Main content

Alert message

Verano 2001 Tabula de Contenido
English version of this article (Versión Inglesa)

Por Phil Hatlen, Superintendente, Escuela Texas para Invidentes y Visualmente Impedidos

He “robado” el título de este pequeño artículo de la Fundación para Bebés Invidentes (Blind Babies Foundation) de San Francisco. Fui una vez su Director Ejecutivo y creo que ellos me perdonarán por usar el mencionado título, que, según creo, describe todo aquello que deseamos para nuestros infantes. Utilizar un título tan descriptivo hace responsable de proporcionar algún contenido que sea útil para padres y maestros. En esta ocasión, quiero hablarle de forma directa a los papás de los bebés e infantes pequeños.

¿Qué es lo que quiero decirle a los papás de los infantes invidentes y visualmente impedidos? Ante todo, deseo decirles que aquellos de nosotros que no estamos en sus zapatos únicamente tenemos una ligera idea de lo que se siente, y de lo que es, ser padre de un(a) niño(a) invidente.

  • Ame, abrace y disfrute por completo a su bebé. Quizás no sea lo que usted esperaba y deseaba, y tal vez usted todavía esté afligido(a) o esté en estado de choque, pero desde el momento de su nacimiento, el(a) bebé necesita del cuerpo de usted, de su calor y de su amor.
  • Intente fijarse en los atributos maravillosos de su bebé. Es fácil y natural centrarse en la discapacidad, pero su gozo de ser padre o madre realmente comenzará a crecer cuando usted empiece a descubrir todas las cosas maravillosas que su hijo(a) posee.
  • Busque ayuda profesional tan pronto como sea posible después del diagnóstico. Los pediatras, oftalmólogos, trabajadores sociales y médicos generales son aliados invaluables en la infancia temprana, pero la única persona que usted en verdad necesita, es un experto con experiencia en los efectos que tienen los impedimentos visuales en el desarrollo y en el crecimiento tempranos.
  • Mantenga contacto físico cercano con su bebé invidente. Por ejemplo, una bolsa frontal para cargarlo puede ser mucho mejor que una carreola o un carrito, debido a que los elementos circundantes quizás no le provoquen interés a su hijo(a), pero en cambio el calor de usted, su contorno, así como el movimiento de su cuerpo, si que le interesarán.
  • Conserve las mismas expectativas de desarrollo de su bebé que las que tendría con cualquier niño(a), pero recuerde que su intervención directa en su desarrollo, será esencial.
  • Si su bebé es invidente o tiene un impedimento visual severo, acuérdese que no ocurrirá el aprendizaje incidental que se da mediante la observación. Cuando mi hijo Lucas era bebé, lo observaba acostado sobre su pancita en nuestra sala de estar. Se jalaba a sí mismo de tal manera que levantaba la cabeza, con sus brazos extendidos, y movía su cabeza tan lejos como podía en ambas direcciones. Mientras lo miraba, me resultó claro que lo que estaba haciendo era organizar de manera visual su medio ambiente. ¿Cómo hacen esto los bebés? No es difícil pero debe enseñarse. Su “experto” en impedimentos visuales le ayudará a aprender cómo hacerlo.
  • El mundo del(a) infante invidente es de la longitu de su brazo. Es esencial y fundamental que recuerde esto conforme encuentra maneras de ayudar al desarrollo de su hijo(a). Los sonidos y olores más allá del alcance de su brazo no pueden ser identificado por el(a) niño(a) invidente, así que la expansión de su mundo depende de usted así como de los buenos consejos y sugerencias que usted reciba.
  • Para poder arrastrarse, gatear, deslizarse y caminar, debe haber alguna razón para que el niño(a) invidente se mueva. Debe haber algo más allá del alcance de su mano que quiera obtener. Este sonido u olor debe asociarse con alguna experiencia placentera pasada. Un juguete divertido que hace un sonido distintivo, la voz de mamá que está fuera de su alcance, el olor de algo rico para comer –todas ellas son experiencias que motivan a los bebés invidentes e impedidos visuales a caminar.
  • Esté preparado(a) para las diferencia de desarrollo entre su hijo(a) y su hijo(a) discapacitado(a). Algunas veces no caminan hasta que el bebé tiene entre 12 y 15 meses de edad o más. Si otras áreas de desarrollo motor parecen estar bien, no se preocupe. Su bebé simplemente está aprendiendo otras cosas y está posponiendo caminar. Platique con su experto en impedimentos visuales sobre las diferencias en los patrones de desarrollo, la manera en que podría ayudar a mejorarlos, así como si usted debe preocuparse o no al respecto.
  • Si su bebé es proclive a convertirse en un lector de braille, piense en la introducción temprana de braille como un sistema para asociar el lenguaje simbólico con objetos reales. Deseará colocar etiquetas braille en cada objeto de su casa –las paredes, el piso, la taza del lavabo, el vestidor, etc. Cuando su bebé se encuentre con puntos extraños, usted no necesitará leerle de qué se trata. Simplemente dígale que la serie de puntos representa la palabra “pared” (o lo que sea), y que la “pared” es el objeto al que está adherido la palabra. Me parece vergonzoso que algunos lectores de braille no conozcan su primera palabra hasta ingresar a la escuela formal, mientras que los infantes con sentido de la vista y los preescolares están rodeados de letras impresas desde que pueden recordarlo.
  • Los maestros de los alumnos con impedimentos visuales conocen muchas historias que pueden contar acerca de los niños impedidos visualmente que no estaban listos para aprender cuando llegaron a la escuela, debido a que carecían de experiencias reales y concretas. Estos niños pequeños carecen de aprendizaje experiencial. Lo que esto significa es que ingresaron a la escuela sin tener las experiencias básicas con el mundo real que agrega significado al aprendizaje. Su bebé y su niño(a) de preescolar necesitan experiencia directa, física con su medio ambiente para aprender de una manera significativa. La historia en el libro de lectura acerca del hermano y de la hermana en la tienda de comestibles tendrá poco o ningún significado para el(a) niño(a) que no haya experimentado la “tienda de comestibles”. Dicha experiencia tiene que suceder en una tienda de comestibles, y debe incluir información verbal así como experiencias de primera mano. Su bebé e hijo(a) de preescolar deberá tener una amplia exposición al mundo exterior, así como información para entenderlo, si es que deseamos que la escuela sea exitosa.

Bueno, podría seguir y seguir, pero creo que me detendré aquí. Los bebés son preciosos –merecen lo mejor que podamos darles. No saben lo que necesitan –los padres deben saberlo y ofrecerles las experiencias, el amor y el cuidado requeridos para un(a) niño(a) invidente o impedido(a) visualmente. Los padres no siempre saben qué hacer –necesitan un maestro para impedidos visuales competente y creativo, o bien un trabajador social de infancia temprana que sepa sobre el desarrollo y el crecimiento de los infantes pequeños para ayudarlos. Así que, como pueden ver, el equipo de padre-madre/hijo(a)/profesional, debe comenzar cuando el(a) niño(a) es todavía un(a) infante. Hay tantas experiencias de aprendizaje y de desarrollo esenciales requeridas por el(a) bebé invidente, que está sociedad debe comenzar tan pronto como sea posible después del diagnóstico.

Padres: No se tarden –encuentren a un experto en impedimentos visuales calificado y creativo ¡ya!

Maestros: No se dilaten –si no se sienten calificados para ayudar a los padres a lo largo del período críticos de crecimiento desde el momento de nacer hasta los cinco años, entonces encuentren clases y lecturas que los preparen para desempeñar este crucial papel.

Padres y maestros –diviértanse con los bebés, ¡¡y ayúdenlos a divertirse con los demás!!