TSBVI logo | Home | Site Search | Outreach | Ver/Oír Indicio |

Invierno 2002 Tabula de Contenido
English version of this article (Versión Inglesa)

Información Básica del Plan Educativo Individual (IEP): Lo que la Escuela Olvidó Decirle

Por DeAnn Hyatt-Foley, Madre de Familia, Lubbock, Texas

Nota de la editora: DeAnn tiene vasta experiencia en el proceso de educación especial, tanto personalmente, como por ser ex Directora del Path para el Oeste de Texas (PATH – Centro de Capacitación e Información para Padres de Texas), www.partnerstx.org. DeAnn continúa trabajando con los padres de niños con necesidades especiales, enseñándoles cómo abogar por sus niños. Ella y su marido, Matt, tienen un hijo adolescente con Síndrome de Asperger. El artículo siguiente a éste, “Aquello que las Escuelas Podrían Ignorar Acerca de un(a) Alumno(a) con Algún Impedimento Visual”, discute las evaluaciones adicionales requeridas para atender las necesidades de un(a) niño(a) con algún impedimento visual. Incluye una lista específica de verificación para cuestiones visuales que puede utilizarse en conjunto con la lista de IEP básica descrita abajo.

Durante más de 20 años se ha garantizado a los niños con discapacidades el derecho a una Educación Gratuita Adecuada (Free Appropiate Public Education-FAPE, por sus siglas en inglés). Los estados que reciben financiamiento para educación especial están sujetos a las leyes Federales que obligan a los distritos escolares a identificar y a proporcionar una FAPE a los niños de 3 a 21 años de edad, en el Ambiente Menos Restrictivo posible. Esta ley Federal se llama Acta de Educación para Individuos con Discapacidades (Individuals with Disabilities Act-IDEA, por sus siglas en inglés). Un aspecto interesante de IDEA (conocida anteriormente como Acta de Educación de Todos los Niños Discapacitados – Education of All Handicapped Children Act) es que los padres fueron la fuerza motriz de la misma con sus demandas de “derecho-a-la-educación” que se plasmaron finalmente en estas leyes Federales. Como resultado de tales esfuerzos, todos los padres son participantes equitativos en el proceso de toma de decisiones de IDEA.

Algunos distritos escolares hacen poco para garantizar que los padres sepan cuál es su papel y sus derechos en el proceso IEP. En consecuencia, muchos de los padres de niños que califican para los servicios de IDEA, no conocen la información básica para diseñar un Plan Educativo Individual (Individual Education Plan-IEP por sus siglas en inglés). Con frecuencia desconocen cuáles son los elementos que deben incluirse en este documento y qué es lo que hace adecuado a un IEP.

Cada niño que recibe servicios de IDEA tiene derecho a un IEP. El personal escolar y los padres del(a) niño(a) deben desarrollar el IEP antes del inicio de su año escolar y luego implementar el plan. La ley Federal establece claramente que un equipo de trabajo, que incluye a los padres del(a) niño(a), debe diseñar el IEP. La participación de los padres es el reconocimiento de los legisladores de que los padres tienen información valiosa concerniente a sus hijos. El IEP es un plan diseñado para un(a) alumno(a). Es el convenio entre la escuela y los padres que especifica cómo será educado(a). El IEP tiene tres componentes básicos.

EVALUACIÓN, CURRÍCULO Y UBICACIÓN

Evaluación

La evaluación es el primer paso en el proceso IEP. Todas las decisiones del equipo IEP deben basarse en la información de evaluación. El(a) niño(a) deberá ser evaluado en todas las áreas en las que se sospeche discapacidad. La evaluación incluye las pruebas formales (p. Ej. WISC-III, Woodcock-Johnson, etc.), las informales (p. Ej. calificaciones diarias, exámenes en el salón), entrevistas y observaciones. El equipo debe considerar toda la información de las valoraciones posibles, incluso las evaluaciones de los padres. También debe tener en consideración la información proporcionada por cada uno de los padres.

Currículo

El Currículo es el siguiente paso. Se toman los Niveles Actuales de Desempeño (Present Levels of Performance-PLOP’s, por sus siglas en inglés) de la información de la valoración del(a) niño(a). Estos establecen lo que puede hacer exactamente el(a) alumno(a). Por ejemplo, “De acuerdo a la Prueba Woodcock-Johnson de Dominio de Lectura, Johnny es capaz de comprender el material de lectura de 4to. Grado con 90% de precisión.” La valoración formal es sólo uno de los métodos para determinar los PLOP’s. También se pueden utilizar las calificaciones cotidianas y los reportes de padres y maestros.

Después de que se han identificado los PLOP’s, el equipo inicia el proceso de diseñar metas anuales mensurables. De acuerdo a la ley Federal 34 CFR 300.347 (2)(i), deben estar “relacionadas con la solución de las necesidades del(a) niño(a) que resulten de su discapacidad para permitirle involucrarse y progresar en el currículo general,” y (ii), “Atender cada una de las otras necesidades educativas del(a) niño(a) que resulten de su discapacidad.” La meta es una declaración de lo que el equipo IEP espera que el(a) infante sea capaz de dominar hacia el final del año escolar. Por ejemplo, “Para el 29 de mayo de 2000, Johnny deberá ser capaz de comprender el material de lectura de manera independiente, en un nivel de 5to. Grado con una precisión de 90%, medido por la Prueba de Dominio de Lectura Woodcock-Johnson.” La clave para las metas anuales es que deben ser observables y mensurables. En otras palabras, usted podrá ir al salón de clases y ver al(a) alumno(a) trabajando para alcanzar las metas. He visto muchas metas escritas del estilo: “El(a) alumno(a) logrará un progreso mensurable en lectura (matemáticas, escritura).” Otro ejemplo común de meta es: “El(a) alumno(a) actuará apropiadamente en el comedor.” Como puede verse, ninguna de éstas metas es mensurable ni observable. Evite palabras vagas como apropiado, aprenderá, etc. Al pensar en metas, una buena pregunta que hacer a su comité IEP es: ¿Cómo sabremos al final del año si Johnny ha tenido éxito? ¿Cómo veremos el éxito?

El desarrollo de objetivos mensurables o parámetros es lo que sigue al diseño de metas. Éstos se piensan de mejor manera como tres o cuatros pasos intermedios entre el PLOP y la meta. Por ejemplo, hemos determinado que Johnny puede comprender en un nivel de 4to. grado y que queremos que comprenda a un nivel de 5to. grado al final del año escolar. El comité IEP determinará los pasos y el proceso necesarios para que Johnny alcance la meta. Probablemente para el final del primer semestre Johnny será capaz de comprender el material de 5to. grado con la ayuda de un maestro, o tal vez será capaz de entender el material escrito de 4to. grado de manera independiente.

Las leyes Federales obligan al IEP a tener una declaración de cómo se medirá el avance del(a) niño(a).

Una razón importante para cerciorarse de que las metas IEP de su hijo(a) pueden medirse, es pedirle cuentas a la escuela de cómo está trabajando con él(la). Es muy difícil establecer que el(a) alumno(a) no ha hecho progreso alguno con palabrería vaga. Cuando las metas son específicas, observables y mensurables, los padres cuentan con un sistema para seguir el avance de su hijo(a). El IEP también debe especificar la manera en la que se informará a los padres del progreso de su alumno(a) respecto de las metas anuales. Los padres deben ser notificados, tan seguido como los padres de un(a) hijo(a) no discapacitado (p. Ej. con boletas de calificación). El IEP debe incluir hasta qué punto será suficiente el avance del(a) alumno(a) para permitirle lograr las metas al final del año escolar. Recomiendo plenamente que el equipo IEP utilice una valoración estandarizada para medir el avance del(a) niño(a) a mediados del año escolar. Una herramienta estandarizada en conjunto con boletas pueden ser un sistema efectivo de “verificación y balances”. Si el(a) estudiante no está logrando el avance esperado, el comité IEP entonces tendrá cierto tiempo durante la mitad del año escolar para atender y hacer cambios en el IEP.

Después de escribir las metas y los objetivos, el comité IEP debe escribir una declaración de servicios educativos especiales (p. Ej. servicios relacionados, modificaciones al programa y apoyo para el personal escolar) que se proporcionará al(a) alumno(a). Estos servicios deben apoyar al(a) niño(a) en su avance hacia el cumplimiento de las metas anuales. Deben ayudarlo(a) a involucrarse en el progreso en el currículo general, incluyendo las actividades extra y no académicas.

Ubicación

La ubicación es el último paso en el proceso IEP. Debe haber una declaración que incluya cómo será educado el(a) niño(a) y de qué manera participará con otros niños con o sin discapacidades. Si el(a) niño(a) no participa con sus compañeros no discapacitados en clase y en las actividades normales, el equipo deberá anotar la razón en una explicación escrita. Las decisiones de ubicación se basan en las metas y los objetivos del IEP del(a) niño(a). Éste(a) se coloca en ambientes más restrictivos sólo si las metas y los objetivos no pueden alcanzarse en el salón de clases general con ayudas y apoyos suplementarios. El equipo IEP debe hacer un esfuerzo de buena fe para proporcionar el apoyo adecuado antes de separar al(a) niño(a) a un ambiente con mayores restricciones.

Durante más de veinte años, el lenguaje en IDEA ha sido muy claro. Se espera que los padres desempeñen un papel de primer orden en el desarrollo del IEP de su hijo(a). Muchos de ellos no conocen los fundamentos del proceso IEP. Los padres desinformados no son participantes equitativos en las decisiones que se toman en relación al IEP de su hijo(a). Es importante que los padres se involucren y se mantengan informados acerca del proceso IEP. Hay muchas fuentes de apoyo para los padres en su estado. Internet es una fuente maravillosa de información sobre el proceso de educación especial. Un IEP bien diseñado no sólo sigue las intenciones de IDEA; hace responsable a la escuela sobre la manera en la que se educa a su hijo(a). Según mi experiencia al trabajar con padres durante varios años (así como la propia), una vez que los padres han entendido la información básica sobre el IEP, se convierten en verdaderos responsables y defensores de su hijo(a).

IEP: Una Lista de Verificación para los Padres

La siguiente información debe aparecer por escrito en el documento del IEP

Agradecemos, de manera especial, a Matt Foley, de Foley, Hyatt-Folley and Associates, así como a Mary Durheim de Educational Rights Information & Consulting Center, por su ayuda en la edición de este artículo.


| Invierno 2002 Tabula de Contenido | en via a Email de Ver/Oír |

Please complete the comment form or send comments and suggestions to: Webmaster

Last Revision: September 1, 2010