Main content

Alert message

Spring 2019

Invierno 2008 Tabula de Contenido
English version of this article (Versión Inglesa)

Reuniones de ARD conducidas por Estudiantes& Un Pequeño Consejo

Por Courtney Stevens, Estudiante de Secundaria con Impedimentos Visuales, Houston, Texas

Palabras claves: sabiduría familiar, ciego, autodeterminación, reuniones del programa de educación individualizado (IEP) conducidas por estudiantes

Resumen: Una joven estudiante de 10º grado de secundaria comparte sus experiencias sobre aprender a conducir su propia reunión del IEP y entrega sugerencias a otros estudiantes con impedimentos visuales sobre cómo tener éxito con las suyas.

Conducir sus propias reuniones de ARD no es algo que suceda de un día para otro para la mayoría de las personas. Toma tiempo. Realmente se necesita asistir a ellas, ocupar un puesto allí y observar cómo funcionan antes de que se pueda tener una idea sobre la forma de conducirlas.

Conducir las ARD es delicado; nunca se sabe en qué forma los profesores, los padres o realmente cualquiera responderá al hecho de que el estudiante se haga cargo. A veces todo puede estar bien sin que haya problemas y nadie se molestará o se sentirá amenazado. Yo mismo nunca he estado en una situación donde alguien se sienta así. Normalmente soy una persona muy callada, de modo que al principio, conducir mis propias ARD me pareció que era algo que no podría hacer.

Comencé a asistir de joven a mis propias reuniones de ARD, cuando estaba en 4º grado. En mi primera reunión no hablé mucho, sólo asentí cuando fue necesario hacerlo. A medida que crecía, vi las fallas en ello y tuve que ser más ágil. Una vez que pasé a la escuela intermedia, mi madre ya no pudo asistir a mis ARD. La escuela lo vio como una apertura e intentó que fuese a clases en las que no deseaba estar. Así es que aceleré y comencé a defenderme contra las cosas que no me parecían bien porque, honestamente, creo que, en la mayoría de los casos, el estudiante sabe lo que es mejor para sus propias necesidades. Mi profesora de impedimentos visuales, Ms. Elizabeth Eagan, tenía una mejor idea que yo de cómo ayudarme en esta trayectoria. Ahora estoy por entrar a mi segundo año de secundaria y puedo conducir mi ARD de principio a fin.

Cuando los estudiantes deciden o demuestran que pueden comenzar a intentar conducir sus propias reuniones de ARD, creo que algunos padres o profesores lo ven como que realmente no saben lo que es mejor para ellos. Algunos padres pueden no desear soltar aquel control por cualquier razón que puedan tener. Los profesores pueden no ver las cosas desde la misma perspectiva que el estudiante y no entender por qué piden lo que sea que pidan.

Estudiantes, aquí está mi consejo para ustedes. Uno, establezcan metas antes de comenzar con sus ARD y tengan buenas razones para apoyarlas. ¡No puedo explicarles cuán importante es esto! Dos, si quieren cambiar o modificar algo, cuéntenselo a los profesores o los padres, ya que si se lo guardan para ustedes, nunca cambiará por sí solo. Tercero, si piden cambiar algo y alguien amable sólo lo pasa por alto sin poner atención a lo que dijeron, menciónenlo nuevamente y expliquen por qué lo desean y por qué piensan que les ayudará. Si aún no los toman en cuenta, no teman luchar por lo que desean si realmente creen que les ayudará. Sólo pregunten a los demás miembros de la ARD por qué no consideran lo que dijeron o por qué no desean escuchar lo que ustedes sugirieron. Traten de convencerlos de que se trata de algo bueno, y si ellos no lo ven como ustedes lo hacen, convérsenlo con otros - sus padres, su profesor de impedimentos visuales, otros profesores, con cualquiera que ustedes piensen que puede ayudar.

Entonces, padres, si ven que sus hijos comienzan a mostrar que pueden o quisieran liderar sus propias ARD, ¡No los desanimen! Apóyenlos, ayúdenlos en todas las formas que puedan y, si ustedes necesitan ayuda, intenten hablar con el profesor de impedimentos visuales de ellos. Existe una razón para que sean profesores de impedimentos visuales. Además, si ustedes ven que ellos no dejan que su hijo conduzca sus propias ARD, pregúnteles por qué no lo hacen. Lo mismo se aplica a los profesores. Si ven que su estudiante está intentando conducir la ARD, no lo repriman, ¡sino que traten de ayudarlo!

Es más que probable que los estudiantes necesiten toda la ayuda que puedan conseguir en algo como una reunión de ARD, ya que ellos realmente no sabrán lo que sucede o en qué forma decir lo que desean. Todo lo que de verdad puedo decir es: estudiantes, ábranse, no sean tímidos - digan lo que piensan. Profesores y padres, escúchenlos y ayúdenlos. Si ellos les dijesen algo que quieren que se haga, no lo digan ustedes por ellos. Dejen que ellos lo mencionen y ayúdenlos a decirlo a los demás.