Main content

Alert message

Spring 2019

Por Liz Eagan Satter

Nota del Editor: Karen Crone, COMS, durante muchos años especialista en visión y sordoceguera en el Centro de Servicio de Educación de la Región 4 de Houston, y amiga de muchos de nuestros lectores, falleció inesperadamente el 28 de septiembre del 2009.  Liz Eagan Satter, quien en muchas oportunidades trabajó con Karen durante el tiempo que prestó servicios en la Región 4, resumió en esta historia personal el efecto que ella produjo en tantas personas.


Tal vez ésta es la mejor fotografía que haya tomado de Karen.  La tomé el 15 de julio del 2006 en Snowbird Lodge en Utah.  Nos encontrábamos caminando durante un descanso de las sesiones de AER junto con Sheryl Sokoloski.  Poco después de tomar esta fotografía, perdí mi celular y comenzamos a buscarlo.  Me dí cuenta que no lo tenía, ya que era el cumpleaños de mi hija y estaba a punto de llamarla.  Karen, amablemente, me ofreció su teléfono.  Sheryl y yo continuamos buscándolo mientras Karen regresó a atender la cabina de la Región 4 en el área de ventas.

Las tres pasamos mucho tiempo recorriendo el lodge y el bosque. Karen me animó cuando intenté sobreponerme a mi temor por las alturas subiendo en tranvía hasta la cima de una montaña.  Ella en ningún momento se burló de mis indudables nervios, sólo me dio apoyo y ánimo.

Después las tres decidimos lanzarnos en tirolesa.  Ésta es una actividad en la que uno en posición semi sentada se amarra a una cuerda y se desliza cuesta abajo a gran velocidad hasta una base donde se detiene de forma abrupta.  Karen me gritaba que no dejara de respirar.  Cuando llegué a la base, besé el suelo.  Mientras Karen les decía a todos cuánto los odiaba y que nosotras la habíamos obligado a hacerlo.  Posteriormente, después de reírnos bastante y calmarnos, continuamos recorriendo el área y nos comprometimos a ¡NO volver hacer algo que pusiera en riesgo nuestras vidas!

Así es como yo espero que la recuerden – siempre alegre, con una sonrisa auténtica y alguien en quien confiar.  Destaco su vida puesto que estoy segura de que así lo querría ella.  Fue una mujer maravillosa con mucho talento y conocimientos pero más importante aún, con corazón.  ¡Las lágrimas se borrarán con el tiempo pero su determinación y fe vivirá en cada uno de nosotros!

“Cuando una puerta de felicidad se cierra, otra se abre; pero a menudo miramos por tanto tiempo a la puerta cerrada que nos olvidamos que hay otra que se nos ha abierto”

-- Helen Keller