TSBVI logo | Home | Site Search | Outreach | Ver/Oír Indicio |

Primervera 2002 Tabula de Contenido
English version of this article (Versión Inglesa)

¿Ya llegamos? o Cómo Pasé Mis Vacaciones de Verano

Por Jim Durkel, Coordinar Estatal de Desarrollo de Personal, Outreach, TSBVI
(con agradecimiento para Barbara DiFrancesco, Lucia Hasty y Ike Presley)

Como muchas familias, la mía acostumbraba a viajar durante las vacaciones de verano. Me acuerdo de dos cosas que particularmente me gustaron acerca tales viajes: los recuerdos y los mapas. Quiero hablar acerca de la forma en que las familias pueden ayudar a que sus hijos con impedimentos visuales disfruten estas dos partes de las vacaciones de verano.

Las gráficas táctiles son una forma de darle a la gente con impedimentos visuales, una especie de “imagen táctil”. Las gráficas táctiles usan líneas en relieve, diferentes texturas y puntos realzados para crear gráficas y mapas. También se han usado este tipo de gráficas para representar diagramas científicos, tales como los huesos del cuerpo humano.

Las gráficas táctiles son diferentes de los modelos, porque son más de 2 dimensiones que tridimensionales. Estas gráficas táctiles son representaciones y las personas que las usan necesitan aprender cómo leer e interpretarlas, de la misma manera en que la gente con vista necesita aprender cómo leer e interpretar gráficas visuales, mapas y diagramas.

Una manera de empezar a ayudar a los niños para  que aprendan a utilizar táctiles, es por medio de la creación de libros de recorte. Durante una vacaciones familiares, esto es parecido a coleccionar recuerdos.

El objetivo de un libro de recortes es el de ayudar la niña a recordar a la gente, así como los lugares o las actividades que conoció durante las vacaciones. Cuando era niño, yo coleccionaba (entre otras cosas) tarjetas postales, fotografías, libros, piedras, conos de pinos y chucherías de las tiendas de recuerdos. Cada uno de estos “tesoros” me ayudaban a recordar mi viaje familiar.

Un libro de recortes puede empezarse con un álbum. En lugar de fotografías, se pueden pegar cosas o pedazos de objetos a las páginas. ¿Se detuvieron un día a almorzar en McDonald’s? Peguen entonces la caja de papas fritas vacía. ¿Se detuvieron a mojarse los pies en un arroyo? ¿Qué tal un guijarro del río?

Lo importante a mantener en mente en cuanto a un libro de recortes, es que los objetos o las piezas de tales objetos, deben tener algún significado para la niña. Cada recorte deberá sentirse también diferente del resto. Al adherir tales “recuerdos” a las páginas y después revisar el libro con la niña, usted podrá empezar a ayudarla a que aprenda que tales táctiles sustituyen o representan alguna experiencia determinada.

Si su hija empieza a utilizar braille, pueden añadirse simples oraciones a las páginas, ya sea con una tablilla y un punzón o por medio del uso de un escritor o etiquetador braille. Si usted no está segura acerca de cómo hacerlo, pídale al Maestro para Impedimentos Visuales de su hija o a su Especialista de la Comisión para los Niños Ciegos de Texas.

Los mapas son gráficas táctiles más sofisticadas. Un mapa es sólo una representación del espacio y la relación de dos o más puntos en el mismo. El mapa más sencillo sería una línea de un punto a otro. La dirección del movimiento y tal vez la distancia entre los dos puntos, podrían representarse en este mapa. Por ejemplo, quiero un mapa que represente un viaje desde Austin hasta Dallas. Podría tener un punto en la parte inferior de la página para representar a Austin y luego dibujar una línea hacia arriba de la página (para indicar el movimiento hacia el norte). Después, podría usar un segundo punto, diferente, para representar a Dallas. A la mitad de estos dos puntos podría añadir un tercero para indicar que se trata de Waco, que se encuentra a medio camino entre las dos ciudades anteriores.

¿Cómo sé que la parte superior de la página es el norte? Coloco una clave o una rosa de los vientos en la página para hacerle saber al(a) lector(a) que así es. ¿Cómo sé que el círculo es Austin, el cuadrado es Dallas y el triángulo es Waco? De nuevo, presento una clave que le explica lo anterior a la persona que use el mapa.

¿Cómo podría hacer estos puntos y líneas? Los puntos son los más fáciles. Un punto puede hacerse sobre un pedazo de papel braille usando una tablilla y un punzón. O puedo utilizar una aguja por detrás del papel para hacer una protuberancia en el frente del mismo. Puedo usar un clavito de metal que pase por entre el papel para que sirva como un punto, o una perforadora de papel para cortar un punto de corcho, cartón o tela. Puedo usar una pequeña cuenta como un punto. Una vez más, recuerde que si quiere que dos puntos representen cosas diferentes, necesita hacer que cada uno de ellos se sienta de manera diferente a los demás.

Las líneas tampoco tienen por que ser difíciles de hacer. Puedo crear una línea pegando cuerda o listón sobre el papel braille. Puedo usar pintura gruesa o pegamento blanco para dibujar una línea. Los limpiadores de pipa o las velas (con relleno metálico) también pueden usarse para hacer líneas.

Una manera fácil de hacer mapas más elaborados es colocar un pedazo de papel fino para escribir en un pedazo de malla de alambre. Por ejemplo, al usar un crayón, es posible dibujar una figura delineada del estado. El crayón de cera se levantará ligeramente y se sentirá realzado. Los puntos y las líneas al interior del mapa podrán añadirse enseguida.

Por supuesto, la figura delineada del estado puede realzarse al pegar cuerda o listón sobre un trazo.

Las líneas más grandes pueden hacerse al tomar un pedazo de papel braille y colocarlo sobre un pedazo de papel carbón con la cara de copia hacia arriba; trace entonces el mapa sobre el papel braille. Aparecerá una imagen invertida en la parte posterior del papel. Coloque este papel braille sobre un tapete de plástico (uno de vinil funciona bien) con la imagen invertida boca arriba. Ahora trace la imagen invertida usando una rueda para estampar (o una rueda trazadora de un equipo de costura). Se formará una línea en relieve sobre el papel braille.

También podría utilizar un desarmador común y un martillo para agregar líneas. De nuevo, trabaje sobre el lado posterior del papel braille. Coloque su tapete debajo del mismo y luego ponga el desarmador sobre la línea que quiera realzar. Golpee con suavidad el desarmador con el martillo, levante el desarmador, muévalo y repita el procedimiento. Esto le dará a usted una especie de línea punteada en el anverso del papel braille.

Si su hijo no puede traer a casa ningún papel braille de la escuela, use una carpeta de papel manila.

¿Quiere que su mapa represente la costa del estado a lo largo del océano? Corte la figura delineada de un pedazo de cartón y pegamento sobre un pedazo de papel. El océano será el espacio inferior y el estado será el espacio en relieve. Agregue los puntos para las ciudades y líneas para los caminos.

Aquí presentamos algunas ideas generales sobre las cuales pensar cuando se hace un mapa. Primero, todo lo que está sobre un mapa visual no tiene por qué estar en un mapa táctil. Un buen táctil usará solamente 4 o 5 tipos diferentes de líneas y no más de 4 o 5 diferentes clases de puntos. Si se agregan más, puede resultar confuso para la persona que lo lea.

Sólo coloque información útil en el mapa. Si nunca usa caminos saca cosechas, no los ponga en el mapa; limítese a las autopistas interestatales. Pregúntele a su hija qué es lo que le gustaría tener en el mismo. ¿Le interesan las ciudades? ¿Los ríos que ustedes cruzarán? ¿Los campamentos en los que se quedarán?

Es necesario que los mapas empiecen siendo simples. Agregue más detalle sólo en la medida en que su hijo(a) desarrolle las habilidades táctiles necesarias y la comprensión de mapas. Por ejemplo, el primer mapa de un(a) niño(a) podrá mostrar sólo unas cuantas ciudades principales con uno o dos caminos que las conecten. Otra información, como ríos, otras ciudades y caminos adicionales, pueden agregarse con el tiempo.

Puede ser mejor tener varios mapas diferentes, como uno con ríos y otro con autopistas. De esta manera, ningún mapa resultará ilegible debido a contar con demasiada información.

Fabricar mapas es tan divertido como leerlos. Obtenga la ayuda de su hijo. Ésta es la mejor forma de descubrir qué tipos de líneas y de puntos se sienten diferentes para él, y si están lo suficientemente separados unos de otros, como para leerse con facilidad. Su hijo puede practicar usando una tablilla y un punzón para colocar etiquetas sobre el mapa.

Si algo imprevisto pero estimulante sucede, esté preparado para añadir un punto especial al mapa durante el viaje para ayudar a que su hijo recuerde este acontecimiento más tarde. (Créame, ¡algo inesperado pero divertido ocurre siempre en todos los viajes!).

Si usted sabe con anticipación a dónde irán, puede pedir ayuda al Maestro para Impedimentos Visuales de su hijo o al Especialista en Orientación y Movilidad. Estos profesionales pueden tener acceso a máquinas que hagan dibujos en líneas en relieve utilizando papel especial. También podrán ordenar un mapa para su hijo(a) de la Imprenta Americana para los Ciegos (American Printing House for the Blind-APH).

El Especialista en Orientación y Movilidad de su hijo será capaz de prestarle a su hijo una brújula braille, para encontrar la dirección en la que estarán viajando y compararla después con las direcciones del mapa.

Tal vez su hijo no pueda utilizar un mapa táctil. ¿Qué tal un mapa auditivo? Usted y su hijo pueden grabar la información principal en un casete. Puede ser algo tan simple como “Primero manejamos hasta Dallas. En Dallas visitamos a la Abuela. Después nos fuimos a Six Flags.” O tan elaborado como “Dejamos Austin sobre la autopista interestatal IH 35 hacia el norte. Pasamos por en medio de Temple y de Waco. Nos detuvimos a comprar kolaches en West. Llegamos a la casa de la Abuela en Dallas 4 horas después de salir de casa.” Este tipo de grabación, junto con cualesquiera recuerdos que se recolecten, ayudará a su hijo a recordar la travesía.

Los alumnos con visión débil podrían tener la capacidad de usar los mapas existentes, o podrían resultar beneficiados de los mapas que hayan sido agrandados y/o a los que les haya sido despojada la información irrelevante. ¿Alguna vez ha visto los mapas para viajes creados por la AAA? Tales mapas segmentan un viaje en varias secciones, cada una de las cuales tiene su propia página. Esta modificación puede ayudar a una niña con baja visión a encontrar e interpretar información importante de manera más fácil. Segmentar un mapa en varias secciones también puede beneficiar a que una niña aprenda a leer un mapa táctil.

Por supuesto, las lupas son magníficas para ser usadas con los mapas. Además de leer mapas, una lupa pequeña de mano es útil para explorar hojas o piedras, u otros objetos encontrados durante las vacaciones. Se puede alentar el uso de monoculares o de telescopios al encomendar al niño que esté pendiente de las salidas o letreros de las autopistas. Estos dispositivos también pueden utilizarse para jugar a “la lotería de las placas de automóvil.” Aquel que divise el mayor número de placas de diferentes estados, será el ganador.

Muchos niños con debilidad visual disfrutan tomando fotografías. Antes de que usted compre un rollo de película, averigüe si su hija ve mejor la fotos en blanco y negro que las de color. Las cámaras desechables se han vuelto tan baratas ¡que las familias pueden darse el lujo de tener varios fotógrafos!

Este verano, ¡ayude a su hijo(a) a crear recuerdos mientras desarrolla habilidades fundamentales!


| Primervera 2002 Tabula de Contenido | en via a Email de Ver/Oír |

Please complete the comment form or send comments and suggestions to: Webmaster

Last Revision: September 1, 2010