Main content

Alert message

Spring/ Summer 2008 Table of Contents
Versión Español de este artículo (Spanish Version)

Compiled by Jean Robinson, Family Specialist, TSBVI Outreach

Abstract: Parents share the results of participating in a hands-on workshop with their children who have visual and multiple impairments. Participants learned new ways to communicate tactually with their child.

Keywords: Family Wisdom, parent workshop, tactile communication, Barbara Miles, visual and multiple impairments, infant massage, BART, bonding and relation techniques, deafblind, visual impairment

This year TSBVI Outreach had the pleasure of sponsoring two weekend workshops for families to learn new ways to communicate with their children through observation and touch. The common factor in these families was that their children were non-verbal. The first training focused on children who are deafblind, many of whom were mobile. The second training consisted of many children who were non-ambulatory. Each family invited one member of their educational team to participate with them.

The primary workshop presenter was Barbara Miles, author of Talking the Language of the Hands to the Hands (1999), and co-editor with Marianne Riggio of Remarkable Conversations: A guide to developing meaningful communication with children and young adults who are deafblind (1999). She spoke about the development of hand skills in children who have sensory impairments and the significance of hands for both receptive and expressive communication. After hearing about theory and intervention strategies for developing the tactual sense, participants had the opportunity to try these strategies. First they were able to practice with children other than their own—which gave them a chance to really get to know each other and facilitated their learning—and then to connect with their own children.”

Gigi Newton and Stacy Shafer, Outreach Specialists in Early Childhood and Deafblindness as well as certified Infant Massage instructors, shared information on B.A.R.T. (Bonding And Relaxation Techniques) and its benefits to children with sensory impairments. Experience and research has shown physical, psychological and emotional benefits to both the parent and child. Each family met individually with Outreach specialists trained in B.A.R.T. to discuss their primary concerns related to their child. Parents then had the opportunity to learn and practice specific massage strokes with their children.

These workshops made such an impact on these families that I want to share some of their comments.

Tammy from Lufkin

After attending this incredible workshop I came away with a completely different perspective of my son’s world. The workshop was presented in a relaxed, loving environment that really facilitated learning. Being able to listen in the classroom, practice the strategies with our own child and then observe all the children on videotape was so powerful. I am still learning and allowing Jonathan to teach me more.

The stories that were shared about children who are born blind really touched my heart. One girl first discovered that she was different about the age of seven when she asked her teacher to look at her new barrette. Her teacher had to touch the barrette on the girl’s head before the girl knew that her teacher had “seen” it. It truly pointed out to me, the significance of touch to a child with a visual impairment.

I now look at my hands differently. I suppose that I have taken them for granted. When we were asked as a group to say what kinds of things we used our hands for—things like typing, writing, cooking, driving, putting on makeup, etc.—it was pointed out that we mainly use our hands as tools to do things for ourselves. Then it was explained that people with blindness or a visual impairment use their hands as an organ—like eyes—and grabbing their hands to touch something would be the same as poking someone in the eye to make them “look” at an object.

I have a completely new appreciation of hands as tools, eyes, and ears. I look at my son in a different light. Now I am really paying attention to how I help Jonathan use his hands to “see” things. This training has helped me to be a better mom and teacher by opening my eyes to new ways of showing Jonathan the world around him.

Naomi from Houston

The Power of Touch weekend was an amazing experience for my child and our family. My husband and I have noticed that Michael has been able to have a bowel movement easier since we have started the massage strokes that were taught to us that weekend. It’s an awesome feeling when your child can have a bowel movement without struggling. Thanks Gigi!!!”

I especially cherish the times when Michael and I just sit there and touch each other’s hands. It is bonding time that I will forever enjoy sharing with him. It has helped me to understand how he feels at the moment. I feel we have connected so much more since we have come back home. I will strive to open up my son’s world by letting him explore his surroundings more. This will be a fulfilling experience for the both of us.

Other parents have shared that this training was the pivotal point in their lives in finally understanding how their children interpret the world and learn. It made an incredible difference in the techniques used both at home and at school to make the world meaningful to the child. If you are interested in this type of training, please share this information with your educational team and contact Outreach here at TSBVI.

Primavera/ Verano 2008 Tabula de Contenido
English version of this article (Versión Inglesa)

 

Por Jill C. Brown, M.Ed., CTVI/COMS, Crowley ISD, Crowley, TX

Resumen: Los niños pequeños aprenden aunque sea juego. El autor describe formas prácticas para convertir los asuntos diarios en experiencias de aprendizaje al estimular el juego.

Palabras claves: Prácticas eficaces, niñez temprana, jugar, ECI

 

Muchas veces amigos y profesores me preguntan qué hago con los niños desde que nacen hasta los tres años. Mi respuesta siempre es, "jugar". Me gusta observar sus caras cuando les respondo. Escojo esa palabra por dos razones: primero, usted nunca puede dar una clase sentado a niños tan pequeños. Segundo, yo amo profundamente lo que hago. Cuando intento enseñar o exponer a los niños a nuevas habilidades, yo sé que aprendo tanto como ellos lo hacen.

Es a través del juego que los niños aprenden sobre ellos mismos: el espacio alrededor de ellos; su entorno, las relaciones de los objetos con ellos y su habilidad de moverse y explorar. Note esta  palabra importante -  ellos mismos. Los niños no pueden empezar a aprender sobre el mundo alrededor de ellos hasta que ellos se entiendan primero. Con los infantes esto se hace a propósito a través del movimiento y la visión. Con visión disminuida o sin entrada visual alguna, el infante necesita apoyo para aprender sobre el mundo que su cuerpo está tocando. Esto significa que los padres de familia, profesores, especialistas de desarrollo o cualquier persona involucrada en la vida diaria de ese niño, debe enseñar al bebé sobre el espacio por fuera del área inmediata. Observe las interacciones sociales entre los padres y el niño. Los padres emplean tiempo jugando con su bebé y no enseñando lecciones estructuradas “sentados”. Es en el juego variado que los niños aprenden sobre ellos mismos –cómo se mueven y se adaptan al mundo. A través del movimiento accidental, los niños aprenden cómo moverse y coordinar sus brazos y piernas para obtener los juguetes. Debemos ofrecerles muchas oportunidades a los niños para que exploren y repitan esas acciones y experiencias. Algunas ideas importantes para considerar son:

  • Todo niño puede aprender.
  • Toda conducta tiene un significado.
  • A todos los niños les gusta moverse.
  • Los niños aprenden de sus propias actividades de juego.

Así que empezamos a jugar. Yo empiezo por observar cómo es el día del niño. ¿Cuándo está el niño más alerta? Trato de aprender sobre lo que gusta y le disgusta. Las familias son los grandes recursos para proporcionar esta información. Empiece con las actividades que le gustan y con las habilidades motoras que realmente tiene el niño. A partir de este punto estimulamos al niño para que adquiera confianza para moverse y progresar desde allí.

Puesto que el movimiento es una parte natural e importante en la vida de un bebé o un infante,  empecemos por considerar algunos movimientos tempranos.

Control de la cabeza

Uno de los primeros movimientos que aprende un bebé es el control de la cabeza. El niño aprende a mantener su cabeza derecha y en el centro del cuerpo. El infante puede mover su cabeza en diversas formas, teniendo con cada una un efecto diferente. Esta habilidad es la base para los futuros movimientos y para permanecer sentado.

Actividades para fomentar el control de la cabeza

  • Cargue al bebé en diferentes posiciones durante el día, no sólo sobre su hombro. También sosténgalo al frente suyo o sosténgalo en la posición de "fútbol" (sosteniendo al niño horizontalmente).
  • A medida que cargue al bebé en su regazo, colóquelo despacio en la posición o frontal o prono, así como descansando sobre la espalda o en posición supina. También pruebe a colocarlo lateralmente.
  • Para los infantes más grandecitos, cárguelos en una posición sentada con apoyo, entonces muévalo ligeramente fuera del centro para estimular las reacciones de corrección (movimiento de la cabeza y de los brazos para volver  a colocarse en el centro y protegerse a sí mismo). Esto también funciona bien si se usa una pelota.
  • Mientras el niño descansa sobre su espalda, muévale suavemente los brazos hacia usted, ayudándole en una posición sentada, mientras lo deja que acomode su cabeza.

Juguetes para estimular el movimiento de la cabeza

  • Sonajeros.
  • Según sean apropiados, juguetes con luces.
  • Juguetes sonoros o musicales

Momento boca abajo o con la pancita abajo.

Otra experiencia motora importante, el momento boca abajo ayuda al bebé a empezar a separar el movimiento entre las diferentes partes del cuerpo. El momento boca abajo es uno de las muchas actividades iniciales que ayudan a desarrollar la planificación motora junto con el desarrollo muscular y también es precursora para gatear.

Actividades para estimular el juego, mientras el bebé descansa sobre el estómago de uno

  • Acuéstese en superficies diferentes.
  • Coloque los juguetes favoritos a diversos intervalos para que el (la) niño(a) los descubra. El uso de sonido puede estimular al niño para que extienda la mano.
  • Tapetes para jugar.

Juguetes para estimular la permanencia sobre el estómago:

  • Objetos con el color, la textura o el sonido favorito incorporados.
  • Juguetes musicales que se activan con un golpe (como la Manzana Feliz).
  • Juguetes brillantes, que reflejen (espejo, papel Mylar).
  • Luces que al presionar se prendan o apaguen.

Rodar

 

Rodar ayuda a que el (la) niño(a) aprenda a moverse de una posición a otra.

Actividades que estimulan la actividad de rodar

  • Enrolle al niño en una manta o toalla (como un perro caliente) y ayúdele a desenrollarse.
  • Ayude al niño a rodar hacia una pared, luego que se devuelva y luego que vaya a la pared de nuevo (para dar puntapiés o palmaditas).
  • Use varias texturas (por ejemplo, una estera o una manta con textura) para experimentar diferentes percepciones.

Juguetes para estimular el rodar

  • Juguetes  con iluminación.
  • Juguetes musicales.
  • Juguetes brillantes, que reflejen

Gateo o arrastrarse

Gatear o arrastrarse ayuda a coordinar los cambios del peso del cuerpo de un lado hacia el otro, Enseña equilibrio, promueve el desarrollo muscular y fortalece el tono muscular.

Actividades que estimulan el gatear

  • Estimule a su niño(a) para que se apoye y se meza en los cuatro miembros.
  • Gatear sobre diversos obstáculos y texturas.
  • Gatear dentro y fuera de espacios pequeños (por ejemplo bajo una mesa, tiendas de campaña, cajas, etc.)

Sentarse

Sentarse es una habilidad avanzada para el bebé, ya que incorpora habilidades de postura y equilibrio. Se necesita fuerza muscular para permanecer derecho. La coordinación motora le permite al niño usar partes diferentes del cuerpo para trabajos diferentes, dejando libre sus manos para jugar.

Actividades que estimulan el sentarse

  • Coloque al bebé en diversos espacios para jugar (es decir cajas, tapetes, almohada, pelota).
  • Estimule a su niño(a) para que trate de alcanzar algo arriba, a la izquierda, a la derecha y hacia delante, luego debe recobrar la postura derecha.

Juguetes que estimulan el sentarse

  • Juguetes que suenen (por ejemplo: cuchara de madera y olla).
  • Juguetes que estimulan el uso de ambas manos.
  • Libros de texturas suaves (pasar las páginas).
  • Juguetes que estimulan la comprensión de causa y efecto (por ejemplo: el bebé presiona el botón y hace sonar la música).

Pararse

Pararse ayuda al niño a que aprenda equilibrio y mantenga la postura, desarrolle músculos y fuerza. Al estar de pie, el niño explora el cambio de peso de un lado al otro del cuerpo, habilidad que se requiere para poder caminar.

Actividades que estimulan el pararse

 

  • Colocar juguetes interesantes o actividades en mesas bajitas o para niños.
  • Hacer que el niño se pare mientras usted lo mueve (balancea, paso lateral, camina, marcha, baila, etc.).

Juguetes que estimulan el pararse

 

  • Juguetes con movimiento incorporado (cajas didácticas, pelotas para golpear, etc.).
  • Juguetes musicales.
  • Rompecabezas en madera o con piezas firmes.

Caminar

Actividades que estimulan el caminar

  • Caminar en los zapatos de mamá o papá.
  • Juegos que estimulan el movimiento (por ejemplo: caminar imitando un animal, Simón dice, Rondas o canciones infantiles como Ring around the Rosey, etc.
  • Caminar entre el mobiliario, barras o paredes para llegar hasta alguien o conseguir algo.
  • Bailar

Juguetes que estimulan el caminar:

  • Juguetes para empujar, sentarse o montarse.
  • Balancín de madera (tabla de 2X6).
  • Música

Los niños que se mueven y exploran tendrán más oportunidades de adquirir más información. Es a través del movimiento en el espacio que el niño puede empezar su carrera de aprendizaje. Las actividades de juego, planeadas o sin planear, ofrecen oportunidades naturales para el aprendizaje complementario.

Los juguetes son una extensión natural del juego infantil. Los juguetes ayudan a estimular el juego de roles y el juego imaginario, al mismo tiempo que promueven el desarrollo social y conceptual. Aunque  hay muchos, pero muchos juguetes desarrollados comercialmente, de vez en cuando es divertido fabricar los propios juguetes. Los juguetes caseros así como los juguetes comerciales deben usarse con la supervisión de los adultos para evitar un mal uso o ahogarse.

El esquema siguiente contiene algunas de mis ideas para jugar con juguetes. Usted ya puede tener muchos de estos materiales a mano. La mayoría se encuentra fácilmente en un almacén de variedades.

 

 

Actividades sugeridas

 

Pulseras

Materiales que se necesitan: sujetadores para la cola de caballo; campanillas / abalorios o cuentas.

Llene los sujetadores para la cola de caballo con  elementos que tengan textura. Cósalos  herméticamente. Póngalos en la muñeca del niño o en los tobillos. Esto ayudará al conocimiento del cuerpo. Requiere supervisión.

Pilas de Cds

Materiales que se necesitan: Cds, varilla con clavija pequeña/hilaza/cuerda.

Apile los Cds en la varilla o insértelos horizontalmente en una cuerda; cuelgue los Cds como un móvil. Decórelos con autoadhesivos brillantes o papel de contacto.

Ensartar bolitas en cuerdas

Materiales que se necesitan: Bolitas de navidad, cuentas de juego para niñas, bolitas de carnaval.

Seguimiento visual: alcanzarlas; uso de las dos manos (en algo que produzca resonancia, las cuentas hacen mucho ruido con muy poco movimiento).

Cucharas, tazas, cuencos para medir

Materiales que se necesitan: cucharas, tazas o cuencos de plástico o de metal.

Comparar tamaños, apilar, acomodar, hacer ruidos con varias (bueno para cuartos pequeños), excavar, verter.

Juguetes para mascotas que rechinan

Materiales que se necesitan: diversos juguetes en material suave que rechinan para mascotas.

Seguimiento visual: seguimiento auditivo; asir o apretar.

Papel arrugado

Materiales que se necesitan: papel Mylar (que se consigue en la sección de papel para regalos)

Fácil de sostener: hace mucho ruido con poco movimiento; gran interés visual.

Cajas, cartones, botellas plásticas, contenedores de plástico

Materiales que se necesitan: envases o cajas de cartón para leche, zapatos, cereales o avena; cajas o contenedores de películas, envases de plástico para leche, envases de margarina, etc.

Sonajeros hechos a mano, fragancias envasada, coincidir tapas con los contenedores o envases, apilar o acomodar, suspender en móviles.

Cajas de pañuelos de papel o de zapatos

Materiales que se necesitan: cajas de pañuelos que se abren o cajas de zapatos con tapas, artículos de diferentes texturas para colocar adentro de las cajas.

Cajas para meter la mano y encontrar diversos objetos. Bueno para el desarrollo del idioma y el concepto.

Telas de un solo color o con diseños simples

Materiales que se necesitan: telas de cualquier almacén para manualidades.

Tapa botellas para reforzar el uso visual; cubrir un lado del corral o de la mesa para colocar juguetes que contrasten con la tela. Hacer bolsas para rellenar con granos, empleando colores o diseños favoritos y rellenar con  algo que llame la atención (frijoles, canicas, arroz, etc.).

Hojas de galletas e imanes

Materiales que se necesitan: latas para hornear galletas, moldes para hornear, imanes (variar formas y tamaños).

Nota: supervise esta actividad para que el niño no se trague el imán. Muchas latas para galletas  o moldes para hornear están magnetizadas. Pegue el imán a la lata para colgar los artículos. Estimule en forma visual o táctil para que encuentre el artículo o el imán. Enseñe diversos conceptos al mover los imanes: arriba/abajo; izquierdo/derecho; esquinas, etc.

 

Porta jabones en plástico, paños o esponjas para fregar, tapones de desagües

 

Materiales que se necesitan: artículos en diferentes  formas, texturas y tamaños.

Estimule la exploración con los dedos, las comparaciones, buena “fibra” para los infantes (favor lavar y supervisar la actividad).  

 

Cubetas para hielo, moldes para muffins, bandejas de empaque para huevos

 

Materiales que se necesitan: tamaños diversos de cubetas para hielo, moldes para muffins, bandejas de empaque para huevos.

Correspondencia 1 a 1, juega de coincidencias, conceptos de números iguales y diferentes.

 

Cuencos de aluminio

 

Materiales que se necesitan: Todos los que se puedan conseguir en los almacenes de un dólar.

Sonido de resonancia,

 

Clips

 

Materiales que se necesitan: sujetadores para el pelo, ganchos para colgar la ropa, clips para papeles.

Desarrollo de la clasificación y del agarre de pinzas.

 

Sonajeras (grandes)

 

Materiales que se necesitan: recipientes transparentes de refrescos con tapa de enroscar, brillo, campanas, cuentas brillantes y otros objetos de interés.

Llene los envases parcialmente con alguno de estos artículos (campanitas, brillo, cuentas, confeti) y selle con pegante la tapa. Bueno para uso visual y auditivo. 

Sonajeras (pequeñas)

 

Materiales que se necesitan: porta cepillos, envases pequeños para viajes, diferentes artículos para rellenarlas.

Pequeñas sonajeras con agarre para los niños. Rellene el interior con los artículos y selle con pegante la tapa. Decore el exterior con autoadhesivos o cinta brillante. Favor supervisor esta actividad.

 

La mayoría de estas ideas no son nuevas pero son naturales. El truco es usar la imaginación y dejar que el niño lo guíe acerca de lo que él (ella) quiere durante ese día. Ahora manos a la obra. ¡Disfrútelo!

Sitios en internet con información valiosa:

“Aprendiendo a través del juego con juguetes hechos en casa”, Escuelas del estado de Arizona para sordociegos

“TotsnTech: diferentes ideas y diseños de juguetes para jugar, comunicación y movilidad /posicionamiento”,

“Inventario de movimientos con un propósito definido” Por Tanni Anthony

<Purposeful Movement Inventory>

“Actividades motoras que estimulan las habilidades pre-Braille”,

 

“Aprendiendo a moverse —Moverse para aprender (Una guía para las actividades motoras gruesas para niños con diversas habilidades)”,

“Creación de juguetes educativos y actividades para niños ciegos o con impedimentos visuales”,

“Casi 100 actividades motoras para infantes y bebés” Por Olga Uriegas,

 

“Sitio de Recursos para la orientación y movilidad”,

Por Lisa Ricketts, OTR, Escuela para Sordos e Impedidos Visuales de Texas

Resumen: En este artículo se analiza el impacto de los impedimentos visuales sobre la integración sensorial, y cómo los trastornos de la integración sensorial se manifiestan en estudiantes con ceguera e impedimentos visuales.  También se describen métodos de tratamientos e intervenciones educativas.

Palabras claves: integración sensorial, ceguera, impedimento visual, desarrollo motor, aptitudes táctiles.

En mi función de Terapeuta Ocupacional de la TSBVI, quien me inspira a aprender todo lo que pueda acerca de la teoría de la integración sensorial es la Dra. A. Jean Ayres. Como especialista en niños con impedimentos visuales y discapacidades múltiples, vengo estudiando el efecto que tiene la pérdida de visión sobre los demás sentidos y la progresión del desarrollo total. Además trabajo en una clínica de integración sensorial aquí en Austin para el tratamiento del autismo y los trastornos del procesamiento sensorial.

Tengo la suerte de estar rodeada de maestros expertos, terapeutas, psicólogos escolares y, lo más importante de todo, de mis estudiantes, de quienes aprendo día a día.  Mi objetivo aquí es compartir con ellos, con los padres y los maestros, terminología, explicaciones e ideas para resolver problemas.

Integración sensorial y Control Motor

La autora y primera investigadora de la Teoría de la Integración Sensorial utilizada en la terapia ocupacional es la Dra. A. Jean Ayers.  En su trabajo se expone una teoría expansiva que describe la forma en que el cerebro y el cuerpo procesan, organizan e integran las sensaciones recibidas a través de la vista, sonido, tacto, gusto, olfato, posición del cuerpo y movimiento.

Los estudiantes con impedimentos visuales confían en el oído, tacto, posición corporal y sensaciones de movimiento para las actividades diarias. Normalmente estas actividades son dirigidas por la visión.  La teoría de la integración sensorial ofrece una base para ayudar a destacar y explicar la función de todos nuestros sistemas sensoriales.

Tacto

El sistema táctil procesa las experiencias de las sensaciones táctiles que se perciben a través de la piel como un contacto suave, un contacto firme o presión, un contacto estático, un contacto móvil, temperatura, dolor y bienestar. Existen dos funciones principales del sistema táctil. Una es la protección y la otra es la discriminación.

La función del contacto de protección está neurológicamente ligada al sistema límbico del cerebro.  Este sistema se describe como el centro del control emocional con conexiones directas a las respuestas primitivas de lucha o huida. La función protectora de la piel es refleja y principalmente inconsciente, con sensaciones táctiles que se clasifican, en forma automática, como tranquilizadoras, sedantes, familiares o en reacciones de peligro.

Las funciones de discriminación de la piel son tareas conscientes y cognitivas que se aprenden a través de la experiencia. Estas incluyen la localización, reconocimiento y estereognosis del contacto. La localización se refiere al saber en qué parte del cuerpo se nos está tocando. El reconocimiento táctil es necesario para aprender características de los objetos tales como tamaño, forma, textura y el peso de éstos.  La estereognosis es el reconocimiento de los objetos mediante el tacto.

Signos de desequilibrio del sistema táctil:

  • Reacciona negativamente al contacto, no le agrada que lo levanten del suelo o lo abracen.
  • No le agrada que lo toquen y puede que se frote o presione la piel después de que lo tocaron.
  • Se sobresalta con facilidad.
  • Incapacidad de sentir el contacto inmediatamente y las respuestas son retardadas.
  • Tolerancia al dolor extraordinariamente alta o baja.
  • No le agrada ciertas vestimentas o insignias en la ropa y usa prendas en la estación que no corresponde.
  • No le agrada los parches curitas o las calcomanías en la piel.
  • No se siente cómodo con zapatos o calcetines, o no desea caminar descalzo.
  • No le agrada cepillarse el cabello o los dientes, o limpiarse y recortarse las uñas.
  • Evita ciertos alimentos debido a su textura, o no mastica bien los alimentos.
  • Rechaza tocar materiales que ensucian y no manipula arcilla, lodo, crema de afeitar.
  • Se lava o enjuaga las manos a menudo.
  • Usa las puntas de los dedos en lugar de usar toda la mano.

Le es difícil sentarse quieto.

  • Su coordinación es deficiente, camina pesadamente o sobre las puntas de los dedos.
  • Ansía que lo toquen y puede tocar demasiado a personas u objetos.
  • No se da cuenta cuando sus manos o rostro están desaliñados.
  • No se da cuenta cuando su ropa está arrugada o cuando no tiene bien puestos los zapatos.

Posición Corporal 

La propiocepción se refiere a sentir la posición del cuerpo y es necesaria para regular el movimiento y la postura. Este sistema nos permite sentir la posición de nuestras extremidades para ejercer el control motor y determinar la cantidad de fuerza que se necesita para realizar acciones específicas o graduar la fuerza. Es un sistema de realimentación inconsciente entre los músculos y las articulaciones del cuerpo y el cerebro. Los estímulos en los receptores son la flexión, enderezamiento, estiramiento y compresión de las articulaciones del cuerpo entre los huesos. La propiocepción está neurológicamente conectada tanto al sistema táctil como al vestibular.

Signos de desequilibrio del sistema propioceptor:

  • Tiene dificultad para coordinar y realizar tareas motoras en actividades que exigen motricidad gruesa o fina tales como subirse o bajarse de una bicicleta u otro juguete para montar, subir o bajar de equipos del patio de juegos, abrocharse la ropa, abrir y cerrar una llave, vaciar un líquido, etc…
  • Tiene una gran necesidad de saltar.
  • Disfruta colgarse de los brazos.
  • Tiende a apoyarse o colgarse de personas o muebles.
  • Disfruta caer al suelo.
  • Adopta posturas corporales extrañas.
  • Es torpe y juega en forma ruda.
  • Rompe juguetes a menudo.
  • Toma los lápices muy relajada o muy apretadamente.
  • Tiene dificultad con las habilidades de motricidad fina para asir objetos pequeños.
  • No gateó mucho durante las primeras etapas del desarrollo.
  • Dificultad para graduar la fuerza muscular — el esfuerzo muscular es demasiado o muy poco para manipular objetos y realizar tareas.
  • Se coloca en la boca objetos que no son alimento, se chupa la ropa o hace rechinar los dientes.
  • Puede golpear, pellizcar o morderse él mismo o a otros.

Movimiento

El procesamiento vestibular se refiere a las sensaciones de movimiento y equilibrio.  Estas son las funciones combinadas de los canales semicirculares del oído interno, los ganglios basales, el cerebelo y la corteza cerebral motora.  Este sistema regula las sensaciones de movimiento tales como equilibrio, aceleración, deceleración, partidas y detenciones, dirección, ritmo, y crea y almacena patrones de movimiento. Las células pilosas que se ubican dentro de los canales semicirculares se activan según la posición y movimiento de la cabeza en relación con la gravedad. Es probable que el procesamiento vestibular sea afectado por la discapacidad auditiva.

Signos del desequilibrio del sistema vestibular:

  • Dificultad para mantener el equilibrio y controlar la velocidad y dirección del movimiento.
  • Reacciones deficientes de equilibrio tales como respuestas de extensión de protección o enderezamiento.
  • Orientación espacial deficiente y se confunde fácilmente con las instrucciones.
  • Le da temor estar con los pies hacia arriba inclinado hacia los lados.
  • Siente ansiedad cuando sus pies no tocan el suelo.
  • Siente ansiedad al subir o bajar pendientes.
  • Siente ansiedad al subir o bajar escaleras.
  • Rechaza actividades con movimientos poco familiares y siente temor de moverse hacia atrás.
  • Le teme al movimiento o es gravitacionalmente inseguro.
  • Se marea fácilmente con el movimiento.
  • Siente ansiedad por la natación.
  • Busca el movimiento de motricidad gruesa y puede que tenga una tolerancia muy alta a dar giros.
  • Posibles movimientos extraños o sin propósito.
  • No se puede sentar quieto —ansía el movimiento.
  • Le gusta caer sin considerar la seguridad.
  • Dificultad con la autorregulación.
  • Necesita moverse pero ello puede interferir con el acto de escuchar e interactuar.
  • Necesita estar moviéndose con el fin de escuchar o estar atento.
  • Necesita saltar o girar.
  • Le gusta la posición invertida con los pies hacia arriba.
  • Tono muscular alto o bajo —el sistema vestibular se combina con el sistema propioceptor para regular el tono muscular.

Efecto de la Disfunción de Integración Sensorial 

La integración sensorial es la organización de la percepción para poder utilizarla.  Innumerables piezas de información sensorial ingresan en nuestro cerebro en cada momento, no sólo a través de nuestros ojos y oídos, sino que también a través de cada lugar de nuestro cuerpo. Las sensaciones constituyen el alimento para el cerebro que provee la energía y el conocimiento necesarios para dirigir nuestro cuerpo y mente.  El mayor desarrollo de la integración sensorial ocurre durante una respuesta adaptada; ésta es una respuesta intencionada, dirigida a un objetivo ante una experiencia sensorial. En una respuesta adaptada, vencimos un desafío y aprendemos algo nuevo.  Al mismo tiempo, la información de una respuesta adaptada ayuda al cerebro a desarrollarse y organizarse a sí mismo. En los primeros siete años de vida nuestro cerebro es una máquina de procesamiento sensorial que se nutre de la diversión experimentada al jugar y moverse.  Es más probable que el niño que aprende a organizar el juego organice también las actividades de la vida diaria.

Si el cerebro integra las sensaciones en forma deficiente, ello interferirá con muchas cosas en la vida. El cerebro no está procesando u organizando el flujo de impulsos sensoriales de manera que entregue información buena y precisa acerca del cuerpo o del mundo. El aprendizaje se hace difícil y un niño a menudo se sentirá incómodo y no podrá enfrentar fácilmente las demandas y la tensión. Si un niño es ciego o impedido visual esta dificultad aumenta al tratar de tomarle sentido a su mundo.

Los problemas médicos complejos relacionados con muchos síndromes del nacimiento pueden provocar un retardo en el desarrollo de la integración sensorial. Este retardo puede que se deba ya sea a trastornos neurológicos o problemas médicos que crean limitaciones en las experiencias sensoriales que nutren el cerebro.  Los síntomas del procesamiento sensorial irregular en el cerebro son distintos para cada niño.  Existen tres sistemas sensoriales básicos que afectan la forma en que un niño aprende y se comporta en el medio: el sistema táctil, el vestibular y el propioceptor. El siguiente resumen es una breve descripción de los síntomas observados en cada uno de los tres sistemas cuando existe una disfunción del procesamiento sensorial:

El sistema Táctil (Contacto Discriminador versus Protector)

La disfunción en el sistema discriminador puede provocar:

  • Dificultad con las aptitudes de motricidad fina que afectan las actividades de la vida cotidiana.
  • Problemas para articular sonidos debido a la información inadecuada recibida de los receptores táctiles del rostro y boca y los que están alrededor.
  • Dificultad con la percepción táctil exacta y los conceptos básicos.
  • Deterioro de la conciencia del esquema corporal.
  • Ineficacia en cómo se explora en forma táctil un objeto o el ambiente con el fin de obtener mayores señales que den significado al objeto y al ambiente
  • Contribuye a la somatodispraxia – un trastorno específico en la capacidad de imitar movimientos según un modelo

La disfunción en el sistema protector puede provocar:

  • Interpretar el contacto corriente como amenazador
  • Estar frecuentemente en un estado de Alerta Roja
  • Reaccionar huyendo, asustándose o peleando, física o verbalmente.
  • Ser calificado como defensivo táctil
  • Algunos niños sienten demasiado y sienten demasiado poco.  Algunos pueden tener una alta tolerancia al dolor debido a que no sienten en forma exacta los que les sucede.
  • Pueden no reaccionar a tener demasiado frío o demasiado calor porque no tienen conciencia de la temperatura.

Sistema Propioceptor

El sistema propioceptor corresponde a nuestra percepción inconsciente de la posición de los músculos y articulaciones que constantemente envían información al cerebro para indicarnos la posición y postura de nuestro cuerpo.

La disfunción en la propiocepción da como resultado:

  • Movimientos corporales más lentos.
  • Movimientos torpes.
  • Los movimientos requieren un mayor esfuerzo.
  • Dificultad para graduar la fuerza muscular —el esfuerzo de los músculos es demasiado o no el suficiente al manipular objetos o realizar actividades.
  • Dificultad para sentir el peso de los objetos
  • Dificultad al coordinar los movimientos corporales cuando se realizan actividades que requieren motricidad gruesa o fina (subirse o bajarse de un juguete para montar, abrocharse la ropa, abrir una llave, etc.)

Sistema vestibular

El sistema vestibular responde a la posición de la cabeza en relación con la gravedad y el movimiento acelerado o retardado, y el movimiento lineal o rotatorio. Los receptores vestibulares son los más sensibles de todos los órganos sensoriales y son importantes organizadores de sensaciones para los demás canales sensoriales.

El sistema vestibular se localiza en el oído interno denominado “laberinto”.  Las anormalidades de los oídos y la pérdida de la capacidad auditiva son rasgos comunes en muchos síndromes, la influencia de este sistema cumple una importante función en las etapas claves del desarrollo del procesamiento sensorial y las aptitudes de motricidad fina y gruesa.

Influencia del sistema vestibular en los músculos de los ojos y del cuello:

  • Capacidad de seguir objetos visualmente.
  • Capacidad de mover los ojos desde un punto al otro.
  • Capacidad de interpretar — ¿es un objeto, nuestra cabeza o todo nuestro cuerpo el que se mueve?
  • Capacidad de interpretar — ¿está nuestra cabeza moviéndose o está inclinada?
  • Capacidad de mantener un campo visual estable.

Influencia del sistema vestibular en los músculos del cuerpo:

  • Genera el tono muscular.
  • Nos ayuda a movernos con suavidad, exactitud y con la coordinación adecuada.

Influencia del sistema vestibular en las respuestas de postura y equilibrio:

  • Mantiene el equilibrio.
  • Controla los ajustes espontáneos del cuerpo.
  • Facilita la contracción conjunta de los músculos.
  • Genera extensión protectora y otras reacciones de equilibrio.

Otras áreas influídas por el sistema vestibular:

  • Interacciones Reticulares – responsables de excitar el sistema nervioso (efectos calmantes versus efectos de excitación); el sistema vestibular mantiene los niveles equilibrados de excitación.
  • Relación con el Espacio – percepción del espacio; posición y orientación dentro de este espacio.
  • Procesos Auditivos – ayudan al proceso cerebral de lo que se escucha; los trastornos vestibulares retardan el desarrollo del lenguaje.
  • Desarrollo / Conducta Emocional – para que las emociones esten equilibradas, el sistema límbico, el cual genera la conducta basada en las emociones, debe recibir información bien modulada desde el sistema vestibular.

Dos tipos de trastornos vestibulares

Sistema vestibular subrreactivo:

  • El niño puede tolerar una enorme cantidad de movimiento (giros rápidos, balanceo, rotación) sin marearse o sufrir nauseas.
  • Posee integración deficiente de los dos lados del cuerpo.
  • Se confunde fácilmente con las instrucciones.
  • Las manos y pies no trabajan coordinadamente. Deficiente coordinación bilateral y de la parte superior e inferior del cuerpo.

Sistema vestibular sobrerreactivo:

El niño es hipersensible a la información vestibular, lo que provoca:

  • Inseguridad Gravitacional – un sentimiento de ansiedad o tensión al adoptar una nueva posición o cuando alguien más intenta controlar el movimiento o la posición del cuerpo; los columpios, carruseles y otros juguetes que mueven el cuerpo en forma anormal pueden parecer aterradores.
  • Intolerancia al movimiento – incomodidad durante el movimiento rápido; el niño no necesariamente se siente amenazado por el movimiento, sino que éste le causa sensaciones incómodas o posiblemente lo hace sentirse mareado.

Evaluación e Intervención

Si existe la sospecha de que un niño posee una disfunción con el procesamiento sensomotor, se puede solicitar una evaluación a un terapeuta ocupacional o terapeuta físico.  La evaluación consta tanto de pruebas estandarizadas como de observaciones estructuradas de las respuestas a la estimulación sensorial, postura, balance, coordinación y movimientos de los ojos. El terapeuta que efectúe las pruebas puede que también observe informalmente el juego espontáneo y solicite a los padres entregar información acerca del desarrollo y los perfiles conductuales típicos. Después de esta evaluación seguirá un informe que entrega los resultados de las pruebas y la interpretación de lo que indican los resultados.  Luego el terapeuta hace recomendaciones relativas a la conveniencia de la terapia donde se emplee un método integrador sensorial.

Para proveer la intervención basándose en los principios de la teoría de la integración sensorial es necesario que el terapeuta pueda combinar un conocimiento efectivo de la teoría Las actividades también estarán diseñadas para aumentar gradualmente las demandas hechas a un niño para que dé una respuesta organizada y más madura. El énfasis se pone sobre los procesos sensoriales automáticos durante el desarrollo de una actividad orientada a los objetivos, más que a la instrucción sobre cómo responder.  La participación de los padres o maestros es crucial para el éxito del desarrollo y mejoramiento del procesamiento sensorial de un niño. El terapeuta puede hacer sugerencias a los padres y maestro sobre cómo ayudar a un niño en los ambientes del hogar y de la escuela. de la integración sensorial con la capacidad intuitiva de ganarse la confianza del niño y crear el desafío “justo”.  La terapia incluye actividades que entregan estimulación vestibular, propioceptora y táctil, y que están diseñadas para satisfacer las necesidades específicas que tiene un niño para desarrollarse.

Las actividades también estarán diseñadas para aumentar gradualmente las demandas hechas a un niño para que dé una respuesta organizada y más madura. El énfasis se pone sobre los procesos sensoriales automáticos durante el desarrollo de una actividad orientada a los objetivos, más que a la instrucción sobre cómo responder.  La participación de los padres o maestros es crucial para el éxito del desarrollo y mejoramiento del procesamiento sensorial de un niño. El terapeuta puede hacer sugerencias a los padres y maestro sobre cómo ayudar a un niño en los ambientes del hogar y de la escuela.

Actividades de Integración sensorial y sensomotoras

Actividades de Juegos Táctiles

Pruebe las siguientes ideas para realizar la estimulación táctil. Si su hijo o estudiante no toca materiales con sus manos o dedos, no lo obligue.  Intente que lo haga con una cuchara, tenedor o bombilla, o trate de que use guantes de goma o de otro tipo para comenzar. Tenga a mano paños suaves y agua listos para poder limpiar. Use los paños para limpiarse las manos con frecuencia según lo necesite. Si el tocar la espuma de baño o pintar con los dedos provoca demasiada tensión, ponga una pequeña cantidad en una bolsa con cierre hermético y sostenga y apriete la bolsa. Comience a jugar con texturas secas si los materiales húmedos y que manchan causan demasiada tensión.

  • Pruebe jugar con agua aparte de las situaciones donde es obligatorio tales como el bañarse o cepillarse los dientes. Use diversas texturas de paños de lavar, esponjas, juguetes para agua, duchas de mano, pistolas de agua. Riegue las plantas con una botella rociadora.  Lave y enjuague las mesas o pisos con esponjas y una cubeta de agua.  Juegue con temperaturas frías y calientes. Ayude a lavar los platos en agua caliente y enjuáguelos en agua fría.
  • Llene recipientes grandes con frijoles secos o arroz, aliente el juego en el recipiente con las manos y los pies. Esconda juguetes pequeños y haga que los busque, use tazas y latas de café para vaciar, agite con cucharas grandes, juegue con embudos y otros juguetes de cocina.  Esparza frijoles u otro material texturado en el exterior, sobre la acera y trate de cruzarla.
  • Use loción para dar un masaje firme. Enseñe a darse un auto masaje.  Recuerde que un contacto firme y profundo es calmante y reponedor.
  • Consulte a un terapeuta ocupacional o fisioterapeuta familiarizado con el cepillado dermatológico y las compresiones de articulaciones. Esta es una técnica recomendada para ayudar a disminuir la defensividad táctil con información táctil y propioceptora frecuente y estructurada.
  • Actividades Artísticas: pintar con los dedos, modelar con greda, pegamento y brillantina, pegamento y arena. Haga figuras artísticas con pasta y pegamento o trozos de cuerda y pegamento.  Diseños con pegamento sobre papel.
  • Fabrique bolsas o cajas táctiles con diversos materiales y juguetes texturados.  Llénelas con muestras de tela para distinguirlas, rotularlas o hacerlas coincidir. Llénelas con artículos para identificar y describir, como piezas de madera de rompecabezas, cuentas, etc.
  • Para las manos nerviosas, tenga a la mano una bolsa con diversos artículos texturados.  Para apretar pruebe con pelotas antiestrés, bandas elásticas thera-band y thera-tube™, y juguetes de goma.  Juegue con juguetes de apretar sonoros.
  • Actividades de cocina – mezclar y batir masa para galletas, poner la masa en los moldes. Medir y verter los ingredientes. Haga budín y gelatina. Cierna harina.
  • Presente cuidadosamente diversas texturas para explorar y jugar. Coloque los materiales sobre un papel de aluminio o lámina plástica –crema de afeitar, espuma de baño, loción, masa para jugar (plastilina), boligoma, goma de Mattel (gak).  Invente formas de usar los juguetes en juegos como “lavado de automóviles con espuma de baño o crema de afeitar”.  Conduzca el automóvil de juguete a través de la crema de afeitar o dibuje formas y escriba diseños con los dedos.
  • Masa para Jugar (plastilina) – use un rodillo de pastelero, corte la masa con tijeras de seguridad o sin filo, practique cortes con cuchillo y tenedor, use cortadores y moldes para galletas, esconda artículos para poder buscarlos (monedas, canicas, guijarros o juguetes pequeños).
  • Juego con arena – use papel de aluminio, cubra la mesa con plástico o juegue en el exterior. Use arena limpia y seca y una botella rociadora con agua para agregar humedad. Juegue con moldes para galletas o juguetes tales como dinosaurios o automóviles plásticos.  Escriba en la arena o forme figuras o un castillo de arena.
  • Juego con Tela y con texturas – use trozos cuadrados de alfombra para caminar sobre ellos; separe los trozos para encontrarlos con los dedos de los pies. Use trozos de diversos tipos de tela (cotelé, raso, terciopelo, piel sintética). Juegue y camine sobre espuma para cajas de huevos; también use la espuma para rellenar cuando juegue a hacer “tacos o hot dogs”.
  • Siga las líneas en relieve de mapas táctiles.
  • Cualquier acción de empujar con las manos ayudará, tal como apoyarse con la barriga sobre una pelota de yoga sosteniendo el peso del cuerpo con los brazos y manos.  Esta postura de “soportar el peso boca abajo” es muy útil para la tolerancia táctil, resistencia general, control postural, y percepción propioceptora y vestibular.
  • Theraputty es un material para ejercicios resistivos utilizado por los terapeutas. Los colores varían según la firmeza resistiva. Esconda juguetes, monedas o botones para buscarlos en forma táctil. Manténgalo en un envase sellado y tenga cuidado de que no caiga en la ropa o la alfombra. (¡Se pega y mancha!)
  • Pruebe la vibración con masajeadores o esterillas o juguetes vibradores, lápices flexibles o cepillos dentales eléctricos.

Actividades de Juegos Propioceptores:

  • ¡Muévase todo lo posible! Salte en un trampolín o mini trampolín. Rebote sobre pelotas de yoga. El juego en el exterior sobre toda clase de equipos para subir estando supervisado, y subir y bajar por un tobogán.
  • Soporte del peso boca abajo – tales como moverse a gatas o con el estómago sobre un balón terapéutico sosteniendo el peso del cuerpo con los brazos y parte superior del cuerpo. Si tiene la suficiente fuerza, trate de “hacer la carretilla humana”.  (El soporte del peso boca abajo es muy importante para la resistencia postural, fortalecimiento de la parte superior del cuerpo y de brazos y manos, e inhibición de reflejos).
  • Actividades sobre patinetas: si se trata de patinetas pequeñas siéntese con las  piernas cruzadas y dé impulso con las manos. Es ideal que cuente con patinetas de mayor tamaño para deslizarse sobre el vientre e impulsarse con los brazos.  Agregue pesos en las muñecas para aumentar la sensación propioceptora y de presión. Prueba en todas direcciones, avance, retroceda, realice giros completos, de izquierda a derecha. Empújese desde una pared para impulsarse hacia atrás. Choque contra paredes de cartón o cajas apiladas.  Descienda por una rampa para chocar contra palos de boliche de juguete o contra una almohada grande. Deslícese sobre la patineta por distancias cortas para ir a buscar y recoger juguetes o bolsas de frijoles y volver.  Pruebe colocarse boca abajo sobre la patineta con una cuerda larga para tirar hacia adelante y practicar el ejercicio de mano sobre mano.
  • Agregue pesos a los artículos para mayor realimentación.  Por ejemplo, agregue peso a un bastón o un dispositivo de movilidad para ayudarlo a mantenerlo en la posición correcta y permitir una mayor respuesta a la presión. Si cuenta con pesos pequeños para las muñecas y los tobillos – éstos se pueden usar para lograr una mayor reacción propioceptora y también se pueden agregar a otros artículos. Consulte a un terapeuta ocupacional o fisioterapeuta si un chaleco con pesas puede ser de utilidad.  Existen frazadas con pesas o bien pruebe usar edredones pesados.  En algunos almacenes se pueden obtener mantas para el cuello y los hombros que a veces están diseñadas para calentarse en el microondas – éstas se pueden usar sin calentarlas alrededor del cuello o mantenerse en el regazo.  Se puede fabricar fácilmente polerones con pesas cosiéndoles pliegues que se cierran después de llenarlos con frijoles secos, arroz o arena.  Úselos holgadamente sobre los hombros y espalda o sobre el regazo.
  • Cuélguese de una barra trapecio o barra fija – si ello le produce demasiado temor párese sobre un taburete para sentir la sensación de colgarse por los brazos y manos sin tener que soportar el peso completo del cuerpo.
  • Enseñe ejercicios isométricos simples tales como flexiones de brazos sobre la pared o sobre una silla.  Enseñe flexiones y abdominales modificados.
  • Practique vaciar recipientes pesados en el fregadero o el exterior – jarras de galón y medio galón.  Practique vaciar jarros llenos con arena u otros materiales secos.
  • Use bocinas de apriete tales como la de una bicicleta. Use diversas pelotas antiestrés — existen muchos distintos e interesantes tipos de juguetes para apretar. Exprima el agua de esponjas y paños. Exprima botellas de pegamento y de pintura artística. Use botellas rociadoras para regar las plantas o manténgalas en el fregadero o en la tina para jugar.
  • Zoomball game” es un juego con una pelota de plástico que va puesta en dos cuerdas. Estas tienen asas en ambos extremos y el objetivo es separar los brazos rápidamente para enviar la pelota a su compañero. Los brazos se abren y cierran rápidamente para que la pelota llegue al otro lado.
  • Trate de usar herramientas con supervisión – martillo, destornillador, alicates, o madera para lijar. Use tijeras sin filo o de seguridad para cortar papel grueso o cartulina.
  • Juegue a tirar la cuerda con un compañero.  Ponga a un amigo en un carro o empuje un carro con ropa para el lavado.
  • Enrolle colchones de espuma o edredones para realizar juegos de presión profunda —“el hot dog”, el “burrito” o la “enchilada.” Dé un toque rítmico con las manos o haga rodar un balón terapéutico. Pruebe balones con pesas tales como los balones medicinales (balón de educación física con pesas).
  • Súbase y sitúese bajo almohadas grandes, bolsas de frijoles, colchones o cojines. Si hay otros estudiantes cerca trate de que se arrastren bajo ellos y luego túrnense para pasar por abajo.
  • Arroje balones contra una muralla. Arrójela hacia la izquierda y a la derecha, hacia adelante y hacia atrás y sobre la cabeza.

Actividades de Juego Vestibular:

  • Siéntese y rebote sobre balones de yoga. Pruebe las posturas boca abajo (sobre el vientre) y boca arriba (yaciendo sobre la espalda). Apóyese en la espalda y estírela dejando caer la cabeza hacia atrás.
  • Ejercicios en bicicleta estacionaria y trotadora. Monte en bicicletas dobles. Ayude a un niño pequeño a montar en triciclos y bicicletas con ruedas guía para integración izquierda/derecha y control recíproco.
  • Use patinetas donde el usuario va de pie (con manillas). Deslícese afirmado con las manos o use un cinturón largo en torno al cuerpo para sostenerse.
  • Zapatos para saltar o “moon shoes”— estos son grandes zapatos de juguete que se calzan sobre los zapatos normales para rebotar, saltar y caminar.
  • Pruebe la mayor cantidad de tipos de columpios que sea posible —los estándar de patios de juegos, de tipo plataforma, con travesaño, pogo (columpio que gira y rebota) y de hamaca.
  • Use tableros mecedores y giradores. Ambos son bajos y el mecedor se puede usar sentado o de pie con un apoyo. Pruebe la posición de cuatro apoyos (a gatas) o arrodillado echarse hacia atrás y con un apoyo. ¡El tablero girador sólo se usa sentado!
  • Pruebe con un taburete en T.  Trate de mantener el equilibrio mientras lanza una pelota contra la pared.
  • Juegos de rodar o carreras; rodar colina abajo o hacia arriba. (Rodar es excelente para las respuestas táctiles, propioceptora y vestibular, y la inhibición de los reflejos).
  • Practique  el equilibrio sobre un pie. Salte con los pies juntos y luego sobre un solo pie.  Alterne saltando sobre un pie y luego sobre el otro. Practique marchar, correr o zapatear en el lugar.
  • Pruebe vigas de equilibrio muy bajas o caminar alternando los pies en una línea recta (talón dedos, talón dedos). Use un apoyo manual, sostenga un hula hoop o clavija – sostenga una bolsa con frijoles sobre la cabeza para hacer mayor el desafío.  Coloque una escala en el suelo y trate de caminar sin pisar los escalones.
  • Use una cámara de aire para saltar adentro y caminar en torno a ella para ejercitar el equilibrio.
  • Equilíbrese en la posición de rodillas o semi arrodillado. Lance una pelota contra la pared mientras trata de mantener el equilibrio o sostenga una bolsa con frijoles sobre la cabeza.
  • Para los pies pequeños, ponga los pies en cajas de zapatos y deslícese sobre el piso. Intente caminar con aletas para nadar.
  • Práctica de movimientos de dirección – use una silla pesada de madera para dar órdenes de levantarse y sentarse, en frente/detrás, moverse a la izquierda/derecha, moverse en torno a la silla, dar tres pasos adelante/atrás desde la silla.  Agregue música, movimientos lentos y rápidos.  Combine con juegos de “Simon dice” y “Luz Roja, Luz Verde”. Practique controlar la dirección para mirar hacia el frente de la habitación, la parte de atrás y las paredes. Practique enfrentar el norte, sur, este y oeste.  Pruebe juegos de cambios rápidos para moverse desde la posición sentada a la de pie, de estar a gatas a pararse sobre un pie, etc. Practique girar hacia donde viene el sonido.
  • Juegos de paracaídas para practicar movimientos de subir y bajar los brazos y sacudirse. Si cuenta con un grupo de niños, haga que se arrastren por debajo hasta el otro lado.  Agregue una pelota liviana y haga botar el paracaídas para que la pelota salte sobre el costado.

Actividades de Trabajo Intenso:

Las tareas de trabajo intenso son cualquier actividad que requiera un movimiento de todo el cuerpo y resistencia, tales como transportar objetos pesados o cajas grandes; empujar puertas pesadas; empujar un carro con víveres o carretilla de trabajo; empujar un canasto con la ropa para lavar; tirar un carro con un amigo dentro; ayudar a mover muebles; pasar la aspiradora —cualquier actividad que requiera resistencia con el movimiento.

Las actividades de trabajo intenso están pensadas para ofrecer el efecto sensorial más prolongado más los beneficios combinados de la estimulación propioceptora y vestibular (las rutinas de trabajo intenso potencialmente tienen un efecto calmante sobre el sistema nervioso durante un lapso de entre 4 y 6 horas).

Summer 2009 Table of Contents
Versión Español de este artículo (Spanish Version)

by Terri Bohling

Abstract: This alphabetical reference list of objects, actions, and food can be used instead of pictures for language development, alphabet books, and other instructional activities. Most of these objects are readily available and familiar to children.

Keywords: blind children, education, alphabet books

This year I had a blind student in kindergarten. One of the table jobs the class did each week was cut out pictures of objects beginning with the letter of the week and paste them on a page for an alphabet book. I developed a list of real objects, small and flat enough to be pasted in a book, for my student to use.

Each week he would paste his real object onto a piece of braille paper. At the end of the year, I put the pages in a large-ring binder. It was a wonderful book for him. As an outgrowth of that list, I expanded to a Object Book a listing of real objects that would fit in a manipulative tub. Editor’s note: What follows is a list of real objects (whenever possible, avoid using plastic replicas) that can be substituted for pictures as the author describes during language and literacy development activities. It is adapted from more comprehensive lists created by the author, which also include additional categories such as body parts, actions, animals, and food. Look for her original lists on the TSBVI web site at .

A

Object Book
aluminum foil, antenna, arrow

Manipulative Tub
abacus, acorn, alarm clock, album, anchor, antler, apple, avocado

B

Object Book
bag, balloon, bandaid, barrette, beads, beans, book, bottle, button

Manipulative Tub
ball, banana, basket, battery, beanbag, bell, belt, block, boa, bone, bow, bowl, box, brick, brush

C

Object Book
candle (b-day), candy, cardboard, circle, comb, cotton ball, crayon

Manipulative Tub
camera, can, can opener, candle, cane, cap, cell phone, clay, colander, cookie cutter, crown, cup

D

Object Book
diamond (shape), dollar, domino

Manipulative Tub
diaper, dice, doll, door knob, dress, drill, drum

E

Object Book
earring, eggshells, envelope

Manipulative Tub
ear muffs, easel, egg, electric tootbrush

F

Object Book
fan, feather, filter (coffee), fork, fur

Manipulative Tub
file, film, flag, flashlight, flower, folder, football, frame

G

Object Book
glasses, glove, gum

Manipulative Tub
gift, globe, glue, grapefruit

H

Object Book
hair, hair tie, handkerchief, heart (shape), headband, hole

Manipulative Tub
hammer, handle, hanger, harmonica, hat, helmet, hook, horn, hose

I

Object Book
inch, incense, ivy

Manipulative Tub
ice cream (carton), ice cube tray, iron

J

Object Book
jellybeans, juice box (crushed)

Manipulative Tub
jacket, jacks, jar, jeans, juicer, jump rope

K

Object Book
key

Manipulative Tub
kazoo, ketchup, kettle, keyboard, kite, kiwi

L

Object Book
lace, leaf, leather, lollipop

Manipulative Tub
ladle, lamp, leash, lemon, letter, lid, life jacket, lipstick, light bulb, lock, lunch box

M

Object Book
macaroni, marshmallow, match, mitten

Manipulative Tub
magazine, magnet, mail, marble, marker, mask, mat, measuring cup, microphone, milk (carton), mouse (computer), mug, mustard

N

Object Book
nail, name tag, napkin, necklace, needle, noodle

Manipulative Tub
necktie, net, newspaper, nozzle, nut, nutcracker

O

Object Book
oatmeal (packet), ointment, oval, oven mitt

Manipulative Tub
oil, onion, orange, ornament, overalls

P

Object Book
paintbrush, paper, paperclip, peanut, pebbles, peg, pen, pencil, penny, pin

Manipulative Tub
pajamas, pan, pants, pecan, pedal, pepper, pillow, pipe, pitcher, pizza box, plate, plug, pocket, popcorn, pot, potato, powder, pudding, puppet, purse, puzzle, pumpkin

Q

Object Book
quarter, quill

Manipulative Tub
quilt

R

Object Book
ribbon, rice, ring, rope, rock, ruler, rubber band

Manipulative Tub
radio, raincoat, rattle, remote, rug

S

Object Book
shell, slate, soap, spaghetti, spoon, square, star, stick, straw, string

Manipulative Tub
salt, sand, saucer, saw, scarf, scissors, screwdriver, shirt, shoe, shower cap, slinky, sock, stockings, stylus, sweater, switch

T

Object Book
tape, tea bag, thread, tile, tissue, triangle

Manipulative Tub
telephone, thermometer, tie, timer, toaster, tongs, toothbrush, towel, trumpet, tweezers

U

Object Book
underwear

Manipulative Tub
ukulele, umbrella

V

Object Book
valentine, velcro, velvet

Manipulative Tub
vacuum cleaner, vanilla, vase, veil, vest, videotape, vine, vinegar, violin, visor

W

Object Book
washcloth, washer, wax, web, wire, wishbone, wool

Manipulative Tub
wallet, walnut, watch, water, watermelon, wheel, whistle, wood

X

Object Book
x-ray, xerox copy

Manipulative Tub
xylophone

Y

Object Book
yarn

Manipulative Tub
yardstick, yogurt, yo-yo

Z

Object Book
ziplock bag, zipper, zigzag

Manipulative Tub
zucchini

by Barbara J. Madrigal, Assistant Commissioner, Division for Blind Services

Abstract: this article discusses the Interagency Task Force for Children with Special Needs and encourages parents and stakeholders to share input with Task Force members

Key Words: blind, visually impaired, children with special needs, DARS, DARS-Division for Blind Services, DBS, Early Childhood Intervention, ECI, Senator Eddie Lucio, Jr., SB 1824

The government works for you. It’s true. In the complexity and chaos of everyday life, and in the commotion and unruliness of modern politics, it may not seem like it. But it is true. You pay the bills. And now you have the chance to let the government hear your voice.

In the last legislative session, May of 2009 to be exact, with these words, “Be it enacted by the legislature of the State of Texas,” the legislature passed a bill that established the Interagency Task Force for Children with Special Needs. The bill, introduced by Senator Eddie Lucio, Jr., and unanimously approved by the Texas Senate, aims to bring the necessary statewide coordina­tion and leadership to services for children with special health care needs and their families.

Senate Bill 1824 established an 18-member task force comprised of the heads of nine state agen­cies that serve this population, four legislators, three parents or consumer advocates, and one representative of a local Mental Health and Men-tal Retardation Authority. The bill requires the agency decision-makers, in collaboration with families and service providers, to identify barriers to service and to make recommendations that will improve the coordination, quality and efficiency of services for children with special needs. As the Assistant Commissioner of DARS-DBS, I am privileged to be on this Task Force, along with Kim Wedel, Assistant Commissioner of DARS­ECI.

The bill established eight subcommittees, each chaired and vice-chaired by one of the agency leaders: Early Childhood Detection and Interven­tion; Education; Health Care; Transitioning Youth; Crisis Prevention and Intervention; Juvenile Jus­tice; Mental Health; and Long-Term Community-Based Services and Supports. Kim Wedel and I are co-chairs of the Early Childhood Detection and Intervention subcom­mittee; I am also the vice-chair of the Transitioning Youth subcommittee.

What does this have to do with giving parents and stakeholders a voice in government? The bill and the Task Force have cre­ated several ways for ordi­nary citizens to have input into Task Force activities. First of all, a public hearing was held on February 17 in order to gather information to perform a needs assess­ment. A number of people spoke at the hearing, including physicians, par­ents, providers, consumers and former consum­ers. Parents spoke movingly of the barriers they have encountered in accessing services for their children, and providers spoke knowledgeably about barriers resulting from policy and proce­dural issues. Others expressed the challenges of accessing services across multiple agencies.

Many also articulated the need to implement positive behavioral supports and, as a result of these testimonies, the committee agreed to dedi­cate a portion of the March 23 meeting to discuss this topic and identify further action needed. The public is welcome to attend future Task Force meetings; details are posted on <www.hhsc.state.tx.us/about_hhsc/AdvisoryCommittees/TaskForce/MeetingDatesandMinutes.doc>.

Secondly, each subcommittee has eight to twelve members from the community. A total of 114 in­dividuals were nominated by agency personnel or the community-at-large, and 95 were selected. The selection was extremely competitive, as subcommittee members were expected to be parents or consumers or to have experience on relevant committees or councils, significant expertise in the subject matter, or representatives of not-for-profit groups that advocate on behalf of the service population. We are confident that these members will bring significant knowledge and expertise to the sub­committees.

All subcommittees will dis­cuss two cross-cutting top­ics: coordination and in­tegration of services and system entry points. Other topics, 100 and counting, have been submitted by citizens across the state— parents, stakeholders, ad­vocates, former consum­ers, current consumers—in other words, anyone who has an interest in services for children with special needs. These topics are reviewed and assigned to subcommittees. The Task Force encourages the public to continue submitting issues for subcommittee and Task Force consideration by completing a Subcom­mittee Topic Selection Form located on .

Lest you think that people will just sit around talk­ing, for every issue addressed the subcommit­tees are expected report back to the Task Force with an analysis of the topic. The analysis will include:

  • other subcommittees or councils that are exploring the issue;
  • a description of the current federal, state and community policies that impact the is-sue;
  • the current barriers to addressing the issue,
  • specific steps necessary to implement the recommendations.

If you would like to keep up with the business conducted by this Task Force, information can be located at <www.hhsc.state.tx.us/about_hhsc/AdvisoryCommittees/TaskForce.shtml>. These are topics that impact the lives of your children and your families every day. You can have an impact on the policies that affect you. I encourage everyone to take advantage of this opportunity to have a voice in your government.

Summer 2009 Table of Contents
Versión Español de este artículo (Spanish Version)

by Barbara J. Madrigal, Assistant Commissioner, Division for Blind Services

Abstract: This article reviews the “Together We Can!” conference, a joint project of DARS DBS, DARS ECI, TSBVI, Region 13 ESC, with input from educators and stakeholders from across the state.

Key Words: blind, visually impaired, Division for Blind Services (DBS), Early Childhood Intervention (ECI), Texas School for the Blind and Visually Impaired (TSBVI), Department of Assistive and Rehabilitative Services (DARS), Tanni Anthony, Susan LaVenture, National Association for Parents of Children with Visual Impairments (NAPVI), Together We Can!

As I write this, I have just returned from the “Together We Can!” conference, a conference for professionals providing services to families of birth to three-year-olds with vision loss. This conference was a group effort: the planning team members came from a variety of organizations, including DARS Division for Early Childhood Intervention Services, DARS Division for Blind Services, Texas School for the Blind and Visually Impaired, education service centers, independent school districts, and universities. In addition, the presenters were experts from many fields, including education of the visually impaired, orientation and mobility, optometry, and occupational therapy.

What a glorious two days of learning and making new connections! The “Together We Can!” conference had more than 300 participants, consisting of parents, Early Intervention staff and specialists, Teachers of the Visually Impaired, Certified Orientation and Mobility Specialists, DBS Blind Children’s staff and specialists, and many others.

The highlight of the conference was…. Well, there were too many highlights to choose just one. The conference began with a plenary session by Dr. Tanni Anthony. Dr. Anthony’s expertise is recognized nationally and internationally, so I won’t use this space to list her accomplishments and honors—believe me, they are numerous! Dr. Anthony reminded us of the importance of sensory learning. Sensory-based learning begins in utero and continues through the rest of our lives. She transmitted this with humor, telling stories from her varied past of working and living in Colorado, Minnesota, and Alaska. From Dr. Anthony I learned that when working with a child with sensory deficits, it is my job to become an environmental engineer—to analyze and build an environment that is supportive of sensory learning. Sensory learning occurs when the child is in a state of self-regulation; when external and internal stimulation is present, the child is able to maintain physiological and behavioral functioning.

Friday’s plenary session featured Susan LaVenture, the executive director of the National Association for Parents of Children with Visual Impairments (NAPVI). Ms. LaVenture leads and directs the association’s programs that serve families throughout the United States, providing information, support, and networking resources, while strongly focusing on the significant role parents play in their children’s development, education, and medical care. Ms. LaVenture spoke from her heart about the journey of a parent to understand the medical diagnosis, impact of disability on a child’s development, and the need for parents to connect with each other for emotional support. She emphasized the importance of collaboration, and discussed her collaborations with the medical community, other parents, and service organizations.

Afternoon topics included literacy, early movement, eye conditions, cortical visual impairment, developmental assessment, and feeding. Dr. Anthony discussed concepts and skills associated with early literacy development, and recommended key strategies to reinforce literacy development in the first years of life. Dr. Rona Pogrund discussed the importance of early movement for young children with visual impairments, with a focus on the impact of visual impairment on the development of motor skills. Dr. Laura Miller and Nan Bulla, low vision specialists, presented an overview of eye conditions and diseases that are most commonly found in early childhood, discussing implications, accommodations, and practical ideas for each condition. Rebecca Killian-Smith, a Certified Teacher of the Visually Impaired and Certified Orientation and Mobility Specialist, discussed cortical visual impairment, a leading cause of blindness in children. Dr. Virginia Bishop, teacher of the visually impaired, university instructor and author, provided training in conducting a visually appropriate developmental assessment. Occupational Therapist Carol Ram-berg discussed the importance of developing a cooperative partnership between the adult and child during feeding.

In addition to these topics, there were panel presentations. The “From Play to Pay” consumer panel consisted of a parent of a toddler with CHARGE syndrome, a high school student, a college student, and two working adults. These panelists emphasized how important it is for parents and professionals to encourage exploration and independence, and to instill a belief in oneself that helps to overcome obstacles. The “Who’s Who on the VI Team” session defined the roles of each discipline that might be represented on a child’s team, reviewed the referral process for Early Childhood Intervention, DBS Blind Children’s Program, and VI services through the Local Education Agency, as well as services available through the Education Service Centers and the Texas School for the Blind and Visually Impaired.

One of the highlights for me was the snippets of conversation I heard as a roamed through the crowd and spoke to the participants: the ECI staff who stated that this was the first training she had attended on visual impairments and, now that she had connected to her DARS Blind Children’s specialist, she was planning a follow-up training when she returned to her home office; the parent who sought out the high school panelist to ask for advice on handling her nineyear-old son who didn’t want to be “different;” the panelist and participant advising a concerned parent to “trust yourself;” plus all the participants who asked if next year’s conference would be at the same time and place!

Throughout the two days, the message was repeated: “Together We Can!” Just as it took a diverse group of people to make this conference a reality, it will take professionals of varied backgrounds to provide the best intervention to families of young children with visual impairments. Everyone comes to this field with their own education, experience, and expertise, but none of us can meet the range of needs of these children and families alone. We must work together to promote successful outcomes for the infants and toddlers we serve. To paraphrase Carol Ramberg from her presentation on feeding, the approach we take is one of “creative choreography,” a “line dance” of parents, caregivers, relatives, therapists, teachers, and agency specialists, working together with graceful ease to support the children and families of Texas.

Edwina Wilkes, CTVI. COMS, New Caney Independent School District

Abstract: The author describes many activities available in the community involving learning or practicing Expanded Core Curriculum skills, with a particular emphasis on Orientation and Mobility

Keywords: Expanded Core Curriculum, orientation and mobility, community based instruction, recreation and leisure.

There are so many important things for our students with visual impairments to learn, but not all of them are academic. I’d like to share some ideas of how we teach skills in the Expanded Core Curriculum (ECC) in our district, a small community north of Houston. Some of these things we do with the students at school and some we work with parents at home. We have great kids that are willing to try just about anything. We encourage them to try everything, and choose what really turns them on. Teaching the kids and their families about the ECC is so important, and we do our best to educate. One of my early lessons as a Certified Orientation and Mobility Specialist (COMS) and Certified Teacher of Students with Visual Impairments (CTVI) was this: a parent is going to continue to do things for their child until the child tells them, “I can do it myself.” In my early years, I kept telling the parents “…let Tommy do it for himself.” Then one day Tommy turned to his mother who was dutifully buttoning his coat, and said to her rather sharply, “Stop it! I can do it!” Mom looked at her son and said, “Well OK, then show me.” Tommy took forever to get those four buttons just right, but he did it independently and right in front of his mother. It was then she began to believe that maybe her son would not have to have someone at his side every moment. Now that is potential independence!

O & M Activities Away From School

  • Listen to a train go by. Get out of the car and stand as close as you dare. Talk about the sounds, vibrations, safety, etc.
  • Visit a nearby park with friends. Break into pairs or small groups. Group A is responsible for drawing a map as you walk. Group B is responsible for searching for leaves. Group C is responsible for writing down sounds we hear. Group D is responsible for safety. Group E… We always have each kid make a lunch while we are at the park. We always do tree rubbings and the kids love it! When possible we take a “boy leader” and a “girl leader” that are a couple of years older than the group.
  • Each year we take about ten kids who are 10 years old and above to a climbing wall with a great zip line. The benefits are really beyond words. Parents are invited and this year our bus driver climbed as well!
  • Tandem bike rides are fun but we only have one bike. This has been great for balance, coordination, and good cardiovascular exercise.
  • Firefighters are great at talking with the kids about the gear they use, what they sound like with the helmet and oxygen (very Darth Vader), and even demonstrating how they would carry or pull them. They will work with very small groups and allow the kids to handle their gear.
  • Emergency medical technicians (EMT’s) are also good with our students and will show them equipment and techniques.
  • Simple scavenger hunts requiring following written, recorded, or verbal directions or instructions to specific destinations.
  • We have several braille students that write to each other, and the VI teachers “deliver” the mail. The rule is you have to ask two things and tell two things. The letter can be as long as the student likes. They cover everything from grades, teacher’s names, favorite foods, movies, and of course, television and music likes and dislikes.
  • Go to Hermann Park and roll down the big hill < www.hermannpark.org>.
  • Talk to your kids about turns and landmarks as you drive.
  • Go to the library at story time.
  • Take the tour of Minute Maid Park .
  • Practice O&M skills in the mall early in the morning with the “walkers” .
  • City bus ride or train ride.

Other Expanded Core Activities

  • Learn to tie shoes (we use a board that is laced with two thick and different color and textures of laces).
  • Play in a lawn sprinkler.
  • Learn to swim.
  • Art projects. I like pasta art.
  • Make homemade ice cream.
  • Go on a picnic.
  • Anything to do with money.
  • Plant a garden.
  • Learn to play cards, dice, and board games.

Spring 2009 Table of Contents
Versión Español de este artículo (Spanish Version)

By Dick Newton, Grandparent, San Antonio, TX

Abstract: A grandfather shares his family's journey in adopting their grandson who is deafblind.

Keywords: Family Wisdom, parenting grandchildren, deafblindness, community support

One of the many things my wife, Phyllis, and I planned to do when we retired was to buy an RV and visit every major league baseball stadium in the country. That came to a halt.

Our daughter, Julianne, who was a brittle diabetic, was in and out of hospitals with health issues for many years. When she became pregnant, she began having complications. Our grandson, Nate, was born at 24 weeks and weighted one pound, six ounces. Nate was in a huge hurry to experience his new world. He was required to stay in NICU for five and half months. It was later determined that Nate was deaf, blind in one eye, and developmentally delayed. After our daughter passed away due to complications from diabetes in 2002, we took the necessary legal action which resulted in first temporary custody, then permanent custody, and finally an adoption on July 14, 2004. Life changed.

Phyllis and I love our grandson dearly and we just know he loves us too. One of the first things we did was attend to his medical needs. It's always interesting to walk into the pediatric clinic with Nate for an appointment and see the looks Phyllis and I get. Most of the parents in the waiting room are young enough to be our children. Whenever the nurse calls us in for weights and measures she usually says, Is Nate your grandson or son? We just respond, Yes. Nate has had a tonsillectomy, hernia surgery, MRI's, and was screened for a Cochlear implant. Unfortunately, he does not have the eighth nerve necessary to proceed with the implant.

Once we felt his health needs were being satisfied, we turned our attention to communication. Nate knew very few sign words and we were in the same boat. Phyllis and I took a sign course, bought signing for dummies (appropriately titled), and obtained some VCR tapes depicting life with the Bravo family. He also began speech/occupational/physical therapy. Our plan was to learn at home and Nate would learn at school. We REALLY didn't want to travel anyway! Oh, by the way, how do you spell ARD?

What an experience! Age and wisdom are not interchangeable. I can say that first hand. I didn't realize schools hired teachers and administrators who look so young. Anyway, the process is quite preformatted until you get to the IEP part. Then the clouds start rolling in. How do you come up with an IEP for a child who has a difficult time communicating?

It was through TSBVI Outreach that we learned about other supports that have been a blessing. We have learned so much through the Deafblind Multihandicapped Association of Texas (DBMAT). By attending the annual DBMAT conferences, the information we have obtained has been so enlightening. For example, at one of the conferences we were encouraged to get Nate on the Medicaid Waiver lists, and this has proven to be most beneficial. Nate really enjoys the activities for the children. The support and networking with other parents of deafblind children has been priceless. Nate is in the DARS Division for Blind Services (DBS) children's program and MDCP waiver, both of which have helped financially and with respite care opportunities.

Nate was less fortunate, however, when it came to schooling. That was until last year. It was through TSBVI Outreach and excellent coordination from Nate's school that we were able to apply and be accepted at TSBVI. Nate started last August and has shown quite an improvement in his communication skills. We are trying to keep up with Nate's signing. He doesn't initiate as much as he should, but you start signing and he's there with you. It's amazing what a good education can do! He does get frustrated with us sometimes because our limited communication skills.

Nate is a real sport when traveling. He likes to fly and run through airports. Road trips are now more frequent with two hour bus rides each Friday and Sunday to and from school. Also backpacking has taken on a new meaning. They are now filled with pull-ups, pediasure, carnation instant breakfast, and spare clothes. Nate went from being with us 24/7 to being a real semi-sightseer.

It took us almost two years before we were comfortable enough to leave Nate with a sitter. That meant dinner and a movie was merely a term and not reality. Finally we were able to have Nate's intervener from public school sit with him. Since attending TSBVI, date night has returned once a week or so.

Throughout Nate's young and turmoil-filled life, he has been a real trooper. He has some behavioral issues which have interfered with his education, but are being controlled with medication and lots of patience. Nate loves to play with his shirts and also likes to rip them at times when things aren't going his way. Thrift shops are now our Gymboree stores.

Life certainly has changed for Phyllis and me, but we are thankful that we have Nate and never give it a second thought about raising our grandson/son. While he has been a work in progress, he has been the thunder and lightening of our life. Our retirement plans have been put on hold and we will just have to visit those ball parks using our walkers. It has been and will continue to be the experience of a lifetime.