TSBVI logo | Home | Site Search | Outreach | Ver/Oír Indicio |

Primavera 2001 Tabula de Contenido
English version of this article (Versión Inglesa)

La Educación Especial Sirve a Distintos Estudiantes

Por Tommy Young, colaborador de Plainview Daily Herald
Reimpresión cortesía del periódico Plainview Daily Herald

Mucha gente imagina a niños discapacitados mentalmente cuando piensa en los programas de educación especial. Pero el director John Hightower señala que el programa Plainview ISD de Educación Especial ha evolucionado para convertirse en un proyecto incluyente para todos.

“Servimos a alumnos con toda clase de necesidades especiales, sean físicas o mentales. Nos empeñamos en dar a nuestros estudiantes, discapacitados o no, una oportunidad justa de tener acceso igualitario a la educación pública.”

El distrito da servicio a 855 alumnos con necesidades especiales y a varios estudiantes que tienen discapacidades físicas. El distrito tiene una amplia gama de programas para ayudar a nuestros alumnos que necesitan más allá de la ayuda tradicional.

“Contamos con mucha tecnología para ayudar a nuestros estudiantes a competir al nivel de un campo de juego”, afirma Hightower. “Damos empleo también a varias personas que han tenido capacitación específica, quienes incorporan tecnología para apoyar a nuestros alumnos.”

El distrito tiene un terapeuta físico, dos terapeutas ocupacionales, un psicólogo escolar, un terapeuta de lenguaje y varios asistentes de enseñanza que proporcionan atención individual a los estudiantes.

Un alumno de Plainview que recibe gran cantidad de asistencia de varias tecnologías y de personas involucradas en el Programa ISD de Educación Especial es Jeffrey Pruett.

Es un estudiante de primer año de 16 años de edad en la Secundaria Plainview (Plainview High). Se le ha diagnosticado Ataxia de Friedreich, uno de los más de 40 tipos de Distrofia Muscular.

“Es una enfermedad neurológica que ataca a los músculos, pero Jeffrey ha sido afectado de manera particularmente severa”, explica su madre, Jeanie Pruett. “No ataca normalmente tan pronto en la vida como lo hizo con Jeffrey. También tiene afectada la visión –es oficialmente invidente–y su sentido del oído. Es sordo, y la enfermedad normalmente no hace eso”.

“Jeffrey está confinado a una silla de ruedas y ha perdido la capacidad para tragar, por lo que necesita utilizar un tubo de alimentación. Pero la mente de Jeffrey es astuta y brillante.

Como afirma su papá Brian: “Su cuerpo está confinado a una silla de ruedas pero su mente es libre, y él aprovecha al máximo esa libertad”.

“Jeffrey tiene las mismas esperanzas y sueños que cualquier otro joven de 16 años. Quiere tener una novia, asistir a la universidad y ser productivo para la sociedad”, dice su madre.

A Jeffrey también lo apoya el Programa ISD de Educación Especial para ser tan libre como sea posible y alcanzar sus metas.

“Creo que el distrito escolar y el Sr. Higtower absolutamente hacen lo mejor que pueden para proporcionar a Jeffrey y a todos sus alumnos discapacitados la mejor educación,” señala la Sra. Pruett. “Ellos prueban y le consiguen la clase de equipo que necesita, y han ido tan lejos como rediseñar el horario del autobús escolar para que sea el último de la ruta, de tal forma que no se fatigue debido a su viaje en el autobús. Hasta han adecuado su horario de clases para permitirle que tome dos periodos de la clase de educación artística.”

Jeffrey demuestra un extraordinario talento como artista que burla a sus limitaciones físicas –talento suficiente que le ha permitido participar en un concurso de arte para alumnos discapacitados patrocinado por la Fundación Hellen Keller.

La maestra de educación artística Sandy Smith siente que el talento de Jeffrey inspira a los estudiantes sin discapacidad corporal a su alrededor.

“Al ver la cantidad de talento que tiene y lo que puede lograr los sorprende. Tiene una capacidad notable para transferir lo que ve al papel o al lienzo. Está lleno de vida y le transmite esa cualidad a su arte. Creo que inspira a los otros alumnos a ir más allá de lo que esperan de sí mismos,” dice la Sra. Smith.

“Quiere ser parte de lo que está sucediendo y en la clase de educación artística es capaz de hacer precisamente eso”, añade la Sra. Smith.

Su compañero de clase, Bryson Davis, quien es jugador de futbol y basquetbol de los Bulldogs, está de acuerdo con lo que afirman ambas mujeres: “No todos los días ve usted a una persona con sus discapacidades hacer lo que él puede lograr. Es mejor que la mayoría de los que estamos aquí.”

“Es 10 veces mejor que yo”, lo interrumpe otro compañero de clase.

Más allá de sus limitaciones, Jeffrey es muy parecido a cualquier otro chico de 16 años.

Cuando se le pregunta cuál fue su proyecto de arte favorito, Jeffrey respondió por medio de la asistente educativa Herminia Zuniga: “Pintar”.

Ante la insistencia, Jeffrey admite “lo que más me gusta pintar son chicas bonitas,” respuesta que provocó risas contenidas en sus compañeros sentados cerca de él.

La Sra. Zuniga ha estado con Jeffrey desde el año en que cursó su quinto grado. Los dos han desarrollado un vínculo especial.

“Jeffrey es incapaz de comunicarse con sus semejantes porque ellos no saben el lenguaje de señas, así que la única gente con la que él puede comunicarse además de con nosotras son la Sra. (Jane) Holt, maestra de Educación para Sordos de las escuelas Plainview, y con sus asistentes educativas Glen Truett y Herminia Zuniga,” sostiene el Sr. Pruett. “A una edad en la que uno tiene muchas preguntas que hacer y nadie da respuestas sino aquellos que pueden comunicarse contigo, ellas tienen una relación especial que es más profunda que la que tienen la mayoría de los alumnos con sus maestros”.

La Sra. Holt indica que, con suerte, la barrera comunicativa entre Jeff y sus compañeros disminuirá gracias a la tecnología proporcionada por el distrito.

“Estamos en el proceso de instalar una computadora portátil (laptop) en la silla de ruedas de Jeffrey. Tiene acceso a Internet y está cargada con el servicio de Mensajes Instantáneos de AOL (AOL Instant Messenger), para que sus amigos puedan saber si está en línea para enviarle mensajes”.

“De manera indirecta, tener la computadora ayudará a Jeffrey con sus delicadas habilidades motoras, fortalecerá sus manos y los músculos de sus hombros, pero será principalmente para interacción social y comunicación,” señala la Terapeuta Ocupacional Gretchen Foster, quien conduce sesiones de terapia con Jeffrey cada dos semanas.

Los Pruett están plenamente conscientes de que su hijo está en una situación precaria, pero tienen una actitud de “la vida es terminal” y se concentran en el hecho de vivir la vida al máximo.

Sienten que el programa de educación especial del distrito escolar de Plainview ayuda a su hijo a vivir de la misma manera.

“Todo el mundo, desde el Sr. Hightower hasta la Sra. Holt y la Sra. Zuniga, así como sus terapeutas hacen un trabajo excelente al permitir que Jeffrey experimente la escuela de manera tan normal como le sea posible, y al hacerlo mejoran su calidad de vida”, sostiene Brian Pruett.


| Primavera 2001 Tabula de Contenido | en via a Email de Ver/Oír |

Please complete the comment form or send comments and suggestions to: Webmaster

Last Revision: September 1, 2010