Main content

Alert message

Student hands reading braille content

Primavera/ Verano 2008 Tabula de Contenido
English version of this article (Versión Inglesa)

Por Debra Sewell, Coordinadora de Plan de Estudios, TSBVI

Resumen: En la esencia de todo lo que queremos enseñar a nuestros niños radican un grupo de habilidades que los ayudan a convertirse en miembros exitosos de nuestras comunidades. El autor describe cómo los integrantes de la familia y los educadores pueden patrocinar la autodeterminación en los niños y jóvenes con impedimentos visuales.

Palabras claves: ciego, impedimentos visuales, auto-determinación, autosuficiencia personal.


Autodeterminación es más que habilidades sociales y es más que autovaloración. Para algunos estudiantes puede ser tan simple como indicar opciones y preferencias y para otros, tan complicado como determinar las carreras futuras. La autodeterminación se define como "la habilidad para definir y alcanzar metas basadas en el autoconocimiento y la autovaloración” (Field y Hoffman, 1994). Algunos de los componentes mayores de la autodeterminación son:

  • Autoconocimiento y conocimiento de los demás.
  • Auto-gestión.
  • Comunicación efectiva.
  • Autovaloración y valoración en los sistemas.
  • Toma de decisiones.
  • Establecimiento de metas u objetivos.
  • Resolución de problemas.

Los profesionales en el campo de los impedimentos visuales han determinado que las habilidades de autodeterminación deben enseñarse explícitamente. Los estudios han confirmado que con frecuencia los estudiantes con discapacidades son incapaces de valorar sus propias necesidades, deseos y anhelos y están menos preparados para tomar decisiones difíciles y las que se necesitan para tener control de sus propias vidas y convertirse en adultos con autodeterminación (Wehmeyer, 1993, Wehmeyer y Kelchner 1994).

Una meta común que todos compartimos para nuestros niños es que ellos disfruten al máximo la calidad de vida. Por consiguiente, debemos ofrecer instrucción, estímulo y experiencias que les permitirán volverse personas con tanta autodeterminación como sea posible. Las personas que tienen autodeterminación llena de propósitos hacen que las cosas sucedan o pasen en sus vidas.

Debemos enseñar autodeterminación a todos los estudiantes de todos los niveles de funcionamiento. Esto significa que nosotros:

  • Empezamos temprano con toma de decisiones y experiencias prácticas
  • Enseñamos y volvemos a enseñar desde el preescolar hasta la secundaria.
  • Incorporamos esta instrucción a las actividades diarias.

Las habilidades de autodeterminación deben enseñarse durante el transcurso de la vida. Ellas deben integrarse en las diversas actividades diarias y deben perfeccionarse con el tiempo. Convertirse en autodeterminado no es un proceso a corto plazo que pueda lograrse en pocos años. Es una tarea que nunca se termina; una tarea en la cual debemos trabajar toda nuestra vida.

Sugerencias para empezar

Autoconocimiento y conocimiento de los demás

  • Dele a su niño(a) (a) la oportunidad de tener una amplia gama de experiencias para que pueda descubrir lo que le gusta y le disgusta, las fortalezas y los retos.
  • Exponga a su niño(a) (a) a una gran variedad de comidas, juguetes y estilos de ropa, para aumentarle el conocimiento del mundo y desarrollar preferencias.
  • Ofrézcale opciones estructuradas como la opción de escoger entre dos alimentos al desayuno, dos camisas, o dos juguetes para que su niño(a)  pueda desarrollar las preferencias y ejercitar el control personal.
  • Dele a su niño(a) información sobre lo que escogen otras personas (y por qué ellos lo escogen, si conoce esa información).
  • Al menos una vez por semana, permita que su niño(a)  experimente un evento desde el principio hasta el final (por ejemplo: lavar los platos, hacer la cama, leer un pasaje entero impreso o en Braille en lugar de escucharlo en una cinta).
  • Ayude a su niño(a) a elaborar una lista de estrategias cuando se enfrente a un reto.
  • Ayude a su niño(a) a encontrar maneras de grabar las cosas que él o ella han descubierto como preferencias, fortalezas y valores (por ejemplo, símbolos táctiles, Braille, grabadora).
  • Elabore un libro "Todo acerca de mí" que viaje y crezca con su niño(a) a lo largo de los años escolares. A medida que su niño(a)  madure, guíelo para que vea los cambios, tendencias y modelos en el libro.
  • Estimule a su niño(a)  para que sueñe con el futuro. ¿Qué estarán haciendo él o ella en 1 año... 5 años…10 años?  Recuerde que los sueños no tienen que ser tan prácticos como las metas y no se preocupe si son poco realistas.
  • Asegúrese de que el niño(a) tenga quehaceres, responsabilidades, y fechas límites. Estas cosas le ayudarán a desarrollar un sentido de pertenencia, un sentido de auto-valoración, preferencias y conocimiento de las fortalezas personales.
  • Ofrézcale oportunidades estructuradas para que su niño(a) ofrezca ayuda genuina a otros.

Autogestión

  • Etiquete las emociones que están siendo expresadas por usted, su niño(a) y los demás. Describa la expresión facial  y/o acciones que se usan para expresar las emociones.
  • Ayude a su niño(a) a identificar los indicadores de tensión (por ejemplo: sentirse enojado, tener un dolor de estómago, sentirse desvalido, apretar los puños o la mandíbula, apretar y levantar los hombros, sentirse disgustado sin saber por qué).
  • Ayude a su niño(a) a identificar las causas de tensión (por ejemplo: demasiado estímulo, cambios, dificultad para comunicar las necesidades y los deseos, sentir falta de control personal, sentirse agobiado, sentir presión).
  • Ayude a su niño(a) a desarrollar diversas estrategias para liberar la tensión o el enojo (por ejemplo: tomar un descanso, escuchar música, actividad física).
  • Enseñe a su niño(a) a prestarle atención a las formas en que los demás le responden.

Comunicación  efectiva

  • Enseñe a su niño(a) a enfrentar a la persona con la cual él o ella se están comunicando.
  • Enseñe a su niño(a) a comunicar sus deseos, necesidades y opiniones sin ser agresivo o insistente.
  • Enseñe a su niño(a) a ser sensible a los mensajes comunicados en tono de voz y lenguaje del cuerpo.

Autovaloración y valoración dentro de los sistemas

  • Enseñe a su niño(a) a tomar turnos. Desde temprana edad, los niños deben saber que todas las personas necesitan atención, ayuda, entretenimiento y una oportunidad para jugar. La toma de turnos ayuda a que su niño(a) considere a los demás y también comprenda que él o ella se merecen un turno y una oportunidad igual.
  • Enseñe a su niño(a) a comunicar una solicitud  específica al pedir ayuda. Pedir algo con cortesía es una valiosa habilidad. Especificar la solicitud define el papel del auxiliador y deje toda la responsabilidad  y control a su niño(a) (por ejemplo: necesito ayuda para poner la pasta dentífrica en mi cepillo de dientes versus necesito ayuda).
  • Enseñe a su niño(a) a perseverar (por ejemplo, siga intentando, busque métodos alternativos).

Toma de decisiones

  • Enseñe a su niño(a) la diferencia entre escoger y decidir legítimamente.
  • Asegúrese de que su niño(a) tenga al menos una oportunidad por día para tomar una decisión significativa (por ejemplo vestirse, comer, actividad a la hora de recreo, etc.).
  • Estructure oportunidades para toma de decisiones para su niño(a) y déjelo(a) cometer errores.
  • Tome una decisión compartida con su niño(a) ayudándole con la elaboración de la lista de los pros y los contras de las opciones.

Establecimiento de metas u objetivos

  • Permita que su niño(a) le observe cuando usted fija y logra sus metas diarias y a largo plazo.
  • Guie a su niño(a) para que fije una meta sencilla diaria o semanalmente (por ejemplo, cepillarse los dientes en forma independiente, decir “gracias", terminar las tareas).

Resolución de problemas

  • Ayude a su niño(a) a que se dé cuenta de que todos tenemos problemas (frecuentemente los niños creen que sólo ellos tienen problemas).
  • Enseñe a su niño(a) a reconocer cuando hay un problema y quién debe resolver el problema.
  • Enseñe a su niño(a) una estrategia simple para resolución de problemas como DOS: D=Defina el problema; O=Opciones;  S=Solución (en inglés SOS).

Conclusión

Hay muchas oportunidades para que los niños practiquen habilidades de autodeterminación, todos los días. Los niños con impedimentos visuales o sordociegos necesitan moverse, escoger y hacer. Ellos necesitan participar activamente, en lugar de moverse pasivamente a través de la vida. La participación activa y algún grado de decisión en sus rutinas diarias, establecen los principios de la autodeterminación. Las experiencias que incluyen la toma de decisiones, la resolución de problemas y el establecimiento de metas son habilidades esenciales. Estas experiencias proporcionan el contexto necesario para la intervención provechosa y la instrucción en habilidades de autodeterminación. Al ofrecerles experiencias, instrucción y acceso, ayuda a nuestros niños para que crezcan como adultos autosuficientes que controlan vidas satisfactorias.