TSBVI logo | Home | Site Search | Outreach | Ver/Oír Indicio |

Otoño 2001Tabula de Contenido
English version of this article (Versión Inglesa)

Pensando en Temas de Empleo para Nuestros Infantes Invidentes o con Impedimentos Visuales

Por Kris Kiley, Representante de la Región 2 de NAPVI, Virginia
Reimpreso bajo licencia de la edición Verano 2000 de Awarness,
Asociación Nacional para los Padres de Infantes con Impedimentos Visuales
(National Association for Parents of Children with Visual Impairments–NAPVI)

Mi hijo Patrick cumplió 15 años el pasado mes de febrero y sus pensamientos se dirigieron hacia cómo pasaría el verano. Había ido de campamento durante muchos años, pero sentía la necesidad de hacer algo diferente esta vez. Probablemente se hubiera beneficiado de un programa académico para mejorar sus habilidades, pero había trabajado duro de manera excepcional durante el año escolar y sentía que necesitaba un descanso del salón de clases.

Patrick fue muy suertudo de haber sido invitado a un proyecto misionero con su grupo de jóvenes de la iglesia. El Proyecto Jeremiah en Virginia rural, pone en contacto a adolescentes de energía abundante con gente que necesita la realización de proyectos en sus hogares. Pintan las casas de los residentes mayores, construyen rampas de acceso para sillas de rueda y apilan la leña. También visitan a personas que disfrutan al enterarse de lo que hacen las personas jóvenes y que quieren compartir las historias de sus propias vidas. También había componentes espirituales y cantos, así como tiempo para convivir con los líderes jóvenes devotos. Este era una proyecto para adolescentes en desarrollo típicos, y Patrick era el único alumno con un impedimento visual.

Como parte del plan de transición de Patrick para la escuela, empezamos a pensar acerca de las metas de la vida y en cómo prepararse para la fuerza laboral. A los 15 años, tenía un par de grupos de metas generales en mente. Está interesado en el servicio de alimentos y en la construcción. Durante el año escolar, tuvo la oportunidad de “seguirle los pasos” a un encargado de banquetes durante un día. Ayudó a preparar sopa, a hornear pan y a trabajar en una cocina del tamaño de un restaurante. Le encantó la atmósfera así como el trabajo en sí mismo. Durante el receso de primavera, nos pusimos en contacto con un restaurante local para ver si le permitirían a Patrick trabajar como voluntario ahí durante varias semanas en el verano.

Un restaurante de mariscos de la localidad, The River’s Inn, en Gloucester Point, Virginia, fue lo suficientemente amable como para darle a Patrick su primera oportunidad en un empleo subvencionado. Patrick fue “contratado” para ser ayudante de camarero. Sus responsabilidades incluían poner y limpiar mesas, llenar jarras de agua y efectuar cualquier otra tarea solicitada por los clientes o los meseros. Parecía aprender rápido y le encantaba atender a los clientes y hacerlos sentir cómodos. Sobre todo, le gustaba sentirse parte de un equipo de gente que trabajaba en conjunto para mantener a los clientes felices y bien alimentados. El restaurante tiene una excelente reputación, y Patrick sentía que debía trabajar duro para no defraudar a los propietarios, cocineros, camareras y meseros en su misión de brindar una atmósfera cálida y una comida fantástica. El trabajo también le dio la oportunidad a Patrick de incrementar su auto estima. Cuando le dijimos a nuestros amigos y familiares que estaba trabajando en The River’s Inn, se impresionaron mucho y expresaron su admiración por que The River’s Inn le haya dado la oportunidad a Patrick, así como de que Patrick se haya esforzado a tal grado como para poder trabajar ahí.

Enfrentamos algunas barreras. Teníamos que localizar un negocio que estuviera cerca, para que el papá de Patrick pudiera traerlo y llevarlo al trabajo. La incapacidad para conducir es uno de los obstáculos más grandes que enfrenta la gente con debilidad visual. En este momento, no sabemos si Patrick será capaz de manejar. Si puede obtener una licencia, será con lentes biópticos, y restringido a hacerlo durante las horas con luz de día. Así que el lugar es importante. Patrick necesitaba que se hicieran algunos arreglos. No era capaz de cargar la charola “estilo mesero”, usando una mano, y sosteniéndola sobre su cabeza. Tenía que cargarla enfrente de sí, usando dos manos, y esa no es la mejor manera de cargar una charola en un restaurante. También tenía alguna dificultad para oír y cumplir varias instrucciones verbales en medio del ruido ambiental de los utensilios al comer y del ruido de una cocina ocupada. Sus compañeros de trabajo y los clientes se mostraron muy comprensivos. Muchas personas tienen algún amigo o familiar que tiene necesidades especiales, y el público en general parece muy comprensivo cuando ve a un joven haciendo un esfuerzo por volverse un contribuyente.

Nuestros hijos, quienes viven con discapacidades, necesitan sentir la satisfacción de contribuir a la sociedad convirtiéndose en ciudadanos productivos. Tienen necesidades individuales así como habilidades. Tal vez usted no sea capaz de visualizar a su hijo(a) (o nieto(a) ) en una situación como la de Patrick, pero ayúdelos a encontrar sus propios sueños, después a hacer un plan y a comenzar el proceso de alcanzar sus metas. Al permitir que su hijo(a) sepa que usted cree que sí es posible hacerlo, les ayudará a crear sus propios sueños. Yo no fui quien lo dijo primero, pero lo digo de manera frecuente: “Primero les damos raíces, luego les damos alas.”

No tenemos tiempo que perder para que las instituciones lo hagan... los alumnos sólo son adolescentes una vez en la vida, y necesitamos hacer el mejor uso del tiempo que podamos. Las instituciones pueden ayudarlo en el proceso, pero tener un papel activo es sólo otra faceta de ser padre. Algunas veces una institución puede ayudar a encontrar un trabajo, y en otras ocasiones pueden proporcionar una remuneración. Tuve mucho éxito al preguntar si el negocio podría recibir a Patrick como voluntario, y obtuve el financiamiento después.

Estamos muy agradecidos con Teh River’s Inn por aventurarse y dar a Patrick la oportunidad de trabajar. El Departamento para los Discapacitados Visuales de Virginia (Virginia Department of the Visually Handicapped) y el JTPA (Acta de Sociedad de Capacitación Laboral–Job Training Parternship) proporcionaron un estipendio y su apoyo a Patrick. Él utilizó el dinero que ganó para contribuir a la compra de una computadora portátil (laptop) que adquirimos para ayudarlo en sus clases principales al comenzar el noveno grado. Siento que se trató de una situación benéfica para todos. Patrick tuvo una buena experiencia, creció tanto emocionalmente como en habilidades laborales tangibles, y obtuvo algo de dinero que empleo de manera positiva. La Comunidad de Virginia ha contribuido a que un ciudadano se acerque un poco más a la independencia, y el empleador obtuvo los servicios de un ayudante de camarero y fue capaz de contribuir al éxito de un futuro contribuyente.

Nota de la editora: El Programa de Transición de la Comisión Texas para los Invidentes ofrece ayuda similar para adolescentes y sus familias.


| Otoño 2001 Tabula de Contenido | en via a Email de Ver/Oír |

Please complete the comment form or send comments and suggestions to: Jim Allan (Webmaster-Jim Allan)

Last Revision: July 30, 2002