TSBVI logo | Home | Site Search | Outreach | Ver/Oír Indicio |

Verano 2006 Tabula de Contenido
English version of this article (Versión Inglesa)

Museo de la Escuela para los Ciegos e Impedidos Visuales de Texas

Kristi Sprinkle, Administradora de Intranet, Escuela para los Ciegos e Impedidos Visuales de Texas

Resumen: La autora describe las tareas de investigación y desarrollo detrás del establecimiento del nuevo museo de la Escuela para los Ciegos e Impedidos Visuales de Texas, actualmente abierto en el campus. También se incluye una breve descripción de los sistemas de escritura en Braille que se presentan en el museo.

Palabras Clave: braille, sistemas de escritura en braille, educación de ciegos, historia de la ceguera, escuelas residenciales.

La idea de crear un museo de la historia de la Escuela para los Ciegos e Impedidos Visuales de Texas siempre había sido pospuesta, pero todos sabían que alguna vez la escuela tendría su museo y así fue. Por ejemplo, nuestra bibliotecaria, Diane Nousanen, guardó varios elementos en sus archivadores que, de lo contrario, habrían sido eliminados. Nuestro jefe de mantención guardó un antiguo mueble descartado desde el cambio de siglo. Un atril para partituras musicales, una caja de trofeos y otros elementos que habían estado almacenados en el campus de la TSBVI. Pero un museo es más que las cosas, más de lo que hemos conservado de la historia. El museo es nuestra conexión con el pasado y con el futuro.

Al conversar un día con el Dr. Hatlen, descubrí que se estaba discutiendo la idea de tener un museo de la Escuela para los Ciegos e Impedidos Visuales de Texas. Como estaba interesada en nuestras raíces, exploré esta idea un poco más y formamos el “equipo” del museo (ya que la palabra “comité” me confunde cada vez que pienso en ella). Una vez formado el equipo, asumí el cargo de él, y estar a cargo significó que lo primero que necesitaría sería ayuda. Pedí asesoría a la Asociación de Museos de Austin (Austin Museum Partnership) y obtuve excelentes consejos y una persona que me guío por el proceso de abrir un museo.


Una copia de la escritura a mano de Helen Keller en el
archivo del Centro de Recursos de la TSBVI.

El espacio destinado al museo estaba en el antiguo Dormitorio A. Se me asignó el “apartamento” y la sala común, un espacio de un poco más de mil pies cuadrados. Ahora ¿Qué mostraríamos en el museo? Visité varios museos para tomar ideas y saber qué podríamos hacer. Investigué mucho sobre los tipos de museos y descubrí que había muchos museos “bajo vidrio” donde sólo se podía observar y no tocar, no tenían un enfoque táctil. La mayoría de los museos para los ciegos son así. Descubrí que sólo hay unos pocos museos realmente accesibles en el mundo entero. Nuestro objetivo es tener exhibiciones adicionales para hacer que el museo sea más accesible, incluyendo características como una estación de audio, recorridos guiados, kioskos computacionales, etc. Pero debíamos comenzar por algo.

Así que ese fue el primer problema. ¿Cómo lograría que el museo fuera accesible sin que el público destruyera los artefactos que teníamos?. Le pregunté a Teresa, nuestra recepcionista que es ciega, si era adecuado poner Braille en las paredes. Ella me dijo que era difícil leer con los dedos y que si muchas personas ciegas visitarían el museo, originaría congestiones. ¿Qué hice? Puse claves en el piso. Si un bastón tocaba el cuadrado del piso, la persona que sujetaba el bastón sabría que debía sentir algo en las paredes en ese punto. Este elemento es un cuadrado pequeño que define qué pared están tocando. Luego, anoté los materiales correspondientes a cada una de las paredes en un cuaderno.

Pero todavía hay muchos elementos que tocar y experimentar que hablan por sí mismos: una antigua campana de la escuela de antes que existiera el sistema electrónico, seis Braillewriters diferentes, trofeos de los antiguos días de gloria, slate and stylus (incluyendo un hermoso New York Point) y varias otras cosas que se podían tomar y sentir.


Perkins Braille en un centro de aprendizaje accesible

Para los niños y adultos videntes, preparé una estación de Braille con una explicación de cómo es una celda de Braille y el alfabeto con un Perkins Braille cargado. KC Dignan de la escuela me entregó algunas cartas de la NFB con un escrito en Braille que podía ser “decodificado” con el alfabeto que estaba en la tarjeta. Habría otras actividades durante el “Día del Museo” en Austin (10 de septiembre) cuando muchos de los museos públicos se abren gratis o por un precio reducido. El museo de la TSBVI sería siempre gratis.

Los conceptos de Currículum Central Expandido del Dr. Hatlen fueron escritos con esténcil en las paredes con una pantalla en Braille directamente debajo (todo en Braille sin contracciones) y también en Braille táctil. Patti Robinson, nuestra artista local quien diseñó un gran número de nuestras camisetas de la escuela de verano en la TSBVI hizo la parte artística. Diane, nuestra bibliotecaria, descubrió una forma de poner puntos en las paredes. Este ha sido un verdadero esfuerzo colaborativo, en el que se involucran y participan muchas personas de la escuela.

Tenemos una historia que retrocede a un tiempo en que Austin tenía sólo aproximadamente 1500 habitantes – una historia rica con miembros del consejo que provenían de los tiempos de la Revolución de Texas, superintendentes que eran médicos y líderes de la Historia de Texas (uno de los cuales era el médico personal del gobernador) y muchos otros personajes que se iniciaron en Austin pero que realmente fueron héroes de Texas. Nuestros héroes.


Niños fabricando escobas en la TSBVI

¡Gran parte del personal dice que “ya es tiempo! Ya que perdimos mucho de nuestros artefactos y elementos y objetos históricos en la década de 1980 cuando se realizó una limpieza general; me muerdo los labios cada vez que escucho, “Oh, lo regalamos al Ejército de Salvación hace años” ¡Auch! La mayoría de los artefactos del museo provino de alguna parte de nuestro campus y sé que hay más cosas por descubrir y armarios que explorar. Encontré un material para tejer canastos en el armario de una sala de clases y un reloj antiguo en una antigua bodega que se convirtió en sala de baño. Otros objetos llegaron a mí gracias a las personas generosas del campus que estuvieron dispuestas a donarlos.


Niñas tejiendo canastos en la TSBVI

Lo que tenemos nos muestra una rica y valiosa historia no sólo para los empleados de aquí, sino también para todos los habitantes de Austin y para la comunidad ciega de aquí y de todo el mundo.

El museo está abierto los sábados de 10 am a 2 pm, por lo menos durante el año de nuestro sesquicentenario y esperamos encontrar ayuda suficiente de voluntarios o estudiantes para mantenerlo abierto varias horas durante la semana. Si tiene un grupo grande que quiera realizar un recorrido guiado, por favor llame a la escuela al 512-454-8631 y estaremos muy felices de ayudarlo. Aún mejor, ¡Si fue estudiante o empleado de la TSBVI que pudiera haber llevado un “recuerdo” a casa, qué mejor momento de devolverlo que nuestro período de amnistía prolongada, que se extenderá mientras esté abierto el museo!

Un Recorrido por los Escritores en Braille a Través de los Años en el Museo de la TSBVI con Holly Cooper


Publicitada como el primer “sistema para
escribir en Braille exitoso” en Outlook for
The Blind. La Máquina de Escribir en
Braille fue producida masivamente en
1930 y 1940.


El sistema para escribir en Braille de
Anderson y Sorenson fue fabricado en
Copenhagen, Dinamarca en 1950.


Este escritor en Braille fue conocido como
Blista y fabricado en la década de 1960 en
Alemania.


Este escritor en Braille de estilo moderno fue
fabricado en Japón desde 1962 hasta 1982 y
se conoció como el Lavendar Braille. Como
tenía varias piezas plásticas, era liviano y
portátil, pero el plástico se debilitó con la
edad y las piezas se dañaron fácilmente.


| Verano 2006Tabula de Contenido | en via a Email de Ver/Oír |

Please complete the comment form or send comments and suggestions to: Webmaster

Last Revision: September 1, 2010