TSBVI logo | Home | Site Search | Outreach | Ver/Oír Indicio |

Primavera 2005 Tabula de Contenido
English version of this article (Versión Inglesa)

Apoyando a los Amigos Durante Estadías en el Hospital

Por Alaine Hinds, Participante en el Programa de Liderazgo para Familias de Sordociegos y Vicepresidenta de TAPVI, LaPorte

Resumen: Recoja algunos maravillosos consejos para apoyar a los padres mientras su hijo está en el hospital.

Palabras Claves: familia, ciegos, liderazgo para sordociegos, consejos para la estadía en el hospital.

No importa cuán preparada traté de estar antes de una cirugía o estadía en el hospital programada, siempre parecía estar vulnerable. Siempre hay una estadía inesperada después de una cirugía ambulatoria o una estadía en el hospital más larga de lo habitual. Durante esos momentos, dependía mucho de mi familia y mis amigos. Descubrí que mis amigos que también tienen hijos con necesidades especiales parecen entender qué es lo que más necesito en esos difíciles momentos. La mayoría de ellos han estado en situaciones similares y pueden relatarles cómo es. A continuación les entrego algunas sugerencias para hacer que la estadía en el hospital sea más agradable para un amigo y su familia.

 Para una cirugía mayor o una estadía prolongada en el hospital, considere siempre lo que podría desear y que probablemente olvidó. Uno de los mejores presentes que he recibido fue un bolso con varios bolsillos obsequiado por mi clase de la Escuela Dominical antes de que mi hija fuera sometida a una cirugía en la cadera. Anticipábamos una cirugía de 5 horas seguida por una estadía en el hospital de 2 días. El bolso contenía varias bolsas de papas fritas para los nerviosos padres que tenían temor de ir a tomar desayuno porque podrían perderse una llamada de la sala de operaciones. También contenía goma de mascar y mentitas y cambio para usar en las máquinas de monedas. Los analgésicos, los Tums y el Pepto Bismal masticable nos ayudaron a calmar nuestros nerviosos estómagos y nuestro dolor de cabeza. Una revista y un libro corto de “mamismo” me ayudaron a pasar el tiempo y no requerían demasiada concentración. Algunas muestras de perfume y maquillaje me ayudaron a estar siempre presentable durante el transcurso del día. También incluía una lima de uñas que resultó ser el artículo más usado. Además contenía un pequeño cepillo de dientes y pasta dental. El lápiz y el papel fueron útiles para tomar notas de lo que decía el médico y recordar las preguntas adicionales que queríamos hacer. Las tarjetas de apoyo e incentivo de los miembros de la clase nos recordaron que había muchas personas que nos entregaban su fuerza y que nos estaban encomendando en sus oraciones.   

Algo adicional que incluiría sería un par de calcetines. ¿Es mi imaginación o siempre hace tanto frío en el hospital durante la noche?. Una tarjeta de llamadas de larga distancia es útil si sus amigos tienen familiares fuera del área a quienes deseen mantener informados. Las normas del hospital generalmente no permiten que las personas usen teléfonos celulares dentro del recinto y descubrí que siempre tenía temor de salir de la sala de espera o del lado de mi hijo. Actualmente incluso se pueden encontrar tarjetas telefónicas baratas en las tiendas de “un dólar”.

He descubierto que es difícil comer en el hospital si su hijo es pequeño y necesita a alguien en su habitación todo el tiempo. Por lo general me recuerdan que debo alimentarme y en esos momentos nada sabe bien. Las cabritas preparadas en el microondas son una de mis favoritas. Puede encontrar microondas en las áreas de las enfermeras, en las salas de espera y a veces cerca de las máquinas de monedas. También puede comprar algunas comidas para microondas bastante buenas y que no requieren refrigeración. Las bebidas son muy caras si debe comprarlas en las máquinas de monedas. Puede dejar un paquete de seis botellas de su bebida favorita en hielo en las salas de las enfermeras. Para aquellos que no pueden funcionar sin café, puede comprar porciones individuales de diferentes tipos de té o café instantáneo. Puede obtener agua caliente de las salas de las enfermeras o de las salas de espera. Hablando de alimentarse, la comida de reparto que se lleva al hospital siempre es bien apreciada. Pregunte a las enfermeras y ellas pueden decirle qué hay disponible y qué recomiendan. He comprado comida y la he llevado a la habitación de mis amigos o en caso de apuro, la he subido al lobby y les he pedido que nos encontremos allí para que tengan su comida caliente. También puede prepagar en algunos lugares de reparto de pizza y pedirles que la entreguen en el hospital. Si los padres están en el hospital más de unos días, la comida no preparada en el hospital será realmente una exquisitez.

Después de la estadía en el hospital, la mayoría de nosotros estará de acuerdo en que es genial si alguien llega con algo para comer o con algunos abarrotes frescos. Generalmente estamos muy exhaustos después de la estadía en el hospital y realmente necesitamos comida rápida o fácil. Incluso una bandeja de pollo significa que no tengo que cocinar esa noche. Nunca despreciaré a alguien que me ofrezca aspirar o sacudir el polvo de mi casa. También se agradece el arriendo de video o DVD para que la familia pueda relajarse reunida en casa.

No olvidemos a los hermanos que pueden sentirse dejados de lado o confundidos. Un pequeño presente para ellos los ayudará a aliviar su tensión. Ofrecerse a cuidar a los hermanos o a llevarlos de visita  al hospital será muy apreciado por los padres. Si no pueden ir de visita, a veces ofrezco tomar una fotografía digital al niño con sus padres y enviarla por correo electrónico a los hermanos para asegurarles que su hermana o hermano está bien. Esto los ayuda a sentirse incluídos y a entender lo que está sucediendo en el hospital. También se puede dejar una cámara desechable en el hospital para capturar y documentar la estadía en el hospital. Me gustaría haber tomado fotografías después de las diversas cirugías de mi hija para haberlas puesto más tarde en su álbum de fotografías.

Pienso que la mayoría de nosotros siempre recuerda llevar algo especial para el paciente. Puede ser un sonajero o un mordedor para un bebé, un libro de colorear o de pintar con agua para un niño, un libro o un video para un adolescente. Muchos hospitales tienen VCRs y Playstations o Nintendos  disponibles para ser usados por los pacientes. Para los niños que no tienen visión o aquellos que ya fueron sometidos a cirugía ocular, serán apreciados los juegos magnéticos, el plasticina (playdough) o los libros de historias parlantes o un juguete musical.

Estas son sólo algunas ideas sobre lo que usted podría hacer para ayudar a un amigo durante su estadía en el hospital. Nunca se equivocará si se pone en el lugar de él y hace lo que le gustaría que hicieran por usted. Si su estadía en el hospital resulta ser más larga de lo que pensaba, visítelos en su casa y lléveles ropa limpia o cómpreles algo como una camiseta nueva. Pregúnteles si necesitan algo. La mayoría de nosotros apreciamos la ayuda y el apoyo que nos entregan nuestros amigos. Su amabilidad y preocupación pueden hacer más llevaderos los momentos difíciles. Su amistad es más necesaria durante las estadías en el hospital.


| Primavera 2005 Tabula de Contenido | en via a Email de Ver/Oír |

Please complete the comment form or send comments and suggestions to: Webmaster

Last Revision: September 1, 2010