TSBVI logo | Home | Site Search | Outreach | Ver/Oír Indicio |

Otoño 1998 Tabula de Contenido
English version of this article (Versión Inglesa)

La Ley Americanos con Incapaciddestodavía tiene que vencer obstáculos

La encuesta New Landmark Harris indica pocas mejoras (Informe de prensa)

Nota del editor: La reciente encuesta Louis Harris que se llevó a cabo entre personas que padecen de toda clase de incapacidades encontró que el rezago continúa en el empleo, niveles educacionales y calidad de vida. No es más probable que, en el presente, los adultos incapacitados en edad de trabajar tengan más posibilidades de estar empleados que las posibilidades que tenían hace 10 años. A nivel nacional, esta posibilidad es menos todavía. Sin embargo, en Texas, las estadísticas de la Comisión de Ciegos del Estado de Texas indican que entre los adultos legalmente ciegos en edad de trabajar la posibilidad de que el adulto legalmente ciego en edad trabajar esté empleado es más alta comparada con el nivel nacional.

WASHINGTON, D.C., 23 de julio de 1998 - La Ley Americanos con Incapacidades todavía tiene problemas que vencer en las áreas de empleos, educación, acceso a la transportación pública y en muchas áreas de la vida cotidiana, incluso en las áreas de recreación y religión. Esto es lo que declaró la Organización Nacional en Incapacidades (N. O. D.) en una rueda de prensa el día de hoy en Washington, D. C., información que fue recabada por medio de una encuesta que hizo entre 1,000 adultos incapacitados.

Para los intercesores de los incapacitados, este descubrimiento es perturbador, pero motivador para los legisladores públicos y privados. La encuesta, ordenada por N. O. D. en cooperación con Louis Harris & Associates, define en qué posición se encuentran actualmente en la vida americana las personas incapacitadas.

La Encuesta 1998 N. O. D./Harris & Associates que se dio a conocer el día de hoy, interrogó a adultos incapacitados, a principios de este año. (Margen de error de 4 puntos de porcentaje más o menos). Esta encuesta es la primera encuesta nacional llevada a cabo por Harris en cooperación con N. O.D. desde 1994, y la tercera que Harris ha hecho desde 1986.

Entre los descubrimientos más perturbadores en el área de empleos, la encuesta mostró rezagas entre los porcentajes de incapacitados empleados y los no-incapacitados empleados. Solo el 29% de las personas incapacitadas en edad de trabajar (18-64) están trabajando jornadas completas, comparado con el 79% del sector que no está incapacitado, una diferencia de 50 puntos de porcentaje. De esos incapacitados en edad de trabajar que no están trabajando, el 72% declaran que ellos preferirían tener un empleo

Una tercera parte (34%) de los adultos incapacitados viven en hogares que tienen un ingreso de $15,000 o menos, comparado con solo el 12% de esos que no están incapacitados.

Aproximadamente uno de cada cinco (20%) de adultos incapacitados no han terminado el bachillerato, comparado con el 9% de los adultos que no padecen de incapacidades.

Alan A. Reich, presidente de N. O. D. declaró: "Estas diferencias son imperdonables. ¡America puede hacer más!" "En tiempos cuando el desempleo en Estados Unidos está a un nivel históricamente bajo y existe una clamor para conseguir trabajadores, es asombroso enterarnos que esta diferencia sea tan grande. Como muestra la encuesta, más del 72% de los individuos incapacitados que no están empleados desean trabajar y contribuir a la economía. América debe eliminar las barreras de actitud y físicas en el mundo del trabajo y en todas las otras áreas de la vida".

Humphrey Taylor, Director de Louis Harris & Associates comentó: "El propósito de esta encuesta no es sólo medir las diferencias que existen entre la vida de los incapacitados y los no incapacitados sino obtener información que ayude a eliminar las diferencias. Yo estoy anticipando que los resultados de la encuesta serán utilizados por individuos dentro y fuera del sector incapacitado, los medios de comunicación, el sector empresarial, los legisladores y administradores estatales y federales". las diferencias en áreas claves

Esta encuesta es rica en información procedente de las respuestas a las 145 preguntas concernientes a las actividades de vida que los incapacitados consideran más importantes. Entre estos datos se encuentran: 

¿Qué puede hacer el americano para eliminar estas diferencias? De acuerdo a lo que dijo Reich: "Mucho. Cada uno de nosotros podemos ayudar a eliminar estas diferencias si finalmente enfocamos nuestra atención en las capacidades no en las incapacidades de cada individuo".

EMPLEOS

Todas las empresas, gobierno, agencias públicas, instituciones y agrupaciones de la comunidad - todos necesitamos examinar lo que estamos haciendo y necesitamos desarrollar estrategias para atraer y contratar a las personas que padecen de incapacidades. Las empresas deben y pueden implementar lo que la Ley Americanos con Incapacidades estipula para facilitar el acceso al sitio de empleo a las personas que padecen de incapacidades; y pueden hacer esto a un precio razonable. Estudios recientes muestran que en promedio cuesta menos de $300 acomodar a un trabajador que padece incapacidad. Los empleos basados en el hogar y otro tipo de flexibilidades en el empleo benefician a muchos trabajadores, no solamente al incapacitado. Desde padres que trabajan a personas incapacitadas están aprovechando los avances tecnológicos que les permiten participar activamente en el mundo del trabajo. Los consumidores prefieren negociar con las empresas que responden a sus necesidades. Los 54 millones de americanos que padecen de incapacidades representan un sector del mercado al que las compañías que pueden responder a sus necesidades debe atraer. Use el talento de estas personas. Las personas incapacitadas pueden aportar ideas ingeniosas e innovadoras a las comunidades y sitios de trabajo, esto es por la experiencia que adquieren al vencer los obstáculos que les presenta el mundo que los rodea y por los constantes desafíos a su identidad como individuos y miembros de la sociedad.

LAS COMUNIDADES

Los grupos de las comunidades, las organizaciones religiosas y profesionales, los gremios de trabajadores y las organizaciones de servicio pueden examinar lo que están haciendo y adoptar planes para incluir a las personas incapacitadas. Los líderes elegidos y los administradores pueden asegurarse que sus comunidades cumplen con la ley - la Ley de Americanos con Incapacidades, la Ley de Rehabilitación, la Ley de Votación, la Ley de Educación para Personas Incapacitadas. Las asociaciones culturales, de recreación y deportivas, y todas las instituciones deben asegurarse que ofrecen accesibilidad y que invitan la participación de las personas incapacitadas. El debate reciente sobre la participación de Casey Martin en el torneo de golf de la PGA ha atraído atención a la discriminación que existe en nuestra América actual en contra de los incapacitados. Reconozca a las personas incapacitadas como contribuidores positivos a la diversidad de nuestras comunidades. Las personas con incapacidades - el sector minoritario más grande del país - no son incluidas en los planes de las empresas y de las comunidades, aún que ellas impactan la diversidad al menos tanto como otros grupos de minorías. Es más, la población incapacitada es muy diversa en sí misma, y a diferencia de otras minorías cualquiera, en cualquier momento puede entrar a sus rangos.

LOS INDIVIDUOS

Esos de nosotros que padecemos de incapacidades, los miembros de nuestras familias y nuestros amigos podemos tomar la iniciativa para guiar y estimular a otros a que extiendan la participación de las personas incapacitada en la vida de la comunidad. La participación de las personas incapacitadas, una participación activa en las actividades cívicas y educacionales, expande la concientización de cómo viven esos que viven una vida fuera de lo ordinario; esto permite a nuestras comunidades ser más consideradas para incluir a todos esos que son "diferentes". Los americanos deben extender su mano a sus compatriotas incapacitados y deben sobreponerse a sus temores. Necesitamos concientizarnos más de las contribuciones que pueden hacer los incapacitados; necesitamos sentir respeto y reconocer sus habilidades.

ALREDEDOR DEL PAIS

Los medios de comunicación pueden asegurarse que describen a las personas incapacitadas como activos participantes en la vida pública y privada. Las películas, tales como "There’s Something About Mary", los programas de televisión y otros medios, muestran protagonistas incapacitados de una manera que es incorrecta, errónea y que no debe ser permitida.

Al incrementar la participación de los incapacitados en los diversos aspectos de la vida americana, el público en general se educará más, y consecuentemente abandonará los estereotipos y las malas interpretaciones. La actitud puede mejorar. El resultado será que al incapacitado se le permitirá una participación más amplia en todos los aspectos de la vida americana.

El haber decretado el Acta Americanos con Incapacidades no significa que podemos depender de ella para que las percepciones y actitudes que América tiene de las personas incapacitadas. Al apreciar las habilidades de cada uno de los individuos nuestra nación saldrá beneficiada mundialmente porque estará demostrando lo que es la democracia en sus mejores alcances.

La Organización Nacional de Incapacidades promociona la participación - completa y sin discriminación - de los 54 millones de hombres, mujeres y niños que padecen de cualquier incapacidad en cualquier aspecto de vida. Fundada en 1982, N.O.D. es la única organización nacional interesada en todas las incapacidades, grupos de diversas edades y todos los asuntos de incapacidades. N.O.D. no recibe fondos del gobierno y está financiada completamente con donaciones privadas, de individuos, empresas y asociaciones. Para más informes llame a N.O.D. al (202) 293-5960, TDD (202) 293-5968.


| Otoño 1998 Tabula de Contenido | en via a Email de Ver/Oír |

Please complete the comment form or send comments and suggestions to: Webmaster

Last Revision: September 1, 2010