TSBVI logo | Home | Site Search | Outreach | Ver/Oír Indicio |

Verano 2005  Tabula de Contenido
English version of this article (Versión Inglesa)

La Transición es Importante: ¡Sí! ¡Piensen Cómo Sería la Vida sin la Escuela! Planifiquen Hoy una Buena Vida para Su Hijo con Discapacidad

Por Rosemary Alexander, Madre Voluntaria de Texas Parent to Parent y Madre de Will, Austin, Texas

Resumen: Una madre comparte útiles estrategias que pueden usar las familias para dar significado a su vida después de que su hijo con necesidades especiales se gradúe de la escuela.

Palabras clave: crianza, transición, planificación para el futuro

Gracias a los beneficios que recibe su hijo del sistema escolar: un lugar seguro donde estar todo el día, con oportunidades para aprender, actividades de enriquecimiento, apoyo al comportamiento, ejercicio, apoyo de enfermería, contacto con adultos que lo cuidan además de usted, estructura y rutina, capacitación y experiencia laboral y amistad. Y es gratis. Además, existe una ley que obliga a disponer servicios escolares en base a un plan creado con la información que usted entrega.

Ahora, imagine la vida de su hijo privado de estas oportunidades. Es decir, la vida después de la graduación — ¡Sin dónde ir, nada que hacer, sin amigos, sin ayuda, sin planes, sin voz, sin actividades gratuitas! ¡Increíble! Asústense.

¿Cómo pueden usted y su familia trabajar hoy para crear nuevas oportunidades para que su hijo tenga trabajo, amigos y actividades significativas después de su graduación?

  1. Comience ahora, cualquiera sea la edad del miembro de su familia que presenta una discapacidad. Supere sus miedos, negación, inercia, ignorancia o cualquier cosa que evite que enfrente este tema. Concéntrese en lo que su hijo necesita.
  2. Incluya el nombre de su hijo en las listas de espera para recibir servicios de su comunidad; estas listas tienen un tiempo de espera de 8 a 10 años.
  3. Infórmese sobre otros recursos y servicios para adultos en su comunidad, por ejemplo los Centros de Recurso de Vida Independiente, MHMR, DARS (TCB), The Arc, SSI/Medicaid. Averigüe para cuáles de ellos su hijo es elegible y cómo acceder a estos servicios y recursos. Infórmese sobre otros temas de transición importantes: tutoría y poder legal, planificación estatal, proceso de transición de la escuela. Prepárese para cada etapa.
  4. Comprenda que el financiamiento público no garantiza una buena vida. No dependa de estos servicios para todo; en ese momento es cuando interviene un cuidadoso razonamiento, planificación, creatividad y colaboración.
  5. Cree un plan: Siéntese con su hijo, con otros miembros de la familia, amigos, cualquier persona que conozca a su hijo, y hagan juntos una tormenta de ideas sobre el futuro. Hay varias herramientas de planificación, como la Planificación Centrada en la Persona. Usando este enfoque, pregunte a su hijo o hija: ¿Qué te gusta? ¿Qué no te gusta? ¿Cuáles son tus talentos y fortalezas? ¿Qué apoyo necesitas para vivir y trabajar? ¿Cuáles son tus sueños para el futuro? Escriba sus respuestas e incluya los comentarios de los otros participantes. Luego escriba un plan de acción para uno de los sueños o metas que ha identificado el grupo. Estas metas podrían ser sobre cualquier cosa , perder 20 libras, conseguir un trabajo, encontrar un amigo, cambiarse a un apartamento, aprender a leer. No importa tanto cuál es la meta sino el proceso de reunirse en grupo y conversar sobre el futuro. La mayoría de las metas nos llevan a los aspectos básicos y nos hacen avanzar hacia el futuro. Recuerden incentivar a su hijo a participar lo más que pueda; si no se expresa verbalmente, el grupo debe hablar en su representación, cómo se imaginan que hablaría él. A menudo los hermanos son excelentes para realizar esta tarea y todos disfrutan cuando se les pide su opinión.
  6. Enseñe a su hijo a hablar por él, a defenderse a sí mismo. Las reuniones de IEP son una gran oportunidad para practicar habilidades de auto-defensa: su hijo podría comenzar presentando a las personas alrededor de la mesa y con el tiempo, ser capaz de discutir sobre las metas y servicios. Estas habilidades lo ayudarán a obtener la ayuda que necesita cuando usted no esté cerca para hablar por él.
  7. Asegúrese de que su hijo aprenda habilidades sociales cada vez que surja la oportunidad
  8. Asegúrese de que su hijo aprenda habilidades laborales. Asígnele obligaciones en casa; a medida que crezca, quizás pueda ofrecerse como voluntario para trabajar en la comunidad. Asegúrese de que la escuela secundaria le entregue capacitación y experiencia laboral. Ayude a su hijo a aprender a aceptar responsabilidades, llegar a tiempo, llevarse bien con su jefe, adquirir las habilidades necesarias para obtener y mantener un trabajo. Incluso las personas con las discapacidades más profundas pueden trabajar con cierta capacidad y el trabajo es otra manera de agregar significado a la vida y de encontrar amistades.
  9. Construya redes para su hijo. Encuentre personas a quienes involucrar que podrían estar dispuestas a adoptar algunos de los roles que ahora cumple usted en la vida de su hijo. ¡Recuerde que no tendrá los servicios de la escuela! ¿Qué hará su hijo y con quién?

    También construya redes para usted. ¡El proceso de transición es emocionalmente duro, ya que usted enfrenta sus miedos para una época en que no tendrá el apoyo de la escuela e incluso para un tiempo en que usted no estará! No es fácil dejar ir a estos niños con los que hemos trabajado tan duro para criar, proteger y entender; hemos invertido tanto emocionalmente pasando por la angustia, esperanzas mermadas, ensayo y error, que a veces es difícil dejar de hacer todo esto por ellos. Encuentre a otros padres que están pasando por esta transición y apóyense entre sí. ¡Tal vez, juntos puedan construir una buena vida para sus hijos!

  10. Imaginen una vida para el miembro de su familia que presenta una discapacidad que a ustedes les gustaría vivir. Nuestros sueños nos ayudan a evitar que nuestros hijos tengan una vida vacía. Imaginen a su hijo como adulto viviendo una “buena vida:” Viviendo en un lugar donde a ustedes les gustaría vivir, trabajando, participando en la comunidad, con oportunidades de hacer amigos, con diversión, en buen estado físico, rodeado de personas que se preocupan por él. ¡Luego comience a trabajar por hacerlo realidad!

Ahora probablemente se sienta bastante abrumado, así que respire profundamente y priorice. No tiene que hacer todo de una vez. Comience incluyendo el nombre de su hijo en las listas de espera, luego empiece a informarse. Considere qué es necesario hacer ahora, qué es lo más importante por ahora. Y siga leyendo esta columna para obtener recomendaciones más concretas sobre la planificación del futuro.


| Verano 2005  Tabula de Contenido | en via a Email de Ver/Oír |

Please complete the comment form or send comments and suggestions to: Webmaster

Last Revision: September 1, 2010