posible.
  • El derecho a relacionarse con otros padres que tienen hijos incapacitados.
  • El derecho a superarse, mejorarse y desarrollarse como individuos, independientemente de sus hijos.