TSBVI logo | Home | Site Search | Outreach | Ver/Oír Indicio |

Invierno 2005 Tabula de Contenido
English version of this article (Versión Inglesa)

Hay Santos a Nuestro Alrededor

Phil Hatlen, Superintendente, Escuela para los Ciegos e Impedidos Visuales de Texas

Resumen: El Dr. Hatlen conversa sobre las personas involucradas en las vidas de los niños con impedimentos visuales.

Palabras Claves: novedades y Perspectivas, ciegos, sordociegos, profesionales, familia.

Cuando escribo estas palabras, aún faltan dos semanas para nuestras Vacaciones de Invierno en la TSBVI y, aunque ustedes las leerán después de las vacaciones, quiero compartir con ustedes algunos pensamientos.

Santa Claus está en todas partes ahora. Y pienso sobre esta imagen y lo que significa, especialmente para los niños. Eso me lleva a recordar su nombre original – San Nicolás. Me pregunto por qué San Nicolás es un santo. Me pregunto cómo San Nicolás se transformó en Santa. Luego, mi mente que está constantemente haciéndose preguntas comienza a pensar en los Santos que hay en mi vida. Disculpándome con aquellos de ustedes que piensan que la santidad está reservada estrictamente a las personas a quienes le otorgan este honor las organizaciones religiosas, me gustaría compartir con ustedes mis santos (haré la distinción no escribiendo con mayúscula esta palabra).

Mi amigo Tom es un santo. Comenzó a enseñar a estudiantes con impedimentos visuales en Berkeley, California, en 1959. Se retiró alrededor de 1992. Tom es uno de los profesionales más creativos y dedicados que he conocido. Sus habilidades para trabajar con niños ciegos y con impedimentos visuales son legendarias y a menudo se le rogó que regresara a la escuela, que obtuviera un grado de doctor y que se transformara en profesor de la universidad. Incluso yo, uno de sus amigos cercanos, traté de convencerlo de que iniciara otros rumbos en su vida profesional. Pero Tom simplemente sonreía y decía “No, estoy donde yo quiero estar, ayudando a los niños pequeños que son ciegos a aprender y a crecer”. Así, este hombre tan talentoso permaneció en la sala de clases, enriqueciendo las vidas de muchos pero muchos estudiantes y , a su vez, siendo enriquecido por ellos. Tengo muchos recuerdos de Tom con sus estudiantes y mi vida también ha sido profundamente enriquecida por él. Tom es un santo.

Betty Brudno era transcriptora de Braille cuando la conocí por primera vez en 1957. Nunca supe qué la llevó al Braille, pero ella era una santa. Estaba entre los líderes que fundaron la Asociación de Transcriptores y Educadores de los Impedidos Visuales de California (California Transcribers and Educators of the Visually handicapped) (CTEVH). Ella fue la primera presidenta desde 1957 hasta 1959. Los transcriptores de Braille, letra imprenta grande y grabadores de audio se transformaron en parte esencial del éxito de la inclusión temprana en California. Ellos se plantearon tareas prácticamente imposibles con fechas límites poco razonables y siempre lograron realizarlas. En mi memoria, Betty era la CTEVH. Ella fue el corazón y el alma de los transcriptores de Braille y letra imprenta grande. Betty era una santa.

Bob Dasteel era un santo. Era el dueño de una compañía llamada The American Thermoform Corporation. Ellos construyeron enormes máquinas formadoras de vacío de tamaño industrial y fueron altamente exitosos. En un momento de la historia, mis colegas profesores y yo estábamos tratando desesperadamente de desarrollar un producto que produjera libros en Braille de tirada corta. Necesitábamos dos o tres copias de un libro, no 100 o 1000. La American Pirnting House for the Blind no podía imprimir libros de tirada corta. Recuerdo poner tres páginas de un papel delgado en un Perkins Brailler para producir tres copias del mismo material. Si alguna vez han transcrito, pueden imaginar los resultados. Luego, llegó el santo Dasteel con la idea de hacer una pequeña máquina formadora de vacío que reprodujera copias plásticas de Braille en papel. La mayoría de ustedes conocen el resto de la historia - la máquina termoformadora revolucionó la producción de Braille y gráficos táctiles. Bueno, Bob Dasteel no se detuvo con el invento. Se presentó en todas las conferencias a las que asistí por muchos años. Bob estaba siempre allí presente y entregó libremente su tiempo a cualquier persona que trabajara con estudiantes ciegos. Bob era un santo.

Margaret era una santa. Ella era la madre de un niño ciego por fibroplasia retrolental (hoy conocida como ROP). Apenas se le entregó este diagnóstico a su hijo, ella comenzó a leer todo lo que pudo encontrar sobre la sordoceguera. Buscó la ayuda de expertos en desarrollo y educación infantil e hizo las preguntas correctas. Se negó incluso a alojar el pensamiento de que su hijo sería muy diferente a otros niños. Ella convenció a su distrito local de comenzar un programa de educación inclusiva y pronto había 16 estudiantes ciegos asistiendo a una escuela primaria, entre ellos su hijo. Santa Margaret sabía lo que quería, sabía lo que su hijo necesitaba y de una manera calmada, persuasiva e informada, se las arregló para convencer a los demás de las fortalezas y necesidades educativas de su hijo. Margaret era una santa.

Tengo muchos otros santos más. Estoy rodeado de ellos en el trabajo. Estoy en presencia de uno cada vez que conozco a un padre. Por lo tanto verás, San Nicolás, que tienes mucha compañía en mi vida.

¿Quiénes son sus santos? ¿Les han dicho que lo son?


| Invierno 2005 Tabula de Contenido | en via a Email de Ver/Oír |

Please complete the comment form or send comments and suggestions to: Webmaster

Last Revision: September 1, 2010