TSBVI logo | Home | Site Search | Outreach | Ver/Oír Indicio |

Otoño 2001Tabula de Contenido
English version of this article (Versión Inglesa)

Comparta sus Dones

Por Paige Parrish, Madre de Familia, Tyler, Texas 
maxbites@prodigy.net
  

Mi hija Alexandria está perdiendo la vista debido a una rara enfermedad retinal congénita. Es una niña socialmente consciente que es muy inquisitiva para su escasa edad. Tiene la capacidad de rebasar los límites sociales impuestos con frecuencia a los invidentes.

Su pasión por África comenzó por medio de varios amigos quienes, debido a misiones médicas o de negocios, vivieron en África. Mientras los visitábamos en sus casas, ella exploraba con el tacto una máscara tribal genuina y pieles de cebra. Ella también estaba intrigada por un danzante africano de bronce de tamaño natural, que estaba en una posición exacta de ballet, “pose” que ella misma estaba tratando de dominar en su clase de ballet.

El amor de Alexandria por África fue cultivada durante una visita a nuestro zoológico local. No era un día común en el zoológico, porque me había puesto en contacto con el propietario, Hayes Caldwell, para solicitarle una experiencia “práctica”. Aceptó amablemente a nuestra solicitud inusual. Esta experiencia debería influir y cambiar para siempre a Alexandria. Conforme subía a lo largo del cuello de la jirafa, tuvo un momento de absoluta claridad –un concepto que estará grabado por siempre en su memoria visual. (Vea el artículo “Fuera de las Bocas de los Bebés”, en SEE/HEAR, Verano 2001.)

Después de regresar a casa de nuestra aventura, Alexandria quiso saber todo lo que pudiera sobre África y sus habitantes por Internet. Con mi ayuda, nuestra búsqueda sobre los africanos invidentes nos llevó a un emotivo ensayo fotográfico. La primera foto en aparecer en la pantalla fue la de un aldeano invidente que había sido robado de sus funciones oculares por haber tenido un gusano parásito en su sistema. Estaba utilizando lo que parecía ser una rama nudosa como bastón. Alexandria se conmovió hasta las lágrimas conforme presionaba su nariz sobre la imagen aumentada de alguien no tan diferente a sí misma. No entendía porque no tenía el equipo adecuado para desplazarse por sus alrededores como ella lo podía hacer.

La siguiente foto era de otro hombre que era invidente, y estaba deambulando sin rumbo alguno alrededor de su aldea con su camisa colocada al revés. Nadie le ayudaba a ir a donde necesitaba.

La lectura posterior nos condujo a hallazgos desagradable –esta cultura concibe a la ceguera como una maldición. Se cree que la gente de África es atacada por la ceguera por sus malas acciones; por lo tanto, son desechados por la sociedad. Los niños de padres invidentes pierden su niñez y cualquier oportunidad de cualquier educación porque se vuelven guías visuales para sus padres sin vista.

Alexandria pronto empezó a pensar en un plan para reciclar sus bastones de movilidad y donárselos a otras personas más necesitadas. Como su madre, se pueden imaginar que estoy muy orgullosa de ella. El siguiente paso fue seguir un vínculo a Helen Keller International <http:\\www.hki.org\>, y ellos estuvieron más que dispuestos a colaborar con nuestro deseo de ayudar. Mientras nos preparábamos para embarcar los bastones, Alexandria decidió agregar una etiqueta Braille en Swahili. La etiqueta decía, “Chechesa kwa itikda wala mandhari.” Esto significa, “Camina por la fe y no por la vista.” Este versículo de la Biblia se ha convertido en su forma de vida.

El cargamento está en camino a Helen Keller International en Nueva York y los bastones serán distribuidos en varias partes de África de acuerdo a sus necesidades, determinadas por un funcionario. Y así, mientras veo como disminuye la vista de mi hija, estoy viendo que está siendo reemplazada por una visión espiritual y mundial que es 20/20. Si usted está interesado(a) en ayudar a Alexandria en su labor, puede comprar un bastón nuevo por $10. Comuníquese con Angela de Maxi-Aids, al (800) 522-6234. Ella está coordinando los bastones donados en nombre de Alexandria. Tales donaciones serán incluidas en el informe anual de Helen Keller.


| Otoño 2001 Tabula de Contenido | en via a Email de Ver/Oír |

Please complete the comment form or send comments and suggestions to: Jim Allan (Webmaster-Jim Allan)

Last Revision: July 30, 2002