TSBVI logo | Home | Site Search | Outreach | Ver/Oír Indicio |

Invierno 1999 Tabula de Contenido
English version of this article (Versión Inglesa)

Alerta con las evaluaciones de la vista funcional

Por: Cyral Miller, TSBVI, Director de Servicios

A los sistemas educacionales les gusta mucho usar los acrónimos. FVE y FVA son las iniciales de la evaluación o avalúo de la vista funcional, y es un acrónimo de especial importancia cuando se está programando para los estudiantes con incapacidades de la vista. El éxito de la educación de estos estudiantes depende mucho del acceso que se tenga a información actualizada y verídica sobre la vista del niño. En Texas, el reporte de evaluación de vista funcional es un documento que requiere la ley para aportar esta información al comité de ARD, y para determinar la elegibilidad del estudiante incapacitado de la vista a los servicios de educación especial. También se requiere un reporte conocido como la evaluación del medio de aprendizaje (conocido como LMA), esto es para determinar (en parte) cuales técnicas de enseñanza de lectoescritura y cuales materiales funcionales son adecuados.

El reporte FVA también se comparte con la familia y con todo el equipo educacional, incluso con el personal evaluador, para asegurar un conocimiento en general de cómo adaptar y modificar los exámenes y la instrucción para responder de la mejor manera a las necesidades únicas del estudiante. Es necesario tener un buen entendimiento de las necesidades de cada estudiante, esto es con el objeto de modificar adecuadamente los materiales, la distancia a la cual los materiales deben ser expuestos, la iluminación, el lugar en que se sienta, las herramientas que necesita para lectura y escritura, y otros aspectos críticos de la programación de sus estudios. Cada niño usa su vista de manera diferente, y aún los niños que tienen acuidades visuales y padecimientos del ojo parecidos, en realidad pueden "ver" de manera diferente. Para esos que no pueden ver, o cuya vista fluctúa o no es constante, la información de cómo adaptar la enseñanza a modos táctiles y del oído es muy importante para el personal. La evaluación de la vista funcional debe ser conducida por un maestro certificado en el área de incapacidades de la vista y/o un especialista en orientación y movilidad.

La ley federal que gobierna la educación especial continuamente pone énfasis en la activa participación de los padres para ayudar a determinar cuales áreas necesitan evaluarse. Ahora, durante el ARD - la Junta Anual de Admisión, Revisión y Retiro - o durante juntas convocadas especialmente, los equipos discuten juntos con los miembros de la familia cuales evaluaciones deben hacerse, esto es para programar mejor la educación del niño. Si el problema de los ojos está estable o quizá el niño utiliza prótesis en ambos ojos, la evaluación de la vista funcional puede ya no ser necesaria para determinar si el estudiante es elegible, como incapacitado de la vista, a la educación especial. Sin embargo, el reporte FVA continúa siendo un reporte importante. Este debe hacerse cada tres años, para evaluar si las modificaciones en la programación que antes eran adecuadas para la edad y grado del estudiante todavía son válidas en sus nuevos medio ambientes. Algunos estudiantes, al ir creciendo, se introducirán más a la comunidad. El personal necesitará estudiar la información visual o las modificaciones en el entorno de empleo del estudiante. En las aulas de los grados primarios los materiales son presentados de manera diferente a como se presentan en las aulas de estudios secundarios. La iluminación, el lugar en donde se sienta el niño y los requisitos de actividad para que el estudiante aprenda ciertamente cambian con el tiempo. El uso de la vista depende de muchos factores, no solo de la condición médica causante de la incapacidad. El uso funcional de la vista es afectado por muchas cosas. Los medicamentos, la presencia de otras incapacidades, la manera en que se posiciona al estudiante y el entorno del aula, las habilidades que se espera demuestre el estudiante dentro y fuera de la escuela, la motivación, edad y salud en general pueden figurar como factores. El período de observación es crítico para determinar cómo se va a responder a las necesidades de la vista y de aprendizaje y la observación debe hacerse a intervalos regulares. Esto asegura que se puedan llevar a cabo las modificaciones y enseñanza adecuada para el estudiante. Esta clase de información se detalla en el FVA y después puede ser compartida por el equipo.

La evaluación de vista funcional (FVA) complementa la información que aporta el oftalmólogo o el optometrista con su diagnóstico médico, la atención, el pronóstico y el estado de salud del sistema de la vista. Estos especialistas médicos evalúan la vista y el sistema visual del niño en sus clínicas o consultorios, en los cuales utilizan técnicas y equipo especial. El reporte FVA debe contener un resumen de toda esta información. Eso será la guía y dará información para la evaluación que hará el personal educacional acreditado. El FVA, junto con la información médica, ayuda a la maestra VI y/o al especialista O & M a traducir cómo cada una de las enfermedades del ojo afecta el funcionamiento del niño en situaciones de la vida real. Muchos de nosotros hemos visto situaciones en que reportamos un problema al doctor, pero que durante el examen médico el problema no se muestra. Por otro lado, hay situaciones en que durante el examen médico se descubren problemas que luego desaparecen cuando regresamos a casa. El reporte FVA describe cómo un padecimiento médico tal como las cataratas impacta el funcionamiento individual del niño.

El FVA debe estar basado en las observaciones que se le hacen al niño en diferentes medio ambientes, dentro y fuera del hogar y la escuela. Deben hacerse a diferentes horas del día, en diferentes medio ambientes, en situaciones cuando se le va a pedir al niño que aprenda. Algunos niños pueden necesitar ser observados en diferentes posiciones, ya que la posición también puede impactar al funcionamiento de la vista. La información que proporcionan los padres puede indicar que ir al hogar es importante, especialmente si ellos reportan que la vista del niño parece funcionar diferente en ese entorno. (Por ejemplo: "Parece que le va bien hasta en la tardecita, en la tardecita comienza a caerse y tropezar con cosas. ¿Se cae en la escuela?") El proceso puede ser bastante simple para actualizar la información en la evaluación de un niño que conocemos y cuya vista es estable. Sin embargo, para los niños nuevos, los muy pequeños, o los niños cuya vista es inconsistente, se puede necesitar hacer repetidas observaciones.

Existen niños en el sector de incapacitados de la vista que no cuentan con nada de vista. Para ellos también se necesita hacer reportes de la vista funcional. En estos casos, el reporte confirma la ausencia de vista y presenta recomendaciones para modificar la enseñanza de este estudiante. El reporte FVA por ley debe indicar si es necesario hacer una evaluación clínica de vista disminuida, o una evaluación para orientación y movilidad.

La sección de recomendaciones en el reporte de evaluación de la vista funcional ofrece una guía para la programación. En ella se discuten las diferentes clases de adaptaciones y modificaciones que más impactarán al aprendizaje. Esta sección puede ser el principal vehículo de comunicación para que el profesional VI comunique las necesidades especiales del estudiante al resto del personal. El personal puede colocar estas recomendaciones en su escritorio o en la carpeta del estudiante. También es importante que ellos usen estas recomendaciones para determinar, durante el proceso IEP, si es necesario hacer modificaciones.

Se han hecho docenas de formas para la evaluación de la vista. Algunas han sido diseñadas esencialmente como listas que se tienen que marcar, algunas son formas son diseñadas en computadora especialmente para el niño y otras incluyen narrativas. Existe una gran variedad de diferentes estilos y métodos para examinar y reportar. Al reconocer que estos reportes han sido diseñados para diferentes edades: infantes, niños pequeños, niños en edad escolar y jóvenes adultos, es lógico que el formato y el énfasis de cada formato sea diferente para cada niño.

El reporte FVA es crítico para asegurar la coordinación y consistencia en la programación educacional.... y debe ser ampliamente compartido. Por lo tanto, use lenguaje que no sea demasiado técnico para que todos los miembros del equipo y la familia puedan entender e implementar las recomendaciones.

En Texas, somos afortunados de tener un sistema que requiere el FVA. Este ofrece a las maestras y al personal evaluador la información importante sobre el impacto que la incapacidad específica del niño tiene sobre el aprendizaje. También los guía para hacer modificaciones a los materiales y al medio ambiente para aprovechar las habilidades del niño. La evaluación de la vista funcional es el centro sobre el cual el programa individualizado para el niño puede ser creado. Este es un acrónimo al que tiene que estar ALERTA.


| Invierno 1999 Tabula de Contenido | en via a Email de Ver/Oír |

Please complete the comment form or send comments and suggestions to: Webmaster

Last Revision: September 1, 2010