TSBVI logo | Home | Site Search | Outreach | Ver/Oír Indicio |

Invierno 1999 Tabula de Contenido
English version of this article (Versión Inglesa)

La exhibición de modas

Por: Tamee Argo y Doylene Land, Comisión de Ciegos de Texas, Odessa, Texas
y Lu Cleere, Centro de Servicios Educacionales XVIII, Midland, Texas

Por años, la Comisión de Ciegos de Texas y el Centro de Servicios Educacionales Región XVIII habían deseado presentar una exhibición de modas en la que estudiantes incapacitados de la vista pudieran modelar. Pensábamos que esto los ayudaría a adquirir confianza en sí mismos y en su apariencia y que eso los ayudaría durante el nuevo año escolar. Después de muchos meses de planeación y acopilación de recursos, el proyecto finalmente se logró.

Antes de la gran ocasión, se llevó a los estudiantes - de 6 a 18 años de edad - a comprar las prendas de vestir que ellos querían modelar. Se les dio una cantidad de dinero y se les dieron instrucciones para que coordinaran las prendas, los accesorios y los colores. Se les instó que hicieran sus propias decisiones en lo que se refería a la ropa que comprarían. Las prendas de vestir variaban de ropa casual a ropa de fiesta.

Un salón de belleza local, Charles y Co., particularmente se involucró en este proyecto. Al principio sentían un poco de aprehensión de trabajar con estudiantes incapacitados de la vista. Pero después de participar en una sesión de concientización sobre la ceguera, las manicuristas, peinadoras, maquillistas y hasta el propio dueño se sintieron más agusto. Entre otras organizaciones que se involucaron en este proyecto se encuentra una organización de servicios para caballeros, una tienda de departamentos, un cine, un fotógrafo y un comediante. Otros individuos y tiendas también donaron premios para la rifa.

El día de la exhibición llegó y los estudiantes llegaron temprano al Hilton de Midland. Los varones recibieron instrucciones de cómo bolear sus zapatos, cómo razurarse y cómo anudar sus corbatas. Las jovencitas aprendieron a arreglarse las uñas y a maquillarse. A cada estudiante se le cortó y arregló el pelo. A cada uno se le dio un paquete de artículos personales y grasa para zapatos.

Después de un agradable almuerzo con sus amigos, se les enseñó a los muchachos las técnicas de modelar, presentarse a sí mismos ante una audiencia y usar sus expresiones faciales. Varias damas del Permian Playhouse les enseñaron un acto musical corto que presentarían al final de la exhibición.

Mientras que los padres, hermanitos, abuelitos y maestras llegaban, los estudiantes estuvieron ocupados poniéndose las prendas que iban a modelar. Los nervios, la ansiedad y los calambres de estómago se hicieron evidentes al mismo tiempo que los estudiantes se reían, carcajeaban y se arreglaban sus nuevos peinados y prendas de vestir. Mientras que el comediante presentaba su acto, los estudiantes comenzaron a alinearse para su caminata por la pasarela. Cada estudiante tenía su tiempo programado para caminar bajo el reflector, modelar su ropa y exhibir su nueva apariencia, al mismo tiempo que una música y descripción de sus prendas y actividades extracurriculares los acompañaba. La exhibición de modas terminó con el acto musical ya mencionado y al final del programa se les tomaron fotos para que recordaran la ocasión.

Según los comentarios de los estudiantes, la exhibición de modas fue todo un éxito. Algunos de sus comentarios: "Yo siempre había querido hacer algo diferente. La exhibición de modas me dio la fabulosa oportunidad". "Estoy agradecido por todas las muestras que me dieron ahora voy a usarlas y a lo mejor compro esos productos después". Otro estudiante dijo: "Fue una gran reunión. Vi a mis amigos y comimos pizza. Fue divertido exhibir mi vestido en la pasarela mientras que tocaban la música de rock-and-roll. Me encanta mi vestido". "La exhibición de modas estuvo de lo mejor". "Es una vivencia que nunca voy a olvidar".

Nota del editor: Estos individuos encontraron una gran manera de hacer algunas cosas que las maestras de la vista raramente pueden lograr durante un día típico de clases. La colaboración creativa permitió que los estudiantes practicaran muchas destrezas necesarias para la vida independiente: presupuestar, arreglo personal, socializar y exploración de carreras. ¡Qué levantada de moral!


| Invierno 1999 Tabula de Contenido | en via a Email de Ver/Oír |

Please complete the comment form or send comments and suggestions to: Webmaster

Last Revision: September 1, 2010