TSBVI logo | Home | Site Search | Outreach | Ver/Oír Indicio |

Otoño 2001Tabula de Contenido
English version of this article (Versión Inglesa)

Las Lecciones de las Ocas

Por Terry Murphy, Director Ejecutivo, Comisión Texas para los Invidentes

Había 103 grados “tibios” en Austin ayer en mi jardín. Estoy listo para que termine agosto, así que me estoy tomando el día de hoy para escribir mi artículo de otoño para SEE/HEAR. Sólo pensar en el otoño me hace sentirme más fresco. El otoño es la época para refrescar el cambio y el movimiento. Para cuando esto sea publicado, las clases estarán llenas con nuevas caras, padres estarán haciendo malabares con sus horarios y actividades escolares, la naturaleza se estará preparando para el invierno, y la TCB se habrá lanzado a sus nuevos planes para el año fiscal.

Mientras estaba buscando en mi alrededor alguna inspiración para una reunión hace poco, me encontré un artículo que un colega me había enviado llamado “Lecciones de Ocas” – que tomo prestado para usarlo yo mismo ahora. Es un artículo breve que estuvo rondando en los círculos de desarrollo de liderazgo en los últimos años. La mayoría de las fuentes atribuyen el trabajo a Milton Olson. Inspirado por las ocas migratorias durante un otoño, Olson dice que los humanos podemos aprender mucho estudiando las interrelaciones de nuestros amigos emplumados durante su peregrinación anual. El artículo incluye una lista de hechos acerca de las ocas y de sus lecciones para nosotros. El Hecho Uno y su lección son mis favoritos:

La última frase podría ser un lema de acción para la Comisión Texas para los Invidentes y para nuestros socios y aliados en el campo de la rehabilitación y la ceguera. “Viajar sobre la propulsión de todos” es una manera vívida y precisa de describir el valor de tales relaciones.

El ejemplo: la Comisión y la Escuela Texas para los Invidentes e Impedidos Visuales están preparándose para “volar” juntos en un proyecto muy pronto. Tenemos planeado iniciar un programa conjunto para proporcionar capacitación educativa y vocacional para aquellos invidentes graduados de secundaria que todavía necesitan remedios intensivos para cultivar sus habilidades, actitudes y oportunidades necesarias para cumplir con las demandas de la vida adulta.

En nuestra reunión de consejo de agosto, el Dr. Phil Hatlen, Superintendente TSBVI, habló a los miembros del consejo de la TCB acerca del programa desde la perspectiva del TSBVI. El Dr. Hatlen sostuvo que se estima que unos 500 alumnos invidentes o impedidos visuales se gradúan cada año de todas las escuelas de Texas. Por diferentes razones, algunos de estos alumnos graduados no han tenido la oportunidad de recibir un currículo expandido que incluya habilidades sociales, de vida independiente y vocacionales. Además, para algunos alumnos, no se ha insistido en la academia de manera tan intensa como debería haberse hecho. El programa se enfocará a tales alumnos, quienes necesitan estar mejor preparados, tanto académicamente como con experiencias, para poder tener éxito al aventurarse en el mundo laboral y en la comunidad.

Desde nuestra perspectiva, los estudios han demostrado durante años que los alumnos con impedimentos visuales han estado tradicionalmente en riesgo de fracasar en su intento de obtener un empleo justo al salir de la secundaria. Un estudio que leí hace un par de años reportaba la deprimente estadística de que sólo el 30% de los alumnos estaban trabajando en el transcurso de dos años después de la escuela. Para impulsar el programa, la Comisión está trabajando los detalles finales para vender algunas propiedades que ya no estamos utilizando debido a su edad y a sus costos de mantenimiento. Los fondos obtenidos por la venta permitirán construir cuatro departamentos en terrenos propiedad de TSBVI en la Calle 49 de Austin.

Las metas dobles del programa son proporcionar a los alumnos con capacitación en las habilidades especializadas de la ceguera así como remediar deficiencias académicas. Las habilidades de capacitación se dedicarán a áreas tales como viaje, comunicación, vida independiente, ajuste personal, desarrollo profesional y la adquisición de sistemas de apoyo. Estos componentes reflejan las expectativas mínimas de competencia compartidas por todos los participantes, y son necesarias para cumplir, de manera confiada, los retos de la vida adulta. Se espera que los alumnos tengan la oportunidad de vivir de forma independiente, administrar su presupuesto, hacer sus propias compras, y acceder a los recursos de la comunidad –todo ello con el ambiente de apoyo que facilita y alienta la auto determinación y el trabajo en equipo. Las metas individualizadas serán desarrolladas por medio de la valoración, exploración y las experiencias que se incorporan a la fortaleza, intereses y habilidades individuales de cada alumno(a). Sobre todo, este programa confía en el potencial de los alumnos que son invidentes, y con la capacitación, filosofía y expectativas adecuadas, los sueños se conciben, se logran y se creen.

El programa propuesto recibió apoyo unánime del Consejo de la TCB en agosto, y estamos listos para el vuelo con TSBVI. Busque los detalles del mismo en próximos artículos de SEE/HEAR.


| Otoño 2001 Tabula de Contenido | en via a Email de Ver/Oír |

Please complete the comment form or send comments and suggestions to: Jim Allan (Webmaster-Jim Allan)

Last Revision: July 30, 2002