TSBVI logo | Home | Site Search | Outreach | Ver/Oír Indicio |

Primavera 2001 Tabula de Contenido
English version of this article (Versión Inglesa)

Hablando de Bebés

Por Thomas Fields-Meyer y Frances Dinkelspiel
Reimpreso de la edición del 11 de diciembre de 2000 de People Weekly Magazine
bajo permiso especial; © 2000, Time Inc.

En la habitación de la casa de su familia en Benicia, California, Dionne Quan colecciona docenas de videos de películas de Disney que ha visto una y otra vez, soñando en que algún día actuará en la clase de filmes que han captado su imaginación desde que era niña. Pero los ve en su peculiar estilo, presionando su cabeza sobre la pantalla de imágenes. “Mi nariz está pegada a la TV por lo que puedo ver lo que sea que pueda ver”, explica Quan, de 22 años. “Cualquier cosa que no pueda ver, me las arreglo para figurármela”.

Visualmente afectada de nacimiento, Quan nunca ha permitido que su discapacidad la detenga para perseguir sus sueños. Ahora, con su voz, hace el papel de Kimi, un vigoroso bebé Japonés de Rugrats en París, la última película animada basada en las series televisivas, las está viviendo. “Es una chica increíblemente talentosa,”asegura el director de voz del filme Charlie Adler, de 44 años. “No hubo ninguna duda cuando entró. Ella quería hacerlo. Tenía la capacidad necesaria para hacerlo.”

Y hacerlo bien. Los productores tuvieron que hacer algunos ajustes menores para acoplar la discapacidad de Quan mientras grababan, colocando el micrófono de tal manaera que no registrara el sonido de sus dedos sobre su guión braille; evitaron también los cambios de último minuto en los diálogos. Pero antes de que pasara mucho tiempo, cualquier diferencia entre Quan y sus compañeros de reparto se disolvió. “Ella da una urgencia fresca a todas sus líneas”dice su maestro de voz Mike Matthews. “Se me olvida que no puede ver. De hecho ve más, si usted así lo quiere decir, que la mayoría de nosotros.”

Esa perspicacia se ha desarrollado a través de un trabajo duro y dedicación –tanto de Dionne misma como de sus padres, Daryl, de 46 años, y Lori, de 44, quienes administran una tienda de máquinas de coser y aspiradoras cerca de Vallejo. La mayor de dos hijos (su hermano Daryl tiene 20 años), Dionne parecía estar sana al nacer. Pero cuatro meses después Lori se percató de que los ojos de su hija no estaban siguiendo el móvil colgante que pendía sobre su cuna. Una ecografía CAT (Tomografía Axial Computarizada) demostró que tenía algunas irregularidades en el cerebro, y a los 6 meses se le dianosticó hipoplasia –o subdesarrollo–del nervio óptico. Esta condición inusual la dejó con una visión extremadamente limitada, permitiéndole únicamente distinguir algunos colores y figuras borrosas.

Resuelta a ayudar a que su hija tuviera éxito, Lori reorganizó su vida para dedicarse a Dionne, hablándole todo el día y describiéndole todo lo que hacía y veía para orientar a la niña. “Quería ayudarla tanto como pudiera para que pudiera alcanzar sus sueños”, explica Lori, quien le dijo a su hija: “Si quieres actuar, ve y actúa. Si quieres jugar a la pelota, ve y juega a la pelota.”

Quan no tardó mucho en elegir. Preparada para leer, habiendo aprendido braille a la edad de 7 años, le gustaba actuar el papel de los personajes en sus libros de cuentos. A los 10, se inscribió en un programa después de clases en una escuela de actuación de San Francisco, donde aprendió cómo desenvolverse sobre el escenario. “Obviamente cosas como la pantomima no funcionaron muy bien,”dice ella, “porque no podía imaginar algo en mi mano que no estuviera realmente ahí.”

Después, cuando Quan tenía 12 años, su padre escuchó en un programa de radio a la maestra de voz superpuesta Samantha Paris y llevó a Dionne a que estudiara con ella. “Simplemente se abrió un mundo nuevo por completo,”explica Dionne, porque no tenía porque preocuparme por la gesticulación.”De hecho, su visión reducida podría haber acentuado sus otros sentidos. “Tiene un oído increíble”, afirma Paris. “Escuchar cantar a esta niña lo hace a una llorar.”

Al encontrar su nicho, Quan floreció, obteniendo su primer trabajo comercial a los 14 años en un anuncio de una organización que da mantenimiento sanitario. Le siguieron proyectos de voz superpuesta para anuncios de caramelos y dibujos animados para niños, incluyendo Las Bayas Silvestres (The Wild Thornberries) de rocola. Para el momento en que audicionó para los Rugrats, Quan era una profesional. “Fue un reto encontrar una voz que pudiera combinarse al conjunto y tuviera la misma juventud, la inocencia, la vitalidad,”explica la directora de talento Barbara Wright, quien escogió a Quan entre los 200 aspirantes. “Dionne tenía una cualidad única y encantadora.”

Tan encantadora, que de hecho, le fue ofrecida con prontitud –y aceptó–un papel repetido en el programa de televisión de los Rugrats. A principios del año que entra, Quan tiene planeado mudarse de la casa de sus padres a otra que compartirá con su hermano Daryl, alumno de UCLA en Los Ángeles, que presenta neuvos retos. “Va a ser una buena experiencia”, sostiene. “Pero es un poco atemorizante.”Como preparación, obtuvo entrenamiento especial en programas que enseñan habilidades básicas a las personas invidentes. Y por primera vez, aprendió a escribir en caligrafía convencional –con el propósito expreso, según afirma, de firmar autógrafos.


| Primavera 2001 Tabula de Contenido | en via a Email de Ver/Oír |

Please complete the comment form or send comments and suggestions to: Webmaster

Last Revision: September 1, 2010