Main content

Alert message

Spring 2019

Verano 2009 Tabula de Contenido
English version of this article (Versión Inglesa)

Por Jean Robinson, Apoyo de Familias con Impedimentos Visuales, Divulgación Comunitaria de la TSBVI

Resumen: Madres de niños con impedimentos visuales comparten sus experiencias al enseñarles a montar en bicicleta.

Palabras clave: ciego, impedido visual, hijos, bicicletas, lista de contactos de padres, consejo


La Lista de Contactos de Familias con Impedimentos Visuales de Texas es una forma excelente de conectarse con otras familias y hacerles aquellas preguntas que se puede temer u olvidar preguntar cuando se tienen reuniones con profesionales. Muchas de las respuestas sólo se pueden obtener de personas de una familia con experiencia. Aquí presentamos algunas respuestas dadas a la pregunta de una madre sobre montar en bicicleta. Si usted tiene un hijo, nieto o hay en su familia otra persona con impedimento visual que viva en Texas, será un candidato para subscribirse a: o .

Deborah Sims:

Tengo una pregunta sobre montar en bicicleta. ¿Hay alguien que tenga un hijo con baja visión o ciego que monte en bicicleta? Mi hijo tiene seis y tiene baja visión debido a fibroplasia retrolental (ROP). Lo hace bastante bien manejando su patineta hacia y desde la escuela todos los días, la maneja muy rápido y le encanta. ¡Maneja mejor que su hermano gemelo!! Fíjense.

También posee una bicicleta de aprendizaje llamada Glider (originalmente llamada Puky en Alemania, de donde proviene). Es una bicicleta sin pedales que tiene una plataforma para apoyar los pies mientras la bicicleta se desplaza.

De cualquier manera, a veces la maneja y lo disfruta mucho, pero no coloca sus pies sobre la plataforma a menos que lo instemos a que lo haga. Lo puede hacer pero creo que simplemente no se siente cómodo.

¿Hay alguien por ahí que tenga una historia de éxito para compartir acerca de montar en bicicleta? Mil gracias.

RESPUESTAS DE LOS PADRES

Sally Thomas:

Mi hijo casi ciego, lee braille y monta en bicicleta. Su deportista hermana, quien ve sin problemas, es la que ¡chocó contra un automóvil estacionado! Comenzó a montar en bicicleta (sin ruedas de aprendizaje) cuando tenía seis años y medio – nuca fue un problema para él. Se animó a dejarlas cuando los demás niños del vecindario ya manejaban sin ellas. Me siento cómoda cuando él monta su bicicleta en nuestro vecindario si alguien lo acompaña. Pensamos comprar una bicicleta de doble asiento  para los paseos más largos.

Tiene amigos completamente ciegos que también montan en bicicleta. No estoy segura de cómo, pero lo hacen. Pienso que se requiere estimular mucho a algunos niños para hacer que se sientan cómodos andando en bicicleta. Puede tratarse más de un asunto de personalidad más que de ceguera. He visto niños videntes que demoraron años en dominar una bicicleta y niños como mi hijo que aprendieron en un día. Sólo no dejen de tratar y estimular. Este es mi pequeño consejo.

Kim Cunningham:

Mi hija también sufre de baja visión debido a la retinopatía del prematuro. Debido a que tiene algo de visión en un ojo, no le costó mucho aprender a manejar su bicicleta. Yo notaba que perdía el centro de gravedad debido a que trataba de mirar. La sujetaba de la parte trasera de su camiseta cuando practicaba y observaba  que siempre se inclinaba hacia un lado. No podía hacer que mantuviese la bicicleta vertical.

Comenzamos a enseñarle cuando tenía cinco, pero no aprendió a manejarla hasta cuando cumplió diez. Casi todos los fines de semana subía a su bicicleta y trataba de andar sola. Nunca se rindió.

Luego un día, su hermano llegó de visita y comenzó a trabajar con ella. ¡Se subió y partió! Nos sentimos emocionados por ella después de tantos años de intentar enseñarle.

Incluso ahora cuando ella la maneja, no mantiene la bicicleta perpendicular a la acera y tiende a inclinarse un poco. También me fijo en que su rodilla apunta hacia fuera y la mantiene apegada a la bicicleta como los niños videntes, pero encontró la forma de hacerlo y ésta le funciona.

Mi sugerencia es NO desalentarse y dejen que su hijo encuentre su propia manera de hacer las cosas que sea cómoda y segura para él. ¡Mantengan la actitud positiva!

Susana Mouton:

Mi hijo tenía baja visión a la edad de seis. Desde ese momento quedó totalmente ciego, sin embargo, sí aprendió a montar en bicicleta cuando tenía baja visión y también puede leer Braille y usar un bastón. Trabajamos mucho con él y finalmente lo hizo y ¡fue un logro de tales proporciones! ¡La alegría se reflejó en su rostro!

Dejó de hacerlo al perder totalmente su visión pero su mejor amigo compró una bicicleta para dos y ¡solían recorrer en ella todo el vecindario! El punto es que una vez que se aprende a montar una bicicleta, nunca se olvida y creo que podría subirse a una bicicleta a los 22 y aún podrá manejarla. Estoy de acuerdo, ¡el estímulo es la clave!

Michele Chauvin:

Concuerdo. Los triciclos, las ruedas de aprendizaje, las ruedas que no son de aprendizaje, las bicicletas dobles, etc. Lauren no se ha interesado en los triciclos o bicicletas aún. Seguimos intentándolo. Ella disfruta y aprende bien con el método H-U-H (mano bajo mano) con la mayoría de las cosas.

Creo que podemos conseguir una bicicleta para dos o, lo más seguro, una bicicleta de adultos con una extensión del marco, el tipo de estructura donde un conductor más pequeño o un niño se sienta en la parte trasera de la bicicleta y puede pedalear para avanzar. Esto podría animar a Lauren a usar la bicicleta como medio de transporte (ir de la casa al parque, etc.). A ella le encanta correr, trepar, saltar, nadar e incluso deslizarse en aquellos toboganes gigantes de las piscinas en los parques acuáticos.

Creo pensar como Sally en cuanto a que puede ser más una cuestión de personalidad. Luke y yo no montamos bicicletas, aunque sepamos hacerlo. Leemos muchos libros y nos encanta la música. Así es que adivinen lo que le gusta hacer a Lauren. Pero persistiremos con el tema de la bicicleta.

Aquí tienen un excelente sitio Web sobre movimiento y actividades para los niños ciegos e impedidos visuales. Hace algunos años Dan Kish pronunció un discurso en un taller en grupo durante Texas Focus. El es especialista ciego titulado en orientación y movilidad (COMS) o instructor de orientación y movilidad y lleva a los niños ciegos a andar en bicicleta de montaña, etc. Me encanta su idea de la pelota en una bolsa de comestibles plástica para integrar a los niños ciegos e impedidos visuales con sus compañeros videntes, como alternativa al goalball, etc. ¡Compruébenlo!! www.worldaccessfortheblind.org

Bonnie:

Soy mamá de Daniel. Les cuento lo que sucedió con un niño de 4 años y medio, legalmente ciego (cerca de 20/360, peor bajo la luz del sol) en su primer vehículo de dos ruedas) con ruedas de aprendizaje. Yo compré la bicicleta en Freecycle.com. La hicimos mucho más amigable para la parte sensorial. Le encantaron los banderines en su vehículo y señaló “los chicos mayores tienen bicicletas chirriantes” queriendo decir bicicletas viejas que crujen. En lugar de ello le encontramos una bocina molesta y chillona que ya lleva incluye la campanilla y la bandera naranja para mayor seguridad.

Cuando lo vimos, pensamos que bailaría su demasiado emocionado “Happy Flappy”. ¡No fue así! Dijo “una bicicleta Thomas” y corrió hasta ella, se subió y partió – como diciendo “ya era hora de tener una bicicleta Thomas”.

Papá dijo que se volcó más de 273 veces  (vean las manillas y la bocina quebrada – ya incluso había torcido las manillas en la caída Nº 271 cuando quebró la bocina, pero papá y el tío Walter las enderezaron).

¡Daniel resultó si un rasguño! Papá se magulló las piernas al tratar de detener o aminorar las caídas. El pensaba que éstas eran divertidas. No es de extrañar que éste sea el niño que se columpiaba como un loco en un columpio de plataforma esta mañana durante la rehabilitación, extendió la mano para indicar algo y cayó bajo el columpio.  Cuando Mary (terapeuta) y yo nos acercamos, él dijo tranquilamente “Daniel está mirando la parte de abajo del columpio”. Me hizo recordar lo que decía Pee Wee Herman: “Lo hice a propósito”.

Al ir a la cama anoche Daniel dijo que después de la escuela y la rehabilitación al día siguiente él y papito darían otro “alto paseo” (lo contrario de “corto paseo” es “alto paseo”) con su bicicleta Thomas. Ahora papá está de acuerdo en que necesita un casco, pero aún no acepta los protectores de codos y rodillas.

Otro día como hoy puede hacerlo cambiar de opinión. Va a ser un largo verano ¿hay un pase con descuento para el estudiante con retraso mental educable? Creo que vamos a necesitarlo. Mucho.

Deborah Sims:

Gracias por sus respuestas. No estaba segura si era demasiado lo que esperaba de él. Es tan bueno oír que no es imposible. ¡Continuaremos trabajando!!

UN DÍA DESPUÉS 

Deborah Sims:

Gracias a todos por sus respuestas. Es muy bueno escuchar historias de éxito. Ahora tengo una más para agregar. El día que envié un mensaje de correo electrónico a txvifamily en busca de aliento, descubrí a Daniel manejando su bicicleta (sin ruedas de aprendizaje) ¡en el camino asfaltado!!! Llevé a mi hija a práctica de natación esa tarde y regresamos tarde. No lo sabía pero, pero mientras estábamos fuera, papito y los niños salieron a pasear en bicicleta y… ¿adivinen qué? …para hacer corta la historia, a la mañana siguiente, ¡Daniel manejó su bicicleta hasta la escuela!!! Estamos tan orgullosos de él. ¡No podía creer lo que veía!! ¡Lo hizo!!