TSBVI logo | Home | Site Search | Outreach | Ver/Oír Indicio |

Primavera 2004 Tabula de Contenido
English version of this article (Versión Inglesa)

Ventajas del uso del braille sin contracciones

Por Ann Adkins, especialista en educación, TSBVI Visually Impaired Outreach

Resumen: Este artículo describe las ventajas de la enseñanza y el uso del braille sin contracciones para satisfacer las necesidades de alfabetización de los estudiantes con impedimentos visuales.

Palabras clave: Programación, alfabetización, lectura, braille, braille sin contracciones, braille con contracciones, braille grado uno, braille grado dos, braille alfabético.

En un esfuerzo por satisfacer las necesidades de todos los estudiantes con impedimentos visuales, los profesores de impedidos visuales (TVI) deben explorar todas las formas de alfabetización y ser capaces de enseñarlas a sus estudiantes. En la sección “Novedades y perspectivas” de esta edición de VER/OÍR, Phil Hatlen nos incentiva a ampliar nuestras definiciones de alfabetización para incluir diversos tipos de alfabetización, como la alfabetización en materiales impresos, la alfabetización en braille, la alfabetización táctil, la alfabetización auditiva y la alfabetización de medios. En nuestro contínuo estudio de la alfabetización, incentivamos a los profesores, estudiantes y padres a considerar todas las opciones e incluir una combinación de enfoques para llevarla a cabo . En este artículo nos gustaría examinar el uso del braille sin contracciones (también llamado braille grado uno o braille alfabético).

Para quienes aprenden en forma táctil, la alfabetización no debería estar limitada al uso de braille con contracciones (o braille grado dos). En el pasado, muchos profesores de impedidos visuales en Texas han enfatizado el uso del braille con contracciones y, para algunos, la alfabetización en braille incluso ha sido definida como la habilidad para leer y escribir en braille grado dos. Esto puede haber sido causado porque  la mayoría de los materiales para la instrucción usaban braille con contracciones (como el programa Patterns de la American Printing House for the Blind), y porque la mayoría de los libros en el sistema braille fue impreso con contracciones. Otras razones para enfatizar el uso del braille con contracciones se discutieron en un artículo previo de Ver/Oír: “Lectura para todos, ampliar las opciones de alfabetización”, de Cyral Miller y Ann Rash (verano, 2001), que describe los resultados de una encuesta a profesionales que trabajan con impedidos visuales. El principal uso del braille sin contracciones parece haberse dado con los estudiantes que tenían problemas de aprendizaje o discapacidades adicionales, y el resultado de la encuesta mostró que el braille sin contracciones puede “aumentar las opciones de alfabetización para los estudiantes con impedimentos visuales y discapacidades múltiples” (Miller y Rash, 2001).  Parece ser una creencia común que el braille sin contracciones era un método adecuado sólo para los estudiantes que no eran capaces de dominar las contracciones del braille grado dos. En la lista que aparece a continuación, lo incentivamos a considerar las razonas por las que otros estudiantes también podrían beneficiarse del uso del braille sin contracciones.

  1. El braille sin contracciones puede entregar más oportunidades de alfabetización. Miller y Rash (2001) describen su uso por diversos profesionales que trabajan con impedidos visuales para ampliar las opciones de alfabetización de los estudiantes que aprenden al tacto.
  2. El braille sin contracciones funciona bien con programas de lectura con base fonética, que se encuentran en la mayoría de las salas de clases primarias. El braille sin contracciones permite una correspondencia uno a uno y promueve las asociaciones de letra/sonido, componentes importantes de la alfabetización. El uso de contracciones no refuerza las habilidades fonéticas básicas.
  3. Cuando los estudiantes usan braille sin contracciones, pueden participar en lecciones de lectura con sus compañeros videntes. Pueden usar los mismos materiales de lectura que sus compañeros, sólo en formato braille.
  4. Ahora están disponibles materiales para la enseñanza de braille sin contracciones, como Un’s the One: Uncontracted Braille FUNdamentals, de la TSBVI, y One is Fun, de Marjorie Troughton. Ahora está disponible una mayor variedad de libros en braille sin contracciones (visite www.braillebookshare.com  y la Agencia de Educación de Texas (TEA) actualmente está trabajando para proporcionar textos de estudio y evaluaciones en braille sin contracciones. Esto ayuda a resolver las preocupaciones de muchos profesores de impedidos visuales en cuanto a disponer de materiales y currículum adecuados para apoyar la enseñanza del braille sin contracciones.
  5. Como existe una correspondencia letra a letra entre el braille sin contracciones y el material impreso, es más fácil para los compañeros videntes, los padres, los hermanos y los profesores aprender a leer las letras sin contracciones. Todos quienen están involucrados en la vida del lector de braille pueden participar en su alfabetización.
  6. El braille sin contracciones permite una realimentación inmediata por parte del profesor de sala. El o ella no tiene que esperar a que el profesor de impedidos visuales transcriba braille una vez que ha aprendido las letras básicas o consulta un ayuda-memoria.
  7. Como las reglas para deletrear las palabras son las mismas en el braille sin contracciones y en el material impreso, los  estudiantes pueden aprender a deletrear y a pronunciar los sonidos de cada letra de las palabras al mismo tiempo y de la misma manera que sus compañeros.
  8. 39 de las 50 palabras más comunes en inglés tienen contracciones cuando se escriben en braille grado dos. Muchas incluyen incluso signos de celda inferior. De acuerdo con The Reading Teacher’s Book of Lists (“El libro de listas para el profesor de lectura”), Prentice Hall, cuarta edición, 2000, estas palabras componen aproximadamente un tercio de todo el material impreso, y son las palabras que los profesores primarios enfatizan a sus estudiantes como “palabras instantáneas”. Los ejemplos incluyen varias palabras comunes como: the (él o la), and (y), from (desde), for (para) e it (esto) y palabras de celda inferior como: be (ser o estar  ), to (hacia), in (en), was (era o estaba), were (eran o estaban) y his (de él). Al comenzar a leer, también aparecen sufijos comunes que involucran el uso de contracciones en braille, como: -ing, -ed, -er y -est. El uso de contracciones en estas primeras palabras hace que la lectura sea más compleja para los lectores en braille principiantes.
  9. Existen 180 reglas para aprender en el braille sin contracciones, en comparación con las 450 reglas del braille con contracciones.
  10. El braille sin contracciones puede promover una mayor velocidad y fluidez en la lectura  (Troughton, 1992; Miller y Rash, 2001).
  11. El braille sin contracciones puede promover una mayor interacción con los compañeros. Sally Mangold informó en el Braille Monitor (octubre de 2000), que los estudiantes de Minnesota mostraron una mayor interacción y participación con los estudiantes videntes, tanto académica como social. La investigación de Marjorie Troughton también mostró una mayor interacción con los compañeros cuando los estudiantes usaban braille sin contracciones.
  12. Los profesores de Minnesota (Mangold, 2000) y los profesores que participaron en el estudio de Troughton también informaron sobre mayores puntajes de rendimiento académico, en la velocidad  y en la precisión de la lectura con el braille sin contracciones en comparación con el braille con contracciones.
  13. En One is Fun, Troughton describió cómo la motivación y el interés por la lectura mejora con el uso del braille sin contracciones. Aunque es difícil de medir, los profesores de su estudio notaron que motivaba a pensar más que a memorizar, permitía que sus estudiantes ayudaran a sus compañeros videntes y era “muy divertido”. Miller y Rash también citan la publicación Instructional Strategies for Braille Literacy (“Estrategias de instrucción para la alfabetización en braille”), AFB, Wormsley y D’Andrea, 1997, que mostraba que el braille sin contracciones puede promover la autoestima.
  14. El braille sin contracciones facilita una rápida transición del material impreso al braille para adultos y estudiantes accidentalmente ciegos (Mangold, 2000). El braille sin contracciones permite un éxito anticipado con los desafíos mecánicos de la lectura en braille (Miller y Rash, 2001) y este éxito puede ser reconocido y apoyado con facilidad.
  15. El braille sin contracciones puede ser un exitoso método de lectura para los estudiantes que luego experimentarán una transición al uso de braille con contracciones (Miller y Rash, 2001).
  16. Se han informado menos errores de lectura en sentido contrario cuando se usa braille sin contracciones, especialmente para los estudiantes que usan braille sin contracciones durante un período más largo antes de su transición al braille con contracciones (Troughton, 1992).
  17. El braille sin contracciones funciona bien con un enfoque lingüístico para la lectura.
  18. El braille sin contracciones funciona bien con los estudiantes de ESL e idiomas extranjeros.
  19. El braille sin contracciones funciona bien para los estudiantes que usan medios dobles para la alfabetización, por ejemplo los estudiantes que usan materiales impresos pero que también necesitan braille.
  20. El braille sin contracciones puede funcionar bien con los estudiantes sordos y ciegos, ya que el deletrear con los dedos no está correlacionado con las contracciones en braille.
  21. Debido a que concuerda con el material impreso letra por letra, los estudiantes pueden usar braille sin contracciones en diversos juegos de mesa (Monopolio, Scrabble), juegos de carta (Uno) y actividades de esparcimiento con miembros de su familia y amigos videntes.
  22. Troughton determinó que como es más fácil escribir en braille sin contracciones, los niños pueden escribir sus propias composiciones más rápido y con mayor independencia.
  23. Marjorie Troughton determinó que los libros escritos en braille con contracciones NO ocupan un espacio significativamente menor que los mismos libros escritos en braille sin contracciones. La investigación presentada en la Convención Nacional de CEC, en 1999, mostró que el braille con contracciones ahorraba sólo un 20% de espacio (Ross, Scheira y Urick).
  24. El braille sin contracciones puede hacer que la producción de materiales en braille sea más fácil y ayuda al braille asistido por computadora (Troughton).

Muchas de las ideas presentadas en este artículo fueron generadas como parte de un grupo de estudio para mejorar el braille y las habilidades de alfabetización de los estudiantes con impedimentos visuales de Texas. Esperamos que usted descubra otras ventajas a medida que explore los usos del braille sin contracciones, e incentivamos a los profesores de impedidos visuales, a los estudiantes y a sus padres a examinar todas las opciones de alfabetización. También lo incentivamos a contactarse con el equipo de impedidos visuales (IV) de Outreach para entregarle información sobre su experiencia con braille sin contracciones (Ann Adkins, en el tel. 512-206-9301, o en annadkins@tsbvi.edu ). Ann Rash, especialista en educación de TSBVI Visually Impaired Outreach, actualmente está recolectando datos sobre el uso de braille sin contracciones en Texas e invita a todos los interesados en probar el braille sin contracciones a contactarse con ella (en el tel. 512-206-9269 o en annrash@tsbvi.edu ) para participar en esta recolección de datos.

REFERENCIAS

Mangold, S. Trends in the Use of Braille Contractions in the United States: Implications for UBC Decisions (“Tendencias en el uso de contracciones en braille en los Estados Unidos: Implicancias para las decisiones de UBC”), Braille Monitor, octubre 2000. The National Federation of the Blind (Federación Nacional de Ciegos).

Miller, C. y Rash, A. Reading for Everyone: Expanding Literacy Options (“Lectura para todos, ampliar las opciones de alfabetización”), Ver/Oír, verano 2001. Escuela para los Ciegos e Impedidos Visuales de Texas, Austin, Texas.

The Reading Teacher’s Book of Lists (“El libro de listas para el profesor de lectura”), 2000. 4º edición. The Learning Network, Prentice Hall, pág. 47.

Ross, D., Scheira, J. y Urick, MJ. Print Materials in Grade 1 and Grade 2: Physical Comparison for Space Usage (“Materiales impresos en grado uno y grado dos: Comparación física del uso de espacio”). Convención Nacional CEC, Charlotte, NC, 16 de abril de 1999.

Troughton, M. (1992). One is Fun: Guidelines for Better Braille Literacy (“Uno es divertido: Directrices para una mejor alfabetización en braille”). Brantford, Ontario.

Wormsley, D. P. y D’Andrea, F. M., Eds. (1997). Instructional Strategies for Braille Literacy (“Estrategias de instrucción para la alfabetización en braille”). American Foundation for the Blind (Fundación para los Ciegos de Norteamérica), Nueva York.


| Primavera 2004 Tabula de Contenido | en via a Email de Ver/Oír |

Please complete the comment form or send comments and suggestions to: Webmaster

Last Revision: September 1, 2010