TSBVI logo | Home | Site Search | Outreach | Ver/Oír Indicio |

Verano 2000 Tabula de Contenido
English version of this article (Versión Inglesa)

Elogio de Ben

Por Alison Rickerl, Madre, Houston, TX

No mas tanques del oxigeno, de oxymetros del pulso, y de medicaciones por tubo. No mas "standers" y sillones de ruedas y de AFO's. No más tratamientos "nebulizer", no más limpieza del vomito de la alfombra. No mas emergencias en la noche, hospitalizaciones, tubos, alambres, y jeringas. Relevación bendecida... No más abrazos ni besos. No mas sonrisas torcidas. No más encantadores meneos del cuerpo entero. No más jugueteando en el suelo. Pena desgraciada....

Mi hijo murió. Algunos dicen que no hay mayor dolor que perder a un niño. Estoy segura que otros sienten ese dolor tan fuerte como yo. Ben tocó a mucha gente muy profundamente. Ese dolor no lastimaría tanto si el amor no fuese tan profundo. No hay mayor amor que el de un padre hacia su hijo.

Benjamin tenia solamente tres años de edad cuando murió. En tres anos cortos, Ben hizo frente a mas problemas medicos que la mayoría de la gente hace en 75 anos de sus vidas. Sus discapacidades e impedimentos de la salud no han sido conducentes a una forma de vida "normal". La vida ha sido difícil para todos nosotros estos últimos tres anos- pero no negociaría un segundo de ella. Ben era un regalo increíble del amor, y estoy agradecida por el tiempo que pude compartir.

Hace muchos anos, rogue por paciencia. Así que Dios me envió a Meglyn, mi primer nacida, y aprendí. Pero todavía me desconcertaba mi capacidad de hacer frente a una niña tan enérgica. Rogué por mas paciencia. Y Dios me envió a Madison. Entre las dos de ellas, aprendí como ser paciente con toda clase de niños. Pero todavía no pensé que estaba donde quería estar. Rogue de nuevo, y Dios me envió a Ben. Que fue cuando aprendí a ser paciente con los adultos también.

Madison y Ben han traído a mi vida tal diversidad y entendimiento del cuadro mas grande. A partir del momento, hace cinco anos, cuando el doctor sacudió su cabeza y dijo que mi hija nunca vería, sabia que la vida nunca seria igual. No se me permitió permanecer igual, estar estancada en mis capacidades y en mis pensamientos. En abogar para las necesidades de mis niños en la educación, el servicio social, y los sistemas medicos, crecí de cada manera. El resolver sus necesidades ha hecho mas que cualquier otra experiencia que haya tenido que siempre ayudarme a purgar el egoísmo de mi corazón. Me han ayudado a desarrollar una comprensión y una compasión mas profundas para toda la gente. Mis niños me han moldeado para tener confianza en mi capacidad de abordar los varios cansos en esas arenas. Ben, especialmente, me dio el valor de hacer frente a mis miedos peores y todavía de hacer el mejor trabajo que podría como madre.

Ben me ha movido para aprender mas, hacer mas, y ser una persona mejor. Aunque él estaba ciego, me dio ojos para ver lo que no había visto antes. Aunque él era sordo, me enseño a escuchar con un corazón y una mente abierta. Aunque él era muy enfermo, me dio fuerza enorme. Ben me dio tal alegría. Las cosas mas pequeñas me dieron los placeres mas enormes. Los momentos breves que pude sostener su mano, los pocos tiempos que me pudo abrazar, el tiempo que me dejo sostenerlo por horas y jugar fuertemente, las sonrisas hermosas, el meneo de su cuerpo cuando estaba encantado. Estos momentos eran mejor que vacaciones, promociones, y fiestas de lujo. Con sus necesidades del cuidado medico y del equipo costoso, sabia que nunca estaría llena de diamantes, mejor, me llene de alegría y felicidad.

Debido a Ben, he sabido que es alegría y felicidad completa. Agradezco a Dios diariamente por habérmelo enviado.

Creo que Ben ha satisfecho su propósito aquí en la tierra. Muchos de nosotros pasan las décadas intentando hacer nuestra llamada, inventamos algo, mejoramos algo, lo que sea. Algunos nunca satisfacen su llamada. En apenas tres años cortos, Ben ha hecho más; através de él, se salvan las almas. Él ha tocado a cada uno de nosotros profundamente y nos ha cambiado para siempre.

A los que temieron sus impedimentos y inhabilidades de salud, deje por favor que su vida y muerte le inspire a que alcance hacia otros en necesidad. Si usted se siente solo, tome el corazón que es dar su amor a otros para que se sienta realmente amado.

Sé que le entristece mi situación. Pero es esa sensación, esa capacidad de sentirse verdadero amor y el deseo de dar-lo que inspira lo mejor de los nosotros. No dé apague ese deseo. Deje que el dolor sea el resplandor de la alegría y de la capacidad de dar fácilmente a cualquier persona en necesidad en cualquier momento. En esa manera, mi perdida no será inútil, y así la vida y muerte de Ben abra ayudado a mucha gente.


| Verano 2000 Tabula de Contenido | en via a Email de Ver/Oír |

Please complete the comment form or send comments and suggestions to: Webmaster

Last Revision: September 1, 2010