TSBVI logo | Home | Site Search | Outreach | Ver/Oír Indicio |

Primavera 2001 Tabula de Contenido
English version of this article (Versión Inglesa)

Una Visión para Texas: Nuestra Profesión Determina su Propio Destino

Por el Dr. Phil Hatlen,
Superintendente, Escuela para los Invidentes y Discapacitados Visuales de Texas
PhilHatlen@tsbvi.edu

Nota del Editor: el Dr. Hatlen ofreció este discurso en la Conferencia 2001 de la Asociación de Educación y Rehabilitación de (TAER) el 20 de abril.

En meses recientes, y definitivamente lo será en los meses y años venideros, un tema común de conversación entre los educadores han sido los TCB de los Constructores de Confianza de Texas (Texas Confidence Builders). Mi propia reacción a este cambio en la manera de ofrecer el servicio ha tenido varios giros durante los últimos meses. Permítanme sugerir una manera de verlo.

El desempleo y el subempleo ha sido la cuestión fundamental entre los invidentes adultos durante todo el tiempo que le he dedicado a esta profesión. A pesar de los avances en los servicios de rehabilitación y de educación, a pesar de los avances en tecnología, a pesar de los avances en las actitudes de los empleadores, la tasa de desempleo ha seguido siendo virtualmente la misma durante los últimos 50 años. TCB ha notado ese hecho, ha considerado qué hacer al respecto, y ha realizado un dramático movimiento en la manera en la que sirve a sus clientes. Lo aprobemos o no, el hecho es que TCB está dispuesto a asumir los riesgos, a ser atrevido, a poner toda la carne en el asador, porque nada más ha dado resultado, es algo que yo, por ejemplo, admiro.

¿Cómo andamos, en educación, en la actualidad? Muy bien, de varias maneras.

Me parece que los distritos escolares locales, los centros de servicio a la educación y los TSBVI han desarrollado, durante varios años, un sistema de colaboración de mucho apoyo que da por resultado que los estudiantes invidentes e impedidos visualmente reciban la mejor educación para su colocación laboral más apropiada. “Apropiada” puede cambiar de vez en cuando, y tenemos un sistema flexible en el que puede suceder eso.

Pero tenemos también nuestros problemas crónicos. Respecto al empleo, también tenemos que hacer nuestra esta cuestión. ¿Qué estamos haciendo al respecto? Acerca de la manera de ofrecer el servicio en las áreas rurales, ¿estamos seguros de que los estudiantes están recibiendo toda la enseñanza directa de un Maestro para los Impedidos Visuales (Teacher of the Visually Impaired - TVI) que necesitan? ¿Y qué hay sobre la enseñanza del currículo básico expandido? Nuestra profesión nos dice claramente que es tan importante como el currículo básico normal. ¿Pero todos los TVI tienen el tiempo y la disposición suficiente para enseñar tales materias como habilidades sociales, de vida y educación profesional?

No estoy seguro de que estén de acuerdo conmigo, pero desde mi perspectiva, tenemos la necesidad en la educación de evaluar nuestros esfuerzos y considerar algunas nuevas formas de actuar como lo hizo TCB.

Tengo una breve lista (de cinco aspectos) de preocupaciones que según yo necesitan atención inmediata. Y, como TCB, las soluciones a algunas de estas cuestiones podrían muy bien requerir esfuerzos atrevidos, de alto riesgo. Mi lista consiste de asuntos nacionales, no solamente de Texas. Pero mi esperanza sincera es que los profesionales en Texas hagamos de estas preocupaciones nuestros retos a vencer, y que una vez más Texas lleve la delantera al enfrentar problemas y encontrar soluciones.

1. ENSEÑANZA DEL CURRÍCULO BÁSICO EXPANDIDO

El concepto de un currículo básico expandido para los educandos invidentes e impedidos visuales tuvo su origen en las escuelas para invidentes hace un siglo. Tomó un curso equivocado durante algún tiempo a mediados del siglo XX cuando nos obsesionamos con la idea de que estábamos dispuestos a admitir que estos estudiantes tenían necesidades únicas, que la pérdida de la visión por sí misma creaba necesidades de aprendizaje.

Este tema sufrió varias modificaciones. Primero fue referido como las “necesidades especializadas de los estudiantes visualmente impedidos”. Muy pronto estábamos utilizando el término “necesidades únicas”, las “necesidades específicas de los discapacitados.” Finalmente, al darnos cuenta de que toda la educación se movía hacia el concepto de “currículo básico”, se utilizó y adoptó el término “currículo básico expandido.”

El movimiento de Agenda Nacional (National Agenda) subió a la cúspide. Todo el mundo lo acató. Poco tiempo después, se escribieron artículos sobre el currículo básico expandido; nuestras organizaciones profesionales principales lo endosaron; y parecía haber pocos detractores, si es que los había. Por lo tanto, creo que ahora resulta seguro asumir que la mayoría de los educadores de los alumnos invidentes e impedidos visualmente se percatan de que todos los estudiantes deben ser evaluados en todas las áreas del currículo básico expandido, y, basados en los resultados de las evaluaciones, deben establecerse metas IEP para atender las necesidades de cada estudiante. (Hace años, cuando afirmé que el aprendizaje de habilidades para la vida debería ser tan importante como aprender a leer, mis amigos educadores ¡se reían o me miraban aterrados! Ahora, cuando hago la misma afirmación, veo cabezas que asienten de acuerdo.)

Así que, ¿dónde nos encontramos ahora en la implementación del currículo básico expandido? ¿Se están evaluando a todos los alumnos en todas las áreas? ¿El IEP refleja el resultado de la evaluación y proporciona enseñanza en partes del currículo básico expandido? ¿Le ha sido dado al TVI el tiempo para enseñar estas habilidades vitales? Triste es decirlo, en la mayoría de las áreas de Texas, no lo creo. Pienso que los TVI dedicados, comprometidos y bien intencionados no están encontrando horas suficientes durante el día para atender al currículo básico expandido. Sé que hay varias excepciones –algunos de ustedes me han contado sobre tremendos resultados en la enseñanza del currículo básico expandido.

Tal vez no hemos definido nuestra postura de forma suficientemente clara. Si el día educativo proporciona tiempo para enseñar a leer, también debe proporcionar el tiempo necesario para enseñar habilidades de vida, sociales, educación profesional, tecnología de asistencia, etc. Si no lo hace, nuestro sistema está descompuesto y necesita arreglos. Estoy listo para ayudar a componerlo; ¿lo están ustedes?

2. MEDIOS APROPIADOS DE LECTURA

La pregunta que me siento obligado a hacer hoy es ésta: ¿Hay alguna niña visualmente impedida, en cualquier lugar de Texas, cuyo medio de lectura haya sido seleccionado de acuerdo a la cantidad de tiempo que el TVI puedo pasar con ella? Ustedes me han oído decir esto muchas veces, y lo voy a decir de nuevo: Un niño que está en las primeras etapas para aprender a leer y a escribir braille necesitará a su TVI por lo menos durante una hora al día. Es mi esperanza más sincera que ningún niño en Texas esté leyendo material impreso debido a la falta de tiempo para enseñar braille.

Si este es un problema en Texas, ¿me ayudarán a atenderlo?

3. EDUCACIÓN PROFESIONAL

Como lo mencioné anteriormente, creo que los educadores deben tener parte de la responsabilidad en la sombría tasa de empleo entre los adultos invidentes en los EUA. La educación profesional es una de las principales áreas del currículo básico expandido. Está reconocida como una necesidad educativa que con mayor frecuencia no se atiende de manera adecuada en el currículo escolar básico. Consideren la cantidad de educación profesional que se aprende de manera incidental por los alumnos con capacidad de visión plena por medio de la observación visual, y después piensen acerca de cómo se proporcionarán tales oportunidades a los estudiantes invidentes e impedidos visualmente.

Hace algunos meses, me dijeron algunos líderes de nuestras organizaciones de consumidores en Texas que a la mayoría de gente joven invidente les toma por lo menos diez años después de la graduación de la preparatoria adaptarse a un trabajo –o, para la mayoría, adaptarse al desempleo. Amigos míos, no tiene por qué ser de esa manera. Nosotros, ustedes y yo, deberíamos comprometernos con un programa de educación profesional para nuestros estudiantes que los prepare para el empleo, la toma de decisiones y para la dignidad que da el trabajo. Nuestros egresados deberían tener todas las habilidades necesarias para definir su propio destino y no depender de que TCB les indique qué dirección seguir en su vida.

¿Están todos ustedes comprometidos a enseñar educación profesional a todos los alumnos invidentes y visualmente impedidos en Texas? ¿Puedo unirme a ustedes conforme hacemos de esto una meta para nuestra profesión en Texas, y una vez más somos los líderes nacionales en innovación?

4. GRÁFICAS TACTILES

¿Qué tal esto para un tema que simplemente no desaparece? Pero, amigos míos, estamos empezando a identificar el verdadero problema. Durante años nuestra agenda era una plétora de “imágenes resaltadas” provenientes de gente bien intencionada, de buen corazón que creían firmemente en que todo lo visual debería presentarse a los alumnos invidentes. Cuando finalmente estuvimos ciertos de la diferencia entre “imágenes” y “gráficas,” y nos percatamos de que las gráficas tactiles tienen mucho sentido, pero que las imágenes con perspectiva son prácticamente imposibles de presentar de manera tactil, creímos que habíamos alcanzado lo que necesitábamos. Cuando personas maravillosamente creativas como Diane Spence y Bob Walling comenzaron a producir gráficas tactiles nítidas y claras para libros de texto de geografía, matemáticas y ciencias, supimos realmente que habíamos resuelto el problema de las gráficas tactiles.

Pero, como ocurre al pelar una cebolla, mientras más capas desprendemos del tema de las gráficas tactiles, encontramos mayores problemas. Por fin, sin embargo, creo que hemos llegado al centro. Los niños necesitan que les enseñemos secuencial y sistemáticamente cómo leer las gráficas tactiles. Los programas de preparación para la universidad necesitan incluir “cómo enseñar la lectura de gráficas tactiles” a los futuros TVI. Entonces los TVI necesitan añadir este tema como una meta en los IEP de cada estudiante invidente. ¿Qué tal, universidades, están listas para hacerlo? ¿Qué tal, maestros, están listos para invertir tiempo de enseñanza a esta área vital de aprendizaje?

¿Hay gente a la que debamos convencer? ¿Qué tal que TAER asuma esta tarea como un reto? ¿Qué tal alguien que le informe a TAER en esta época del próximo año acerca del enorme éxito al establecer programas para enseñar a los maestros cómo enseñar gráficas tactiles, y al implementar programas en escuelas locales que proporcionen tiempo para que los niños aprendan a leer gráficas tactiles.

Estoy listo; ¿lo están ustedes?

5. UTILIZACIÓN DE PARAPROFESIONALES

La existencia de paraprofesionales, o asistentes de maestros, es un don en nuestra profesión. Después de todo, cada profesión, incluso Orientación y Movilidad, los utiliza. ¿Pero como se usan? ¿Se utilizan para apoyar y reforzar lo que ha enseñado el TVI? O, y hágase cada quien esta pregunta seriamente, ¿se usan para reemplazar a los TVI?

Podría seguir, pero es sufiente comprometernos a resolver cinco temas con compromiso, dedicación y creatividad. Sé que cada uno de ustedes podría añadir cosas a la lista, y, debido a que estas son convicciones personales, no verdades fundamentales, podrían discrepar de mi lista. Mi propósito al compartirlas con ustedes hoy es que realmente me gustaría que nosotros, educadores en Texas, detectemos problemas crónicos y serios y, de manera colectiva, encontremos soluciones. Hemos sido líderes del país de muchas maneras –hagámoslo de nuevo.

¿Qué tal, maestros, están listos? ¿Qué tal, TAER, es hora de enfrentar nuevos y difíciles problemas?


| Primavera 2001 Tabula de Contenido | en via a Email de Ver/Oír |

Please complete the comment form or send comments and suggestions to: Webmaster

Last Revision: September 1, 2010