TSBVI logo | Home | Site Search | Outreach | Ver/Oír Indicio |

Verano 1998 Tabula de Contenido
English version of this article (Versión Inglesa)

Planes regionales para los estudiantes incapacitados de la vista

Por: Marty Murrell, Administrador de Programa
Componente para Estudiantes con Incapacidades de la Vista,
Agencia de Educación del Estado de Texas

¿Cómo podemos asegurar que todos los niños en Texas que padecen de incapacidades de la vista tienen acceso a todos los servicios especiales que necesitan? ¿Cómo podemos asegurar que los estudiantes reciben los servicios necesarios para que puedan participar y progresar en el plan general de estudios? ¿Para que puedan prepararse para un empleo y vivir independientemente sus vidas adultas? Esta es un reto increíble ya que Texas es un estado muy diverso. Texas tiene áreas metropolitanas inmensas, también regiones aisladas, pequeñas, pueblos rurales y todo lo que se pueda imaginar entre uno y otro. Los distritos son "independientes" y las regiones son diversas en población, cultura, geografía y economía. ¿Podría alguien planear una estrategia que funcionara para todo Texas?

Cuando enfrentados a este dilema de cómo implementar las leyes, los reglamentos y los códigos correspondientes a la educación especial que necesitan los estudiantes con incapacidades de la vista, la Agencia de Educación del Estado de Texas congregó a un grupo compuesto por profesionales y padres de diferentes regiones estatales que le dieran recomendaciones. El grupo recomendó "Planes Regionales"

El estado se divide en veinte regiones educacionales, cada una con un centro de servicios educacionales (ESC). La Agencia, siguiendo las recomendaciones del grupo, ahora requiere que cada ESC desarrolle un Plan Regional para Estudiantes con Incapacidades de la Vista. El plan tiene dos objetivos. El primero es asegurar que se proporcionan servicios amplios. El segundo es asegurar que el estudiante logre mejorar en las áreas académicas y de habilidades compensatorias. (Las habilidades compensatorias incluyen el braille, la orientación y movilidad, habilidades para vida independiente, habilidades de recreación y descanso, autoabogacía, eficiencia de la vista, tecnología adaptada, etc.).

El ESC es el catalizador para el proceso de planeación. Reflejando las características especiales de cada región, el proceso varía de un centro a otro; pero tiene varias normas estándar que deben respetarse. Primero, el plan debe estar basado en una evaluación de lo que cada región necesita. Esta información usualmente se obtiene por medio de: 1) censos formales e informales de estudiantes, padres, maestros, administradores, etc., 2) reuniones para identificar y decidir las prioridades, 3) datos obtenidos de las evaluaciones de los estudiantes, 4) datos demográficos, 5) resultados de supervisión, y 6) resultados de las evaluaciones del programa.

Segundo, el proceso de planeación debe ser hecho en colaboración incluyendo a una amplia variedad de personas interesadas. Entre estos individuos se deben encontrar personas del distrito, personal del centro de servicios, padres y personal de la Comisión de Ciegos del Estado de Texas. Típicamente, las maestras de la vista, las especialistas en orientación y movilidad y los directores de educación especial de ambos distritos y del centro de servicios deben estar involucrados en este proceso. Algunas regiones cuentan con un solo representante de padres; otras usan grupos de padres. Algunas regiones cuentan con estudiantes, maestros regulares, administradores y otro personal relacionado. Algunas hasta invitan a personal de algunas agencias, tales como la Lighthouse for the Blind. Usualmente, ofrecen la oportunidad para que todos los individuos puedan opinar y posteriormente un grupo pequeño o uno de los individuos pone el plan por escrito. Después, el plan regresa al grupo para ser aprobado.

El tercer requisito es que cada plan debe tomar en consideración las siguientes 14 áreas:

El último requisito es que el plan debe ofrecer un sistema para determinar si se logran los objetivos. Esto es particularmente importante en lo que se refiere a los logros de estudiantes. Si existen datos que demuestren que los niños en esa región están logrando las metas académicas así como en las áreas que son necesarias para compensar la pérdida de la vista, entonces se puede lógicamente creer que existen servicios amplios que están respondiendo a las necesidades. Si los datos no indican que los estudiantes están logrando mejoras, entonces el plan deberá ser examinado con el objetivo de que las metas puedan ser logradas.

El plan usualmente indica cual es el plan para la entrega de servicios en la región. También ofrece objetivos y actividades. El plan típicamente estipulará quién es el responsable de las varias actividades, el calendario para completarlas y el sistema calificador para medir el éxito de la actividad. El formulario del plan varía de región a región.

Uno de los elementos críticos del plan es determinar cómo usar al máximo los recursos disponibles en cada región y aumentarlos si es necesario. El plan usualmente indica como será financiado. Una de las fuentes de financiamiento que puede ser usada para suplementar los fondos del distrito y de ESC es el fondo SSVI Fondos Estatales Suplementarios/Incapacitados de la Vista. Este es un fondo especial, asignado por la legislatura de Texas, que se usa para responder a las necesidades especiales de los estudiantes con incapacidades de la vista. La suma total es $6,005,267.00 Cada centro de servicios recibe un suma basada en una fórmula que toma en consideración el número de estudiantes incapacitados de la vista así como la gravedad de la pérdida de la vista. Primero, estos fondos se usan para pagar el salario de una posición de consultora de la vista en cada ESC. (cada centro, por ley, debe tener entre su personal de menos una maestra de ciegos certificada). El plan regional determina cómo se usa el resto del dinero.

Los fondos VI de IDEA-VI son otra fuente especial de recursos. La Agencia de Educación del Estado de Texas provee la suma de $50,000 a cada ESC para que la use en proyectos especiales de corto plazo que respondan a las necesidades de los estudiantes incapacitados de la vista. El plan regional también determina cómo deben ser usada esta suma. Algunos ejemplos para el uso de estos fondos son: campamentos de verano/habilidades de vida independiente, tecnología adaptada y programas de capacitación de maestras.

¿Cuál es el papel de los padres en el proceso del planeación del plan regional? Por supuesto, la habilidad de los distritos para lograr las metas del plan regional depende grandemente de la colaboración satisfactoria entre el personal y los padres. Por lo tanto, las sugerencias y consejos de los padres son muy importantes en el proceso de planeación. Los centros de servicio utilizan una variedad de estrategias para solicitar la ayuda de los padres. Entre más respuestas se reciban a las encuestas, mejor se pueden recabar los datos para el proceso de planeación. Frecuentemente los distritos nominan a padres para que sirvan en una variedad de comités que son parte del proceso, o los ESC solicitan voluntarios que ofrezcan dedicar tiempo a esta importante actividad.

Si usted no está seguro de como funciona el proceso de planeación en su región, llame a la consultora de la vista del centro de servicios educacionales en su región. Pregúntele con quién debe ponerse en contacto para ofrecer sus servicios o comuníquele cualquier sugerencia que usted crea que puede ser considerada en el plan. Además, cuando el plan esté terminado, siéntase libre de pedir una copia para que usted tenga un mejor entendimiento de los recursos que están a su disposición en la región donde vive.


| Verano 1998 Tabula de Contenido | en via a Email de Ver/Oír |

Please complete the comment form or send comments and suggestions to: Webmaster

Last Revision: September 1, 2010