TSBVI logo | Home | Site Search | Outreach | Ver/Oír Indicio |

Invierno 2003 Tabula de Contenido
English version of this article (Versión Inglesa)

Sea el Principal Partidario de Su Hija

Por Mary Zabelski, Presidenta, National Association for Parents
of Children with Visual Impairments
(NAPVI-Asociación Nacional para Padres con Impedimentos Visuales)

Reimpreso con permiso de Awareness, Edición Especial Doble.

Nota del Editor: Awareness se publica de forma cuatrimestrae por The National Association for Parents of Children with Visual Impairments, Inc. Para volverse miembro u ordenar cualquiera de las publicaciones de NAPVI, póngase en contacto con ellos al P.O. Box 317, Watertown, MA, 02471-0317, 1-800-562-6265, www.napvi.org o napvi@perkins.org.

Conforme su hija pase a través del sistema educativo, usted necesitará adquirir conocimiento e información acerca de los asuntos educativos que ella enfrentará. De hecho, usted necesitará volverse el “mejor” partidario de su hija. Usted se encontrará a sí misma trabajando en provecho de su hija, para asegurarse de que los servicios educativos especializados, garantizados por las leyes federales, estén disponibles realmente en su estado o en su distrito escolar local. Queremos que nuestros hijos alcancen su máximo potencial. Para conseguirlo, tienen que tener acceso equitativo a los materiales del salón de clases como sus compañeros con vista. En un mundo perfecto, todos los servicios especializados que los derechos educativos y civiles otorgan a nuestros hijos, siempre estarían disponibles y se podrían obtener fácilmente. En este, nuestro mundo real, el rango completo de servicios necesarios podría no estar disponible a menos que usted trabaje activamente para adquirirlos o se “dedique” a ello.

Como defensora de su hija, usted deberá lidiar o negociar con el distrito escolar o la escuela local para obtener los servicios necesarios. Los servicios significan la enseñanza especializada del maestro de educación especial, el maestro de visión, el instructor de orientación y movilidad, así como otras terapias relacionadas (p. Ej. terapia ocupacional, fisioterapia, terapia de lenguaje). Usted podrá descubrir que necesitará arreglárselas o “negociar” servicios por medio de la discusión y estableciendo condiciones con el personal educativo local. A veces los servicios no están disponibles y usted tendrá que presentar su solicitud por escrito o por medio de reuniones con el personal educativo, el administrador de educación especial del distrito o el director. El papel de los padres se vuelve crítico para el éxito y las experiencias educativas positivas que puedan ocurrir. De mayor importancia, su participación en la toma de decisiones es la clave para desarrollar un programa educativo positivo y significativo para su hija.

Usted podrá pensar que el personal de enseñanza capacitado profesionalmente sabe qué es lo mejor para su hija. Puede que esto no sea necesariamente el caso. Recuerde, la mayoría de los maestros de preescolar, primaria y secundaria no tienen la capacitación que los ayude a entender qué modificaciones y arreglos podrían necesitar los alumnos ciegos o impedidos visuales, sordos o multidiscapacitados, para acceder a sus libros de textos y a los materiales como lo hacen sus compañeros de clase. Recuerde que usted tiene mayor información acerca de las condiciones médicas de su hija y del diagnóstico médico y visual, que el que tiene el personal escolar.

Es importante reconocer que el maestro de salón de clases normal tal vez no esté familiarizado con la discapacidad visual de su hija ni en cómo proporcionar los servicios especializados que ella necesita. Cuando discuta la necesidad de servicios especializados, deberán estar presentes el maestro del salón de clases normal y el maestro de educación especial o de visión. Quizás usted podría solicitar una reunión para discutir estos asuntos antes de la reunión formal del IEP.

Si su hija tiene problemas en la escuela debido a la falta de servicios especializados o necesita un cambio en los servicios, usted tendrá que decirlo y negociar para obtenerlos. Los IEP deberán desarrollarse conjuntamente, entre el personal escolar, los prestadores de servicio y los padres de familia.

Cuando mi hija ciega estaba en los primeros grados, yo quería que ella desarrollara las necesidades que le ayudaran a ser independiente conforme creciera. Sabía que ella tenía que aprender a desplazarse de manera independiente, aprender a cuidar sus pertenencias, a vestirse apropiadamente y a cultivar la amistad de otros alumnos. Me preguntaba qué clase de trabajo podría tener como adulta, teniendo en cuenta que era “ciega”. Usted como el padre de familia, podría pensar acerca de tales asuntos, pero el maestro de salón de clases normal por lo general no está capacitado para ver más adelante. Muchas habilidades necesarias no serán enseñadas en la escuela a la que asiste su hija. Usted deberá discutir tales necesidades con el maestro de educación especial y con otro personal de terapia, para que usted pueda trabajar hacia tales objetivos en la escuela y en el hogar. Cada uno de nuestros hijos tiene diferentes áreas de fortalezas y de necesidades. Nosotros podemos ayudarlos si pensamos acerca de cuáles necesidades necesitan desarrollar para el éxito futuro en el mundo real y luchar por los servicios para ayudarlos a conseguir tales habilidades.


| Invierno 2003 Tabula de Contenido | en via a Email de Ver/Oír |

Please complete the comment form or send comments and suggestions to: Webmaster

Last Revision: September 1, 2010