TSBVI logo | Home | Site Search | Outreach | Ver/Oír Indicio |

Invierno 2002 Tabula de Contenido
English version of this article (Versión Inglesa)

Mosquitero o Cheque Salarial - ¿Qué Preferiría Usted?

Por Ron Lucey, Comisión Texas para Invidentes, Coordinador de Recursos para el Consumidor

Cada enero, trato de motivar a las familias para que empiecen a planificar las actividades de verano de sus hijos, aunque el invierno de Texas central parezca infinito y el verano una noción distante. Recientemente mis colegas de la TCB me animaron a ampliar mi artículo del campamento anual de verano para incluir sugerencias adicionales con miras a utilizar el receso de verano de sus hijos para prepararlos mejor para el futuro.

¿SU SELECCIÓN SERÁ UN MOSQUITERO?

Hay mucho beneficios que obtener al asistir a un campamento, incluyendo el de contar historias sobre el tamaño de los mosquitos que lo inundan. Los niños más pequeños se beneficiarán de las sesiones más cortas del campamento o de los programas de campamento de un día recomendados para aquellos excursionistas que no estén preparados para pasar una semana o más lejos de casa. Con frecuencia los parques citadinos y los departamentos de recreación patrocinan campamentos que buscan incorporar jóvenes con discapacidades en actividades recreativas y de aprendizaje apoyadas por la ciudad. Reúnase a la brevedad con el coordinador del campamento de un día o recreativo para cerciorarse de que se resolverán las necesidades de su hijo(a) para que participe de forma adecuada.

Para muchos niños mayores, los programas de campamento residencial ofrecen una buena oportunidad para practicar y aprender nuevas habilidades, desarrollar un mayor sentido de confianza y de independencia, reunirse con compañeros con intereses similares, hacer nuevos amigos y, lo más importante, divertirse. Puede encontrar una lista actualizada de los programas de campamento residenciales más populares y de otros de verano destinados a los jóvenes invidentes o con impedimentos visuales, en el sitio web de la TSBIV en http://www.tsbvi.edu/Education/camps.htm.

SUGERENCIAS PARA SELECCIONAR UN CAMPAMENTO

  1. Recuerde las fechas límite del campamento. Los grupos de los campamentos más populares se llenan rápidamente, dejando a su familia con menos opciones si no se decide a tiempo. Hacia el receso de primavera (Spring Break) asegúrese de haber hecho la elección final del campamento.
  2. Llame pronto (en enero o en febrero) para pedir una solicitud al campamento. Es más tardado llenar unas solicitudes que otras y pueden requerir una autorización médica firmada por el doctor del(a) niño(a).
  3. Hable con otros padres, maestros de impedidos visuales, trabajadores sociales de niños de la TCB o consejeros de transición acerca del campamento al que está pensando enviar a su hijo(a). Visite el sitio web del campamento, y, de ser posible, piense en visitarlo fuera de temporada.

¿SU ELECCIÓN INCLUIRÁ GANAR UN SALARIO (O UNA EXPERIENCIA DE TRABAJO)?

La mayoría de nosotros recuerda haber tenido una experiencia laboral a una edad temprana, incluso en un trabajo voluntario en nuestra iglesia u hospital locales. La experiencia de trabajo es crucial para el desarrollo vocacional de los niños que son invidentes o impedidos visuales. Este verano, en lugar de considerar las mismas opciones de campamento, ¿por qué no pensar en involucrar a su hijo(a) en una experiencia de verano laboral –sea ésta formal o informal?

Los niños más pequeños se benefician de tener la responsabilidad de algunas tareas en la casa, y la recompensa de ganar un poco de dinero extra para gastar. Concéntrese en los trabajos o partes de los trabajos que su hijo(a) pueda realizar, y ayúdele a desarrollar técnicas alternativas para lograr el cumplimiento de tareas hogareñas más difíciles. Las faenas sugeridas para los niños más jóvenes incluyen alimentar y cuidar a la mascota de la familia, ayudar con la lavandería, lavar y guardar los trastes y, sí, ayudar en el jardín. Además de promover los trabajos caseros, piense en experiencias voluntarias con organizaciones y/o empresas locales. Algunas de ellas pueden incluir doblar toallas y barrer la estética de algún amigo, fungir como consejero junior en un día de campamento y en museos. Para explorar tales opciones, póngase en contacto con su trabajador social del Programa para Niños de la TCB.

Los niños mayores pueden querer explorar los trabajos asalariados fuera de casa por medio de una labor de verano con un empleador local. Los centros de mano de obra locales constituyen un buen recurso para encontrar trabajos pagados en la comunidad. El sitio web de la Comisión de la Fuerza Laboral de Texas (Texas Workforce Commission - TWC) tiene una lista de todos los centros locales, así como de las bolsas de trabajo en línea para buscar un trabajo en particular. Su dirección es www.twc.state.tx.us. Muchos departamentos de servicios de salud y humanitarios de ciudades y condados, patrocinan programas de verano de empleo para jóvenes, con oportunidades laborales en departamentos que trabajan en toda la comunidad. El reclutamiento para tales programas puede comenzar tan pronto como enero, con capacitación y orientación obligatorias previas que se realizan en la primavera. Para mayores informes sobre los programas de verano pagados, póngase en contacto con su consejero de transición TCB, el Centro de Servicio Educativo Regional, o la Escuela para los Invidentes y Discapacitados Visuales de Texas (TSBVI).

Si su familia escoge un mosquitero o un salario, la parte más importante de la experiencia ¡es disfrutar el verano así como todas las oportunidades recreativas, de aprendizaje y de trabajo que ofrece!


| Invierno 2002 Tabula de Contenido | en via a Email de Ver/Oír |

Please complete the comment form or send comments and suggestions to: Webmaster

Last Revision: September 1, 2010