TSBVI logo | Home | Site Search | Outreach | Ver/Oír Indicio |

Otoño 2001Tabula de Contenido
English version of this article (Versión Inglesa)

Abraham Tiene un Amigo

Por Olivia Cruz, Madre de Familia, Houston, Texas

Abraham comenzó la escuela el año pasado en la Escuela Texas para Invidentes e Impedidos Visuales (Texas School for the Blind Visually Impaired). Después de buscar en diferentes programas y opciones, tomamos la decisión de enviarlo a Austin. Tiene tan pocas habilidades de comunicación y yo tenía tanto miedo de que estuviera sólo con extraños. ¿Quién, y cómo tan rápidamente, alguien podría ser capaz de entender las necesidades de mi hijo? Me hacía estas preguntas muy seguido. Abraham y yo hemos vivido juntos durante toda su vida. Pensaba que yo era la única que entendía cada pequeño gesto o sonido que hacía mi hijo. Sabía cuándo estaba enfermo, feliz o triste. Estaba tan preocupada que difícilmente podía dormir durante varias semanas. Pero Abraham se acopló a su nueva vida y aprendió todas sus rutinas. Después de varias semanas todo el mundo comenzó a notar los cambios positivos que había tenido.

Jared McGee, el compañero de cuarto de Abraham, tiene las mismas capacidades que Abraham, pero mayor número de habilidades de comunicación. Jared aprendió a decir el nombre de Abraham y lo decía todo el tiempo, incluso cuando se iba a su casa los fines de semana. El año escolar terminó antes de lo que esperábamos. El último día de escuela tomé una foto de Abraham y Jared para mi libro de recuerdos. Era para acordarnos del primer compañero de cuarto de Abraham. Conforme empacábamos las cosas de Abraham, nos dijimos adiós y nos deseamos lo mejor los unos a los otros. Abraham abrazó a Jared y le dijo, “Adiós” (en español). Esta es la forma de Abraham de despedirse. Abraham y yo nos fuimos rumbo a un verano ocupado, y antes de saber lo que estaba pasando, era el momento de regresar a la escuela.

Después de diez semanas de vacaciones de verano, ahí estábamos en el área de registro. Estaba llena con alumnos, padres de familia y miembros del personal. Jared entró y pronunció el nombre de Abraham. Cuando Abraham escuchó su nombre, levantó su cabeza y su rostro se iluminó cuando reconoció la voz de Jared. Con una gran sonrisa, Abraham dijo “¡AHHH!” Jared lo llamó de nuevo y Abraham respondió “¡AHHH!” Le dije que fuera a buscar a Jared. Abraham caminó sin problema alguno cerca de 12 pies, derecho hacia Jared quien estaba en medio del salón lleno. Con un gran grito y un gran abrazo ambos se dieron la bienvenida a un nuevo año escolar. La escena fue maravillosa.

Ese fue el momento en que me di cuenta de que todas esas noches sin dormir y tantas lágrimas habían dado resultado. ¡Abraham tenía un amigo! Abraham había conseguido un amigo por sí solo, sin la ayuda de mamá. Abraham me sorprendió una vez más. ¡Estoy tan feliz! ¡Mi hijo tiene un amigo!


| Otoño 2001 Tabula de Contenido | en via a Email de Ver/Oír |

Please complete the comment form or send comments and suggestions to: Jim Allan (Webmaster-Jim Allan)

Last Revision: July 30, 2002