TSBVI logo | Home | Site Search | Outreach | Ver/Oír Indicio |

Primavera 1999 Tabula de Contenido
English version of this article (Versión Inglesa)

"Si sólo ....."

Por: Lucy Cusick, mamá, Georgia

Impreso con permiso de FOCUS, Otoño 1997, Padre a Padre del Estado de Georgia

......Cuántas veces he pensado en esas palabras. Cuando Josh nació tres meses prematuro, pensé "si sólo no hubiera tomado el descongestionante antes de saber que estaba embarazada; "si sólo no hubiera trabajado tan duro"; "si sólo pudiera no sentirme tan culpable!" Los "si sólo..." todavía me vuelven loca. "Si sólo le diéramos más ejercicio"; "si sólo no lo hubiéramos puesto en la silla de ruedas eléctrica tan pronto"; "si sólo hubiera tenido cirugía"; "si sólo no hubiera tenido cirugía"; "si sólo......"

Mi esposo dice que esto es "añadir más peso a mis hombros". No muy bueno, pero bastante cierto. Siendo mamá de un niño con incapacidades para toda su vida, yo tengo que hacer decisiones. (Mi esposo ayuda, pero con frecuencia siento que como yo soy la que hace las citas con el doctor, yo soy la que estoy más educada para hacer las decisiones) ¿Como sé que estoy haciendo la decisión correcta? ¿Qué clase, qué cirugía, cuál terapeuta, cuál medicina?..... estos asuntos no siempre son muy claros. Los doctores pueden aconsejar, recomendar, recetar... pero frecuentemente hay que hacer decisiones sobre asuntos en que la respuesta no es en blanco y negro. Al último, los padres son los que tienen que hacer las decisiones.

Por eso, al ir viajando en este mundo de incapacidades, he establecido ciertas guías para ayudarme a decidir:

  1. Lista de pros y contras, un método común pero efectivo para hacer decisiones. Es útil verlo por escrito.

  2. Piense cómo la decisión afecta al resto de la familia. Sí, la terapia diaria puede ser ideal, pero los otros miembros de la familia tienen necesidades también, y hay que hacer la cena y lavar la ropa.

  3. "Decidido es decidido", y no le busque al pasado. Haga su decisión basada en la información que tiene en el momento. Obtenga mucha información. Hable con otros padres que tienen niños con los mismos problemas. Tómese su tiempo. Si la decisión es para algo permanente, ejemplo: cirugía; haga su lista, léala dos veces, léala otra vez y después decida. Cuando otros procedimientos médicos se descubran en el futuro, digamos dentro de cinco años, recuerde que usted hizo lo mejor que pudo con lo que tenía a la mano. Si la decisión no es permanente, ejemplo: cuál clase exigir, trate de no quemar sus puentes. Pídala y si no le gusta, después puede hacerle la lucha para cambiar de clase. No cierre las puertas que necesitarán ser abiertas otra vez.... y no se mortifique por los "debería haber hecho esto".


| Primavera 1999 Tabula de Contenido | en via a Email de Ver/Oír |

Please complete the comment form or send comments and suggestions to: Webmaster

Last Revision: September 1, 2010