Main content

Alert message

Spring 2019

Por Jim Durkel, maestro de divulgación comunitaria, Escuela para Ciegos e Impedidos Visuales de Texas

Resumen: El equipo educativo completo, incluyendo el maestro de impedidos visuales, el maestro de la sala de clases, la familia y el especialista en lectura, debe colaborar para garantizar que un niño que posee un impedimento visual adquiera todas las destrezas para convertirse en un lector competente.

Palabras claves: prácticas eficaces, ciego, impedido visual, colaboración, alfabetización, lectura, investigación


¿Qué es el National Reading Panel (NRP)?

En 19997, el congreso solicitó un panel nacional para evaluar la eficacia de distintos métodos para enseñar a leer a los niños. Durante dos años, este panel estudió las investigaciones relacionadas con la enseñanza de la lectura. El 13 de abril del 2000, el NRP finalizó su trabajo y presentó “The Report of the National Reading Panel: Teaching Children to Read”. El informe completo está disponible en www.nationalreadingpanel.org/Publications/publications.htm.

¿Qué Hallazgos Presentó el NRP en su Informe?

Luego de examinar detenidamente las investigaciones sobre cómo enseñar a los niños a leer, el NRO se centró en 5 aptitudes principales:

  • Capacidad de reconocer fonemas – la capacidad de pensar y jugar con los sonidos de las palabras habladas;
  • Fonética – la capacidad de relacionar letras específicas con los sonidos de las palabras habladas;
  • Fluidez – la capacidad de leer rápidamente y con precisión
  • Vocabulario – las palabras que los niños deben conocer para hablar y leer bien; y
  • Comprensión de lectura – entender los mensajes en el material escrito.

Las investigaciones indicaron que leer satisfactoriamente implica las 5 aptitudes. El tiempo empleado trabajando en ellas puede cambiar según la capacidad y la edad del niño. Por ejemplo, se podría recalcar la capacidad de reconocer fonemas en kindergarten y primer grado pero no recibir mucha atención directa después de ello. La fonética podría ser una materia de concentración en primer grado pero dedicarse mayor tiempo a la comprensión de lectura antes de tercer grado.

El Informe del NRP y los Niños con Impedimentos Visuales

Este informe no aborda ningún problema específicamente relacionado con los niños que sufren impedimentos visuales. No se analiza en él el uso de Braille o letras de gran tamaño. Tampoco el uso de lupas manuales o video digital. De este modo, el informe de NRP no dice nada acerca de enseñar a leer a niños con impedimentos visuales.

Por otro lado, nada en el informe indica que leer sea un proceso diferente para los niños con estos impedimentos. Nada indica que una vez que un niño tiene acceso a un texto, ya sea a través de Braille o letras grandes o una lupa, el leer para los niños con impedimentos visuales sea diferente de lo que lo es para los estudiantes con vista normal. Nada implica que la capacidad de reconocimiento fonológico o las aptitudes fonéticas sean, de alguna manera, distintas para los lectores con impedimentos visuales de lo que lo son para estudiante videntes. Nada implica que la fluidez, el vocabulario y la comprensión de lectura no sean importantes aptitudes de lectura para un niño impedido visual.

A los niños con impedimentos visuales se les debe dar acceso al texto; se les debe enseñar Braille si son estudiantes táctiles o acceso a material escrito que puedan ver fácilmente y reconocer con rapidez.

Sin embargo, evidentemente el NRP encuentra que leer es más que sólo reconocer letras – ya sea escritas o en Braille. Para ser buenos lectores, se deben abordar todas las áreas identificadas por el NRP. El reconocimiento de letras es sólo una pequeña parte de todo el proceso de lectura.

Hay un estudio realizado por Carol Gillon que demuestra la importancia de este tema. “The Phonological-Awareness Skills of Children Who Are Blind” se publicó en el Journal of Visual Impairment & Blindness, 96(1) p. 38-49 (enero 2002). En este artículo se descubrió que a los lectores de Braille que les costaba leer tenían dificultades en las aptitudes de reconocimiento fonológico en el mismo grado en que los niños videntes las tenían para leer material impreso.

¿Cómo pueden los Niños con Impedimentos Visuales Recibir Enseñanza en las 5 Áreas Identificadas por el National Reading Panel?

Normalmente, un maestro de estudiantes con impedimentos visuales (TVI) no tiene la formación académica que tiene un maestro de educación general. Incluso si aquel posee un certificado para impartir educación general, el hecho es que no está en una sala de clases enseñando lectura día a día y año tras año. A menudo el maestro de estudiantes impedidos visuales no es invitado o ni siquiera se le permite asistir mientras presta servicios a la capacitación en lectura que un distrito escolar está ofreciendo.

Para que un niño con impedimentos visuales reciba enseñanza de calidad en lectura, la mejor solución es que el maestro de la sala de clases (educación general, educación especial o educación preescolar), el de impedidos visuales, el especialista en lectura (si existe la necesidad de uno) y la familia trabajen unidos.

La función del maestro de estudiantes con impedimentos visuales

Conducir una Evaluación de los Medios de Aprendizaje (LMA) es sin dudas la función del maestro de estudiantes con impedimentos visuales. La LMA deberá apoyar al personal del programa de educación individualizado (IEP) en su decisión relativa al uso del Braille con el fin de que el estudiante sea un lector competente. La LMA también deberá ayudar al personal del IEP a decidir cómo un niño podrá acceder a material escrito si va a ser un lector competente. Es decir, la LMA deberá especificar qué características del texto tales como tamaño, contraste o espaciado necesitará el niño o qué tipo de aumento o iluminación necesitará. La velocidad, fluidez y comprensión de lectura son evaluadas también como parte de la LMA.

La función de un maestro de estudiantes con impedimentos visuales es entregar a éstos, materiales adaptados y enseñarles a usarlos sin problemas. Nadie está mejor preparado para enseñar reconocimiento de letras Braille o el uso del código Braille. Nadie esté mejor preparado para ayudar a un niño con baja visión a reconocer las letras impresas con o sin el uso de dispositivos.

La Función del Grupo Educativo

Si un maestro de estudiante impedidos visuales tiene consultas acerca de cómo realizar e interpretar las evaluaciones informales de lectura, deberá acudir al maestro de la sala de clases o al especialista en lectura. Es importante para los resultados de la LMA que éstos se compartan. Por ejemplo, la baja velocidad de lectura podría ser el resultado de no estar familiarizado con el código Braille o con el uso de un dispositivo para baja visión, entonces se incluiría la solución en las metas del programa de educación individualizado. Sin embargo, no es aceptable suponer que la baja velocidad de lectura es la norma para todos los estudiantes que poseen impedimentos visuales. Un estudiante impedido visual también podría tener un impedimento para leer que haga que lea de manera lenta. Todo el equipo deberá tratar este impedimento, no sólo el maestro de estudiantes con impedimentos visuales.

La Función de la Familia

Si tienen el apoyo de un maestro de estudiantes con IV, las familias pueden entregar experiencias anticipadas que ayudarán al niño con impedimentos visuales una vez que comience a asistir a la escuela. El vocabulario se desarrolla a medida que los niños reciben experiencias significativas y las palabras que acompañan a estas experiencias. Las canciones infantiles, otras canciones y los juegos de palabras simples pueden sentar las bases para la capacidad de reconocer fonemas. Cuando las familias leen juntas y analizan los que leen, se mejora la fluidez y la comprensión de lectura. Los libros infantiles de alto interés (en Braille o con texto impreso), así como cualquier dispositivo para baja visión que el niño pudiera necesitar, dan a éste la oportunidad de aprender sobre las letras y cómo van juntas en una página.

El vocabulario oral, el lenguaje que un niño puede entender y usar, es un importante indicador de la posterior aptitud de lectura. Es crucial que el maestro de los niños IV ayuden a las familias a aprender la forma de apoyar el vocabulario oral preescolar durante los primeros años de la vida del niño. Para a un niño con impedimento visual, el buen desarrollo del vocabulario significa que el niño tiene muchas experiencias prácticas con el mundo de modo que cada palabra aprendida es significativa para él. La necesidad de experiencias que apoyen el desarrollo del vocabulario continúa a medida que el niño crece y entra a la escuela. Es importante que el maestro de la sala de clase comprenda el efecto de la pérdida de visión en la capacidad del niño para aprender y utilizar el nuevo vocabulario enseñado durante la instrucción y presente en los materiales de lectura de la sala de clases.

Colaboración

Una vez que un niño comienza a ir a la escuela, la necesidad de una buena colaboración se hace crucial. Por ejemplo, si el maestro de estudiantes IV hace salir al niño de la sala durante el período de lectura para centrarse en enseñarle a reconocer letras y usar el código Braille, ¿está el niño perdiendo parte de la enseñanza en las áreas identificadas por el NRP? Sin apoyo de la educación general, ¿sabría un maestro de alumnos IV cuándo y cómo enseñar las aptitudes identificadas por el NRP? Sin el apoyo del maestro de alumnos IV, ¿cómo sabría el maestro de educación general cuándo un niño con impedimentos visuales tiene dificultades durante una lección de lectura debido más a la falta de acceso que a no entender la lección?

Existen muchas maneras en que el maestro de estudiantes IV y el de la sala de clases pueden colaborar. Más que un modelo de refuerzo en el cual es estudiante tenga que salir de la sala de clases de la educación general, puede ser posible que el maestro de estudiantes IV ingrese a ésta y apoye las actividades de lectura. Esta actividad de “salir” versus la de “entrar” no tiene que ser una situación donde una anule a la otra. Se pueden realizar ciertas actividades de lectura como refuerzo fuera la sala y otras dentro de la sala de educación general.

Otro modelo de colaboración implicaría que el maestro de educación general y el de estudiantes IV se reúnan regularmente para revisar los programas de lectura de las lecciones y decidir quién puede enseñar mejor cuáles aptitudes en qué entornos con el fin de obtener los mejores resultados del estudiante. Eva Lavigne, del Programa de Divulgación de la TSBVI, escribió un gran artículo sobre como esto podría funcionar en el área del desarrollo del vocabulario. Este artículo, “Essential Literacy Experiences for Visually Impaired Children”, se puede encontrar en línea en www.tsbvi.edu/Outreach/seehear/fall05/essential.htm.

Lo que está claro es que para que un niño con impedimento visual tenga buenos resultados en lectura en su sala de clases de educación regular, el maestro de estudiantes IV y el de educación general deben trabajar juntos. Las familias son cruciales en respaldar esta colaboración durante la reunión del programa de educación individualizado, así como también en estimular y apoyar la lectura fuera de la sala de clases.

Puede que se necesite la participación de un especialista en lectura si el maestro de educación general y el de estudiantes IV necesitan ayuda para resolver por qué un niño con impedimentos visuales tiene dificultades para aprender a leer. Los niños con impedimentos visuales pueden tener problemas de aprendizaje y dislexia, incluso al leer Braille. Estos otros problemas de aprendizaje pueden no ser parte de la experiencia del maestro de la sala de clases y del de estudiantes IV.

¿Desea Saber Más?

Los siguientes son sólo dos de los muchos sitios web donde se tratan los hallazgos del National Reading Panel en mayor detalle.

“Put Reading First: The Research Building Blocks for Teaching Children to Read” es un documento más extenso que se refiere a cada una de las 5 áreas en mayor detalle: www.nationalreadingpanel.org/Publications/researchread.htm.

“Put Reading First: Helping Your Child Learn to Read” es un documento más breve acerca de cómo las familias pueden apoyar las 5 áreas de aptitudes en casa: www.nifl.gov/partnershipforreading/publications/reading_first2.html.