TSBVI logo | Home | Site Search | Outreach | Ver/Oír Indicio |

Primavera 2001 Tabula de Contenido
English version of this article (Versión Inglesa)

Meningitis

Por Kate Moss, Epecialista Familiar, TSBVI, Sordoceguera Outreach de Texas

La información del Censo 2001 de Sordoceguera de Texas indica que la meningitis es una de las principales causas de sordoceguera en nuestro estado. Ha habido de manera reciente en Texas varias alarmas relacionadas con brotes de meningitis. ¿Qué es esta enfermedad y cuáles son algunos de los problemas asociados con ella?

Ante todo, la meningitis no es lo mismo que la encefalitis, aunque ambas ocurren en el cerebro. La meningitis es la inflamación del tejido que cubre al cerebro y a la médula espinal, las meninges. La encefalitis es la inflamación del cerebro en sí. Hay dos categorías amplias de meningitis, viral y bacterial.

La meningitis bacterial es la más común, pero puede ser extremadamente seria. A veces es fatal, especialmente si no se trata de manera inmediata. Aquellos que sobreviven a este tipo de meningitis a veces sufren de discapacidad severa como resultado. El daño cerebral y la sordera son dos consecuencias frecuentes de este tipo de meningitis. Los bebés en EUA son vacunados generalmente contra un tipo de bacteria que ocasiona la meningitis, la haempohilus influenzae tipo b (Hib). Gracias a este tipo de vacunación, esta clase de meningitis ha desaparecido prácticamente del país. Los otros dos tipos de meningitis son meningococal y pneumococal. Ambos tipos de bacteria son muy comunes. De hecho, en cualquier momento dado, alrededor del 25% de la población porta esta bacteria, que vive en la parte trasera de la garganta y la nariz. Generalmente esta bacteria no ocasiona ningún problema real.

Una persona que se enferma con meningitis bacteriana necesita tratamiento médico inmediato. Se utilizan antiobióticos para tratar a la meningitis bacteriana. De acuerdo a los Centros para el Control de Enfermedades, (Centers for Disease Control), los síntomas comunes de meningitis son alta temperatura, dolor de cabeza y rigidez en el cuello en cualquier persona mayor a los dos años de edad. “Los síntomas pueden desarrollarse en el transcurso de varias horas, o podrían presentarse en 1 a 2 días. Otros síntomas podrían incluir náusea, vómito, incomodidad al observar luces brillantes, confusión y somnolencia. En los recién nacidos y en los pequeños infantes, los síntomas clásicos de fiebre, dolor de cabeza y rigidez del cuello podrían no presentarse o ser difíciles de detectar, y el niño podría aparecer únicamente como lento o inactivo, o estar irritable, tener vómito o estar comiendo poco. Conforme avanza la enfermedad, los pacientes de cualquier edad podrían sufrir desmayos.” (Sitio Web CDC, 2001). Un diagnóstico se hace generalmente mediante una exploración espinal.

La meningitis viral por lo regular no es tan peligrosa como la bacteriana, aunque los síntomas a veces parecen ser los mismos. Cerca del 90% de los casos de meningitis viral son ocasionados por un grupo de virus conocido como enterovirus. Los virus de herpes y de paperas también pueden provocar meningitis viral. No hay tratamiento para la meningitis viral. Las personas sanan por lo general por sí mismas con reposo absoluto. Simplemente se les proporciona líquidos en abundancia y también medicina para tratar la fiebre y los dolores de cabeza. La meningitis viral por lo general no provoca otras condiciones de discapacidad y rara vez resulta fatal.

Una persona puede sufrir de meningitis en más de una ocasión, aunque esto es raro. Existen vacunas para algunos tipos de meningitis. Alguien que muestre cualquiera de sus síntomas debería consultar inmediatamente a un doctor que pueda determinar el tipo de meningitis presente y comenzar el tratamiento. Incluso con la meningitis viral, pueden presentarse problemas severos como resultado de la deshidratación, especialmente en niños y en bebés.

Ambos tipos de meningitis se contagian por medio de secreciones respiratorias y corporales. Por eso una de las mejores formas de prevenir la meningitis es el lavado regular y concienzudo de las manos. Por lo general no se contagia mediante el contacto casual como el estornudo o la tos.

Cuando una persona tiene meningitis, hay un periodo a largo plazo de recuperación. También existen algunos problemas que pueden esperarse inmediatamente después de la hospitalización a causa de esta enfermedad y pueden desaparecer con el tiempo. En los niños podemos ver varios cambios en el comportamiento que pueden deberse, en parte, al trauma de estar en el hospital. Esto incluye comportamiento de bebé o lloriqueo, mojar la cama, rabietas, problemas para dormir en la noche y el olvido de habilidades aprendidas. Hay otros síntomas, sin embargo, que pueden durar más tiempo o incluso ser permanentes. Estos incluyen fatiga general, dolores de cabeza recurrentes, problemas de concentración, pérdida temporal de la memoria, torpeza, vértigo, problemas de equilibrio, depresión, arranques temperamentales violentos, cambios de ánimo, períodos de agresividad, dificultades de aprendizaje, tinnitus (zumbido en los oídos), coyunturas resentidas o rígidas, problemas visuales como doble visión e impedimento visual cortical, y la posibilidad de sordera, daño cerebral o desmayos como mencionábamos anteriormente. (Fundación de Meningitis de América –Meningitis Foundation of America, 2001).

REFERENCIAS/RECURSOS

Fundación de Meningitis de América
Meningitis Foundation of America Inc.
7155 Shadeland Station, Suite 190
Indianapolis, Indiana 46256-3922
Teléfono: (800) 668-1129
Fuera de Norteamérica: (317) 595-6383
Sitio Web: http://www.musa.org/ 

Centros para el Control y Prevención de Enfermedades
The Centers for Disease Control and Prevention
1600 Clifton Rd.
Atlanta, GA 30333
Teléfono: (800) 311-3435
Sitio Web: http://www.cdc.gov/ 

El Instituto Nacional de Desórdenes Neurológicos e Infarto - Instituto Neurológico NIH
The National Institute of Neurological Disorders and Stroke - NIH Neurological Institute
P.O. Box 5801
Bethesda, MD 20824
Teléfono: (800) 352-9424
Sitio Web: http://www.ninds.nih.gov/health_and_medical/disorders/encmenin_doc.htm 


| Primavera 2001 Tabula de Contenido | en via a Email de Ver/Oír |

Please complete the comment form or send comments and suggestions to: Webmaster

Last Revision: September 1, 2010