TSBVI logo | Home | Site Search | Outreach | Ver/Oír Indicio |

Otoño 2002 Tabula de Contenido
English version of this article (Versión Inglesa)

¡Consejos Higiénicos para Padres Decididos!

Por Leslie Fansler, Madre de Familia, Amarillo, Texas

Cuando nuestro hijo, Preston, quien es sordociego, tenía tres años de edad, ingresó al programa del sistema escolar público de niñez temprana diseñado para niños con discapacidades. ¡Tuvimos la bendición de contar con el maestro más fantástico del mundo! En unos cuantos meses Preston se había parado, había caminado y había ido a todos lados. El maestro sugirió que empezáramos a enseñarle a asearse a sí mismo. Yo estaba escéptica, pero lo intentamos. Aquí hay algunas cosas que intentamos y que funcionaron, otras que no lo hicieron, y cosas que hemos aprendidos.

Primero, escogimos un símbolo que representara el aseo de Preston en su caja de calendario (no sé por qué no pensamos en un símbolo que Preston hubiera escogido). Usamos un rollo de papel vacío, que en realidad no era significativo ¡ya que Preston ni siquiera se dio cuenta de que un rollo de papel vacío está relacionado con su aseo personal! No lográbamos mucho éxito en hacerle entender el concepto total de aseo, y en sentarlo en el excusado era extremadamente aburrido, a pesar incluso de que apilábamos montones de juguetes a su alrededor. Le encantaba jugar con globos que no estaban completamente inflados. Se sentaba mucho tiempo y simplemente jugaba con un globo, así que empezamos a darle uno para que jugara mientras estaba sentado en el excusado. ¡Bingo! No tardamos mucho tiempo en darnos cuenta de que el globo era el MEJOR símbolo para ir al baño para Preston. Empezamos a usarlo en su caja de calendario y él empezó a querer ir al baño a jugar con el globo. Nos aseguramos de que no pudiera jugar con un globo en ningún otro lugar, sólo en el cuarto de baño. Preston empezó a tener algún éxito ¡y empezamos a creer que podría comenzar a ir al baño de manera independiente!

La siguiente idea que se nos ocurrió fue crear un camino táctil hacia el cuarto de baño. Compré material de interés táctil resistente en una tienda de tapicería y lo cosí para formar un camino largo y estrecho. Utilizamos este camino para ayudar a Preston a establecer una ruta hacia el cuarto de baño. En casa lo clavamos con tachuelas sobre las paredes, en el recibidor que está cerca de la puerta de nuestro cuarto de baño. Prestonpasaba la mano sobre el camino mientras caminaba al cuarto de baño. Empezó a relacionar el camino, el cuarto de baño y el juego con el globo, todo junto, y decidió que se trataba de una rutina divertida. Podíamos llevar con nosotros el camino a todas partes para que él tuviera siempre una ruta clara hacia el cuarto de baño. Esto resultó muy útil cuando estaba muy chico y las rutas le resultaban confusas.

Durante este proceso todo su equipo, en casa y en la escuela, continuó trabajando con sus habilidades para vestirse, conforme él se volvía capaz de sostener su ropa en el cuarto de baño. Todavía ahora, no puede manipular de manera independiente los cinturones de sus pantalones, pero estoy segura de que finalmente podrá dominar tales habilidades.

El TSBVI's Deafblind Outreach Team (Equipo del Outreach de Sordoceguera de la TSBVI) ha pasado mucho tiempo enseñándonos cómo disimular las señales reflejas para que Preston no se condicione a las mismas. Utilizamos dichas técnicas con la rutina para ir al baño. Primero llevamos a Preston a la caja calendario, donde un globo señalaba la rutina de ir al baño; después por su camino hacia el cuarto de baño. Entonces lo llevamos sólo a la caja calendario y él encontró el camino por sí mismo. Por último, nosotros sólo le recordamos ir al cuarto de baño. Finalmente alcanzó la etapa en la que nosotros no teníamos que decirle; él sólo iba al cuarto de baño por sí mismo, sin ninguna señal de nuestra parte ni de la caja calendario. Ya no tenemos que usar ni el camino ni un globo. ¡Ey, hemos avanzado mucho!

De manera reciente él estaba jugando afuera, con el trampolín. Se bajó del trampolín, cruzó el patio trasero, llegó a la puerta trasera, atravesó la casa y fue al cuarto de baño, ¡completamente sólo!

No es necesario decir que estamos muy satisfechos de informar que ¡Preston ya está capacitado para ir al baño! En ambientes conocidos, ya puede ir al baño sólo. El movimiento para limpiarse después es una de las áreas en las que estamos trabajando. Ahora le estamos enseñando a limpiarse cada vez que se sienta en el excusado, porque parece que no entiende que a veces necesita limpiarse y a veces no. Creemos que será más fácil si limpiarse se vuelve siempre parte de la rutina.

Estas son las cosas que hemos aprendido de Preston y de este proceso. Cuando usted decide capacitar a un niño con pocas capacidades para que vaya al baño, esté preparado para comprometerse por lo menos durante diez años y planeé cuidadosamente la rutina de ir al baño antes de empezarla. Nos llevó cerca de diez años hacer que Preston llegara hasta donde está hoy, así que prepárese para una larga tarea. Muchas familias lo intentan por un año o dos y luego deciden esperar hasta que su hijo sea un poco mayor e intentar de nuevo. Creo que esto resulta muy confuso para los chicos. Primero se espera de mí que me siente en el excusado, después no se espera que lo haga y más tarde, en una fecha mágica en el tiempo, se espera nuevamente que lo haga. Nunca nos rendimos después de que empezamos, a pesar de que nos sentíamos muy desilusionados con frecuencia.

No creo en la utilización de la ropa interior desechable. Transmite mensajes contrarios a un niño con dificultades cognitivas. Se supone que debo intentar ir al cuarto de baño, pero si no llego, no hay problema, porque la ropa desechable es similar a un pañal. Le pusimos a Preston ropa interior y sigue con ella. Ha habido muchas veces en que su ropa interior se ha vuelto una VERDADERA MOLESTIA y la ropa desechable hubiera sido MUCHO más fácil de manejar, pero Preston SIEMPRE sabe que no es correcto mojar su ropa interior.

Otra cosa que aprendimos es que a Preston le encanta jugar en el agua. Cuando se ensuciaba o se mojaba, inmediatamente se ponía debajo de la regadera para asearse. Uno de sus maestros señaló que eso era una gran recompensa por haber tenido un percance al ir al baño. Ahora, si él tiene un percance, tiene que limpiarse a sí mismo usando toallas para bebé. Eso no le significa tanta diversión. Ponga atención a las recompensas y a las consecuencias durante la capacitación para ir al baño.

La capacitación para ir al baño de un niño con pocas capacidades no debe tomarse a la ligera, ¡y no es para los débiles de voluntad! Lleva tiempo, una firme dedicación, esfuerzo, equipo y mucha paciencia. ¡Un poco de terquedad de parte de los adultos ayuda muchísimo! Varios padres me han preguntado cómo es que he logrado todo esto, ya que ellos no han podido hacerlo y sus hijos más grandes usan pañales. Siempre les pido que piensen en su hijo como si fuera un adulto. Aquellos de nosotros que tenemos un hijo con pocas capacidades finalmente tendremos que pensar acerca de la ubicación como adultos. La ubicación de Preston como adulto mejorará grandemente debido a que puede ir al baño de manera independiente. ¡Definitivamente valió la pena la dedicación y el esfuerzo!


| Otoño 2002 Tabula de Contenido | en via a Email de Ver/Oír |

Please complete the comment form or send comments and suggestions to: Webmaster

Last Revision: September 1, 2010