Main content

Alert message

English version of this article (Versión Inglesa)

doctor-childUn niño con pérdida de audición depende en alto grado de su visión para poder compensar lo que no puede oír. Puede leer los labios o el lenguaje corporal o facial, el lenguaje por signos, claves del habla, impresiones e ilustraciones. Depende de su visión para percibir un auto acercándose que no puede escuchar, depende de las alarmas luminosas en lugar de la típica alarma de bomberos, entre tantas otras situaciones. Gran parte de la enseñanza está adaptada para que pueda utilizar el canal visual para poder aprender o para que le sea posible utilizar su audición residual. En otras palabras, ¡una buena visión es muy importante para un niño con pérdida auditiva!

Cualquier persona, incluso niños con pérdida auditiva, puede experimentar problemas con su visión a cualquier edad. Como padre o docente, usted es, probablemente, la persona que más notará algunos de los signos sutiles que evidencian que el niño está atravesando por un problema de visión. Debemos estar alertas de diferentes aspectos que se relacionan con problemas visuales. Éstos son algunos de ellos:

PROBLEMAS PARA VER DE NOCHE

  • No puede ver cuando entra a un lugar cerrado después de haber estado expuesto a la luz solar intensa durante un período más extenso que lo normal.
  • Se tropieza con cosas cuando la luz cambia de intensidad o se vuelve más oscuro.
  • Permanece cerca de la luz en un cuarto oscuro o por la noche.
  • Se ubica de forma tal que la luz ilumine la cara de la persona que está hablando.
  • Puede querer entrar en una sala antes de que oscurezca (por ejemplo en el cine).
  • Evita tener conversaciones en una zona oscura.
  • Puede parecer perder el equilibrio o tambalearse después de que un automóvil pasó cerca de él de noche.
  • Tiene problemas para leer con poca luz o en áreas con poca luz.

PROBLEMAS PARA VER UN CAMPO VISUAL EN SU TOTALIDAD

  • Se tambalea en las escaleras o en las esquinas.
  • Se choca con personas, mesas y sillas.
  • Puede tener accidentes o derramar cosas que se encuentran a sus costados durante las comidas
  • Se sobresalta fácilmente.
  • Parece que sus ojos estuviesen dirigidos en diferentes direcciones cuando está mirando algo.
  • Mueve la cabeza a lo largo de la página mientras lee.
  • Utiliza los dedos para marcar y seguir la lectura.
  • No puede encontrar objetos pequeños que se le cayeron.
  • No logra ver la mano de otra persona que está saludando por el costado.
  • Puede estar callado o inclinarse o hacerse a un lado cuando se encuentra en un grupo numeroso.
  • Con frecuencia pierde o no logra comprender las instrucciones grupales.

PROBLEMAS CON LA LUZ DESLUMBRANTE

  • Entrecierra los ojos y los protege de la luz deslumbrante o iluminación fluorescente.
  • Le gusta usar anteojos de sol incluso dentro de un edificio, pero especialmente cuando hay luz intensa.
  • Puede parecer torpe al salir de un edificio (al exponerse a luz intensa).

PROBLEMAS CON LOS CONTRASTES

  • Presenta dificultades al leer copias claras o fotocopias.
  • No alcanza a ver las estrellas a la noche.
  • Por lo general, cuando está sirviendo algún líquido, lo derrama.

PROBLEMAS PARA VER CON CLARIDAD

  • Sostiene los libros cerca de sus ojos o encorva la postura para leer.
  • Se sienta cerca de la pizarra.

OTROS COMPORTAMIENTOS QUE ALGUNAS VECES ESTÁN RELACIONADOS CON PROBLEMAS DE VISIÓN

  • Muestra ansiedad en lugares nuevos o desconocidos.
  • Por lo general es el último en entrar a una sala.
  • Puede presentar una conducta repetitiva o cierta rutina en algún momento en particular.
  • Es probable que no logre participar plenamente en actividades grupales que estén asociadas con nuevas situaciones en la oscuridad (por ejemplo jugar al fútbol de noche, ver películas, etc.)
  • Con frecuencia vacila al comienzo o final de las escaleras.
  • Evita caminar o correr en áreas desconocidas, especialmente ante luz intensa o zonas oscuras.
  • Parece estar constantemente escudriñando con la mirada a un grupo.
  • Mueve la cabeza, cubre o cierra un ojo para ver algo importante.
  • Sostiene material impreso en posiciones poco comunes.

ASPECTO DE LOS OJOS

  • Mueve los ojos para un lado y para otro.
  • Tiene los párpados enrojecidos o irritados.
  • Tiene las pupilas o los ojos de diferente tamaño.
  • Tiene los párpados inflamados
  • Tiene conjuntivitis.
  • Tiene el o los párpados caídos.
  • Todo aspecto que pueda indicar que los ojos no están bien.

(Davenport, 1994 y Publicación Vibrations Newsletter de Servicios para Niños con Sordoceguera de Colorado, Invierno de 2000)

Si su hijo parece estar atravesando por algunos de estos problemas, consulte al equipo educativo y/ o al médico de familia. Es recomendable llevar al niño regularmente a un optómetra u oftalmólogo matriculado para realizarle un examen de la vista. Asegúrese de llevar esta lista para poder transmitirles toda preocupación que usted pueda tener. Es muy importante asegurarse de que un niño con pérdida auditiva pueda ver, así como también, en lo posible, asegurarse de que está progresando en la escuela.

Si desea obtener nombres de optómetras u oftalmólogos matriculados que atienden a niños con discapacidades en su área, solicítele al programa de educación especial que lo ponga en contacto con un docente local a cargo de los niños con impedimentos visuales. Otros recursos donde podrá encontrar información de estos profesionales son el Centro de Servicios Educativos regional, especialista de la vista, o un especialista de niños en el Departamento de Rehabilitación y Servicios de Asistencia - División de Servicios para Ciegos de su área.