TSBVI logo | Home | Site Search | Outreach | Ver/Oír Indicio |

Invierno 2006 Tabula de Contenido
English version of this article (Versión Inglesa)

En una Emergencia

Por Beth Dennis, Consultora de Transición/BCP, División de Servicios a los Ciegos

Resumen: Este artículo revisa y reúne artículos y correos electrónicos que circularon después de los Huracanes Katrina y Rita y que entregaron consejos especializados en cuanto a la preparación para emergencias para los padres de niños discapacitados.

Palabras Clave: Novedades y Perspectivas, ciegos, impedidos visuales, sordociegos, discapacidad, preparación para emergencias, desastres.

Después de los Huracanes Katrina y Rita, se publicaron muchos artículos y circularon correos electrónicos dando consejo a los padres y cuidadores de niños con necesidades de salud especiales. El pánico y la tensión de manejar una emergencia pueden ser aliviados en cierta medida con una preparación cuidadosa.

ANTES DEL DESASTRE

No es sorprendente que la sugerencia número uno para el manejo de emergencias sea prepararse para las necesidades de su familia antes del desastre. Recuerde que puede que los teléfonos fijos y celulares no estén disponibles después del azote de un desastre, así que la preparación anticipada es una necesidad. Discuta sus necesidades específicas con su red de apoyo. Entregue una llave a algún miembro de su familia, amigo o vecino que pueda ayudarlo o informe a su red de apoyo dónde esconde una llave extra.

Las oficinas de manejo de emergencias locales a menudo mantienen registros de personas con discapacidades. Contáctese ahora con su oficina de emergencia local para registrarse. Obtenga y use una tarjeta de alerta médica para identificar la discapacidad de su hijo.

Si tiene mascotas, incluya sus necesidades en su planificación.

Prepare un equipo de emergencia que incluya:

  1. Linternas con baterías extra
  2. Una radio portátil operada con batería y baterías extra.
  3. Equipo y manual de primeros auxilios
  4. Comida de emergencia (incluyendo alimentos o fórmulas especiales) y agua para al menos dos días por persona
  5. Abrelatas manual
  6. Medicamentos esenciales para 3-7 días
  7. Efectivo y tarjetas de crédito (asegúrese de retirar efectivo con anticipación)
  8. Zapatos resistentes

También mantenga una lista de elementos importantes y almacénelos con los artículos de emergencia:

  1. Equipos y elementos especiales
  2. Prescripciones actuales (nombres y dosis)
  3. Nombres, direcciones y números de teléfono de sus proveedores médicos.
  4. Hoja resumen de las condiciones médicas de su hijo, con detalles sobre los medicamentos (incluyendo las dosis), resultados de las evaluaciones y necesidades médicas específicas. La Academia Norteamericana de Pediatría (AAP) y el Colegio Norteamericano de Médicos de Emergencia (ACEP) han desarrollado un Formulario de Información de EmergenciaPDF document usado para registrar datos de salud para los niños con necesidades especiales. Mantenga este formulario en su casa en un lugar donde el personal médico pueda encontrarlo fácilmente y llévelo cuando esté de viaje. Puede encontrar este formulario en <www.aap.org/advocacy/blankform.pdf>
  5. Los documentos del IEP, incluyendo las evaluaciones y las metas/objetivos del IEP y hojas de adaptación.
  6. Un resumen de las necesidades/estilo de comunicación de su hijo.

Además, prepare un equipo nocturno que incluya:

  1. Ropa cómoda para 2-3 días
  2. Elementos de higiene personal
  3. Identificación y elementos valiosos (ver siguiente párrafo)
  4. Frazadas y almohadas
  5. Sacos de dormir
  6. Silla portátil (plegable)
  7. Tapones de oídos y protectores visuales
  8. Elementos de confort como reproductores de CD y CDs (con baterías extra), reproductor de DVD y DVDs, libros, juguetes favoritos.

Finalmente, ponga un sobre en la guantera del automóvil o en su cartera o bolso que diga “En caso de accidente” y que entregue información de emergencia en caso que la persona que presta los cuidados no pueda responder. La información debería incluir el nombre del niño y la condición médica/discapacidada y también el nombre y el número de teléfono de un contacto de emergencia. Asegúrese de incluir información sobre el sistema de comunicación del niño si no es verbal. También se debería incluir el nombre del médico, el tipo de sangre, las alergias conocidas y las necesidades de medicamentos.

DURANTE UN DESASTRE

Lo más importante: ¡Manténgase calmado! Incluso si no se siente calmado, es importante proyectar la mayor calma. Los niños sentirán su estado emocional y lo imitarán

En segundo lugar, revise si hay riesgos en la casa. Durante e inmediatamente después de un desastre, los elementos comunes de la casa pueden causar daños o lesiones – cualquier cosa que pueda moverse, caer, quebrarse o causar un incendio, como los estantes con libros, cuadros en la pared o lámparas colgantes, etc. Revise si hay líneas eléctricas fuera de su lugar. Debe estar consciente del envenenamiento con monóxido de carbono: según los Centros para el Control de enfermedades, no se deben usar generadores, parrillas, cocinillas u otros aparatos a gasolina, propano, gas natural o carbón vegetal dentro de la casa u otras áreas cerradas.

Esta información ha sido reunida de varios artículos, incluyendo el artículo publicado en Internet de la Red de Recursos de Asociados (Partners Resource Network) “Consejos Preparación para Emergencias para Nuestras Familias” (“Disaster Preparedness Tips for Our Families”) el informe de la FEMA: “Preparación para Desastres para Personas con Discapacidades” (“Disaster Preparedness for People with Disabilities”) y varios correos electrónicos (autores no identificados) que circularon después de los Huracanes Katrina y Rita.


| Invierno 2006 Tabula de Contenido | en via a Email de Ver/Oír |

Please complete the comment form or send comments and suggestions to: Webmaster

Last Revision: September 1, 2010