TSBVI logo | Home | Site Search | Outreach | Ver/Oír Indicio |

Otoño 2003 Tabula de Contenido
English version of this article (Versión Inglesa)

"¡Soy una Bailarina!"

Por Al"™An Kessler, Especialista en Niños TCB, Abilene, Texas

Resumen: Una pequeña niña recibe lecciones de danza y cumple su sueño de convertirse en bailarina.

Palabras Claves: Recreación, esparcimiento, ballet, ciegos, facultad

Nota del Editor: Al"™ An compartió conmigo esta historia en 1998. Nunca he olvidado a Amanda, quien parecía tener la experiencia de "florecer" en la vida, simplemente porque alguien escogió ayudarla a hacer su sueño realidad. Espero que donde sea que Amanda esté ahora, sepa que hay muchas personas animándola mientras logra un éxito tras otro.

Quiero compartir una maravillosa historia sobre una niña llamada Amanda. Cuando la conocí, Amanda tenía seis años y repetía el kindergarten. Era pequeña para su edad, era rubia y tenía unos enormes ojos azules como el mar. Nadie se imaginaba que había tenido problemas en la escuela el año anterior porque no podía ver. Resultó tener múltiples problemas de visión - - - ROP, ambliopía, estrabismo y cicatriz retinal. Era extremadamente tímida, le asustaba jugar, tenía miedo de correr y no tenía ningún amigo. El primer día en que la vi, ella estaba de pie y observaba a los otros niños jugar durante el recreo, mientras se sujetaba de la baranda. Su profesora dijo que allí era donde ella pasaba todos los recreos. Su mamá dijo que había tratado de que su hija saliera y jugara, pero que ella tenía miedo porque se caía frecuentemente. Conversé un rato con Amanda y le pregunté lo que quería. Me dijo con su voz muy baja, como un susurro, que quería ser bailarina. Su madre me contó que Amanda entraba en su habitación, cuando no había nadie mirando, y simulaba estar bailando.

La Comisión para los Ciegos de Texas pudo entregarle lecciones de danza a esta pequeña niña. La única profesora en su pueblo no quería darle clases y fue difícil convencerla. Después de todo, la niña no podía ver y podría haber causado un retroceso en las otras estudiantes. Estuvo a punto de decir que ella no era el "tipo" de niña que generalmente tomaba lecciones de ballet.

Después de una lección, la profesora llamó, con voz de disculpa, e indicó lo complacida que estaba de tenerla en su clase. Después de tres lecciones, su mamá llamó y dijo, "¡¡¡Amanda tiene AMIGOS!!! En su ARD, todos los profesores y el director señalaron, "Desde que comenzó a bailar, es una niña diferente. Ella corre, juega y participa en todas las actividades. ¡Tiene mucha confianza en sí misma!"

En la primavera, pude verla bailar en una presentación de ballet de Peter Pan. Su cabello rubio, amarrado en su cabeza, con un vestido rosa satinado, Amanda se volteó y me dio un abrazo. Me dijo, "¡Soy una Bailarina!".

Yo dije, "¡Sí, lo eres!"


| Otoño 2003 Tabula de Contenido | en via a Email de Ver/Oír |

Please complete the comment form or send comments and suggestions to: Webmaster

Last Revision: September 1, 2010