TSBVI logo | Home | Site Search | Outreach | Ver/Oír Indicio |

Verano 2003 Tabula de Contenido
English version of this article (Versión Inglesa)

Programa Post Secundaria TSBVI/TCB

Por Sofia Bocanegra, Crystal Davenport, Whitney Lawson y William Sparks

Nota del Editor: El Programa Post Secundaria comenzó en el otoño de 2002. El objetivo del programa era proporcionar capacitación para los alumnos ciegos o impedidos visuales y conseguir que se graduaran de la preparatoria u obtuvieran un certificado equivalente. Los alumnos que buscan esta experiencia post secundaria necesitan una capacitación adicional académica, de vida independiente y de habilidades relacionadas con el trabajo. Ellos cultivarán las habilidades, las actitudes y las oportunidades necesarias para cumplir con las demandas de un empleo competitivo y de la vida adulta. Para obtener mayores informes, visite www.tsbvi.edu/school/psp/ o póngase en contacto con Sherry Hayes al (512) 374-1664 o al correo electrónico: sherryhayes@tsbvi.edu.

Si usted conoce a un joven que esté por graduarse de la preparatoria y que se encuentre dispuesto a experimentar la independencia, tenemos un nuevo programa que puede considerar. Hemos sido los primeros en realizar el programa piloto Post Secondary Program (Programa Post Secundaria - PSP), que es un esfuerzo de colaboración entre la Texas School for the Blind and Visually Impaired (TSBVI) y la Texas Department of Assistive and Rehabilitative Services (formerly known as Texas Commision for the Blind) (TCB). Nuestro complejo de cuatro edificios se localiza justo al cruzar la calle del Criss Cole Rehab Center (CCRC) y un poco al norte del campus principal de la TSBVI. Ambos campus están a una distancia que puede cubrirse caminando. Realmente estamos muy entusiasmados porque vamos a cumplir el primer año del programa y nos gustaría contarle al respecto. Somos Sofia Bocanegra de Garden City, Crystal Davenport, de Houston, Whitney Lawson, de Blanco y William Sparks, quien proviene de San Antonio. Dos de nosotros ingresamos al programa en septiembre de 2002 y los otros dos se nos unieron a finales de octubre. El programa durará aproximadamente un año.

Cuando llegamos, estábamos nerviosos pero al mismo tiempo deseábamos comenzar. ¡Al principio fue algo muy intenso! Tuvimos que mudarnos a unos apartamentos completamente nuevos, hacer nuestro primer viaje de compras de comestibles y orientarnos por los nuevos alrededores. También tuvimos que participar en muchas reuniones de orientación, tanto en el CCRC como en el complejo Post Secundaria. El complejo tiene cuatro apartamentos alrededor de un cuarto común central en el que están las instalaciones de lavandería y la oficina del coordinador y del asistente. Los apartamentos son pequeños y eficaces para que una persona pueda vivir. Todas las unidades son accesibles, pero una está diseñada específicamente con una cocina adaptada y con un baño para usarse con silla de ruedas. Los apartamentos están amueblados y las cocinas completamente equipadas. Una parte importante de nuestra capacitación se realiza en nuestros propios apartamentos. Durante las tardes y los fines de semana, recibimos instrucción del coordinador PSP y del asistente residente en las habilidades necesarias para vivir de manera independiente, tales como cocinar, limpiar, administrar el presupuesto, pagar la renta, aprender sobre depósitos e instalar nuestros propios servicios, así como descubrir qué actividades de descanso hay en la comunidad que nos interesen.

Asistimos a clases en el CCRC y en la TSBVI. Hemos tomado cursos en el CCRC sobre habilidades básicas de ceguera incluyendo Cocina, Braille, Manejo de Teclado, O&M, Finanzas Personales y Organización, Tecnología y Guía de Carreras. Tales clases son a ritmo personal y se obliga a los alumnos a usar vendas en los ojos mientras se encuentran en el Criss Cole Rehab Center. En las clases en la TSBVI o mientras estamos en nuestros apartamentos, las vendas son opcionales. “Usar una venda puede ser un verdadero dolor, especialmente durante el verano cuando hace calor,” dice Crystal “pero eso me ha ayudado a utilizar más mis otros sentidos, en lugar de depender enteramente de mi visión.”

En la clase de cocina, empezamos por aprender cómo usar calculadoras parlantes, relojes de pared y de pulsera. También aprendimos a organizar el gasto del dinero y a comprar sin utilizar la vista. Después, nos fuimos a cocinar. “Cuando inicié el programa por vez primera no sabía cómo hacer mucho de nada,” dice William. “El horno de microondas y las hamburguesas Hilbert eran mis mejores amigos.” Todos ayudamos a nuestras familias a preparar las cenas de Acción de Gracias en noviembre después de estar en el programa durante unos cuantos meses. Las habilidades para cocinar se practican y se refuerzan en nuestros apartamentos porque somos los responsables de prepararnos la comida y porque se nos pide que tengamos por lo menos una cena de fiesta con invitados.

Lo que cada alumno trabaja en la clase de Braille depende de lo que ya sabe. Los principiantes como Crystal y Sofia empiezan por aprender el alfabeto. Después de eso, procedemos con las contracciones, mientras que los alumnos avanzados de Braille como William y Whitney han practicado la lectura y escritura para desarrollar velocidad y precisión.

El Manejo del Teclado es la primera clase de computación que tomamos. Se nos pide que utilicemos audífonos y sigamos las instrucciones en una cinta para practicar mecanografía. Al principio era muy difícil hacerlo. Antes de que terminemos esta clase, debemos teclear por lo menos 20 palabras por minuto. Después, tenemos la opción de entrar a la clase de Windows, a una de Internet o a una de Microsoft Word.

Sofía afirma, “O&M es una clase muy difícil porque tienes que concentrarte en lo que estás haciendo.” Durante la capacitación O&M trabajamos en interiores y en exteriores. Aprendemos a usar un bastón, a cruzar calles llenas y tranquilas, a pedir información y a utilizar el sistema de autobuses Capital Metro. Se nos pide que usemos un bastón en todo momento, incluso si tenemos algo de visión.

Nuestra clase de Guía de Carreras cubre todo, desde empleos hasta poseer un hogar. “Me gusta la clase porque siempre la dejo pensando acerca de cosas sobre las que no había pensado hasta ahora,” dice Crystal. El curso está diseñado para responder a las necesidades y a los intereses de cada individuo. Como Sofia está interesada en seguir una carrera en el campo administrativo/clerical, su clase de Guía de Carreras ha incluido capacitación práctica valiosa en el tablero de control en el CCRC.

Otra clase obligatoria es Finanzas Personales y Organización (en inglés Personal Finance and Organization - PF&O). La clase comienza con el aprendizaje necesario para etiquetar diferentes artículos en Braille. Una vez que esto se ha logrado, empezamos a hacer una agenda. Después empezamos a realizar capacitación más avanzada que consiste en instalar un archivo para almacenar documentos importantes y aprender a mantener un registro de cheques. Nuestros tutores académicos proporcionan práctica extra en estas habilidades e incluyen, entre otras cosas, el aprendizaje para pagar facturas en línea.

Durante los cursos académicos a los que asistimos a diario, no se nos obliga a usar vendas en los ojos. Al principio, eramos valorados utilizando la valoración ACT Work Keys. Ésta cubre diferentes habilidades, tales como Matemáticas, Escritura, Comprensión de Lectura y Escuchar. Una vez que se termina la evaluación, identificábamos áreas de necesidad basados en los estándares de la industria para los trabajos que estábamos interesados. Trabajamos cada día para mejorar aquellas habilidades que estan de acuerdo con nuestras metas personales. Whitney dice, “Una de mis metas es prepararme para el TASP para que pueda ir a la universidad en el otoño. Estoy haciendo esto en la clase de tutoría académica. También he tenido que llenar una solicitud de admisión para el Austin Community College y trabajar de cerca con su Oficina para Alumnos con Discapacidades.” Sofia está trabajando en sus habilidades para escuchar y tomar notas para buscar empleo en el campo administrativo/clerical.

“He aprendido muchas cosas en este programa,” dice Crystal. “He aprendido todo el Braille sin contracciones, a escribir cheques y a viajar en autobús. También estoy cocinando mucho más de lo que acostumbraba.”

Sofia agrega, “Creo que este programa realmente me ha ayudado a aprender nuevas cosas, tener más confianza y ser capaz de hacer preguntas. También he aprendido a estar lejos de mi familia y a ser independiente.”

“No sabía cómo pagar facturas o inyectarme a mí misma. Gracias al Programa Post Secundaria, ahora tengo la confianza, la competencia y la independencia que necesito para el aprendizaje superior,” dice William.

Todos nosotros estamos de acuerdo en que el Programa Post Secundaria es muy benéfico para cualquiera que quiera ir a la universidad o a buscar empleo después de la preparatoria. Ofrece el número justo de experiencias de vida independiente así como la capacitación basada en las metas individuales futuras. ¡Somos unánimes al decir que estar en nuestro propio apartamento es realmente maravilloso! Realmente hemos disfrutado el tiempo que hemos pasado en el programa, e incluso hemos adoptado el siguiente lema basado en nuestras nuevas competencias y habilidades: “¡El Programa Post Secundaria muestra el camino! ¡Todo el camino!


| Verano 2003 Tabula de Contenido | en via a Email de Ver/Oír |

Please complete the comment form or send comments and suggestions to: Webmaster

Last Revision: September 1, 2010