Main content

Alert message

Spring 2019

Por Steve Schoen, Director Ejecutivo, Deaf-Blind Multihandicapped Association of Texas (DBMAT), Austin, Texas

Resumen: El autor entrega consejos para trabajar con diferentes sistemas con el fin defender el cambio.

Palabras Claves: Sabiduría Familiar, ciego, impedido visual, sordociego, autodeterminación, defensa


Hoy he tenido dificultades propias del consumidor (tener que tratar con una multa de estacionamiento de Nueva York y un auto alquilado), lo que me hizo pensar en los padres que se enfrentan con “el sistema”.  Tuve algunos problemas por partida doble (lo que no tiene nada que ver con estacionarse en doble fila). De modo que aquí les entrego las normas de auto defensa de Steve (las que aprendí de algunos de ustedes cuando era un burócrata).

1) Observe los hechos.

En el problema del tránsito fue necesario llamar al Pueblo de Mineola y deducir por qué el valor de mi multa había llegado a tan abultada cantidad. En el caso de un padre, es útil poner atención al sistema con el que se está tratando (escolar, proveedor de servicios privado, programa estatal) y comprender cómo funciona el sistema.

2) Revise la legitimidad de su reclamo.

En el caso del rápido aumento de valor de mi multa de tránsito, le pregunté a mi esposa Marian qué pensaba ella y simplemente dijo, “Págala…”, lo cual ignoré. En el caso de un padre, es útil observar qué es lo que se desea y asegurarse de que la solicitud sea razonable. Ayuda el pedirle a un amigo (que sepa sobre la discapacidad y las necesidades especiales) que revise los hechos junto con usted. Muchas veces, los padres conocen a sus hijos mejor que los profesionales. También puede que conozcan sobre capacitación o posibilidades de tratamiento más efectivas debido a su experiencia como padres y la asistencia a la capacitación entregada por terceros.

3) No acepte el primer “no.”

Al hablarle a la persona del alquiler de automóviles, observé que decía lo mismo una y otra vez a pesar de mi explicación increíblemente  detallada de dónde su empresa estaba cometiendo una falta. Cuando usted le habla a un profesional sobre su reclamo, puede que escuche este tipo de respuesta repetitiva que se resume en “No,” o “El sistema no funciona de esa manera” o “Sabemos lo que su hijo necesita” o “Nunca nadie ha pedido esto antes”. (Podría continuar ---pero apuesto que la mayoría de los padres pueden crear una lista muchísimo mejor que la mía).

4) Pase al siguiente nivel.

Casi siempre existe un nivel siguiente. Después de escuchar a la persona del alquiler de automóviles mencionarme 3 veces la misma política de la empresa, dije “Comprendo lo que usted dice y comprendo que en su nivel dentro de la organización eso es todo lo que usted está autorizada a decir… Deseo hablar con un supervisor”. Cada vez que ella volvía a nombrar la “política de empresa”, yo volvía a nombrar al “supervisor”. Después de sólo 3 repeticiones más de esta situación, me pasaron efectivamente al siguiente nivel. Cuando los padres tratan con sistemas, esta norma es muy importante. La persona del primer nivel no es la última palabra y, con frecuencia, existe más de un nivel a donde puede llevar su solicitud.

5) No pierda la calma.

Mi familia atestiguará que cuando el volumen y tono de mi voz se elevan, estoy fuera de control hablándole al “hombre”. Esta vez me concentré en mi respiración, mantuve mi atención en el objetivo que deseaba y permanecí muy sereno. Sirve de ayuda pensar en todo el proceso como un juego y que una de las reglas de este juego es no perder la calma. Sí sé…. sé… que los problemas que los padres tienen que enfrentar son considerablemente mayores que el cobro de una multa de tránsito. Pero esta es mayor razón para no perder la calma.

6) Intente identificarse con la persona con la cual habla y darle algo de crédito.

¡Vamos!--- Para ser bien honesto, olvidé hacerlo con mi multa de tránsito; sin embargo, usted puede hacerlo mejor que yo. Algunas frases que uno puede decir son: “Sé que usted tiene un trabajo difícil…. Lo que sucede con todas esas normas molestas y cosas semejantes,” o “Ha hecho un gran trabajo explicándome esto”.

7) No goce cuando consigue lo que quiere.

En mi caso sólo tuve que pagar un 58% de la multa original (pero, ¿quién cuenta?). Le agradecí al supervisor por ser razonable y le dije que pensaba que ésta era un acuerdo justo. NO sería bueno decir aquello que le come la lengua por decir como: “No nos habríamos ahorrado mucho tiempo si usted hubiese sido razonable desde el principio” o “Ustedes son realmente complicados”. Recuerde, puede que pronto tenga que volver por otro problema.

Todos estos pensamientos serán de importancias mientras la DBMAT trate de avanzar en su programa legislativo. Espero que podamos informar sobre nuestro éxito a medida que transcurra el año. Mi último pensamiento por ahora es recordarles a todos visitar nuestro sitio recientemente revisado web en >.  En él encontrará muchas nuevas opciones incluyendo: solicitud de afiliación en línea, información de contacto con nuestros coordinadores regionales, solicitud de becas de interventores en línea y atractivas oportunidades para contribuir a la DBMAT en línea y recibir un premio de la DBMAT. ¡Nos vemos en línea!