TSBVI logo | Home | Site Search | Outreach | Ver/Oír Indicio |

Otoño 2006 Tabula de Contenido
English version of this article (Versión Inglesa)

Se Requiere un Equipo para Enseñar Habilidades de Vida Independiente

Por Eva LaVigne, Especialista en Educación y Kate Moss, Coordinadora Estatal de Capacitación del Personal, TSBVI

Resumen: El primero de una serie de cuatro artículos donde se analiza la importancia de la creación de equipos para enseñar habilidades de vida independiente a los estudiantes con impedimentos visuales.

Palabras Claves: Programación, impedidos visuales, ciegos, sordociegos, habilidades de vida independiente, creación de equipos, Plan Ampliado de Estudios Obligatorios

Nota del Editor: Este es el primer artículo de una serie sobre la importancia de enseñar habilidades de vida independiente, incluyendo estrategias específicas para padres y profesores. Nos es de mucho interés conocer las experiencias de nuestros lectores (tanto los éxitos como los desafíos) obtenidas al enseñar estas habilidades a estudiantes con impedimentos visuales y sordociegos. Sírvase enviar los formularios de su documentación, ideas para la creación de equipos y sobre cómo identificar o enseñar habilidades, y sobre éxitos trabajando con dichas habilidades a Kate a la dirección <katemoss@tsbvi.edu>.

A menos que usted sea un príncipe o princesa inusualmente rico y consentido, existen cosas que tiene que aprender a hacer por sí solo o, al menos pueda manejar por sí solo, si desea ser parte de la vida normal. Si tiene un impedimento visual, necesitará una instrucción sistemática para aprender a hacer algunas de estas cosas básicas. En la “Agenda Nacional para la Educación de los Niños y Jóvenes con Impedimento Visuales, Incluyendo aquellos con Discapacidades Múltiples” se enumeran nueve áreas como parte de un plan ampliado de estudios obligatorios que es necesario para cualquier estudiante con impedimentos visuales. Estas áreas son: habilidades académicas funcionales o compensatorias (lectura, escritura, matemáticas, etc.); orientación y movilidad; habilidades de interacción social; habilidades de esparcimiento recreación; educación vocacional; tecnología; autodeterminación; habilidades de eficiencia visual; y habilidades de vida independiente. Estas se definen como “todas las tareas y funciones que las personas realizan, de acuerdo con su capacidad, con el fin de vivir en la forma más independiente posible. Estas necesidades curriculares son de variada índole, ya que incluyen habilidades de higiene personal, preparación de alimentos, administración del dinero, verificación del tiempo, organización, etc.” (Hatlen, 1996)

Casi nadie discutiría la necesidad de adquirir habilidades de vida independiente. La realidad en cuanto a la enseñanza de estas habilidades en los ambientes escolares actuales, donde se pone gran énfasis en los temas académicos, es que demasiado a menudo éstas se “presentan como habilidades escondidas, apareciendo en el material didáctico, desapareciendo y luego volviendo a aparecer.” (Hatlen, 1996) La instrucción sistemática de estas habilidades generalmente parece un objetivo inalcanzable. El ‘cuándo’ y el ‘dónde’, para no mencionar el ‘cómo’, de la instrucción es un real desafío para los profesionales que enseñan a impedidos visuales – la mayoría transportan un gran número de casos que les han sido asignados – quienes deben entregar la instrucción en ambientes menos que ideales en los recintos escolares típicos. Aun así, estas habilidades se pueden y se deben enseñar. Para hacerlo bien, pensamos que se necesita un equipo.

¿Quiém Forma Parte del Equipo?

Un equipo ideal está formado por el estudiante, la familia de éste y los profesionales en impedimentos visuales (TVI, COM, Profesor de Rehabilitación). Dependiendo de la situación de cada individuo, puede que profesores de educación especial y regular cumplan también una función importante en el equipo. El estudiante y la familia son integrantes fundamentales debido a que es necesario que puedan identificar las áreas de prioridad para la enseñanza de habilidades, y aportar la energía para practicar las habilidades diariamente en situaciones de la vida real. Los profesionales en impedimentos visuales necesitan rescatar parte del tiempo para la instrucción individual con el estudiante o coordinarse con otros educadores y profesionales para verificar que las habilidades se enseñen mediante técnicas de adaptación apropiadas. Los profesores de educación regular y especial necesitan asegurarse de que las habilidades adquiridas se apliquen en todas las situaciones escolares, y dar sus recomendaciones sobre el progreso del estudiante a éste, a su familia y a los profesionales en impedimentos visuales.

¿Cuál es la Labor del Equipo?

Determinar las áreas de prioridad

La primera tarea del equipo es determinar las áreas de prioridad que recibirán la instrucción. ¿Cuáles son las habilidades más importantes que el estudiante deberá aprender en cualquier momento determinado? En gran medida, sólo la familia y el estudiante pueden decirlo. Cada familia posee su propia dinámica. Si no nos cree, simplemente sintonice uno o dos episodios de Wife Swap. En una familia puede que sea muy importante para los niños participar en diversas tareas y que se ocupen de muchas de sus propias necesidades básicas tales como preparar un refrigerio, elegir su vestimenta, asearse y vestirse por sí solos y mantener organizadas sus pertenencias. En otras familias, puede que no se le dé tanta importancia a que los integrantes más jóvenes de la familia realicen este tipo de cosas. A menos que la familia apoye la instrucción que se imparte en la escuela, es probable que el estudiante con impedimentos visuales no se sienta altamente motivado u obtenga suficiente práctica o elogios para alcanzar niveles reales de independencia en una aptitud en particular.

Evaluar

Una vez que se han identificado las áreas de prioridad, los profesionales en impedimentos visuales deberán comprobar que se efectúe una completa evaluación de las habilidades actuales de los estudiantes. De este modo, el equipo puede encontrar un punto de partida adecuado y guiar el desarrollo de las habilidades a lo largo de un tiempo continuo. Por ejemplo, no se comenzará haciendo que el niño aprenda a abotonarse la camisa si no tiene las habilidades de motricidad fina necesarias o si aún no ha aprendido a sacarse la camisa. Existe un sinnúmero de herramientas de evaluación disponibles. Algunas de ellas incluyen evaluaciones o listas de verificación que se encuentranen: Independent Living Skills: A Curriculum with Adaptations for Students with Visual Impairments (Habilidades de Vida Independiente: Plan de Estudios con Adaptaciones para Estudiantes con Impedimentos Visuales) (Loumiet y Levack, 1993); Basic Skills for Community Living: A Curriculum for Students with Visual Impairments and Multiple Disabilities (Habilidades Básicas para la Vida en Comunidad: Plan de Estudios para Estudiantes con Impedimentos Visuales y Discapacidades Múltiples) (Levak y otros, 1996); “Student Performance Indicators (SPI) ” (Indicadores del Desempeño Estudiantil) desarrollado por Región 13 ESC <http://www.tsbvi.edu/Education/spi.rtf>; Addressing Unique Educational Needs of Individuals with Disabilities: An Outcome Based Approach (Cómo abordar las Necesidades Educacionales Únicas: Un Enfoque Basado en los Resultados) (Frey y otros, 1991); o Functional Skills Screening Inventory (Inventario de Clasificación de Habilidades Funcionales) (Becker y otros, 1984).

Determinar Cuándo Puede Realizarse la Instrucción y la Práctica

Algunas de las técnicas de adaptación que un estudiante puede necesitar para realizar una tarea de vida independiente tienen que enseñarse al principio en una situación de uno a uno realizada fuera del aula. Una vez que la técnica se ha enseñado, la oportunidad para practicar las habilidades normalmente se puede insertar entre las actividades del día en diversos entornos de la escuela y de la comunidad. Por ejemplo, los profesores de estudiantes con impedimentos visuales (TVI) podrían enseñar al estudiante estrategias para identificar el dinero y organizarlo en una billetera durante una lección individual. Lo más probable es que sea la familia, los profesores y los profesionales que interactúan más con el estudiante los que puedan apoyarlo en la práctica de las habilidades en la cafetería, en un paseo escolar, en el almacén y en el hogar. Ellos son también quienes estarán más a menudo en posición de insistir en que el estudiante practique estas habilidades en dichos entornos. Ello ayuda al estudiante a entender con mayor rapidez cómo dicha aptitud puede facilitar la vida y ayudarlo a esforzarse para ser aceptado por sus pares.

Puede que algunas habilidades, tales como cocinar y limpiar, resulten más fáciles de enseñar en el entorno del hogar. Si el TVI no puede acceder en forma regular a la cocina de la escuela, tal vez un Profesor de Rehabilitación Vocacional de la División de Servicios a los Ciegos (DBS) de DARS pueda enseñar habilidades de cocina más avanzadas en el hogar. Sin embargo, puede ser que el TVI pueda colaborar con un profesor de economía doméstica para impartir la instrucción durante la jornada escolar. Todo tipo de aptitud que el estudiante necesite aprender se puede enseñar, pero será necesario generar ideas para resolver cuándo y dónde.

Cuando se trata de practicar las habilidades, cada uno tiene una función que cumplir. Los integrantes de la familia deberán identificar actividades para practicarlas en el hogar, y esperar que el estudiante sea responsable de completarlas aplicando estas habilidades. También es necesario que los profesores de educación especial y regular identifiquen en forma sistemática oportunidades para la práctica de habilidades dentro del contexto de la rutina diaria del salón de clases. Resulta más fácil inculcar algunas habilidades que otras, pero mediante una planificación de equipo y colaboración casi cualquier aptitud puede practicarse muchas veces cada día.

Si la prioridad de la familia es el aprendizaje de mejores habilidades para comer, la evaluación podría revelar que el estudiante necesita concentrarse en comer distintos alimentos de manera eficiente y aceptable. El TVI podría trabajar con el estudiante para enseñarle algunas estrategias particulares, tales como encontrar la comida en el plato o usar un tenedor para comer carne y vegetales y una cuchara para elementos tales como budín, helado o sopa. El TVI también debería asegurarse de que los padres y otros adultos que están con el estudiante durante el resto del día sepan qué estrategias éste necesita usar. En el hogar los padres pueden tratar de presentar nuevos alimentos, tal vez haciendo que el niño ayude a prepararlos o pidiéndole “probar un bocado.” También podrían pedir al niño ubicar los distintos alimentos sobre su plato antes de que comience a comer y sugerir cuál utensilio usar con cada uno. El profesor de educación general podría supervisar al estudiante durante el almuerzo para ver cuán bien puede aplicar estas habilidades en forma independiente en la cafetería o durante la hora del refrigerio. Si el profesor está planificando una unidad sobre un determinado país, la buena alimentación, o sobre plantas y animales, también podría incluir oportunidades para aprender sobre dichos temas y probar nuevos alimentos. La planificación de cómo cada miembro del equipo apoyará el objetivo es una parte muy importante del proceso.

Documentar y Dar a Conocer el Avance

Un equipo eficiente también tendrá un plan para documentar el avance y compartir esta información con los otros integrantes del equipo. Mientras más conciente esté cada miembro del equipo de lo que puede o no puede hacer el estudiante, podrán apoyarlo o apoyarla en mejor forma. También pueden estimularlo y ayudarlo a construir su autoestima a medida que se cumplan los objetivos. Puede que algunos equipos deseen escribir un diario para compartir notas sobre el avance. Otros equipos tal vez usen otros tipos de documentación de habilidades tales como una Matriz de Habilidades (observe el ejemplo a continuación).

Matriz de Habilidades

Habilidad

Almuerzo

Ciencias

Matemáticas

P.E.

Hogar

Medir ingredientes secos con una taza, media taza, cuchara sopera, cuchara de té

+ midió el azúcar con cucharas de té

+ con cucharas de sopa y de té.

- tuvo problemas con línea de 1/2 cucharada

 

+ usó taza y 1/2 taza en una receta

De memoria, seleccionar las monedas correctas para una máquina dispensadora conocida.

+ identificó monedas de 25 centavos para comprar papas fritas en la máq. dispensadora

+ encontró monedas de 25 centavos entre el sencillo para comprar coca-cola en un paseo escolar

 

+ 2 monedas de 25 centavos y una de diez para papas fritas

- confunde monedas de 5 y 25 centavos en la máquina de coca-cola

Usar un cepillo, peineta o tomarse el pelo en una forma determinada.

     

- necesitó ayuda con la peineta de bolsillo

+ cepilló su cabello por sí solo esta mañana

También resulta muy eficaz el que la escuela y la familia puedan mostrar cintas de video con ejemplos de los estudiantes trabajando en las habilidades para desenvolverse en forma independiente. Ello sirve para hacer sugerencias a todo el equipo y destacar los éxitos y problemas que el estudiante puede estar teniendo al aplicar en forma general las habilidades que él o ella ha aprendido.

La enseñanza de habilidades para la vida independiente puede ser un desafío en muchos de nuestros entornos escolares, pero también es de suma importancia para nuestros estudiantes con impedimentos visuales. Una mejor instrucción y práctica pueden realizarse si existe una visión de equipo con respecto a la planificación, la evaluación y la instrucción.

Recursos y Lecturas

Becker, H., Schur, S., Paoletti-Schelp, M., & Hammer, E., (1984). Functional Skills Screening Inventory, Austin, TX: Functional Resources Enterprises , Inc.

Frey, W., Lynch, L., Jakwerth, P., & Purcell, R. (1991).Addressing Unique Educational Needs of Individuals with Disabilities: An Outcome Based Approach. Lansing, MI: Disability Research Systems.

Hatlen, P. (1996). The Core Curriculum for Blind and Visually Impaired Students, Including those with Additional Disabilities. TSBVI Website, <http://www.tsbvi.edu/Education/corecurric.htm>.

Levack N., Hauser, S., Newton, L., & Stephenson, P. (Eds.).(1996).Basic Skills for Community Living: A Curriculum for Students with Visual Impairments and Multiple Disabilities. Austin, TX: TSBVI.

Loumiet, R., & Levack, N. (1993). Independent Living Skills: A Curriculum with Adaptations for Students with Visual Impairments. Austin, TX: TSBVI.

Region 13 Education Service Center. “Student Performance Indicators (SPI)”. <http://www.tsbvi.edu/Education/spi.rtf>.


| Otoño 2006 Tabula de Contenido | en via a Email de Ver/Oír |

Please complete the comment form or send comments and suggestions to: Webmaster

Last Revision: September 1, 2010