TSBVI logo | Home | Site Search | Outreach | Ver/Oír Indicio |

Primavera 1999 Tabula de Contenido
English version of this article (Versión Inglesa)

La historia de un papá

Por: Rick Tisch, papá

Nota del editor: Este artículo fue publicado por primera vez en la edición de febrero 1999 del noticiero Familia a Familia (F2F) Red de Houston. El Sitio EMail de F2F es: <http://www.neosoft.com/~fam2fam/>

Es interesante ser papá. Antes que a mi me sucediera yo sabía qué clase de papá quería ser. Podía imaginarme como un tipo que podía ser modelo ejemplar en varias cosas, en papeles que requerían sabiduría, buen carácter y sobre todo, mucho amor y cariño.

Y, cuando mi esposa se embarazó con nuestro primer hijo, yo sabía que estaba listo para ser papá. Sabía que podía hacer eso y mucho más. Yo sabía que podía ser un papá fantástico. Por ese tiempo, mi hijo nació.

Dicen que nada sale como uno lo espera. Cuando mi hijo nació con una incapacidad, esa frase se convirtió en la realidad más grande de tu vida.

Por años, o estaba en la carrera contra el tiempo para "arreglar" a mi hijo, o estaba simplemente entumecido. Hicimos todo, y todo tipo de terapia para tratar de aminorar las diferencias que existían. Durante ese tiempo perdimos amistades y muchos familiares se hicieron escasos. En público era todavía peor. Los individuos se nos quedaban mirando y apuntaban a mi hijo porque se veía diferente. Otros exageraban su compasión.

Al paso del tiempo, no sé cómo, mis sentimientos de impotencia y desesperación comenzaron a cambiar. Yo sé que mi hijo Ryan es la razón. El quería hacer las cosas que otros niños hacen. El quería involucrarse. Mi esposa sintió pánico cuando Ryan quiso inscribirse en béisbol. ¿Cómo podía jugar? ¿Los otros niños no serían crueles con él? Pero yo siempre admiraré la determinación y valor que Ryan demostró. La primera vez que le pegó a la pelota todo su equipo se puso de pié y aplaudió. Ok, quizá corrió hacia las bases equivocadas, pero ¿a quién le importa? El lo hizo.

Ahora yo soy el que tiene la meta y la determinación. Estoy tratando de ser un modelo ejemplar para mi hijo Ryan. Quizá él heredó un poco de mí. Pero quiero cambiar. Quiero que Ryan continúe siendo completamente incluido en su escuela y en la vida. Y también quiero trabajar para hacer que esas metas sean posibles a otros niños.

Yo sé ahora que los sueños que tenía de ser papá se están convirtiendo en realidad. Es un poquito diferente a como yo creía que iba a ser, pero no mucho. Porque yo tengo la oportunidad de mostrar a mis tres hijos la manera de ser fuerte. Y puedo, cada día, enseñarles cómo ser seres humanos cariñosos y compasivos.


| Primavera 1999 Tabula de Contenido | en via a Email de Ver/Oír |

Please complete the comment form or send comments and suggestions to: Webmaster

Last Revision: September 1, 2010