TSBVI logo | Home | Site Search | Outreach | Ver/Oír Indicio |

Invierno 2006 Tabula de Contenido
English version of this article (Versión Inglesa)

El Don del Tiempo

Por Phil Hatlen, Superintendente, Texas School for the Blind and Visually Impaired

Resumen: El Dr. Phil Hatlen discute la importancia de darse tiempo para enseñar el currículum central expandido a los estudiantes con impedimentos visuales, ceguera y sordoceguera.

Palabras Clave: Novedades y Perspectivas, ciegos, impedidos visuales, sordociegos, currículum central expandido, rol de los TVI

Cuando mi hijo menor tenía cinco años de edad, este niño nacido en el verano, mi esposa y yo nos vimos envueltos en una situación muy estresante. Dos grupos de “expertos” comenzaron a conversar con nosotros. Uno era la Asociación para la Educación durante la Niñez Temprana que promovía enérgicamente la posición de que los niños de “más o menos cinco años de edad” deberían comenzar el kindergarten. El otro grupo fundado, creo, por Gessel, nos bombardeaba con su frase favorita “Regale a su hijo el don del tiempo”. No hay prisa por comenzar la escuela. Su hijo podría obtener mucha más información, confianza y madurez si espera un año más.

Lucas comenzó el kindergarten ese año y seis años más tarde repitió sexto grado. En este caso, el “don del tiempo” habría sido muy importante. Él pasó seis años en la escuela siendo el niño más pequeño e inmaduro de su clase. Ahora, él es el mayor y el más maduro y esto ha hecho una diferencia asombrosa en su rendimiento y en su autoestima.

El don del tiempo. Suena tan políticamente incorrecto en un momento de nuestra evolución en que se supone que los niños en edad preescolar leen con fluidez en el momento que llegan a kindergarten, en un momento en que las pruebas importantes comienzan en tercer grado y pobre del niño de ocho años que no las apruebe, en un momento en que las expectativas que ponemos en nuestros niños son mayores cada año. ¿Sufren nuestros niños de ansiedad y frustración cuando las expectativas en cuanto a su rendimiento crecen más y más?

¿Tiene alguna relación el tiempo y la instrucción en el Currículum Central Expandido (ECC)? Probablemente su respuesta será: “Por supuesto que sí. Mi habilidad, como TVI, de enseñar el ECC es absolutamente un tema de tiempo”. Y por años he estado diciendo a los TVI que el tema del tiempo es de ellos y si establecieran sus prioridades encontrarían el tiempo para enseñar el ECC. En años recientes, he ofrecido diversas soluciones potenciales para tener tiempo para enseñar el ECC. Ellas fueron izadas igual que la bandera, pero creo que no muchos colegas les hicieron el saludo correspondiente.

Una sugerencia en cuanto a la entrega de instrucción necesaria en el ECC fue (es) involucrar a otras personas en este esfuerzo. ¿Por qué no pedir a la agencia de rehabilitación local que enseñe habilidades sociales y de vida independiente? ¿Por qué no pedir a alguna otra agencia que se haga cargo de la educación profesional? Por favor, sepan que esta nunca ha sido una de mis sugerencias ya que tengo un problema importante con esta propuesta. Pienso que ustedes, los TVI, y yo tenemos habilidades muy, muy especiales – habilidades que nos proporcionan el conocimiento sobre cómo adaptar un concepto visual para que entregue información similar en forma táctil o auditiva. Las habilidades que permiten que los estudiantes ciegos y con impedimentos visuales aprendan. Cuestiono el nivel de habilidades para la adaptación y el desarrollo creativo de nuestros colegas en otras disciplinas.

Entonces, demos otra mirada al tema del tiempo. ¿Y si entregamos el don del tiempo a los estudiantes ciegos o con impedimentos visuales? Creo que es poco realista y un mal servicio para muchos de nuestros estudiantes esperar que completen su educación en 12 años. La mayoría de los estudiantes ciegos y con impedimentos visuales deberían tener una educación de, por lo menos, 14 años. Esta debería consistir en un balance entre las necesidades académicas y las necesidades del ECC. Incluso para esos estudiantes cuyas necesidades académicas son opacadas por sus necesidades funcionales, estos años adicionales son fundamentales.

Este concepto requiere de un reconocimiento de que los estudiantes ciegos y con impedimentos visuales tienen más que aprender que sus compañeros videntes. Su pérdida de visión agregar importantes conceptos y habilidades que necesitan aprender para su vida adulta. Esto no significa que sean “retenidos” debido a una deficiencia académica y éste puede ser el concepto más complejo para los padres y para los estudiantes.

Propongo que estudiemos maneras en las que podamos extender la vida educativa de los estudiantes ciegos y con impedimentos visuales de 12 a 14 años. Para esto será necesario hacer algo. Primero, tendremos que convencer a los padres de que los niños ciegos o con impedimentos visuales tienen mucho más que aprender, para lo que se necesitará este tiempo adicional. Segundo, tendremos que convencer a los estudiantes de que esto no significa que los estamos reteniendo por razones académicas. Ningún estudiante quiere ser retenido y, por lo tanto, no graduarse con sus compañeros. Sí, será una importante tarea convencer a los estudiantes de que la ceguera y los impedimentos visuales requieren oportunidades de aprendizaje adicionales en la medida en que se graduarán de la escuela secundaria a los 20 y no a los 18 años.

Muchos han reconocido la necesidad de este “don del tiempo” y han probado varios enfoques para satisfacer las necesidades de los jóvenes ciegos y con impedimentos visuales. El 1972, se abrió el Centro de Habilidades de Vida para Impedidos Visuales (Living Skills Center for the Visually Impaired) en Richmond, California, ya que se reconoció que los graduados de RLF de las escuelas secundarias regulares de California del Norte no estaban preparados para vivir y trabajar en la comunidad. En el año 2002, la TSBVI, en colaboración con el DARS – División de Servicios a los Ciegos, abrió un programa post-secundaria por la misma razón. Estos intentos por resolver el problema de enseñar el ECC significó que la mayoría o todo el aprendizaje del currículum ECC tuviera lugar después de la graduación de la escuela secundaria. Supongo que esto es mejor que nada, pero es el equivalente de enseñar a leer a un joven de 18 años porque no hubo tiempo de hacerlo en la escuela.

Si infundimos en nuestros niños ciegos y con impedimentos visuales el concepto de igualdad, incluyendo la igualdad de la educación, ¿Cómo los convenceremos a ellos y a sus padres de que la igualdad realmente significa entregar el tiempo necesario para aprender todos los aspectos de la educación académica y del ECC a fin de estar preparados para la vida adulta?

¿Cuál es la gran prisa en la vida? ¿Por qué no obsequiamos a nuestros estudiantes el don del tiempo?


| Invierno 2006 Tabula de Contenido | en via a Email de Ver/Oír |

Please complete the comment form or send comments and suggestions to: Webmaster

Last Revision: September 1, 2010