Main content

Alert message

Spring 2019

Por William “Bill” Daugherty, superintendente, Escuela para Ciegos e Impedidos Visuales de Texas

Resumen: el superintendente Bill Daugherty analiza la planificación futura para la TSBVI e invita a dialogar con las partes interesadas sobre este tema.

Palabras clave: William Daugherty, Escuela para Sordos e Impedidos Visuales de Texas, ciego, impedido visual, sordociego, planificación futura, colaboración, asociación


La Escuela para Ciegos e Impedidos Visuales de Texas (TSBVI) se encuentra en plena etapa de cambios con su proyecto de construcción, lo que nos hace pensar mucho sobre el futuro de la escuela. Para el momento en que todo el edificio esté terminado, habremos estado ubicados en 1100 W. 45th Street en Austin por aproximadamente 95 años. Entonces ¿cómo se presentan los siguientes 95 años? Una fotografía de la construcción original de 1916 nos muestra hombres y mulas bajo el abrasador calor del verano. Se ve casi insoportable y las mulas nos hablan de una época pasada. Una fotografía tomada hace tres meses muestra hombres afanándose exactamente en el mismo punto con una temperatura de 105 grados. Yo también estuve allí y realmente era casi insoportable. Así es que tal vez dentro de 95 años más no será un futuro tan fantástico que todos nuestros problemas se hayan solucionado mediante la invención y la tecnología. Tal vez aún nos encontremos en el tema de educar a niños con impedimentos visuales y, si es así, ¿qué parte de lo que hacemos ahora aún será importante para Texas y qué parte no lo será?

Si dividimos esta amplia visión en décadas, en la TSBVI estamos intentando pensar en cómo nuestra escuela puede hacer su mejor contribución al estado como un todo durante los próximos 10 ó 20 años. La TSBVI se ve a sí misma como no más que una parte de un sistema estatal que incluye distritos escolares independientes, centros de servicios educativos, la Agencia de Educación de Texas, la DARS/DBS, las dos universidades y todos los demás grupos de defensa que representan los padres, educadores y adultos ciegos, entre otros. En Texas este sistema estatal está considerado como el mejor del país y si nos adelantamos, es seguro que todos nosotros queremos que siga siendo así. La TSBVI recibe muy buenos recursos del cuerpo legislativo estatal, pero éstos están lejos de ser infinitos y hay una vigilancia constante de parte de nuestros legisladores para garantizar que se obtenga lo mejor de cada dólar de impuestos que ellos invierten. Por lo tanto, si pensamos en el futuro, tenemos que pensar más allá de simplemente agregar nuevos programas y servicios como una forma de cultivar la misión y eficacia de la escuela.

Los servicios de divulgación comunitaria y los programas de verano y a corto plazo de la TSBVI resultaron de las necesidades que los distritos escolares independientes nos dieron a conocer como formas de entregar apoyo extra a los estudiantes que asisten a sus escuelas locales. Estas iniciativas han tenido éxito en todos los aspectos, lo que es bueno ya que ellas requieren una parte importante de los recursos de la escuela para poder funcionar. Ahora vemos estos excelentes programas como partes fundamentales de nuestro sistema de entrega de servicios y continuaremos creciendo y perfeccionándolos y logrando más mediante ellos. No obstante, “lograr más” agregando nuevos programas importantes tales como éstos es poco probable que ocurra en el corto plazo. El debate que ahora comenzamos a entablar con las partes interesadas es sobre cómo lograr más manejando el potencial del sistema estatal como un todo. Términos tales como cooperación, colaboración, opciones, definición de funciones, asociaciones y participación de los padres definen el manejo al que me refiero aquí.

Todos reconocemos que entre los más de 8.000 estudiantes de Texas hay algunos que no reciben los servicios adecuados. A veces pensamos que éstos se refieren a niños aislados y otras pensamos en ellos como grupos. El reciente aumento en la cantidad de padres y educadores por igual que defienden a los estudiantes sordociegos es un ejemplo de un grupo sin los servicios adecuados para el cual los apoyos de entrega de nuevos servicios, tales como los interventores, se están fortaleciendo. Tengo que pensar que en cada grupo de edad y en cada grupo de tipos de estudiantes – en algún grado escolar, en ningún grado escolar, discapacitados múltiples, etc. – hay niños que no reciben los servicios adecuados. Lo que la TSBVI viene tratando de resolver es cómo podemos hacer nuestra parte y, quizás sin modestia, decir cómo podemos liderar a nivel de estado, para garantizar que a todos los estudiantes se les entregue una educación de vanguardia tanto en el plan de estudios básico como en el básico ampliado. De alguna manera nuestra escuela tiene que continuar con su cometido de manera más inteligente, ya que, como dije antes, es poco probable que simplemente se agreguen y financien nuevos programas.

Ahora menciono dos cosas que creo que muchos de nosotros pensamos que sabemos sobre este tema en este preciso momento. La primera es que los estudiantes vienen a nuestro plantel o nuestro personal va al suyo sólo porque aquellos de ustedes que están en el distrito escolar independiente lo solicitan. Esta simple fórmula abarca cerca de un 99% de lo que hacemos. La segunda, actualmente hay estudiantes en la TSBVI que recibirían una mejor educación en sus escuelas locales y hay estudiantes en los distritos escolares ahora que realmente necesitan la intensidad de los servicios especializados que ofrece la TSBVI. De alguna manera importante ambos grupos de estudiantes terminan no recibiendo los servicios adecuados y ello se aplica a todo tipo de estudiantes.

En los distritos parece ser que el mayor desafío es el tiempo. Los maestros de impedidos visuales y especialistas certificados en orientación y movilidad itinerantes hacen mucho a la vez, por decir lo menos. En la TSBVI tenemos tiempo en comparación con el modelo itinerante y a menudo nuestro gran desafío es cómo asegurar que la intensidad de los servicios que entregamos lleve al aprendizaje y las destrezas que puedan ser generalizados en el próximo entorno, pasados los tres años que es la norma para los estudiantes matriculados aquí. Este próximo entorno nunca será un plantel lleno de especialistas que puedan impartir enseñanza al estudiante por más de quince horas al día en una sala de clases, comunidad e internado. Ambos entornos educativos – los distritos escolares independientes y la TSBVI – están en busca de formas de abordar estos dos desafíos. A menudo a los niños que ahora asisten a las escuelas locales se les ofrecen oportunidades de educación después del horario regular de clases y de verano desarrolladas localmente para llenar algunos de los espacios generados por los límites de tiempo. Los distritos escolares independientes continúan informándonos sobre los tipos de programas de divulgación comunitaria, verano y a corto plazo que desean de la TSBVI. Ésta se esfuerza continuamente por fijar la puntería sobre las razones para que matricular en nuestra escuela y la buena disposición de cada estudiante y del “próximo entorno”, sea éste el distrito o la experiencia postescolar, sean una combinación próspera.

Mientras la TSBVI espera las próximas dos décadas con un deseo de hacer su parte – una parte entre otras muchas – para mover la agenda estatal completa hacia el logro de un mejoramiento continuo, deseamos hacer que todas las partes interesadas participen en un proceso de planificación honesto y abierto sobre el futuro de nuestra escuela dentro del contexto de los más de 8000 niños y sus muy variadas necesidades educativas. Si dicho proceso puede considerar al sistema estatal como un todo, más que como una fusión inconexa de organizaciones individuales, Texas seguirá a la vanguardia de lo que es mejor para todos los estudiantes a quienes servimos. Le rogamos nos cuente qué piensa sobre este extenso tema; siempre me podrá encontrar en <>. Pronto nos comunicaremos con muchos de ustedes de manera más formal para conocer sus ideas y temas sobre cómo ayudar a nuestro sistema a seguir avanzando y sobre la mejor manera de colaborar con usted en sus esfuerzos locales para hacer que su distrito o región alcance las metas deseadas al entrar usted en este campo.