Main content

Alert message

Spring 2019

Invierno 2009 Tabula de Contenido
English version of this article (Versión Inglesa)

Por Jose A. Z. Martinez, graduado en la Universidad Estatal de Texas en San Marcos

Resumen: Un universitario graduado comparte sus experiencias sobre cómo lograr el éxito como estudiante universitario.

Palabras claves: sabiduría familiar, ciego, universidad/institución de enseñanza superior,  autodeterminación.


Cuando se toma la decisión de asistir a una institución de enseñanza superior/ universidad como un estudiante ciego, uno puede sentirse abrumado. Y no sólo respecto al trabajo en clase, sino que uno mismo se cuestiona: ¿Cómo voy  a hacerlo? Esta pregunta no es extraña para una decisión de tal magnitud. Yo asistí  a la Universidad Estatal de Texas en San Marcos y  obtuve una especialización en Relaciones Públicas.  Antes de ir a la Universidad, yo tuve muy pocas  oportunidades de prepararme para lo que se venía; pero asistí a clases preparatorias para ingresar a la institución de enseñanza superior/ universidad y también conversé con estudiantes ciegos universitarios. Lo que aprendí lo apliqué mientras aprendía nueva e importante  información en el camino.

En el mundo actual es muy difícil funcionar sin conocimientos tecnológicos y en la universidad no es diferente. Así que es muy importante enfocarse en el aprendizaje del lector de pantalla y en el dispositivo para tomar notas (notetaker) de su elección. Siempre es muy sabio tener una manera confiable para tomar apuntes, por si acaso falla la tecnología, como el Braille. Así que ser un experto con la pizarra y el punzón puede ser una buena opción. Los profesores esperan que el trabajo se haga a tiempo, así que es muy importante estar preparado.

Una vez que usted escoja la institución de enseñanza superior/universidad de su elección, lo primero que debe hacer es familiarizarse con el campus,  debe visitarlo antes de que comiencen las clases y aprender la distribución del sitio por su propia cuenta,  o recibir unas clases de O&M (orientación y movilidad) que pueden conseguirse a través de su consejero de DARS. Lo ideal es que haga las dos cosas, de esta manera usted puede conocer la ubicación de los diferentes edificios donde se dictarán las clases, así como la ubicación de sitios importantes como la biblioteca y el centro de servicios para los alumnos. No hay nada como saber exactamente dónde empezar el primer día de estudios, lo cual le ayuda a manejar la ansiedad que le genera el nuevo ambiente del campus. Si va a estudiar en una institución de enseñanza superior/universidad puede ser difícil conocer completamente todo el campus con sólo un par de clases de O&M, pero debe tratar de conocer toda la información posible sobre  la distribución, lo cual le ayudará a integrarse en aquello necesario para los futuros semestres.

Una vez que usted haya logrado ubicarse en el campus y sepa dónde serán sus clases  ese semestre, debe entonces acercarse a sus profesores para hablar sobre el  trabajo del curso y también para resolverles cualquier inquietud que ellos puedan tener sobre un estudiante ciego que asista a sus clases. Aunque técnicamente  el profesor no puede impedirle que usted tome su clase, es buena idea conversar con ellos y ver si hay necesidad de hacer algunas adaptaciones,  para que usted pueda lograr el mayor provecho de la clase. También, recuérdeles  a los profesores tener control sobre sus calificaciones, así que es mejor estar de acuerdo con ellos en todo momento, para evitar cualquier malentendido.

Otro punto importante es estar preparado para buscarse un lector que le ayude a realizar las tareas de las clases que no pudo recibir. Usted puede colocar un aviso para conseguir el lector en el periódico de la institución de enseñanza superior/universidad o, puede trabajar con el profesor  y solicitar los servicios de un lector en esa   clase en particular. Si escoge la segunda opción, puede tener mejor suerte, porque esa persona tendría las mismas asignaciones de lectura que usted. Hay otros medios para buscar un lector que usted puede utilizar, fuera de los mencionados anteriormente, como carteleras, facebook, oficinas de discapacitados e, incluso simplemente preguntando, sólo para nombrar unos pocos. En cuanto a elegir el mejor candidato, es algo muy personal, pero asegúrese de escoger a alguien que sea profesional, confiable y que le sirva de ayuda. Si usted genera mucho interés,  prepárese para  pasar por todo el proceso de entrevistas y descartar personas que no tengan el perfil que usted está buscando. Tener un lector no siempre puede ser necesario, pero  si usted planea conseguir uno para alguna clase,  hable primero con su consejero de DARS  sobre el proceso y las normas vigentes que deben seguirse para usar los servicios de un lector.

Después de que resuelva su situación académica, trate de unirse a grupos u organizaciones estudiantiles. Hay muchas organizaciones diferentes y siempre hay algo para todos los gustos; puede encontrar la lista de las organizaciones estudiantiles en la página web de la institución de enseñanza superior/universidad. Esta puede ser una gran oportunidad de conocer y reunirse con estudiantes que tengan gustos similares a los suyos. El ambiente social de la vida universitaria sólo se experimenta una vez en la vida y usted debe disfrutarlo.

¡Estudiar en una institución de enseñanza superior/universidad no es algo para todo el mundo, pero si usted siente que la universidad lo beneficiaría para lograr sus metas a largo plazo, no hay razón alguna por la cual la ceguera le impida ingresar a ella!